Oxicodona

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Oxicodona
Oxycodone.svg
Oxycodone3.png
Nombre (IUPAC) sistemático
(5R,9R,13S,14S)-4,5-α-epoxi-14-hidroxi- 3-metoxi-17-metil-morfinan-6-ona
Identificadores
Número CAS 76-42-6
Código ATC N02AA05
PubChem 5284603
DrugBank DB00497
ChemSpider 4447649
UNII CD35PMG570
KEGG D05312
ChEBI 7852
Datos químicos
Fórmula C18H21NO4 
Peso mol. 315,364 g/mol
Datos físicos
Solubilidad en agua HCl: 166 mg/mL (20 °C)
Farmacocinética
Biodisponibilidad 100% (IV); Hasta un 87% (oral)[1]
Unión proteica 45%
Metabolismo Hepático: principalmente CYP3A, secundariamente CYP2D6[2]
Vida media 3-4,5 horas
Excreción Orina (19% inalterada)
Datos clínicos
Cat. embarazo B/D (uso prolongado o en dosis altas al término)
Estado legal S8 (AU) Lista I (CA) Grupo I -Receta especial requerida (MEX) CD (UK) Lista II (EUA)
Vías de adm. Oral, intramuscular, intravenosa, intranasal, subcutánea, transdérmica, rectal, epidural[3]
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico

La oxicodona es un analgésico opioide, efectivo por vía oral, muy potente y potencialmente adictivo. Se sintetiza a partir de la tebaína.

Descripción[editar]

Estructura química[editar]

La oxicodona es el metiléter de la oximorfona (3-metiloximorfona). También puede describirse como 14-hidroxicodeinona. Usualmente se emplea como clorhidrato (clorhidrato de oxicodona).

Farmacocinética[editar]

Aceptable absorción por vía oral, no influida por los alimentos,[4] alcanzando una biodisponibilidad superior a la de la morfina, en torno a (60-87%). La fijación a proteínas es del 38-45%.[5] Se metaboliza en el hígado por el sistema enzimático citocromo P450 2D6 (CYP2D6) por medio de una O-demetilación a noroxicodona y oximorfona, que no contribuyen al efecto farmacológico. La eliminación es por vía renal, el 8-14% en forma de oxicodona y el resto como metabolitos.[6] La semivida es de unas 3 a 5 horas y alcanza niveles plasmáticos estacionarios en 24-36 horas.[7]

Farmacodinamia[editar]

Mecanismo de acción[editar]

La oxicodona es un agonista puro de receptores mu y kappa y sin techo terapéutico.[8] Al parecer puede tener acción agonista con la morfina, ya que ésta ocuparía los receptores mu, mientras que la oxicodona ocuparía los receptores kappa.[9] Para algunos autores también actuaría sobre receptores delta.[10]

Interacciones[editar]

Dado que es metabolizada por la enzima CYP2D6, se verá afectada por las sustancias que actúan como inhibidores o inductores enzimáticos de la misma. La siguiente tabla muestra los más frecuentes:

Fármacos que interaccionan con la CYP2D6.
Inhibidores Inhibidores (continuación). Inductores

Hay que recordar que las sustancias inductoras de la enzima aumentan su actividad, disminuyendo por tanto la actividad de la oxicodona. El caso opuesto se da con los inhibidores, que aumentan la actividad de la oxicodona. Las interacciones son teóricas, aunque sí que se han demostrado algunas de ellas.[11] ,[12] Por tanto, la administración simultánea de la oxicodona con cualquiera de las sustancias incluidas de la tabla ha de ser objeto de seguimiento clínico.

Independientemente de la interacción vía metabólica existen posibles interacciones a nivel de receptores con sustancias como los depresores del sistema nervioso central: los opioides potencian los efectos de las fenotiazinas, antidepresivos tricíclicos, anestésicos, hipnóticos, sedantes, alcohol, miorrelajantes y antihipertensivos. Se sabe que los inhibidores de la monoaminoxidasa (IMAO) pueden modificar la acción de los analgésicos narcóticos produciendo excitación del sistema nervioso central o depresión con crisis hiper o hipotensiva.

