Ozonoterapia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La ozonoterapia es la técnica que utiliza el ozono como agente terapéutico, bien por su alta capacidad oxidante y de cicatrización, o bien como medio de activación de ciertas proteínas (IFN-β, TGF-β) y células del sistema inmune sanguíneo.[1] El ozono es un derivado alotrópico del oxígeno, su molécula está formada por tres átomos de oxígeno. El ozono para usos terapéuticos se genera a partir de oxígeno médico (99,9% O2), en una mezcla O3/O2 del 5% de ozono en volumen como máximo.[2]

Los detractores de las terapias de Ozono afirman que no existen las necesarias pruebas objetivas de la utilidad del ozono para el tratamiento médico. Por su lado, los defensores de la ozonoterapia afirman que sus indicaciones son muy amplias y vendrían determinadas por sus propiedades antiinflamatorias, antisépticas, de modulación del estrés oxidativo y de mejoría de la circulación periférica y la oxigenación tisular.

La concentración y modo de aplicación variaría en función de la patología a tratar, ya que la concentración de ozono determina el tipo de efecto biológico que produce y el modo de aplicación marca su ámbito de acción en el organismo.

Historia[editar]

En 1856, tras solo 16 años desde su descubrimiento, el ozono fue usado por primera vez en el ámbito de la salud para desinfectar salas de operaciones y esterilizar instrumentos quirúrgicos.[3] Hacia el final del siglo XIX el ozono empieza a ser utilizado como desinfectante para bacterias y virus de aguas en el continente europeo.[3] [4] En 1892 The Lancet publicó un artículo describiendo la administración del ozono para el tratamiento de la tuberculosis.[5] En 1902 otro artículo fue publicando haciéndose eco del éxito del tratamiento con ozono de la sordera crónica del oído medio.[6] El Ozono también se usó durante la primera Guerra Mundial para la limpieza y desinfección de las heridas.[7]

Principales usos médicos del ozono[editar]

Según los que proponen esta terapia alternativa serían:

Formas de aplicación[editar]

Existen diferentes formas de aplicación según la patología a tratar:

Tratamientos localizados:

  • Inyección por vía Intramuscular
  • Inyección Subcutánea
  • Inyección Intrarticular
  • Inyección Intradiscal
  • Tratamiento tópico con bolsa de plástico o campana de cristal
  • Aplicación de cremas y aceites ozonizados

Tramientos Sistemicos:

  • Insuflación Intrarectal
  • Autohemoterapia Mayor (MAHT)
  • Autohemoterapia Menor (mAHT)

Contraindicaciones[editar]

En el campo médico, el ozono es utilizado en una mezcla junto con el Oxígeno, y una larga experiencia clínica indicaría la inexistencia de efectos secundarios, además de no causar reacciones alérgicas de ningún tipo, si dicho tratamiento se aplica correctamente siguiendo los protocolos establecidos.

La experimentación efectuada ha demostrado que la Ozonoterapia, en las concentraciones utilizadas en medicina no determina ninguna variación sobre el ADN o el ARN de la célula. Es valido señalar que existen patologías donde no esta indicada la ozonoterapia, como por ejemplo:

  • Fabismo.
  • Embarazo confirmado o sospechado.
  • Isquemia severa de los miembros con dolores en reposo y/o lesiones isquémicas cutáneas
  • Grave hipertensión arterial no compensada.
  • Patologías cardiovasculares no compensadas.
  • Graves patologías infecciosas.
  • Insuficiencia renal.
  • Insuficiencia Hepática grave.
  • Graves y persistentes alteraciones de la crasis hemática.
  • Diátesis hemorrágica o cualquier patología de naturaleza hemorrágica.
  • Graves alteraciones de la hemocoagulación.
  • Infarto miocárdico o ictus hemorrágico reciente.
  • Trombocitopenia.
  • Patologías de naturaleza espástica a cargo de la musculatura lisa o esquelética. * Alteraciones graves y permanentes del metabolismo en particular diabetes y dislipidemia.
  • Pacientes en tratamiento con anticoagulantes.
  • Fibronolíticos.

Referencias[editar]

  1. Viebahn-Hänsler, Renate (2007). «THE USE OF OZONE IN MEDICINE». 5th edition. ISBN 978-3-934181-02-1. 
  2. Viebahn-Hänsler, Renate (2007). «THE USE OF OZONE IN MEDICINE». 5th edition. ISBN 978-3-934181-02-1. 
  3. a b Chemical Technology Encyclopedia; Barnes & Noble 1968 vol 1 pp 82-3
  4. Suchkov BP (June 1964). «[Study of the Ozonization of Drinking Water Containing Pathogenic Bacteria and Viruses]» (en ruso). Gig Sanit 29:  pp. 22–9. PMID 14235449. 
  5. «The Internal Administration of Ozone in the Treatment of Phthisis». Lancet II:  pp. 1180–1181. 1892. 
  6. Stoker, G (1902). «Ozone in Chronic Middle Ear Deafness». Lancet II:  pp. 1187–1188. 
  7. Stoker, George (1916). «The Surgical Uses of Ozone». Lancet II:  pp. 712. 

Enlaces externos[editar]