Panthera leo europaea

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
León europeo
Brauron - Marble Slab with a Lion.jpg
Escultura de león, siglo IV antes de Cristo, de Koropi, Grecia
Estado de conservación
Status none EX.svg
Extinto
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Carnivora
Familia: Felidae
Género: Panthera
Especie: P. leo
Subespecie: P. l. europaea

El león europeo (Panthera leo europaea) es una subespecie extinta de león que vivió en el continente europeo. En tiempos históricos, estos leones se veían en Europa meridional. Esta población es generalmente considerada parte del grupo de los leones asiáticos (Panthera leo persica), pero otros lo consideran una subespecie diferente: el león europeo (Panthera leo europaea). En ocasiones se ha pensado que estos leones europeos pudieron haber sido los últimos remanentes del léon de las cavernas (Panthera leo spelaea). Sin embargo, esto se considera poco probable, dado que las representaciones históricas de los leones europeos muestran animales con grandes melenas, mientras que los leones cavernarios aparecen siempre sin melena en el arte rupestre prehistórico. Por lo tanto se asume que los leones modernos con melena se expandieron durante el Holoceno desde África a Eurasia. Lo que no queda claro es si los leones modernos reemplazaron a los de las cavernas o bien ocuparon Europa después de que los leones primitivos hubieron desaparecido.[1]

Descripción[editar]

León en mármol de Grecia, de mediados del siglo IV antes de Cristo

El historiador griego Heródoto registró la presencia de este felino en el norte de Grecia en tiempos históricos.[2] Esta fue la subespecie de león que vivió más al norte hasta su extinción. Su hábitat comprendía los bosques templados y mediterráneos del área, en la que habían presas tales como el bisonte europeo, el alce, el uro, los ciervo, y otros ungulados europeos.

Heracles y el león de Nemea, ca. 540 BC, Beocia, Grecia

Se piensa generalmente que los leones europeos eran similares a los asiáticos (Panthera leo persica). Sin embargo, también tenían algunas diferencias. Los leones del sureste de Europa y Asia Menor no tenían melenas abdominales y laterales.[3]

El león europeo era de un tamaño parecido al de los africanos, midiendo unos 4 pies (1,2192 m) hasta los hombros. Los machos pesaban entre 180 a 200 kilogramos,[4] mientras que las hembras eran menores.

Ya en la época de los emperadores romanos, existían reseñas de cacerías de estos animales. El león europeo vivió en las zonas cálidas del Mediterráneo, como en la Península Itálica y en la Península de los Balcanes, donde fueron víctimas de cacería por parte de las civilizaciones que habitaron aquellos lugares, pero también se cree que fueron en realidad leones asiáticos que poblaron los lugares cálidos del Mediterráneo, pero hay pruebas de que se trate de una subespecie extinta originaria de Europa, ya que en los cascos de los principios de la República Romana estaban grabados imágenes de leones sobre un escudo de la ciudad de Roma, mucho antes de su expansión hacia el continente de África, al igual que en la Grecia Clásica en los textos de los filósofos describen a este animal extinto, antes de sus exploraciones a Egipto; también como en los templos del Reino de Macedonia y en los textos del filósofo griego europeo Aristóteles, hablan de las conocidas y cotidianas cacerías de leones, por parte tanto del rey como de los nobles y plebeyos.

Extinción[editar]

Debido a su remota extinción, poco es lo que se sabe acerca de esta subespecie de león. A principios del Holoceno aún estaba presente en el norte de España. Hasta la época entre el 5500 al 3000 a. C. se confirma la presencia del león por fósiles en la actual Hungría y la región del Ponto en Ucrania.[5]

Los leones fueron representados de manera prominente en la mitología y el arte de la Grecia antigua, incluyendo el mito del león de Nemea, el cual se consideraba como un león sobrenatural que ocupaba el pueblo sagrado de Nemea en el Peloponeso. Aristóteles y Heródoto escribieron que se hallaban leones en los Balcanes en la mitad del primer milenio antes de Cristo. Cuando Jerjes I avanzó a través de Macedonia en el año 480 a. C. su expedición encontró a varios leones.[6] [7] Pero aunque presumiblemente aún había leones en el área entre los ríos Haliacmón y Nesto en el norte de Grecia en la época de Heródoto, para el primer siglo después de Cristo Dion Crisóstomo ya anotaba que estaban extintos en Europa.[8] Tras esto los leones en Europa quedaron restringidos a la región del Cáucaso, donde una población de leones asiáticos sobrevivió hasta el siglo X después de Cristo.

Referencias[editar]

  1. Nobuyuki Yamaguchi, Alan Cooper, Lars Werdelin and David W. Macdonald (2004). Evolution of the mane and group-living in the lion (Panthera leo): a review. Journal of Zoology, Volume 263, Issue 4, Article first published online: 28 FEB 2006.
  2. R. Sallares, The ecology of the ancient Greek world (1991), 401.
  3. Heptner, V. G. and Sludskii, A. A. (1992): Mammals of the Soviet Union Vol. II, Part 2 Carnivora (Hyaenas and Cats). Leiden, New York. ISBN 90-04-08876-8 (pp. 274 ff.)
  4. European Lion – About.com Prehistoric Mammals. Dinosaurs.about.com (2012-04-17). Retrieved on 2012-12-31.
  5. Sommer, R. S. and Benecke, N. (2006). «Late Pleistocene and Holocene development of the felid fauna (Felidae) of Europe: A review». Journal of Zoology 269:  pp. 7. doi:10.1111/j.1469-7998.2005.00040.x. 
  6. 2001 Past and present distribution of the lion in North Africa and Southwest Asia. Asiatic Lion Information Centre.
  7. Guggisberg, C.A.W. (1961). Simba: the life of the lion. Cape Town: Howard Timmins. 
  8. Cohen, A. (2010) Art in the era of Alexander the Great: Paradigms of manhood and their cultural traditions, Cambridge University Press, pp. 68–69 ISBN 978-0-521-76904-4.