Uso clínico[editar]

Indicaciones[editar]

  • La indicación actual de oxicodona como fármaco de liberación controlada por vía oral es el dolor intenso.[6] En EE. UU. su uso en combinación con el paracetamol es común en los tratamientos postoperatorios.
  • El dolor neuropático responde menos a opioides que el dolor nociceptivo. Existen cada vez más pruebas de que los opioides son eficaces en el dolor neuropático en pacientes con neuralgia postherpética o neuropatía diabética.[13]
  • Otras indicaciones médicas independientes de las analgésicas son el síndrome de Tourette y el síndrome idiopático de las piernas inquietas.[14] ,[15]

La tolerancia y la dependencia aparecen tras varios meses de tratamiento, y a partir de este momento se requieren dosis cada vez mayores para obtener los mismos efectos analgésicos. Según la DEA estadounidense (Drug Enforcement Administration) y los fabricantes de este medicamento, es muy raro que aparezca adicción psicológica cuando se utiliza en las dosis recomendadas y durante periodos de tiempo no muy largos.Su perfil de abuso es similar al de otros agonistas opioides potentes, por lo que puede ser objeto de búsqueda y abuso por personas con alteraciones latentes o manifiestas de adicción. Los comprimidos de liberación prolongada no deben romperse, masticarse o triturarse ya que ello puede dar lugar a una sobredosis.[16]

Efectos secundarios[editar]

Para la clasificación de los efectos secundarios tendremos en cuenta los criterios de la CIOSM:.[10]

Efectos secundarios de la oxicodona.
Órgano afectado Frecuencia. Síntoma.
Aparato Digestivo Muy frecuentes. Estreñimiento, vómitos, náuseas.
Frecuentes. anorexia, diarrea, sequedad de boca, dispepsia, flatulencia.
Infrecuentes. Disfagia, gastritis, ulceración de la boca, eructos, íleo, estomatitis, espasmos biliares, Puede causar

Hemorroide Sangrante al defecar (comprobado en varios casos).

Piel. Muy frecuentes. Prurito.
Frecuentes. Rash, sudoración.
Infrecuentes. Xerosis.
Sistema Nervioso. Muy frecuentes. Somnolencia, vértigo.
Frecuentes. Sueños anómalos, ansiedad, confusión, depresión, insomnio, alucinaciones, debilidad.
Infrecuentes. Marcha anormal, amnesia, despersonalización, euforia, hiperquinesia, hipertonía, hipoastenia, hipotonía, trastornos del discurso, estupor, temblores, espasmo muscular, vértigo, crisis epilepticas, cambios de humor, parestesia, deseos anómalos, síndrome de retirada, disminución de la libido.
Sistema cardiovascular. Frecuentes. Vasodilatación.
Infrecuentes. Palpitaciones, síncope.
Aparato Respiratorio. Frecuentes. Disnea, broncoespasmo.
Infrecuentes. Rinitis, epístaxis, hipo, alteración de la voz.
Genito-urinarias. Frecuentes. Trastornos urinarios.
Infrecuentes. Retención urinaria, amenorrea, impotencia.
Otros. Infrecuentes. Trastornos lagrimales, visión anormal, perversión del gusto, tinnitus, miosis, deshidratación, cambio de peso, escalofríos, dolor de pecho, reacción alérgica.
* Siguiendo los criterios de la CIOSM.

Contraindicaciones[editar]

  • Embarazo y lactancia.
  • Depresión respiratoria.
  • Lesiones en la cabeza.
  • Íleo paralítico.
  • Abdomen agudo.
  • Vaciamiento gástrico retardado.
  • Enfermedad obstructiva severa de las vías respiratorias.
  • Asma bronquial severa.
  • Enfermedad hepática aguda.
  • Administración concomitante o en las dos semanas siguientes a la discontinuación de su uso de IMAO.

