Pampa del Tamarugal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Geoglifos de cerros Pintados.

La Pampa del Tamarugal es una llanura ubicada en la Región de Tarapacá (Chile), entre los paralelos 19°30’ Sur y 22°15’ Sur. En ella se encuentran un centenar de pueblos y salitreras esparcidos por toda la llanura, siendo su centro el pueblo de La Tirana. Esta llanura posee, además, reservas de agua en el subsuelo; estas reservas abastecen de agua potable a Iquique y otras ciudades cercanas. En el último tiempo ha dado paso a una incipiente agricultura, por su excelente calidad de suelos, aptos para hortalizas y frutos, destacándose los cultivos de acelgas, ajo, alfalfa, lechugas, melones, tomates y tunas.

En la zona de la pampa del Tamarugal que corresponde a las comunas de Huara y Pozo Almonte, se encuentra la Reserva Nacional Pampa del Tamarugal con una superficie de 102 264 ha. En ella se encuentra uno de los más valiosos e impresionantes ambientes de bosques de tamarugos en el desierto más árido del mundo.[1]

Sus temperaturas fluctúan entre mínimas absolutas de -5 a -12 °C y máximas absolutas de 36 y 40 °C, con un promedio de 250 días despejados al año.

El principal atractivo de esta unidad es el hecho que pese a encontrarse en un área clasificada climáticamente como de desierto absoluto, se pueden encontrar formaciones boscosas correspondientes a especies del género botánico Prosopis. De hecho constituyen las plantaciones forestales más boreales del país. Estas características, sumadas a la escasa humedad atmosférica, que genera una atmósfera extremadamente diáfana, la presencia de salares y la inmensidad del desierto son sus principales bellezas naturales.

Por hallarse en una zona extremadamente seca casi la totalidad de sus cursos de agua superficiales son cauces temporarios que se reactivan durante los muy esporádicos chaparrones que pueden ocurrir en años, sin embargo por ella pasa un río exógeno que nace en la cordillera de los Andes y desemboca en el océano Pacífico, el río Loa.

Arqueología[editar]

Destaca el sitio arqueológico de los geoglifos de cerros Pintados, de mucha importancia nacional. Son impresionantes paneles de geoglifos con formas humanas, de animales y también geométricas,las cuales están ubicadas en sus laderas a lo largo de 4 km, totalizando 964 figuras. También forman parte del patrimonio cultural las diversas ruinas de oficinas salitreras que son un mudo testigo de la época floreciente del salitre.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Bolívar Manaut, Luna (27 de noviembre de 2006). «A sobra de sol, buena es el agua» (HTML). www.dw-world.de. Consultado el 22 de julio de 2011.