Pablo Barrachina y Estevan

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Pablo Barrachina y Estevan (Jérica, Castellón- 31-10-1912, Alicante 13-10-2008), Obispo emérito de Orihuela. Fallecido a los 96 años de edad. Estudió en el Seminario Diocesano de Segorbe (Castellón) y en la Universidad Gregoriana de Roma. Doctor en Derecho Canónico. Ordenado sacerdote en Roma el 13 de julio de 1941.

Fue desde 1945 canónigo doctoral de la Santa Iglesia Catedral de Segorbe. El Papa Pío XII, el año 1954, lo promueve Obispo de la Sede de Orihuela el 31 de marzo del año corriente. Recibió la Consagración Episcopal en la Iglesia Arciprestal de su villa natal, el día 29 de junio de ese mismo año, solemnidad de los Santos Apostóles Pedro y Pablo. Mons. Hildebrando Antoniutti, Nuncio Apostólico,presidió la celebración. El día 29 de agosto tomó posesión por poderes de la sede oriolana, haciendo la entrada oficial montado sobre una mula blanca el domingo 5 de septiembre. Sucedió en la Sede Episcopal de Orihuela al Excmo. y Rvdmo. Sr. D. José García Goldáraz, Arzobispo de Valladolid. Participó activamente en los trabajos del Concilio Vaticano II. Bajo su mandato se aumentó el nombre de la Diócesis: "Orihuela-Alicante". Centralizó la Curia y otros organismos administrativos de la Diócesis en Alicante, cosa que le supuso graves problemas en Orihuela. Fue Obispo Titular de esta Sede durante 35 años, hasta que en 1989 el Papa Juan Pablo II acepta su renuncia por la avanzada edad del Prelado, nombrando para la Sede al Obispo Mons. Álvarez Martínez, posteriormente Arzobispo-Cardenal de Toledo y Primado de España, que tomaba posesión el 17 de junio de ese año.

Tras una larga jubilación, el anciano Obispo emérito de Orihuela, moría el día 13 de octubre de 2008 en su residencia de Alicante. Durante el día 15 de octubre estuvo en pública exposición a los fieles en la Iglesia de San Nicolás de Alicante. Trasladado a la Seo Oriolana el día 15 octubre, recibido allí por el Cabildo y su Presidente, el Ilmo. Sr. D. Ginés Ródenas Murcia. Bajo las naves del templo catedralicio de la capital de la Diócesis estuvo también expuesto el cadáver hasta el día 16, en que tuvo lugar el funeral presidido por Mons. Agustín García-Gasco Vicente, en el que también estuvieron presentes los Señores Obispos: Rafael Palmero Ramos, Victorio Oliver Domingo, Francisco Álvarez Martínez, Francisco Cases Andreu, Juan Antonio Reig Plà, Jesús García Burillo, Casimiro López Llorente, Ciriaco Benavente Mateos, Esteban Escudero y Enrique Benavent. Estaba previsto que fuera sepultado en la Capilla del Cristo del Perdón de ese templo, aunque por voluntad del finado, recibió sepultura en el Altar Mayor de San Nicolás de Alicante. Es uno de los últimos Obispos de la larga lista encabezada por D. Gregorio Gallo, primer Obispo de Orihuela, hasta Francisco Álvarez, Victorio Oliver y el actual, Mons. Palmero Ramos. Tanto al funeral como al sepelio acudieron autoridades del Consell Valencià, Provinciales y municpales de Orihuela y Alicante, así como curiosos y fieles que quisieron despedir al que fuera Obispo durante tan amplio perído de tiempo.