Paradoja francesa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Paradoja francesa es el nombre que se le da a un hecho nutricional que se da en Francia y que no encaja con una parte de la teoría nutricional establecida. En ese país la incidencia de enfermedades cardiovasculares es mucho menor que en EE. UU. aunque siguen una dieta más rica en grasas saturadas.

El irlandés Samuel Black, observador y amante de la cultura y la buena mesa gala, publicó en 1819 un artículo científico en el que hizo la siguiente observación: “Los franceses comen una gran cantidad de grasas -quesos, otros derivados de la leche completa y foie gras- y en general tienen menos ataques al corazón que los ingleses y otros europeos”.Al final del artículo Black dejó entrever que el consumo de vino tinto podía tener alguna participación en el asunto.

Ha habido varias interpretaciones del hecho. En 1991, un programa de televisión de la cadena estadounidense CBS (60 minutos) aseguró que se debía a las propiedades del vino tinto, y eso hizo que se dispararan las ventas de vino tinto en aquel país. Desde entonces se le llama "Paradoja francesa".[1]

Por su parte Paul Bocuse lo explicaba por la gran calidad de los foies y las carnes que consumen, junto con el vino, por supuesto.

De una parte parece claro que un consumo moderado de alcohol, especialmente de vino (que contiene resveratrol, polifenoles y flavonoides), es beneficioso para la salud, pero los estudios más recientes tienden a tener en cuenta otros factores en la paradoja francesa, como el consumo de aceite de oliva con alto contenido en ácido oleico y otros ingredientes típicos de la llamada dieta mediterránea.[2]

Referencias[editar]

  1. Galenus Revista.com (medicina)
  2. A tu salud! David O´Gorman. Editorial Sirio. 2003

Enlaces externos[editar]