Owain Glyndŵr

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Owain Glyndŵr
Príncipe de Gales
Owain Glyndŵr at Cardiff City Hall.jpg
Escultura de Owain Glyndŵr, por Alfred Turner, en City Hall, Cardiff
Información personal
Nombre secular Owain Glyn Dŵr
Tratamiento Lord
Otros títulos Lord de Glyndyfrdwy
Lord de Cynllaith Owain
Nacimiento 1349 ó 1359
Bandera de Gales Gales Flag of the United Kingdom.svg Reino Unido
Fallecimiento 1415
Desconocido
Entierro Desconocido
Religión Iglesia católica
Predecesor Owain Lawgoch
Sucesor Maredudd ab Owain Glyndŵr
Familia
Casa real Casa de Mathrafal
Padre Gruffydd Fychan II
Madre Elen ferch Tomas ap Llywelyn
Cónyuge Margaret Hanmer
Descendencia Gruffudd, Madog, Maredudd, Thomas, John, Alice, Jane, Janet, Margaret.

Owain Glyndwr Siegel 2.jpg
Escudo de Owain Glyndŵr

[editar datos en Wikidata ]

Owain Glyndŵr /ˈoʊain ɡlɨ̞nˈduːr/, anglificado por William Shakespeare como Owen Glendower (1349 ó 1359-1416) y coronado como Owain IV de Gales, fue el último galés nativo que ostentó el título de Príncipe de Gales. Instigó una revuelta galesa de larga duración contra la dominación inglesa de Gales, pero en última instancia fallida.

Owain Glyndŵr era descendiente de los príncipes del reino de Powys por parte de su padre, Gruffydd Fychan II Tywysog, hereditario de Powys Fadog y Señor de Glyndyfrdwy, y de los príncipes del reino de Deheubarth por parte de su madre Elen ferch Tomas ap Llywelyn. El 16 de septiembre del año 1400, Glyndŵr instigó una revuelta en Gales contra el dominio del rey Enrique IV de Inglaterra. Aunque inicialmente tuvo éxito, el alzamiento fue finalmente sofocado. Owain Glyndŵr fue visto por última vez en 1412 y nunca fue capturado ni aceptó los perdones reales, ni fue traicionado por sus seguidores. Sus años finales constituyen un misterio.

Owain Glyndŵr constituye una destacada figura de la cultura popular de Gales e Inglaterra, inmortalizado por William Shakespeare en su obra Enrique IV (como “Owen Glendower”), un hombre salvaje y exótico gobernado por la magia y las emociones («cuando nací el cielo estaba cubierto de salvajes formas, de nubes ardientes y los fundamentos de la propia tierra temblaron como un hombre cobarde» –Enrique IV, Parte 1, Acto 3, Escena 1). A finales del siglo XIX el movimiento nacionalista Young Wales lo consideró el padre del nacionalismo galés, revisando su imagen histórica como un líder local y mediante los relatos populares convirtiéndolo en un héroe nacional de Gales junto al legendario Rey Arturo.

En el año 2000 se realizaron celebraciones por todo Gales para conmemorar el 600º aniversario de la revuelta de Owain Glyndŵr. En el año 2002 quedó en el puesto 23 como uno de los 100 británicos más grandes de la Historia.

Primeros años[editar]

Owain Glyndŵr.
Localización de Gales en el moderno Reino Unido.

Owain Glyndŵr nació hacia 1359 (algunos autores consideran que en 1354), en el seno de una próspera familia terrateniente, que formaba parte de la gentry anglo-galesa de las Marcas Galesas (la frontera entre Gales e Inglaterra) en el nordeste de Gales. Su clase social ocupaba un lugar intermedio en la sociedad, desenvolviéndose tanto entre galeses como entre ingleses, ocupando posiciones importantes como Señores de las Marcas en el reino de Inglaterra y como uchelwyr –nobles galeses que descendían de la nobleza anterior a la conquista inglesa- en la sociedad galesa tradicional. Su padre era Gruffydd Fychan II, Tywysog hereditario de Powys Fadog y Señor de Glyndyfrdwy, que murió en algún momento antes de 1370 dejando a su esposa Elen ferch Tomas ap Llywelyn de Deheubarth viuda. Owain era muy joven en ese momento y probablemente tuvo un hermano mayor llamado Madog que habría muerto anteriormente.

El joven Owain ap Gruffydd fue educado en la casa de David Hanmer, un hombre de leyes que se convertiría en juez de Kings Bench. Posteriormente Owain fue enviado a Londres a estudiar leyes en Inns of Court. Probablemente estudió como aprendiz de leyes durante siete años, lo suficiente para obtener un buen conocimiento judicial como terrateniente pero no para convertirse en un oficial de justicia. Probablemente se encontraba en Londres durante la revuelta de los campesinos de 1381. En 1383 regresó a Gales, donde se casó con la hija de David Hanmer, Margaret, con la que tuvo una gran familia y se estableció como Caballero de Sycharth y Glyndyfrdwy con todas las responsabilidades asociadas.

Owain Glyndŵr entró al servicio militar del rey en 1384, cuando se le encargaron labores de aprovisionamiento bajo el mandato de Sir Gregory Sails en la frontera entre Inglaterra y Escocia en Berwick-on-Tweed. En el año 1385 entró en combate bajo las órdenes del rey Ricardo II de Inglaterra, en las guerra contra Francia como scutifer (escudero) y ese mismo año también sirvió bajo las órdenes de John de Gaunt de nuevo en la frontera con Escocia. En el año 1386 fue llamado para presentar testimonio en el juicio de Scrope vs. Grosvenor en Chester. En el año 1387 se encontraba en el sudeste de Inglaterra al servicio de Richard Fitzalan, conde de Arundel, donde participó en una batalla para rechazar una flota hispano-flamenca que trataba de desembarcar en la costa de Kent. A la muerte de su suegro, Sir David Hanmer a finales de 1387, fue armado caballero ese mismo año por el rey Ricardo y regresó a Gales para hacerse cargo de sus propiedades. Sirvió a Henry Bolingbroke (posteriormente rey), hijo de John de Gaunt en la Batalla de Radcot Bridge en diciembre de 1387. Entre 1385-1387 tuvo una intensa experiencia militar en diversos escenarios y participó en algunas maniobras importantes.