Presentaciones[editar]

Se comercializa bajo diferentes formas galénicas: liberación rápida y liberación controlada. Se presenta en comprimidos de 5, 10, 20, 40 y 80 mg.

Combinaciones[editar]

También se puede encontrar la oxicodona en combinación con el ácido acetilsalicílico o el paracetamol. Estas formulaciones se comercializan en los Estados Unidos, y en varios países de Europa entre ellos España.

Percodan® es el nombre comercial de la combinación de ácido acetilsalicílico y Oxicodona y se utiliza para tratar dolores moderados a severos. Esta combinación viene envasada en forma de tabletas para tomar por vía oral. Por lo general se toma cada 6 horas según sea necesario.

Precauciones[editar]

El consumo de licor puede aumentar la somnolencia provocada por este medicamento.

Efectos Secundarios[editar]

La combinación de oxicodona y ácido acetilsalicílico puede causar efectos colaterales. Los síntomas más comunes son:

  • Mareos.
  • Sensación de vértigo.
  • Somnolencia (sueño).
  • Estado de ánimo elevado o deprimido.
  • Malestar estomacal.
  • Indigestión.
  • Dolor del estómago.
  • Vómitos.
  • Estreñimiento.
  • Reducción del apetito.

Requerimientos para su venta[editar]

La oxicodona sola o en su forma combinada necesita una receta especial de medicamento estupefaciente.

Otros usos[editar]

Uso recreativo[editar]

A partir de la introducción de OxyContin en 1995 empezaron a darse casos de abuso. Al contrario que el Percocet, cuyo potencial de abuso se ve limitado por la presencia de paracetamol, el OxyContin contiene únicamente oxicodona y excipientes. Algunos consumidores trituraban los comprimidos de OxyContin para evitar el mecanismo de liberación sostenida y los reducían a polvo, administrándoselos por vía intranasal, intravenosa, intramuscular o subcutánea, o incluso por vía rectal para facilitar su rápida absorción en el organismo. La gran mayoría de muertes relacionadas con la oxicodona se han atribuido a la ingestión de cantidades relativamente elevadas de la droga junto a otras sustancias depresoras del sistema nervioso central como el alcohol o algunas benzodiacepinas. Así, mientras que dosis elevadas de oxicodona pueden ser letales para alguien que no sea adicto o haya desarrollado tolerancia, no es lo más común.

Se creyó en su momento que los opioides "de combinación" (aquellos preparados que contienen otros ingredientes no opiáceos) eran menos susceptibles de abuso, por ejemplo cuando se usa en combinación con el paracetamol. En este caso, un consumo elevado es susceptible de producir daños hepáticos severos y molestias estomacales. De todas formas, se ha demostrado que los que buscan el "subidón" producido por la oxicodona no se frenan ante las perspectivas de sufrir daño hepático o estomacal. Los adictos descubrieron rápidamente que existían métodos fáciles para separar el principio activo de los excipientes, por ejemplo mediante extracción en agua fría, extracción que es posible debido a la gran diferencia de solubilidades de los alcaloides y los analgésicos en agua. Una estrategia parecida, usada por el gobierno canadiense, les llevó a distribuir la metadona en combinación con Tang, una bebida refrescante en polvo, pero aun así se dieron casos de abuso.

La oxicodona tiene efectos similares a la heroína* y la morfina*, y tiene una tipología de abuso parecida. Si bien, la oxicodona, produce menor sedación que la morfina y mucho menos somnolencia que la heroína.Por lo que de ninguna manera puede ser comparada a la heroína o afirmar que tiene los mismos efectos sobre el SNC que ésta droga. Se han dado casos de atracos a farmacias donde el atracador se llevó únicamente OxyContin, el medicamento que contiene únicamente oxicodona como analgésico. En zonas como el este de EE.UU., el OxyContin ha sido la droga que más ha preocupado a las autoridades policiales.

Debido a que está regulada, adquiere precios elevados en el mercado negro. El precio en Washington, por ejemplo, ha llegado a ser de 50 centavos a un dólar por miligramo, siendo por tanto de 30 a 60 veces más caro que el oro.

