Patito de goma

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un patito de goma es un juguete, en forma de pato, que se hace de caucho o goma, o de algún material similar, como plástico de vinilo. A pesar de su nombre, casi todos los patos de goma contemporáneos se hacen de plástico de vinilo.

La forma más popular del pato de goma es el juguete diseñado para flotar dentro de la bañera. Sin embargo, no todos los patos de goma son juguetes de baño. A algunas personas les gusta tenerlos como decoración en un armario o dormitorio. Su iconografía se ha extendido a camisetas, carpetas, cuadernos, etc.

De diferentes colores, tamaños, formas y presentaciones, los patos de goma suelen llevar incorporado un pequeño dispositivo mecánico que silba o chirría al estrujarlos, e incluso los hay que imitan el cuac de un verdadero pato. Habitualmente tienen un agujero debajo que permite que el juguete absorba y después arroje chorros de agua. Se desconoce su origen, no obstante parece inevitablemente ligado al desarrollo del caucho sintético de goma y la posterior industria de juguetes con sonador fechada a finales del siglo XIX.

Los patos de goma son coleccionados por un pequeño número de entusiastas de diferentes países incluyendo: Canadá, Reino Unido, Alemania, Japón, Singapur, Nueva Zelanda, Estados Unidos, y los Países Bajos. El récord Guinness de la colección de patos de goma más grande del mundo estaba en 2003 en 1437 patos.


Curiosidades[editar]

  • En 2001 un tabloide popular británico divulgó que la reina Isabel II tenía un pato de goma en su cuarto de baño que usaba una corona inflable. Al parecer, el pato fue visto por un trabajador que 'repintaba' su cuarto de baño y lo divulgó más adelante al periódico The Sun. La historia disparó sus ventas en el Reino Unido que aumentaron en un 80% durante un corto período, llegando a eclipsar entre los 'gentiles' el recuerdo del patito Pepe de Epi.
  • Algunas organizaciones de caridad han organizado carreras de patos de goma en las que los participantes arrojan sus patos de goma a un río o estanque, que se dejan flotar en una carrera delimitada por boyas. Debido a las preocupaciones ambientales, los lugares para realizar carreras de patos deben ser elegidos con cuidado.


Enlaces externos[editar]

Noticias[editar]

Información general[editar]