Desde 1387 el rey Ricardo II se encontró cada vez más distraído por su creciente conflicto con la nobleza inglesa. Las oportunidades de ascenso de Owain Glyndŵr se vieron limitadas por la muerte de Sir Gregory Sais en 1390 y el alejamiento de la corta del Conde de Arundel, sus principales aliados políticos, por lo que se dedicó a administrar sus propiedades en Gales, viviendo tranquilamente durante varios años. El bardo Iolo Goch (“Iolo el Rojo”), un noble galés, lo visitó a menudo durante la década de 1390 y dedicó varias de sus composiciones a Owain, alabando su generosidad y honestidad “Raro era ver allí [en su casa]/una cerradura o un cerrojo].

Hermanos[editar]

Los nombres y el número de hermanos de Owain Glyndwr no se conocen con exactitud. A continuación se relacionan los datos que dejó el Caballero J Y W Lloyd:[1]

  • Hermano Tudur, Señor de Gwyddelwern, nacido alrededor de 1362, fallecido el 11 de marzo de 1405 en una batalla de Brecknockshire, en las guerras de su hermano.
  • Hermano Gruffudd que tenía una hija y heredera, Eva.
  • Hermana Lowri, también escrito como Lowry, se casó con Robert Puleston de Emral.
  • Sor Isabel se casó con Adda ap Iorwerth Ddu de Llys Pengwern.
  • Hermana Morfudd se casó con Sir Richard Croft de Croft Castle, Herefordshire y, en segundo lugar, David ab Ednyfed Gam de Llys Pengwern.
  • Hermana Gwenllian.

Tudur, Isabel y Lowri se dan como sus hermanos por el profesor RR Davies. Eso Owain Glyndŵr tenía otro hermano que probablemente fuese Gruffudd. Además, posiblemente tuvo un tercero, Maredudd.[2]

La caída de Ricardo II[editar]

A finales de la década de 1390, se produjeron una serie de acontecimientos que empujaron a Owain Glyndŵr a la rebelión. Durante estos años el rey Ricardo II había iniciado un atrevido plan para consolidar el dominio de la corona sobre el reino y destruir el poder de los nobles que constantemente amenazaban su autoridad. Como parte de este plan, Ricardo comenzó a concentrar su base de poder en el sudeste de Inglaterra y Londres con el fin de crear un nuevo principado en torno al condado de Cheshire y sistemáticamente crear una amplia estructura de poder a partir de Gales, que durante esta época era gobernado por un grupo disperso de señores feudales semi-autónomos, obispos, condes y oficiales bajo el dominio real directo. Ricardo eliminó a sus rivales y se apoderó de sus tierras o se las entregó a sus favoritos. En el proceso elevó a una serie de nobles galeses para que ocuparan la estructura de los nuevos feudos. Para estos individuos favorecidos, los últimos años del reinado de Ricardo II fueron una época de oportunidades. En contraste, los nobles ingleses consideraban que el rey estaba peligrosamente fuera de su control.

En el año 1399 Henry Bolingbroke, heredero del ducado de Lancaster, regresó de su exilio para reclamar sus tierras. Henry reunió un ejército y marchó para enfrentarse con el rey. Ricardo II se apresuró a regresar de Irlanda para negociar con su rival. Se reunieron en Gales en el castillo Conwy, para discutir la restitución de las tierras de Henry. Independientemente de las intenciones iniciales de cada uno, Ricardo II terminó siendo arrestado, depuesto y encarcelado, primero en Chester y posteriormente en el castillo Pontefract en el oeste de Yorkshire. El parlamento inglés proclamó a Henry Bolingbroke regente y posteriormente rey. Ricardo II murió en extrañas circunstancias en el castillo Pontefract, poco después del fracaso de una revuelta de sus partidarios entre la nobleza del reino, pero su muerte no fue hecha pública hasta pasado un tiempo. En Gales, nobles como Owain tuvieron que redefinir su lealtad por primera vez en mucho tiempo. Tradicionalmente los galeses habían sido partidarios del rey Ricardo II, que había sucedido a su padre el Príncipe Negro, como Príncipe de Gales. La caída de Ricardo II también significó que las oportunidades de ascenso de los nobles galeses se vieron reducidas. Muchos estaban inquietos ante el incierto futuro.

La disputa con el Barón de Grey[editar]

La revuelta galesa comenzó debido a una diputa entre Owain Glyndŵr y su vecino inglés, los barones De Grey de Ruthin o Dyffryn Clwyd (en galés), una familia de terratenientes ingleses con posesiones en Gales y con una reputación anti-galesa. Las disputas territoriales entre la familia de Owain y sus vecinos se habían prolongado a lo largo de todo el siglo. En 1399 Owain había apelado al parlamento inglés para que resolviera el litigio y había ganado. Sin embargo, con el ascenso al poder de Enrique IV de Inglaterra, el Barón Reginald Grey –un amigo estrecho del nuevo monarca- utilizó su influencia para que la decisión judicial fuera anulada. Owain apeló. Su apelación fue rechazada sin siquiera haber sido escuchada ante el parlamento. Además el Barón de Grey hizo que Owain recibiera una petición real para unirse a la campaña de Enrique IV contra los escoceses. Técnicamente, como vasallo del rey inglés, Owain estaba obligado a proporcionar tropas al monarca, como había hecho en el pasado. Sin embargo, mediante sus manipulaciones, De Grey consiguió que Owain desoyera la petición real, cometiendo sin saberlo un delito de traición. El rey Enrique IV no tardó en proclamar a Owain traidor y confiscó sus propiedades, ordenando a Reginald Grey que se encargara del noble galés. De Grey se apresuró a utilizar la fuerza bruta con el propósito claro de eliminar a su rival y a Owain no le quedó otro recurso que la huida, aparentemente aceptando su culpa, hasta que decidió rebelarse.

