Papel sulfurizado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Papel sulfurizado, papel de horno o sencillamente papel vegetal, a secas, es un papel vegetal tratado químicamente (se le da un baño en ácido sulfúrico, de ahí el nombre) para tapar los poros de la celulosa y así hacerlo impermeable y para que además sea resistente a las elevadas temperaturas de un horno doméstico. Posee como principal característica que los alimentos no quedan adheridos a su superficie, se emplea frecuentemente en la preparación culinaria de los alimentos que deben cocinar al horno como por ejemplo: galletas, papillots, pizzas, etc. El papel sulfurizado puede resistir hasta temperaturas de aproximadamente 220° C, en su uso hay que tener cuidado de que no entre en contacto directo con fuentes de calor (en algunos casos no funciona cuando se gratina)

Características[editar]

Se emplea de forma muy sencilla, colocándose sobre la bandeja de horno, es esta la razón por la que se vende en folios de diferentes tamaños: todos ellos estándares según los hornos domésticos. Suele comercializarse en tiendas de utensilios de cocina. En la antigüedad se empleaba con la misma función que el papel sulfurizado un pergamino recubierto de grasa o aceite, una alternativa al papel sulfurizado es el empleo de papel de aluminio que posee la desventaja de necesitar untarse con grasas para que no se peguen los alimentos cocinados, pero tiene la ventaja de ser un buen transmisor del calor.

Véase también[editar]

Referencias[editar]