Pabellón Puente

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Pabellón Puente visto desde el aire
Interior del Pabellón Puente

El Pabellón Puente es uno de los edificios principales de la Expo 2008, Zaragoza (España), y fue diseñado por la arquitecta británico-iraquí Zaha Hadid. Conecta el margen derecho del río con el recinto de la Expo. Su planta tiene forma de gladiolo, está cubierto y aloja salas de exposición sobre la gestión sostenible del agua. Tras la Expo se transformará en un museo que podría estar relacionado con las nuevas tecnologías y las ciencias del agua.

Características[editar]

Se trata de un impresionante e innovador edificio horizontal entrada principal de la Exposición Internacional dedicada al Agua que se celebró en Zaragoza en el verano de 2.008.

El puente ha sido diseñado por Zaha Hadid. Esta arquitecta de origen iraquí ganadora del Premio Pritzker ha definido el proyecto como uno de los más importantes de su carrera. La estructura pretende imitar a un gladiolo tendido sobre el río Ebro y tiene una longitud de 270 m.

Arup fue la empresa encargada de la ingeniería del proyecto. Las labores de construcción fueron responsabilidad de la UTE formada por Dragados y Urssa, las cuales han sido adjudicatarias de todas las fases de ejecución, cimentaciones, estructura, fachada, instalaciones y acabados interiores.

La innovadora estructura comienza siendo delgada en el barrio de La Almozara para ganar anchura conforme se acerca a la margen izquierda. La construcción de este puente edificio ha suscitado enormes dificultades técnicas cuya solución han llevado los plazos de finalización de la obra a niveles críticos.

Vista interior del Pabellón Puente

La peculiaridad de que el puente cuente con sólo dos apoyos secundarios en ambas orillas y uno principal apoyado en una mejana (isla natural en el cauce de un río), junto con la inestabilidad de los suelos fluviales de Zaragoza, ha conllevado la obligatoriedad de construir unos cimientos que han pulverizado cualquier récord de profundidad por pilotaje en España (70 metros). La construcción de estos cimientos han disparado los costes y los plazos del proyecto que originalmente se estimaron en 25 millones de euros y 2 años. En la actualidad se estima que el coste rondó los 35 millones de euros.

Vano en el Pabellón Puente

Cabe destacar el método de construcción, ya que la estructura se construyó en tierra firme para, una vez completada, desplazarla a su ubicación final sobre el cauce del Ebro. Esto significa desplazar una estructura de 140 metros y 2.200 t durante 123 m longitudinales y 9 laterales sin emplear ningún apoyo intermedio. El espectacular “lanzamiento” de la construcción del puente comenzó el 22 de octubre de 2007, con la presencia de la Vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y el Alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch. Su duración estimada fue de 53 días y constituye un hito sin parangón en la ingeniería española.

Ibercaja, entidad financiera que se hará cargo de la infraestructura tras la celebración de la Expo 2008, ha definido al Pabellón Puente como "el ponte Vecchio del siglo XXI".

Expo Zaragoza 2008[editar]

El Pabellón Puente durante la Exposición Internacional Zaragoza 2008 alberga la exposición "Agua, recurso único". Dentro del contexto de la muestra de agua y desarrollo sostenible, este pabellón plantea a sus visitantes el tema de que el desarrollo tecnológico pueda llevar a las personas, en el futuro, a no tener agua y carecer ya de tiempo para lograr soluciones. Se da un paralelismo entre el moderno diseño del edificio por fuera y el daño que la propia modernidad puede hacer al agua, el principal recurso e insustituible en la mayoría de los casos ("recurso único").

La visita comienza tras pasar tres torres de diversos materiales en las que, entre cascadas de agua, pueden leerse los litros que cuestan la ropa, distintos alimentos,... etc. Posteriormente se accede al edificio tras subir la pequeña rampa donde se encuentran las torres (no suele haber filas, al contrario que en muchos otros de los pabellones míticos de Expo Zaragoza 2008). Inicialmente, unas pantallas reflejan comparativas de datos sobre población actual, pasada y futura, expresando la importancia del agua para todos y su necesidad. Tras estas pantallas aparecen otras alargadas en las que se suceden más datos relativos a esto. Se acaba la primera planta y por una rampa se sube a la segunda, donde continúa tratándose este tema en unos paneles. Al llegar a la parte de arriba, una luz al final en el techo recuerda que aún hay alguna esperanza en el ser humano, que las políticas de ahorra y educacionales todavía pueden dar sus frutos y salvar al planeta.

Interior del Pabellón Puente.

Tras esto, se accede a la parte exterior de la exposición. La parte puente del pabellón sale a relucir, pero no comunicando una orilla (la de la Plaza del Palacio de Congresos) del Ebro con la otra (la del barrio de la Almozara) sino siendo una especie de segundo piso del propio puente en donde se encuentran dos balcones desde donde presenciar toda la Expo por un lado y por el otro del río. Paseando por este segundo piso se encuentran las placas del agua (zonas habilitadas para firmar con un rotulador y dejar constancia de la visita a la exposición), que cuando son completadas se cuelgan en el techo; y los créditos no de la exposición del Pabellón Puente sino de toda la Expo Zaragoza 2008 (estructura y dirigentes de la sociedad Expoagua). Se colocaron aquí al considerar al Pabellón Puente como el estandarte de la Expo 2008. Finalmente, la bajada concluye saliendo a la parte transitada del puente (la parte de libre acceso), en la que termina la visita y visitantes del Pabellón y transeúntes del puente se juntan.

Además, en la parte del Pabellón Puente únicamente para cruzar donde acaba la visita también pueden apreciarse sales anexas (hoy vacías, sólo con aparatos de aire acondicionado del estilo del Pabellón que se encienden con el contacto humano) y unas maravillosas vistas al río Ebro y a la zona de las Plazas temáticas.

Después de la Expo[editar]

En Zaragoza el debate está en la calle sobre la continuidad del Pabellón Puente tal y como está ahora o no. Al ser la Expo un recinto cerrado del 14 de junio al 14 de septiembre de 2008 y la zona de más seguridad de la ciudad, actualmente no plantea problemas. Sin embargo, cuando toda la zona del meandro de Ranillas se abra al público existirá la cuestión de cómo proteger un elemento arquitectónico como este contra graffiteros (las paredes son un blanco fácil), o gente que pudiera pasar allí la noche al ser un lugar cerrado.

Las posibilidades se centran en:

  • Cierre de la parte transitable del puente mediante puertas, con lo que este Pabellón Puente no permitiría cruzar de una parte a otra del Ebro a cualquier persona a cualquier hora.
  • Colocación de guardias de seguridad las 24 horas del día.
  • Mantenimiento de las cámaras de seguridad instaladas para la Expo 2008.

Por otro lado, la parte cerrada del Pabellón Puente (la que alberga la exposición "Agua, recurso único") no plantea problemas al estar cerrada, y ya se ha asegurado que en el futuro será tratada como sala de exposiciones.

El puente ha sido utilizado por diferentes empresas publicitarias, rodando varios anuncios de automóviles, como Audi, Rolls Royce o Peugeot, debido a su peculiar diseño arquitectónico.[1]

[2]

Entre los días 13 de septiembre y 24 de noviembre de 2013 albergará[3]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]




Coordenadas: 41°39′59″N 0°54′16″O / 41.6664202, -0.9044194