La Revuelta Galesa, 1400–1415[editar]

El 16 de septiembre del año 1400, Owain actuó y fue proclamado Príncipe de Gales por su pequeña banda de seguidores, entre los que se encontraban su hijo mayor, sus cuñados y el deán de St. Asaph. La declaración de rebeldía de los hombres de Owain se extendió rápidamente por el nordeste de Gales. El 19 de septiembre el castillo Ruthin, fortaleza de los barones de Grey, fue atacado y casi destruido. Denbigh, Rhuddlan, Flintshire, Hawarden y Holt, también fueron atacados poco después. El 22 de septiembre la ciudad de Oswestry resultó tan dañada por la incursión de Owain que tuvo que ser reconstruida. El día 24 Owain se dirigió hacia el sur y atacó el castillo Powys y saqueó Welshpool. De forma simultánea los hermanos Tudor de Anglesey iniciaron una guerra de guerrillas contra los ingleses. Los Tudor era una destacada familia noble de Anglesey estrechamente asociada con el rey Ricardo II. Gwilym Tudor y Rhys Tudor habían sido capitanes de arqueros galeses en las campañas de Ricardo en Irlanda. Pronto juraron fidelidad a su primo, Owain Glyndŵr.

El rey Enrique IV, que se dirigía hacia el norte para invadir Escocia, tuvo que desviarse de su objetivo y el 26 de septiembre se encontraba en Shrewsbury preparado para invadir Gales. En una campaña relámpago, Enrique dirigió su ejército atravesando el norte e Gales, pero fue constantemente azotado por el mal tiempo y los ataques de los guerrilleros galeses. El 15 de octubre se retiró al castillo Shrewsbury.

Monumento en memoria de los muertos en la batalla de Mynyd Hyddgen.

En 1401 la revuelta galesa comenzó a extenderse. Gran parte del norte y del centro de Gales se unieron a Owain. Varias ciudades, castillos y ciudades inglesas en el norte fueron atacados. Incluso en el sur en Brecon y Gwent comenzaron a producirse ataques por parte de bandidos y proscritos que se hacían llamar Plant Owain (los Hijos de Owain). El rey Enrique IV encargó a Henry Percy, un guerrero legendario, hijo del Conde de Northumberland, que restableciera el orden en el país. Henry Percy emitió una amnistía en marzo para todos los rebeldes que depusieran las armas, exceptuando a Owain y sus parientes, Rhys y Gwilym, hijos de Tudor ap Gronw de Penmynydd (antepasados del futuro rey Enrique Tudor). La mayor parte del país pareció tranquilizarse y aceptó pagar los impuestos habituales, pero los Tudor sabían que necesitaban una moneda de cambia para evitar la amenaza que pendía sobre sus cabezas, así que fríamente decidieron conquistar el castillo de Conwy. Aunque el castillo estaba defendido tan sólo por quince soldados y sesenta arqueros estaba muy bien aprovisionado y reforzado por mar, y los Tudor sólo contaban con cuarenta hombres. Necesitaban apoderarse de él mediante la astucia. El día de Viernes Santo, que coincidió con el 1 de abril (Día de Inocentes en Inglaterra)- todos los habitantes del castillo excepto cinco estaban reunidos en la iglesia de la ciudad cuando un carpintero apareció en la puerta del castillo, y de acuerdo con el Chronicon de Adam de Usk, fingió haber venido para encargarse de una obra. Una vez en el interior, el carpintero atacó a los guardias y dejó la puerta abierta para que sus compañeros pudieran entrar. Aunque Henry Percy llegó apresuradamente con 120 soldados y 300 arqueros, sabía que necesitaría mucho más para reconquistar una fortaleza tan formidable, y obligado a negociar, finalmente aceptó amnistiar a los Tudor.

Owain también consiguió su primera gran victoria en el campo de batalla. En junio, en Mynydd Hyddgen, en Pumlumon, Owain y su ejército de 400 hombres se encontraban acampados en el fondo del valle de Hyddgen cuando 500 soldados ingleses y flamencos de Pembrokeshire cayeron sobre ellos. Owain reunió a su ejército y contraatacó, matando a 200 enemigos y haciendo prisioneros al resto. La situación se había vuelto lo bastante serie como para que el rey Enrique IV emprendiera otra expedición de castigo. En esta ocasión se dirigió al centro de gales. Desde Shrewsbury el castillo Hereford, los ejércitos del rey inglés atravesaron Powys hacia la abadía de Strata Florida. La abadía cisterciense era conocida por sus simpatías hacia Owain y el rey pretendía recordar a los monjes sus lealtades y evitar que la revuelta galesa siguiera extendiéndose hacia el sur. Después de sufrir un acoso constante por parte del mal tiempo y los Plant Owain, alcanzó su objetivo en Strata Florida. Enrique IV no fue compasivo. Después de una borrachera de dos días su ejército destruyó la abadía y ejecutó a los monjes. Sin embargo, no consiguió enfrentarse a Owain en una batalla en campo abierto. Los Plant Owain atacaron a su ejército mediante tácticas de guerrilla y cortaron sus suministros, pero no presentaron batalla. El tiempo también empeoró y el ejército inglés fue afectado por las copiosas lluvias del país de Gales. El campamento de Enrique IV fue afectado por una inundación y el rey, que dormía con su armadura, casi pereció cuando su tienda se derrumbó, arrastrada por las aguas. Mojado, hambriento y humillado, el ejército inglés regresó al castillo Hereford sin ninguna victoria decisiva a pesar de sus esfuerzos.

Los ingleses percibían que si la revuelta galesa triunfaba inevitablemente terminaría atrayendo a los partidarios del depuesto rey Ricardo. Constantemente llegaban rumores de rebelión en Cheshire y preocupantes noticias del norte de Gales. Henry Percy se disculpaba afirmando que no recibía suficientes refuerzos del rey y que incrementar una política represiva sólo empujaría a más galeses a la revuelta, y propuso recurrir a la negociación y el compromiso para persuadir a Owain de que depusiera las armas. De hecho, puede que en fecha tan temprana como 1401, Henry Percy estuviera negociando en secreto con Owain y otros líderes de revuelta para tratar de negociar una tregua. Sin embargo, los partidarios del rey Enrique IV fueron rechazados. Los ingleses impusieron una legislación anti-galesa siseñada para fortalecer su dominio sobre Gales. Las leyes codificaban prácticas comunes que habían sido impuestas en las Marcas de Gales durante muchos años. Entre estas leyes se encontraba las prohibiciones a los galeses de comprar tierras en Inglaterra, de obtener posiciones públicas en Gales, llevar armas, poseer castillos o fortalezas de cualquier clase, la prohibición a los niños y jóvenes galeses de ser educados o adoptados por los gremios. Además, ningún inglés podría ser condenado por la acusación de un galés, los galeses serían severamente penalizados cuando se casaran con mujeres inglesas y todas las reuniones públicas serían prohibidas. Estas leyes eran un mensajero claro a los conspiradores galeses de que todos estaban bajo sospecha. Muchos galeses que habían intentado ascender socialmente en Inglaterra perdieron sus posiciones y se unieron a la rebelión.