Al igual que otros opioides, la oxicodona puede ser letal si su uso se da en combinación con sustancias depresoras del sistema nervioso central, como el alcohol. Se han hecho públicos casos de muertes por esta circunstancia.

El 10 de octubre de 2003, el locutor radiofónico estadounidense Rush Limbaugh hizo pública su adicción a los analgésicos opioides, entre ellos la oxicodona, y anunció su intención de someterse a una terapia de desintoxicación. También en 2003, la actriz y cantante Courtney Love fue detenida por posesión de OxyContin. En agosto de 2005, algunas personas en Miami (Florida) fueron detenidas por haber sido partícipes de una red de tráfico de oxicodona, la cual habían obtenido mediante recetas médicas falsificadas. Fueron declarados culpables por las autoridades y condenados a penas de hasta 20 años.

Diversos medios de comunicación basados en testimonios, aseguraron que un abuso en el uso de esta sustancia fue lo que acabó con la vida del artista Michael Jackson el 25 de junio de 2009.

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. 1. Package insert Oxycontin (PDF). Stamford, CT: Purdue Pharma L.P. 05-11-2007. Consultado el 23-03-2009. 
  2. Lalovic B, Kharasch E, Hoffer C, Risler L, Liu-Chen LY, Shen DD (2006). «Pharmacokinetics and pharmacodynamics of oral oxycodone in healthy human subjects: role of circulating active metabolites» (PDF). Clin Pharmacol Ther 79 (5):  pp. 461–479. doi:10.1016/j.clpt.2006.01.009. PMID 16678548. http://paincenter.wustl.edu/c/BasicResearch/documents/KharashClinPharm06.pdf. 
  3. Kalso EKalso, E (2005). «Oxycodone». Journal of Pain and Symptom Management 29 (5S):  pp. S47–S56. doi:10.1016/j.jpainsymman.2005.01.010. PMID 15907646. 
  4. Benzinger DP, et al. Differential effects of food on the bioavailability of controlled-release oxycodone tablets and immediate-release oxycodone solution. J Pharmac Sciences 1996; 85: 407-10.
  5. Leow KP, et al. Determination of the serum protein binding of oxycodone and morphine using ultrafiltration. Ther Drug Monit 1993; 15: 440-7.
  6. a b Sanz Ortiz J. Oxycodona. Rev Soc Esp Dolor 2005; 12: 525-531. Disponible en [1]
  7. Levy MH. Advancement of opioide analgesia with controlled-release oxycodone. Eur J Pain 2001; 5 (Supl. A): 113-6.
  8. Ross FB, Smith MT. The intrinsic antinociceptive effects or oxycodone appear to be kappa opioid receptor mediated. Pain 1997; 73: 151-7.
  9. Lauretti GR,et al. Comparison of sustained-release morphine with sustained-release oxycodone in advanced cancer patients. Br J Cancer 2003; 89: 2027-30
  10. a b Agencia española de medicamentos y productos sanitarios. Información de ficha técnica autorizada. Enlace consultado el 14 de octubre de 2008.
  11. Burrows DL, et al. A fatal drug interaction between oxycodone and clonazepam. J Forensic Sci 2003; 48: 1-4.
  12. Lill J, et al. Cyclosporine-drug interactions and the influence of patient age. Am J Health SystPharm 2000; 57: 1579-84.
  13. Watson CP, Babul N. Efficacy of oxicodone in neuropatic pain: a randomized trial in postherpetic neuralgia.Neurology 1998; 50: 1837-41.
  14. Sandyk R. Tourette syndrome: successful treatment with clonidine and oxycodone. J Neurol 1986; 233:178-9.
  15. Walters AS, et al. Successful treatment of the idiopathic restless legs syndrome in a randomized double-blind trial of oxycodone versus placebo. Sleep 1993; 16: 327-32.
  16. Oxycontin® (hidrocloruro de oxicodona). Monografía de producto. Mundipharma, 2004. p. 35.