Palas (deporte)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Palas cántabras en la playa de Berria (Santoña, Cantabria).

Las palas, también llamadas palas de playa o palas cántabras, es un juego o deporte de mínimo dos personas, y que, por norma general suelen jugar tres, dos que "matan" y otro que recibe. Consiste en golpear una pelota de tenis con una pala de madera. El objetivo del juego es sencillo, se trata de conseguir pasarse la pelota entre los jugadores el mayor número de veces y con cierta habilidad sin que la pelota caiga al suelo. Su configuración actual surgió en las playas de Cantabria (España) en la primera mitad del siglo XX.[1] [2]

Sistema de juego[editar]

Se practica como mínimo entre dos jugadores que utilizan una pala de madera maciza, de un tamaño y forma similar a una pala de pádel. Los jugadores se sitúan frente a frente, a una distancia desde tres hasta ocho metros. Uno de los jugadores pone la pelota en juego y se la pasa al otro golpeándola con la pala, y éste la golpea de vuelta, y así sucesivamente. Los jugadores llevan la cuenta de los golpes que son capaces de dar sin que la pelota caiga al suelo, y sin que un jugador golpee la pelota dos veces seguidas. Siendo estas las normas básicas, los jugadores pueden acordar otras normas adicionales. En ocasiones se juega midiendo el tiempo que se mantiene la pelota en juego, en vez de contar los golpes. Dependiendo de la habilidad de los jugadores se puede aumentar la distancia para poder golpear la pelota con más fuerza, o disminuir la distancia para que el juego sea más rápido y dinámico, exigiendo asimismo mayores reflejos.

Cabe destacar que este deporte tiene carácter colaborativo, no competitivo, y que es un deporte de equipo (de un equipo concretamente) en el que el jugador debe intentar devolver la pelota a su compañero lo mejor posible para que éste no tenga dificultad en devolverla. Este deporte o juego, por su sencillez, se puede practicar en cualquier momento y lugar. Aunque tiene máxima popularidad en las playas, y sobre todo en la época estival, es practicado con bastante frecuencia en parques, jardines, piscinas, etc.

Palas[editar]

La pala está construida de madera maciza, y principalmente responden a dos tipos: con forma de sartén y con forma de pera. Esta última, con la misma longitud y anchura ofrece un poco menos de peso y menos superficie. Mientras que la "de sartén" sólo se fabrica en un tamaño, la "de pera" se encuentra en varios tamaños, sólo utilizándose en alto nivel los dos mayores. Las palas de menor tamaño son para niños. Es fundamental usar pala de los tamaños superiores para imprimir a la bola la fuerza y velocidad necesaria para mantener la partida.

Una pala normal tiene las siguientes dimensiones:

  • Longitud 515 milímetros.
  • Ancho 235 milímetros.
  • Grosor 15 milímetros.
  • Peso 1.690 gramos, dependiendo del modelo.

Los jugadores juegan tanto con las palas tal como salen del comercio o las personalizan de varias maneras. Algunos las decoran con dibujos, pintura, pegatinas, pirograbados, etc. Otros las modifican para adaptarlas mejor a sus preferencias, principalmente trabajando la empuñadura. El caso más refinado sin duda es la pala hecha por encargo y a medida, que puede dar lugar a ejemplares maravillosos, o en algunos contados casos dejar ver una mano chapucera. El desgaste de la pala hace necesario rebarnizarla, lo que produce cambios en los tonos y colores.

La bola[editar]

Se juega con pelotas de tenis, pero para conseguir los mejores resultados y prestaciones, y sobre todo que suene bien al golpear dando la musicalidad que caracteriza al juego de las palas, se recomienda el uso de pelotas de una marca determinada, Tretorn plus. Con el tiempo las bolas se desgastan, se vuelven peludas y van perdiendo luego el pelo. A fuerza de golpes las bolas van cogiendo el punto y no es raro que se prefiera jugar con bolas viejas gastadas. El fin glorioso de las bolas es terminar hendidas y abiertas a fuerza de palazos.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]