En enero de 1402 Owain consiguió capturar a su enemigo, el Barón Reginald de Grey, en una emboscada en Ruthyn. Lo retuvo durante un año hasta que recibió un sustancioso rescate por parte del rey Enrique IV. Para pagar su deuda con el monarca, el barón de Grey se arruinó financieramente. En junio de 1402 las fuerzas de Owain se enfrentaron a un ejército dirigido por Sir Edmund Mortimer, el tío del Conde de March en la Batalla de Bryn Glas en el centro de Gales. El ejército de Mortimer resultó derrotado y el propio Sir Edmund cayó en manos de los galeses. Según se dice el ejército de Owain era seguido por mujeres galesas que remataban a los soldados ingleses heridos y mutilaban los cuerpos de los muertos, supuestamente para vengarse por los saqueos y violaciones de los soldados ingleses durante el año anterior. Owain Glyndŵr aceptó liberar a Edmund Mortimer a cambio de un gran rescate, pero en contraste con su actitud hacia el Barón de Grey, el rey Enrique IV se negó a pagar. Se dice que Sir Edmund también ambicionaba el trono de Inglaterra y Enrique no deseaba que quedara libre demasiado pronto. En respuesta al rechazo de su monarca, Sir Edmund negoció una alianza con Owain y se casó con Catrin, una de las hijas de Owain.

También ese mismo año los franceses y bretones ayudaron a los rebeldes galeses en su guerra contra Inglaterra. Los franceses querían utilizar a los galeses de la misma forma que utilizaban a los escoceses como muro de contención de la expansión inglesa. Los corsarios franceses comenzaron a atacar los barcos ingleses en el mar de Irlanda y proporcionaron armas a los galeses. Mercenarios franceses y bretones también estuvieron presentes en los ataques de Owain.

La revuelta se extiende[editar]

El castillo Caernarfon, asediado por Owain Glyndŵr en 1403.

En el año 1403 la revuelta de Owain Glyndŵr se convirtió en un movimiento nacional en Gales. Los partidarios de Owain se extendieron por el oeste y el usar. Recreando la marcha de Llywelyn el Grande en el oeste, Owain marchó por el valle del Tywi. Los asentamientos galeses se alzaban a su paso, y las mansiones y castillos ingleses se rendían o eran conquistados. Finalmente, consiguió ocupar Carmarthen, una de las principales fortalezas inglesas en el oeste, fue ocupada. A continuación Owain dio la vuelta y atacó Glamorgan y Gwent.

El castillo Abergavenny en Gwente fue atacado y su ciudad amurallada incendidada. Owain continuó avanzando por el valle del río Usk hasta llegar a la costa, incendiando Usk y tomando el castillo de Cardiff y el de Newport. Los oficiales del rey informaron que los estudiantes galeses de la universidad de Oxford abandonaban sus estudios para unirse a Owain y los trabajadores y artesanos galeses abandonaban sus oficios en Inglaterra para regresar a Gales en oleadas. Owain también atrajo apoyo de los soldados galeses estacionados en Francia y Escocia. Cientos de arqueros y soldados galeses abandonaron el ejército inglés para unirse a los rebeldes.

En el norte de Gales los partidarios de Owain lanzarón un segundo ataque contra el castillo de Caernarfon, en esta ocasión con apoyo francés, y casi consiguieron capturarlo. En respuesta, Henry de Monmouth, hijo de Enrique IV, atacó y quemó las propiedades de Owain en Glyndyfrdwy y Sychart. Henry Percy (que recibió el apodo de “Hotspur”, espuela caliente) que defendía una política de negociación y apaciguamiento, se pasó al bando de Owain y se rebeló en Cheshire, un bastión de los partidarios del derrocado Ricardo II, y desafió a su primo Enrique IV. Henry de Monmouth, que entonces sólo tenía 16 años, se dirigió al norte para enfrentarse a Henry Percy. El 21 de julio llegó a Shrewbury, justo antes que Percy, obligando a los rebeldes a acampar fuera de la ciudad. El hijo del rey atacó de inmediato, provocando la Batalla de Shrewsbury, para evitar que Henry Percy y los rebeldes se unieran al Conde de Northumberland, que también acudía a la ciudad. De esta forma el príncipe Henry fue capaz de luchar contra los rebeldes antes de que reunieran todas sus fuerzas y en un terreno de su elección. La batalla se prolongó durante todo el día y Henry de Monmouth resultó herido en la cara por una flecha, pero continuó luchando contra sus hombres. Cuando se extendió la noticia de que Henry Percy había muerto, la resistencia de los rebeldes comenzó a flaquear y derrumbarse. Al terminar el día la rebelión de Percy había terminado. Más de 300 caballeros habían muerto y unos 20.000 hombres habían resultado muertos o heridos.

En 1404 Owain capturó y fortificó los castillos de Harlech y Aberystwyth. Ansioso de mostrarse como un gobernante capaz y serio, celebró cortes en Harlech y nombró al astuto y brillante Gruffydd Young como su canciller. Poco después también convocó su primer parlamento (o más propiamente un Cynulliad o asamble) de todo Gales en Machynlleth, donde fue coronado Owain IV de Gales y anunció varias medidas de gobierno. Declaró su intención de crear un reino independiente de Gales con un parlamento y una iglesia galesa separados de Inglaterra. Ordenaría construir dos universidades nacionales (una en el sur y otra en el norte) y restablecería la ley tradicional de Hywel Dda. Varios eclesiásticos y destacados miembros de la sociedad galesa acudieron a su convocatoria. La resistencia inglesa fue reducida a unos pocos castillos aislados y ciudades amuralladas.

