Pacta Conventa de Croacia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pacta Conventa de Croacia.Museo de Budapest

Los pacta conventa (en latín acuerdos pactados) fueron unas capitulaciones entre el rey Colomán de Hungría y la nobleza croata en 1102 (la fecha es discutida, varios autores lo sitúan en 1100). Con ello dio comienzo la unión dinástica entre Hungría y Croacia. El cambio dinástico acontecido tras la derrota de Mohacs de 1526 que dio el trono a la dinastía Habsburgo y llevó a la unión posterior con Austria no cambió la naturaleza jurídica de dicho pacto.

La historiografía húngara los considera habitualmente una falsificación mientras que la croata los toma como auténticos. Es de destacar la defensa de la tesis de la falsificación por el croata Nada Klaić.

Circunstancias del acuerdo[editar]

Tras la muerte de Petar Svačić, último rey croata muerto en el campo de batalla en 1097, el ejército croata aún era fuerte y logró destruir las guarniciones húngaras en Eslavonia, restableciendo la frontera tradicional en el río Drava. A pesar de todo, la nobleza del país decidió llegar a un acuerdo.

El acuerdo fue desventajoso para el partido croata, que a pesar de todo lo tomó como un gran éxito político. EL rey húngaro Colomán les ofreció "un acuerdo que les complaciera" a las grandes familias nobiliarias croatas: los Kačić, Kukar, Šubić, Svačić, Plečić, Mogorović, Gušić, Čudomirić, Karinjanin y Lapčan, Lačničić, Jamometić y Tugomirić.

Contenido de los Pactos[editar]

El acuerdo determinaba que Croacia y Hungría serían gobernadas por el mismo regente como dos reinos separados. Cuando fue coronado en Biograd na Moru, Colomán juró todos los derechos públicos y estatales del reino y añadió algunos adicionales para la nobleza croata. Los croatas reconocieron a Colomán como rey de Croacia y Dalmacia y le prometieron ayuda militar en la guerra, a su coste en el lado croata del Drava y al de Colomán en el lado húngaro.

Colomán y sus sucesores fueron así investidos con todos los derechos de la realeza del reino de Croacia: nombrar al ban, otorgar concesiones de tierras y privilegios, certificar las leyes votadas por el Parlamento de Croacia, recaudar impuestos y tasas, poseer la "tierra real" (terra regalis) de la extinta familia real croata y tener el mando supremo sobre el ejército y la política exterior croata.

Disputa sobre la validez del documento[editar]

Desde el siglo XIX, un pequeño número de historiadores ha afirmado que los Pacta conventa no son un documento genuino. Algunos sostienen que se trata de una falsificación encontrada en la diócesis de Zagreb y publicada en 1960. Los Pacta Conventa están escritos en un idioma similar al usado tres siglos después de su supuesto origen (siglo XIV) y las fuentes húngaras no mencionan ninguna "unión personal" entre Croacia y Hungría. Aunque la validez del documento es disputada, debió haber al menos algún acuerdo no escrito que regulaba las relaciones entre Hungría y Croacia más o menos de la misma forma, ya que Croacia se mantuvo como un reino distinto con sus propias instituciones como el Parlamento de Croacia o el ban.