Périgord

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Périgord, en Dordoña.

El Périgord (Peiregòrd o Perigòrd en occitano) es una antigua provincia del suroeste de Francia, situada al noreste de Aquitania, entre Quercy y Charente. Su territorio se reparte entre los departamentos de Dordoña y Lot y Garona, y sus habitantes se llaman Périgourdins.

Aparte de la separación en departamentos, la comarca también se puede dividir en:

Otra manera de dividirla, quizá la manera más turística, es en subcomarcas:

  • Périgord verde. Situado al norte de la comarca, próximo a Nontron. Este nombre viene de los bosques de robles que se pueden encontrar, la región se compone en su mayoría de tierras húmedas y de verdes prados.
  • Périgord blanco. Situado en el centro de la comarca, alrededor de Périgueux. El nombre deriva del suelo calcáreo característico de la zona.
  • Périgord negro. Situado al sureste de la comarca, cerca de Sarlat-la-Canéda. Esta región es, históricamente, la más antigua de las cuatro. Se le puso este nombre por los oscuros bosques que pueblan el lugar, así como por el color de las trufas.
  • Périgord púrpura. Situado al suroeste de la comarca, próximo a Bergerac. Esta región es la más reciente (1970), y se debe a la expansión del turismo. Se llama así porque el color púrpura recuerda al color del vino.

Economía[editar]

El recurso principal de la región es la agricultura, predominan los cultivos de cereales, los frutales, y la vid. Además, las trufas son un alimento tradicional de la región. También hay actividades de ganadería y avicultura, en la que destaca la cría de patos y ocas, lo que ha dado origen a la elaboración de foie gras y una cocina basada en estas aves como confite.

Historia[editar]

Escudo del Périgord.

Su clima es particularmente templado y su relieve está caracterizado por altiplanos calcáreos erosionados por los ríos, ofreciendo así preciosos valles redeados de grandes acantilados que desde la prehistoria han sido habitados. Los vestigios de vida cotidiana de los antepasados son tan numerosos que Les Eyzies de Tayac, una pequeña ciudad al borde de la Vézère, ha sido nombrada capital mundial de la prehistoria.

Habitada inicialmente por el pueblo galo de los petrocorii, y semetido por los romanos, la región se organizó como condado por los merovingios. Con el feudalismo, dependió, en repetidas ocasiones, de los duques de Aquitania, de los de Angulema y de los de la Marca. Su dinastía condal desciende del conde de la Marca.

Esta posesión se limitaba a algunos castillos y no pudo desplegarse porque se encontraba entre los territorios que cobijaba el rey de Inglaterra. Como país de frontera, fue saqueado en repetidas ocasiones durante la Guerra de los cien años, hasta el 1453. Los últimos condes de la dinastía local fueron desposeídos por el rey Carlos VI (1398) y el Périgord pasó sucesivamente a las casas de Orleans (1400), de Penthièvre (1437), y de Albret (1481). Enrique IV lo fusionó definitivamente con el dominio real.