El Contrato Tripartito y el Año de los Franceses[editar]

El sello de Owain Glyndŵr.

Owain Glyndŵr demostró su nueva posición negociando el “Contrato Tripartito” con Edmund Mortimer y el Conde de Northumberland. En el Contrato se acordaba dividir Inglaterra y Gales entre los tres. Gales se extendería hasta el el río Severn y el río Mersey, anexionado la mayor parte de Cheshire, Shropshire y Herefordshire. Los Señores de March de la familia Mortimer se quedarían con todo el sur y el oeste de Inglaterra y Thomas Percy, Conde De Worcester, se quedaría con el norte de Inglaterra. La mayoría de los historiadores consideran este “Contrato Tripartito” como una simple fantasía. Sin embargo, debe recordarse que a principios de 1404 la situación era muy favorable para Owain. Las comunidades inglesas en la frontera con Gales se encontraban debilitadas y estaban alcanzando acuerdos con los rebeldes galeses. Se rumoreaba que los antiguos aliados del rey Ricardo II enviaban dinero y armas a Gales y que los monjes cistercienses y franciscanos del país estaban recogiendo fondos y donaciones para apoyar la rebelión. Por otra parte, la rebelión de los partidarios de Ricardo II todavía era viable, a pesar de la muerte de Henry Percy. De hecho, la rebelión iniciada por Percy no terminó completamente hasta 1408, cuando el Sheriff de Yorkshire derrotó al Conde de Northumberland en Bramham Moor. Independientemente de que el Contrato Tripartito fuera una fantasía o no, Owain estaba beneficiándose de la convulsa situación política.

En el frente internacional la situación también era favorable para Owain Glyndŵr. Aunque las negociaciones con los escoceses e irlandeses no fructificaron, Owain tenía la esperanza de mantener el apoyo de franceses y bretones. Owain envió a su canciller Gruffydd Young y a su cuñado John Hanmer a Francia para negociar un tratado. El resultado fue la promesa forma de ayuda para los rebeldes galeses. El efecto inmediato de estas negociaciones parece haber sido que un ejército combinado de galeses, franceses y bretones asediaron el castillo Kidwelly. Los galeses también contaron con el apoyo tibio de escoceses e irlandeses, que viajaron a Gales mediante una flota proporcionada por Francia. Los escoceses atacaron la península de Llyn en 1400 y 1401. En 1401 una escuadra bretona derrotó a los ingleses en el Canal de la Mancha y devastó Jersey, Guernsey y Plymouth, mientras los franceses desembarcaban en la isla de Wight. En 1404 una flota francesa incendió Dartmouth y devastó la costa de Devon.

1405 fue el “Año de los Franceses” en Gales. En el continente los ejércitos franceses presionaban las posesiones inglesas en el continente europeo, invadiendo Aquitania. De forma simultánea, en el oeste de Gales desembarcó un ejército francés de 2.800 caballeros y soldados dirigidos por Jean de Rieux, un noble bretón y mariscal de Francia. Por desgracia no obtuvo un suministro de agua potable y muchos de sus caballos de guerra murieron. Tampoco había traído un equipo de asedio efectivo. Jean de Rieux se unió al ejército de Owain y juntos tomaron la ciudad de Haverfordwest, pero no consiguieron conquistar el castillo. A continuación siguieron avanzando, reconquistando eCarmarthen y asediando Tenby. Sus siguientes objetivos han sido muy discutidos. El ejército franco-galés atravesó el sur de Gales (y de acuerdo con la tradición local) invadió Inglaterra, avanzando por Herefordshire y Worcestershire. Se encontraron con elejército inglés al oeste de Great Witly, a unos 10 km de Worcester. El ejército de Enrique IV se posicionó en Abberley Hill al sur mientras Owain situaba sus tropas en Woodbury Hill al norte (en la actualidad se la conoce localmente como colina de Owain). Los ejércitos permanecieron acampados sin decidirse a atacar durante ocho días y nunca llegaron a entrar en batalla. Por razones que nunca han sido claras, ambos bandos decidieron retirarse. Según la teoría principal la estrategia de Enrique IV consitió resistir durante días intimidando al ejército galés, hasta que éste último, necesitado de suministros, se vio obligado a retirarse a Gales.

Aunque durante el resto del año continuaron llegando más soldados franceses, ante la falta de resultados decisivos, y ante la necesidad de más tropas en el continente, el rey francés retiró sus tropas de Gales.

El declive de la rebelión[editar]

En el año 1406 la mayoría de las tropas francesas se habían retirado y en París, la corte del rey Carlos VI estaba dispuesta a firmar la paz con Inglaterra. Ni siquiera la carta de Owain al rey Carlos VI de Francia y al Papa Benedicto XIII de Aviñón, prometiendo cambiar la alianza de la iglesia galesa de Roma a Aviñón, obtuvo resultados. Las alianzas internacionales de los rebeldes galeses retiraron sus apoyos.

Los rebeldes también comenzaron a tener otros problemas. A principios de año los ejércitos de Owain fueron derrotados en Grosmont y Usk en la Batalla de Pwll Melón. Aunque resulta difícil conocer las maniobras militares de esas batallas, parece que el príncipe Henry de Monmouth o posiblemente Sir John Talbot, consiguieron dañar significativamente a varios grupos incursores dirigidos por Rhys Ghetin (“Rhys el moreno”) y el hijo mayor de Owayn, Gruffydd Glyndŵr. El resultado de estas batallas no está claro pero parece que Rhys resultó muerto en Grosmoth y Gruffydd fue capturado en Usk. Gruffydd fue enviado a la Torre de Londres y murió seis años después en prisión. El rey Enrique IV empleó tácticas cada vez más brutales, decapitando a más de 300 prisioneros galeses ante el castillo de Usk. John ap Hywel, abd del monasterio cisterciense de Llantarnam fue asesinado durante la Batalla de Usk mientras administraba los sacramentos a los muertos y heridos de ambos bandos. Ese mismo años los ejércitos ingleses se apoderaron de la isla de Anglesey desde Irlanda, eliminado la resistencia galesa a finales de año.

