Parque nacional Corcovado (Costa Rica)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Parque Nacional Corcovado
Categoría UICN II (Parque nacional)
Parque Nacional Corcovado
Parque Nacional Corcovado
Situación
País Flag of Costa Rica.svg Costa Rica
División Provincia de Puntarenas
Ecorregión Cordillera Centroamericana
Ciudad cercana Golfito
Coordenadas 8°33′N 83°35′O / 8.550, -83.583


Coordenadas: 8°33′N 83°35′O / 8.550, -83.583
Datos generales
Administración SINAC
Fecha de creación 24 de octubre de 1975
Superficie 42.469 ha
Sitio web SINAC
Parque Nacional Corcovado
Parque Nacional Corcovado

El Parque Nacional Corcovado se encuentra en la Península de Osa al suroeste de Costa Rica (9° Norte, 83° Oeste), y es parte del Área de Conservación Osa. Fue creado el 24 de octubre de 1975, y comprende un área de 45757 ha terrestres y 5375 ha marinas. Es considerado una pieza muy importante en el amplio sistema de parques nacionales y reservas biológicas del país. La diversidad biológica es sorprendente. National Geographic lo ha llamado "el lugar más intenso del mundo, biológicamente hablando" y se estima que ningún lugar en el mundo (que posea una extensión similar) albergue una mayor diversidad biológica.

Descripción[editar]

El parque conserva el bosque primario más grande del Pacífico americano, junto con uno de los pocos remanentes de tamaño considerable de bosque tropical húmedo en el mundo. La tala usualmente se lleva a cabo en dicho bosque porque es un lugar accesible que contiene árboles valiosos y grandes. Sin embargo, esos hábitats son los más ricos, biológicamente hablando. Así que, a pesar de que cerca de la mitad de los bosques tropicales húmedos de la tierra todavía están en pie, lo que queda de estos a menudo no es suficiente para sostener la biodiversidad original. En especial, los animales grandes necesitan un hábitat grande.

Corcovado sin embargo, es suficientemente grande para sostener poblaciones importantes de tapir(Tapirus bairdii) (también llamado danta), jaguar (Panthera onca) y chancho de monte (Tayassu pecari), especies que están consideradas en peligro de extinción, además de contener 140 especies de mamíferos (lo cual representa el 10% de las especies de mamíferos del continente americano).

Costa Rica en sí es considerada como un lugar ideal para los ornitólogos, y Corcovado contiene varios cientos de especies de aves. Recientemente el águila harpía, la cual se consideraba extinta en la zona desde 1989, ha sido avistada en el parque.[cita requerida]

La abundancia en vida silvestre se puede explicar en parte por la variada vegetación, de la cual existen 13 tipos, incluyendo bosque de montaña (el cual abarca más de la mitad del parque), manglar, bosque de pradera, bosque aluvial de planicie, bosque de pantano y otros, que en conjunto contienen 500 especies de árboles, como espavel. Otra razón para la diversidad (que aplica al resto del país) es que se ubica en un corredor biológico de flora y fauna.La temperatura media anual es de 27,5 grados centígrados, pero durante el día las temperaturas alcanzan regularmente los 35 grados.

Visitando el parque[editar]

Palmeras.

El parque está abierto al público pero se debe hacer reservaciones. Esto se puede llevar a cabo en Puerto Jiménez, en la costa este de la península. Algunos hoteles de la zona cuentan con reservas biológicas privadas dentro de la zona de Corcovado. Entre ellas una de 36.5 hectares que colinda con el Parque Nacional Corcovado

Existen 2 senderos principales, uno que corre a lo largo de la costa, y uno al interior, y 4 estaciones de guardaparques: 3 en las entradas del parque, y 1 donde se cruzan los senderos. Uno de ellos corre de noroeste a sureste junto al océano, con la Estación Sirena aproximadamente a medio camino, desde donde sale el otro sendero hacia la Estación Los Patos, en el extremo este del parque. Actualmente solo se permite acampar en las estaciones de Sirena y San Pedrillo.

Se puede volar al interior del parque (llegando a Estación Sirena), desde donde salen senderos menores. Para caminar en el parque es recomendable una condición física aceptable, disponer de 2 ó 3 días (cuando menos), planear de antemano los recorridos, y claro, precaución. Entre julio y noviembre, algunas secciones del parque pueden estar cerradas al público debido a las lluvias.

