Parque nacional Los Mármoles

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Los Mármoles
Situación
País Flag of Mexico.svg México
División Abandonado
Coordenadas 20°58′47″N 99°18′37″O / 20.97972, -99.31028Coordenadas: 20°58′47″N 99°18′37″O / 20.97972, -99.31028
Datos generales
Administración Abandonado
Grado de protección Parque Nacional
Fecha de creación 8 de septiembre de 1936
Superficie 23,150 ha

El Parque Nacional Los Mármoles está ubicado al norte del Estado de Hidalgo, México, a 126 kilómetros de la ciudad de Pachuca de Soto su capital. Abarca parte de los municipios de Zimapán, Jacala, Pacula y Nicolás Flores, con una área de 230 kilómetros cuadrados. Se localiza geográficamente entre los meridianos de coordenadas 99°08'55’’ y 99°18’37’’ de longitud oeste, y entre los paralelos de 20°45’33’’ y 20°58’47’’ de latitud norte.

Porque es un ANP[editar]

Porque se considera un atractivo turístico y un lugar donde habita una diversidad biológica considerable.

Historia[editar]

El 12 de agosto de 1936, el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos general Lázaro Cárdenas del Río, anunció la creación del área "Los Mármoles" en categoría de parque nacional. El decreto entró en vigor el 8 de septiembre de 1936.[1] Sin embargo, desde entonces ha carecido de una administración interesada en conservar sus recursos naturales y belleza escénica.[2]

Objetivos[editar]

Los objetivos de la creación del parque nacional fueron:

  • Proteger el suelo contra la degradación y conservar el buen clima de la región manteniendo, o en caso necesario restaurando, los bosques.[3]
  • Utilizar la belleza natural de la zona y lo pintoresco de los pueblos como un atractivo turístico.[3]
  • El acondicionamiento de los caminos de acceso a las poblaciones para beneficio de los agricultores.[3]

Geografía[editar]

El parque forma parte de la Sierra Madre Oriental y la Sierra de Pachuca, y comprende la Barranca de San Vicente y el Cerro de Cangandó. La Barranca de San Vicente tiene una profundidad de 600 metros, mientras que el Cerro de Cangandó se eleva a 3 000 metros sobre el nivel del mar. Presenta dos tipos de climas: templado lluvioso y el semiárido.[3]

Flora[editar]

La vegetación es muy diversa: Bosques de juníperos, encinos, pinos, enebros, tepozán y nopal silvestre.[3]

Fauna[editar]

La principal fauna silvestre reportada son conejos, gato montés, zorrillo, armadillo, ardilla, tigrillo, mapache, tejón, tlacuache, cacomixtle. También se ha introducido un oso negro en la zona. De las aves: gavilán, aguililla, golondrina, tortolita, halconcillo, zopilote, paloma, tórtola, carpinteros, correcaminos. De los reptiles: víbora de cascabel, culebra, lagartija, y camaleón. De los insectos: ciempiés, tarántulas.[3]

Población[editar]

Dentro del área que abarca el parque nacional se encuentran 39 comunidades con una población de aproximadamente 9 300 habitantes (2000).[1]

Atractivos[editar]

La Encarnación es un pueblo tranquilo y pintoresco, rodeado de bosques de pinos y encinos, digno de visitarse, que tuvo su origen por la minería. Todavía se pueden ver las ruinas de una antigua fundidora. A un costado del poblado, a 100 metros de la cumbre de una empinada montaña, el cerro de Cagandó, se encuentra la legendaria Piedra Imán, rica en hierro, que efectivamente en alguna zona de su superficie atrae pequeños objetos metálicos. Esta roca da el nombre a la montaña puesto que en otomí cangandó quiere decir piedra que atrae.[1] La encarnación es famosa por su producción de manzana de muy buena calidad, de ahí se deriva también la producción de vino de manzana que se vende en todas las "tienditas" existentes en el poblado, los visitantes prefieren comprar con el Maestro Chucho, que aun hace el vino en forma totalmente artesanal , también es conocido como el señor de las campanas ya que su casa es digna de visitarse y esta rodeada de campanas de diversas partes del país y del mundo

Galería[editar]

Referencias[editar]