Al mismo tiempo los ingleses comenzaron a adoptar nuevas estrategias, en lugar de concentrarse en las expediciones de castigo, el joven príncipe Henry Monmouth impuso una táctica de bloqueo económico. Utilizando los castillos que permanecían bajo el control inglés comenzaron a reconquistar Gales impidiendo el comercio y la llegada de armas. En 1407 esta estrategia comenzó a surtir efecto. En marzo de 1000 hombres de Flintshiere se presentaron ante el juez del condado y aceptaron pagar una multa comunal por su apoyo a Owain Glyndŵr. Poco a poco la misma situación comenzó a repetirse por todo Gales. En julio el Conde de Arundel pacificó la zona alrededor de Oswestry y Clun, y uno por uno los señores locales comenzaron a rendirse. En verano, el castillo de Owain en Aberystwyth fue asediado y en otoño se rindió. En 1409 se rindió el castillo Harlech. Varios enviados galeses fueron enviados a Francia en busca de ayuda, pero no obtuvieron respuesta. Gruffydd Young intentó conseguir el apoyo de Escocia pero tampoco obtuvo resultados. Sir Edmund Mortimer murió en la batalla final y Margaret, la mujer de Owain, junto con sus dos hijas, y tres nietas fueron tomadas prisioneras y encarceladas en la Torre de Londres. Todas murieron en prisión antes de 1415.

Owain había conseguido permanecer libre, pero de nuevo se convirtió en un rebelde perseguido. La revuelta que había iniciado comenzó a desmoronarse. En 1410 Owain y sus seguidores intentaron una última incursión en Shropshire. Muchos de sus comandantes más leales estaban presentes. Fue un intento suicida, pues la incursión fracasó estrepitosamente y muchos de los líderes rebeldes fueron capturados. Rhys Ddu (“Rhys el Negro”) de Cardigan, uno de los comandantes más fieles de Owain fue capturado y ejecutado en Londres, junto con Philip Scudamore y Rhys ap Tudor. Sus cuerpos fueron despedazados y sus cabezas expuestas en público.

En 1412 Owain capturó y posteriormente liberó a Dafydd Gam (“David el Torcido”), un partidario galés del rey Enrique IV en una emboscada en Brecon. Sin embargo, fueron la última victoria de la revuelta. También fue la última ocasión en que los enemigos de Owain lo vieron con vida. En 1414 surgieron rumores en Herefordshire de que Sir John Oldcastle, un líder lolardo, se estaba comunicando con Owain Glyndŵr. Los ingleses enviaron refuerzos a los principales castillos del norte y el sur de Gales. Bandidos y proscritos que habían participado en al rebelión permanecieron activos durante varios años en Snowdonia.

Pero cuando la revuelta galesa finalizaba, el rey Enrique IV murió en 1413 y su hijo Enrique V comenzó a adoptar una política más conciliadora hacia los galeses. Se ofrecieron amnistías y perdones reales a los principales líderes de la revuelta y a otros oponentes al gobierno de Enrique IV. En un gesto simbólico y piadoso, el cuerpo del depuesto Ricardo II fue enterrado en la abadía de Westminster. En 1415 Enrique V ofreció el perdón real a Owain Glyndŵr, mientras se preparaba para la guerra con Francia. Existen evidencias de que Enrique V estaba negociando con Maredudd Glyndŵr, el hijo de Owain, pero no obtuvo resultado. En 1416 al propio Maredudd se le ofreció el perdón real, pero también lo rechazó. Quizás su padre seguía vivo y no estaba dispuesto a aceptarlo. Finalmente Maredudd aceptó el perdón en 1421, sugiriendo que Owain finalmente había muerto. Algunas evidencias, sugieren, en la poesía del bardo galés Llawdden, por ejemplo, que unos pocos rebeldes continuaron luchando después de 1421 bajo el liderazgo de Phylib ap Rhys, yerno de Owain.

Los Anales de Owain Glyndŵr tomados del manuscrito medieval “Panton MS. 22”, finalizan en el año 1422. En la última entrada sobre el rebelde galés se lee:

1415 – Owain [Glyndŵr] se ocultó en el Día de San Mateo en Harvest (21 de septiembre) y desde entonces se desconoce su paradero. Muchos afirman que ha muerto, pero algunos testigos afirman que no.

Desaparición y legado[editar]

Estatua de Owain Glyndŵr en Corwen, Denbighshire.

No existen datos fiables sobre Owain a partir de 1412. A pesar de que se ofrecían enormes recompensas por su cabeza, nunca fue capturado ni traicionado. Rechazó las amnistías y perdones reales. Según tradición cuando murió fue enterrado en su propiedad de Sycharth o en las propiedades de los maridos de sus hijas –Kentchurch en el sur de Herefordshire o Monnington en el oeste de Herefordshire, irónicamente, ambas localizaciones en Inglaterra. La hija de Owain, Alys Glyndŵr, se había casado en secreto con Sir John Scudamore, el Sheriff de Herefordshire. De alguna forma consiguió sobrevivir a la rebelión y mantenerse en su puesto. También se rumoreó que al final Owain se había retirado a Kentchurch. En su libro The Mistery of Jack of Kent and the Fate of Owain Glyndŵr, Alex Gibbon afirman que el héroe local Jack de Kent, también conocido como Siôn Cent –emparentados con la familia Scudamore- era de hecho el propio Owain Glyndŵr. Gibbons señala varias semejanzas entre Siôn Cent y Glyndŵr (incluyendo su apariencia física, edad, educación, carácter) y afirma que Owain pasó sus últimos años en compañía de su hija Alys, haciendo pasar por un viejo fraile franciscano amigo de la familia. Muchos relatos y leyendas populares muestran a Owain disfrazándose para confundir a sus enemigos durante la rebelión.

Sir John Donne (fallecido en 1503) fue nieto de John Scudamore y Alys Glyndŵr. Fue un cortesano partidario de la Casa de York, diplomático y soldado, que a partir de 1485 ocupó un lugar en la corte de Enrique VII de Inglaterra. A través de la familia Donne muchas destacadas familias inglesas desciende de Owain Glyndŵr, incluyendo a la familia De Vere, condes de Oxford y la familia Cavendish, duques de Devonshire.