Además, hay que tener en cuenta que en los ríos existen cocodrilos, y en marea alta incluso hay tiburones, que nadan al estuario en busca de alimento.

La mayoría de avistamientos de animales se dan en el sendero de la playa, donde se pueden observar guacamayas, cangrejo ermitaño, pelícanos pescando en el mar, mono araña, oso hormiguero, monos cariblancos (capuchinos), pájaro carpintero o coatíes.

Flora y fauna[editar]

Un tigrillo en Corcovado.

Las altas precipitaciones anuales dan lugar a una gran cantidad de cursos de agua (como los ríos Sirena, Llorona, Molina, Madrigal) y zonas lacustres, favoreciendo el desarrollo de bosques con árboles de gran altura (el nazareno, el ajo, el plomo, la ceiba y el pilón) en alternancia casi total con otros como el guayabón, el espavel y el cedro macho, todos estos árboles aparecen cubiertos de epífitas. Se desarrolla de esta manera un hábitat ideal para el desarrollo y mantenimiento de 350 especies de aves (loros, pelícanos pardos, guacamayas rojas, ibis, garzas, lechuzas, garcetas azules, pijijes, chorlitos), 150 especies de mamíferos (jaguares, pumas, ocelotes, tapires, monos, zaínos, venados, coatíes), más de 100 especies de reptiles (cocodrilos, serpientes, iguanas) y anfibios (ranita de vidrio, sapo venenoso) y unas 5500 de insectos.

Amenazas[editar]

Jaguar, una especie en peligro.

El apoyo gubernamental ha disminuido drásticamente, de modo que el parque ha pasado de tener 63 guardaparques en 1999 a unos 10 en la actualidad. Estos 10 guardaparques deben patrullar y proteger un área de casi 560km². Esto provoca una gran falta de control que a su vez lleva a una masiva cacería ilegal. Los científicos están alarmados con esta situación. Eduardo Carrillo, quien ha desarrollado estudios a largo plazo sobre jaguares y otros felinos de la península de Osa, ha advertido que estos animales están en grave peligro de extinción en la región. Aparentemente la caza ilegal de saino (Tayassu pecari) en el parque nacional ha llevado a una reducción crítica de estos animales, que constituyen la principal fuente de alimentación para los jaguares.

La disminución en las poblaciones de chanchos de monte ha provocado que los jaguares abandonen su hábitat natural y se acerquen a zonas pobladas en busca de presas más fáciles como cabras, vacas o perros. Fundación Corcovado reportó un caso reciente, unas personas de una comunidad vecina al parque mataron a dos jaguares, dejando huérfano a un cachorro que probablemente no pudo sobrevivir. Se necesita actuar con rigidez para proteger a la población de jaguares más grande de la costa pacífica de América Central, la población de jaguares en Corcovado se estima en 50 ejemplares.

Otra amenaza es la deforestación en la reserva forestal Golfo Dulce. Esta reserva forma un corredor que une el Parque Nacional Corcovado con el Parque Nacional Piedras Blancas, asegurando que los animales que necesiten más espacio puedan desplazarse a lo largo del bosque entre ambos parques.

Recientemente y gracias a la ayuda de organizaciones como Bosque Lluvioso de los Niños de Austria o The Nature Conservancy, la Fundación Corcovado ha podido contratar 8 guardaparques de tiempo completo para patrullar y proteger la zona. La cantidad de citaciones entregadas a cazadores se ha triplicado, retando a quienes en el pasado actuaron impunemente.

Importancia del parque[editar]

Corcovado tiene un nivel inusual de diversidad biológica que no es excedida por ningún área de similar tamaño en el planeta. El área incluye de 25 a 30 ecosistemas que hospedan a las poblaciones más grandes de especies como el jaguar, el puma, el chancho de monte y el tapir, en Costa Rica. El parque protege una importante extensión marítima (casi 54km²) en la que se desarrolla una gran variedad de vida marina, se ha descubierto que al este del parque se da un área de crianza de ballenas jorobada que provienen tanto del hemisferio norte como del sur.

El parque alberga endemismos de gran importancia, incluidos 12 especies de árboles en peligro de extinción.

Enlaces externos[editar]