Paso Real de Macaira

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
José Tadeo Monagas
Municipio de Venezuela
Ubicación de Paso Real de Macaira
Idioma oficial Español
Entidad Municipio
 • País Bandera de Venezuela Venezuela
 • Capital Altagracia de Orituco
 • Estado Guárico
Alcalde Carlos López Garces (PPT-Podemos)
Parroquias 7
Superficie  
 • Total 3,445 km²
Población  
 • Total 65 729 hab.(2001)
 • Densidad 19,0 hab/km²
Sitio web oficial
[Editar datos en Wikidata]

Paso Real es una pequeña población que forma parte (y es el centro) de una parroquia civil llamada Paso Real de Macaira, ligada a Altagracia de Orituco, capital del municipio José Tadeo Monagas en el estado Guárico, al centro de Venezuela.

BREVE RESEÑA HISTÓRICA DE PASO REAL[editar]

Se cree que Paso Real de Macaira, fue fundado a finales del siglo XVIII, por los Indios Macairas, los cuales al principio eran una tribu seminómada que al final se asentó definitivamente esta región.

Entre los primeros habitantes, aparte de los indios Macairas, estaban los Tamanacos, Guataparos, Taguapires y Apamates, quienes subsistían de la recolección de frutos silvestres, la caza y la pesca, muy abundantes en la zona por esa época.

A principios del siglo XIX, llegaron a esta parte del país varias familias provenientes de diversos lugares lejanos, que se instalaron en la zona, entre ellas destacan los Rosa, Gargano, Báez, Arvelo y Hernández, los cuales construyeron enormes casas, de las cuales aún hoy día quedan algunos vestigios.

Contaba un viejo poblador (1905-2005), de nombre Aniceto Arvelo, que según su abuela, al principio el caserío era conocido como El Paso del Eneal, motivado a que proliferaba en la zona una planta gramínea acuática con el nombre de Enea, pero más adelante en su época de niñez, fue cambiado el nombre por el de Paso Real, ya que existía un viejo camino construido por los invasores españoles que se denominaba "el Camino Real" (este camino aparece en Cartografía Nacional). Más adelante, en los años treinta, fue cambiado a Paso Real de Macaira, esto por motivo de que era jurisdicción de San Francisco de Macaira y en honor a sus primeros pobladores, los indios Macairas.

A principios del siglo XX, las tierras de la región fueron adjudicadas y tomadas por personas adineradas, esto trajo como consecuencia el aumento de la ganadería y la producción agrícola y, por ende, el crecimiento demográfico en la zona. Más adelante se plantaron cientos de hectáreas de caña de azúcar, actividad que duró hasta los años cincuenta.

La población contaba con una tienda muy bien surtida que abastecía toda la zona. Su propietario, Don Jacinto Hernández, era muy atento con sus clientes a los cuales trataba con cariño y jocosidad. Cuentan que poseía una gran cantidad de morocotas de oro y plata las cuales asoleaba en una especie de canoa para que, según él, no se le mohosearan. En nuestros tiempos se sabe que ciertos pobladores encontraron enterrada parte de esa fortuna.

Asimismo se han trasmitido de generación a generación historias relativas a que existe mucho oro enterrado en el subsuelo local y hay cuentos de espantos y fantasmas que aterrorizaban a los pobladores noctámbulos (aún hoy persisten algunos de esos cuentos).

En la década de los cincuenta fue inaugurado un pequeño cine en la población, con la particularidad de que no tenía sillas, las cuales eran llevadas por los usuarios que cada noche se abarrotaban a ver la misma película durante tres meses consecutivos. Cuentan algunos sobrevivientes de la época que las amas de casa lloraban por la protagonista a la cual el malvado de la película la mantenía secuestrada y, asimismo, los hombres realizaban apuestas a que esa noche si sería salvada.

A medida que fue avanzando el siglo XX, Paso Real creció con él pues lentamente fue llegando gente nueva. Para los años cincuenta contaba con dos calles, Bolívar y Principal (originalmente Calle Real), y unos doscientos habitantes. A finales de esa década fue construida la que hoy es Escuela Básica “Dr, Benito Gutiérrez López“ y a principios de los sesenta, cuando la llamada Reforma Agraria, fueron adjudicadas tierras y ganadería a la muchos de los pobladores. Un poco más adelante fue construida la Plaza Bolívar, viviendas rurales, el acueducto y el servicio de electricidad (que duraba solo tres horas por las noches), y un nuevo templo Católico ya que el anterior fue derruido por bachaqueros. En el año 1975, fue construida la red eléctrica actual. Para esa época Paso Real ya pasaba de mil habitantes.

En el año 1993 la zona con 11 asentamientos, fue elevada a parroquia por orden de la extinta Asamblea Estadal.

Paso Real de Macaira - con potencialidades Agrícolas y Pecuarias[editar]

Hoy día nuestra población cuenta con todos los servicios públicos, e instituciones como un liceo, Junta Parroquial, Prefectura, asociaciones comunitarias de todo tipo, laboratorio clínico y dental, un ambulatorio completo, transporte público hacia localidades aledañas, templo católico y organizaciones evangélicas, sobrepasando los tres mil habitantes. Paso Real de Macaira, zona con excelentes potencialidades agrícolas y pecuarias, recursos hídricos y una población joven, está llamada a ser una importante zona de desarrollo a mediano plazo, tomando en cuenta proyectos recientes de alcance nacional, tales como la instalación una planta de etanol que funcionará a partir de la siembra de cuarenta mil hectáreas de caña de azúcar.

Existen dentro del perímetro de la parroquia grandes yacimientos de gas y petróleo, los cuales forman parte del complejo gasífero "Yucal-el Placer", el más grande de América Latina y, en proceso, actualmente está la conformación de cooperativas de la Misión Vuelvan Caras, entre las cuales ya hay de herrería y soldadura,lácteas, agrícolas y pecuarias, panadería, etc., entre otras.