En el año 2006 Adrien Jones, presidente de la Sociedad Owain Glyndŵr dijo: Hace cuatro años visitamos a un descendiente directo de Glyndŵr [Sir John Scudamore]] en Kentchurch Court, cerca de Abergavenny. Nos llevó a Monnington Straddel, en Herefordshire, donde vivió Alice [Alys]], una de las hijas de Owain Glyndŵr. Nos dijo que [Owain] pasó allí sus últimos días y murió. Fue un secreto familiar durante 600 años e incluso la madre de Sir John, que murió poco antes de que la visitáramos, se negó a revelar el secreto. Incluso hay un túmulo en Monnington Straddel, donde se cree que fue enterrado.[1]

A Owain Glyndŵr se le ha atribuido la paternidad de los siguientes hijos:

  • Gruffydd ab Owain Glyndŵr
  • Madog ab Owain Glyndŵr
  • Maredudd ab Owain Glyndŵr
  • Tomas ab Owain Glyndŵr
  • Siôn ab Owain Glyndŵr
  • Dafydd ab Owain Glyndŵr
  • Ieuan ab Owain Glyndŵr
  • Alys ferch Owain Glyndŵr
  • Margaret ferch Owain Glyndŵr
  • Isabel ferch Owain Glyndŵr
  • Jonet ferch Owain Glyndŵr
  • Catrin ferch Owain Glyndŵr
  • Elizabeth ferch Owain Glyndŵr
  • Gwenllian ferch Owain Glyndŵr
  • Jane ferch Owain Glyndŵr

A Owayn Glyndŵr también se le atribuyen los siguientes hermanos:

  • Gruffydd ap Gruffudd Fychan, posiblemente su hermano mayor, muerto antes de 1370
  • Tudor ap Gruffudd Fychan, Señor de Gwyddelwern
  • Isabel ferch Gruffudd Fychan
  • Margaret ferch Gruffudd Fychan
  • Lowri ferch Gruffudd Fychan

Consecuencias de la rebelión de Gales[editar]

En 1415 el dominio inglés regresó a Gales. Los principales rebeldes estaban muertos, encarcelados o empobrecidos debido a enormes multas. Pocas familias o parroquias galesas no había sido afectadas por la rebelión de alguna forma. El coste en pérdidas humanas, destrucción física y vidas arruinadas fue enorme. Gales, que ya antes de la revuelta era una zona empobrecida de Inglaterra, resultó todavía más empobrecida por los saqueos de todos los bandos, el bloqueo económico y las multas comunales. Los testimonios de los viajeros de la época hablan de castillos en ruinas, como el de Montgomery, y abadías destruidas, como las de Strata Florida y Abeeycwmhir. Los mercados de muchas ciudades fueron abandonados y el comercio galés había prácticamente desaparecido. Tierras de cultivo ahora eran yermos en barbecho sin nadie que las trabajara. En una fecha tan tardía como 1492 un oficial del rey de Glamorgan todavía culpa a la devastación producida por la revuelta por los escasos tributos recogidos ese año.

Muchas familias prominentes terminaron arruinadas. En 1411 John Hanmer declaró que la pobreza era la causa por la que no podía pagar las multas que le habían sido impuestas. Los Tudor perdieron sus dominios en Anglesey y el noroeste de Gales, y la familia parecía arruinada hasta que Maredudd, el tercer hijo de la familia, emigró a Londres en busca de nueva fortuna. El destacado Henry Dwn, que con franceses y bretones había asediado el castillo de Kidwelly en 1403 y 1404 aceptó el perdón del rey y una multa por rebelarse. Sin embargo, de alguna forma consiguió evitar el pago. Durante muchos años después de su rendición y a pesar de las prohibiciones oficiales, alojó a rebeldes huidos, impuso varias multas a los vasallos que no le habían apoyado, recorrió el país con su séquito e incluso conspiró para asesinar al juez del rey. Sin embargo, su nieto luchó junto al rey Enrique V en 1415 en la Batalla de Agincourt. Sin embargo, otros nobles no resultaron tan afortunados. Muchos seguidores de Owain terminaron exiliándose. Otros simplemente no encajaron en el nuevo orden. Henry Gwyn (“Henry el Blanco”) –heredero del señorío de Llansteffan- dejó Gales para siempre y murió al servicio del rey de Francia enfrentándose a sus antiguos camaradas en Agincourt. Gruffydd Young también terminó en el exilio. En 1415 se encontraba en París. Vivió otros 20 y fue nombrado primero Obispo de Ross, en Escocia y posteriormente de Hippo, en el Norte de África.

Legado moderno[editar]

Boceto de Owain Glyndŵr por William Blake.

Fuera de Gales Owain Glyndŵr es recordado con el aspecto de su caricatura “Owen Glendower” en la obra de Shakespeare, Enrique IV, un excéntrico galés que afirma poder invocar a los espíritus de las profundidades, y posee ciertos elementos místicos. Owen Glendower es un hombre salvaje y exótico, un hombre gobernado por la magia y sus emociones en contraste con el lógico y pragmático Hotspur (Henry Percy).

Tras la muerte de Owain Glyndŵr hubo poca resistencia galesa al dominio inglés hasta que en el siglo XVI, la dinastía Tudor, de origen galés, permitió que muchos galeses ascendieran en la sociedad galesa. Estos nobles consideraban que la revuelta de Owain había sido una catástrofe para Gales.

No fue hasta el siglo XIX que la reputación de Owain Glyndŵr fue revitalizada. El movimiento Cymru Fydd (Joven Gales) lo recreó como el padre del nacionalismo galés. El descubrimiento del Gran Sello de Owain y sus cartas a los francesas en la Bibliotheque Nationale de Francia ayudó a revisar su imagen histórica como un líder de importancia local. Durante la Primera Guerra Mundial, el Primer Ministro David Lloyd George, de origen galés, inauguró una estatua en su honor en el ayuntamiento de Cardiff, así como una postal en la que se mostraba a Owain en la Batalla de Mynyd Hyddgen. La memoria popular de Gales siempre lo ha mantenido en alta estima y casi cada parroquia galesa tiene sus propias leyendas o anécdotas locales sobre Owain.

Owain Glyndŵr se unió a la larga lista de los rebeldes que se resistieron al dominio inglés sobre las Islas Británicas, y ha sido recordado como un héroe nacional en Gales, junto con el rey Arturo y numerosos grupos han adoptado su simbolismo para defender la independencia o el nacionalismo en Gales. Por ejemplo, durante la década de 1980, un grupo que se hacía llamar Meibion Glyndŵr, reclamó la autoría de haber quemado varias casas de vacaciones inglesas en Gales. Sin embargo, quizás irónicamente, Owain Glyndŵr era en parte inglés. Según las leyendas galesas, si Gales vuelve a ser amenazado, se levantará de su lugar de descanso para defender su tierra, de una forma similar al rey Arturo. La creación de la Asamblea Nacional de Gales tras el referéndum de 1997 propició la celebración en todo Gales del 600 aniversario de la revuelta en el año 2000. Se emitieron varios sellos con su efigie, se le dedicaron calles, parques y plazas públicas por todo Gales. El estandarte personal de Owain –que combinaba los estandartes de Powys y Deheubarth- comenzó a extenderse por Gales, especialmente en los partidos de rugby contra los ingleses. Se ha iniciado una campaña para convertir el 16 de septiembre, el día en que Owain alzó su estandarte en rebeldía, como fiesta nacional en Gales. Un premio nacional de arte y literatura el Glyndŵr Award, fue creado en su honor. En el año 2007 The Manic Street Preachers, un grupo musical galés de música popular escribió la canción “1404” en honor de Owain Glyndŵr. Ese mismo año una estatua de Owain Glyndŵr a caballo fue colocada en la plaza de Corwen, para conmemorar su vida e influencia en la zona. Asimismo, existe una senda turística conocida como Glyndŵr's Way, que recorre Gales cerca de los lugares en los que vivió.

Ancestros[editar]

 
 
 
Bleddyn ap Cynfyn
m.1075
 
 
 
Rhys ap Tewdwr
m. 1093
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Maredudd ap Bleddyn
m.1132
 
 
 
Gruffudd ap Rhys
m. 1137
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Madog ap Maredudd
m.1160
 
 
 
Rhys ap Gruffudd
(Yr Arglwydd Rhys)

m. 1197
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Gruffudd Maelor I
m.1191
 
 
 
Gruffudd
m. 1201
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
[Madog ap Gruffudd Maelor'
m.1236
 
 
 
Owain
m. 1235
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Gruffudd Maelor II
m.1269
 
 
 
Maredydd ab Owain
m. 1265
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Gruffudd Fychan I
m. 1289
 
 
 
Owain
m. 1275
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Madog Crypl
c. 1275-1304
 
 
 
Llywelyn ab Owain
m. 1308
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Gruffudd
 
 
 
Tomos
m. 1343
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Gruffudd Fychan II
m. antes de 1340
 
 
 
Elen
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Owain Glyn Dŵr
c. 1354-1414

Ficción[editar]

John Cowper Powys, creador de Owen Glendower (1941).

Así como en la obra de Shakespeare, Owain Glyndŵr ha aparecido en otras obras literarias y ha sido el protagonista de varias novelas históricas:

  • John Cowper Powys: Owen Glendower (1941)
  • Edith Pargeter: A Bloody Field by Shrewsbury (1972)
  • Martha Rofheart: Cry 'God for Glendower (1973)
  • Rosemary Hawley Jarman: Crown in Candlelight (1978)
  • Edith Pargeter: A Bloody Field by Shrewsbury
  • Malcolm Pryce: A Dragon to Agincourt - Y Lolfa ISBN 0-86243-684-2
  • Rhiannon Ifans: Owain Glyndwr: Prince of Wales (2003)
  • Rowland Williams: Owen Glendower: A Dramatic Biography and Other Poems (2008)
  • T.I. Adams: The Dragon Wakes: A Novel of Wales and Owain Glyndwr (2012)
  • Maggie Stiefvater: The Raven Boys (2012) and The Dream Thieves (2013)
  • N. Gemini Sasson: Uneasy Lies the Crown: A Novel of Owain Glyndwr (2012)
  • Terry Breverton: Owain Glyndwr: The Story of the Last Prince of Wales (2014)

En 1983 UK TV emitió la película Owain, Prince of Wales, dirigida por James Hill.

Para un estudio de las diversas formas en las que Owain Glyndŵr ha aparecido en la literatura galesa moderna, E. Wyn James escribió Glyndŵr a Gobaith y Genedl: Agweddau ar y Portread o Owain Glyndŵr yn Llenyddiaeth y Cyfnod Modern (Aberystwyth: Cymdeithas Lyfrau Ceredigion, 2007).

Glyndŵr apareció brevemente como un caballero pasado de la palabra y un fantasma que sirve a la Señora en Terry Brooks' Word/Void Trilogy. En los libros, es el antepasado de John Ross.

Glyndŵr apareció como un agente de Light en la novela de Susan Cooper, Silver on the Tree, en la secuencia de The Dark is Rising.

Referencias[editar]

  1. Lloyd, J (1881). The History of the Princes, the Lords Marcher, and the Ancient Nobility of Powys Fadog (en inglés) 1. Londres: T. Richards. p. 197. Consultado el 31 de mayo de 2014. 
  2. Charles Parry (2010). Last mab darogan: the life and times of owain glyn dwr. (en inglés). [S.l.]: Novasys Limited. p. 186. ISBN 978-0-9565553-0-4. 

Bibliografía[editar]

  • J.E. Lloyd, Owen Glendower. Aunque escrito en 1913, este libro continua siendo un clásico.
  • R. Rees Davies, The Revolt of Owain Glyn Dwr (1995) Oxford University Press ISBN 0-19-285336-8
  • Geoffrey Hodge, Owain Glyn Dwr: The War of Independence in the Welsh Borders (1995) Logaston Press ISBN 1-873827-24-5
  • La familia de Owain Glyndŵr. http://www.gbnf.com/genealog3/maytree/html/d0140/I08621.HTM
  • Burke's Peerage & Baronetage, 106th Edition, Charles Mosley Editor-in-Chief, 1999. pp.714, 1295
  • Jon Latimer, Deception in War, (2001), John Murray, pp.12-13.

Enlaces externos[editar]