Orlando Bosch Ávila

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Orlando Bosch Ávila (nacido el 18 de agosto de 1926 - 27 de abril de 2011) Fue un exiliado cubano, considerado por algunos gobiernos y organizaciones un antiguo terrorista, y agente que en su momento estuvo respaldado por la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA), quien llegaría a ser la cabeza de la Coordinación de Organizaciones Revolucionarias Unidas (CORU), la cual sería posteriormente descripta por el FBI como “el paraguas de una organización terrorista anticastrista”.[1]

El ex fiscal general de justicia estadounidense Dick Thornburgh llegaría a definir a Bosch como un “terrorista no arrepentido”[2]

Ha sido acusado de haber formado parte de la Operación Cóndor (más conocida como Plan Cóndor, que coordinaba las actividades represivas de las dictaduras militares derechistas del Cono Sur durante la década de 1970, respecto de la insurgencia armada marxista o de aquellos sospechosos de tener ideas izquierdistas. Además del atentado terrorista contra el vuelo 455 de Cubana del 6 de octubre de 1976, el cual provocó la muerte de las 73 personas a bordo, incluyendo al equipo cubano de esgrima y cinco norcoreanos. Se ha alegado que la planeación de este último ataque fue realizada en una reunión que tuvo lugar en Washington DC durante ese mismo año de 1976, a la cual asistieron Bosch, Luis Posada Carriles, y un ex agente estadounidense de la DINA chilena durante el régimen militar de Augusto Pinochet, Michael Townley. Posteriormente se sugeriría que durante ese mismo encuentro se había realizado la planificación del asesinato (en la misma capital estadounidense) del exiliado chileno Orlando Letelier, quien fuese ministro durante el mandato (1970-1973) del derrocado y fallecido presidente marxista Salvador Allende Gossens.

Historia[editar]

Orlando Bosch se puso en contacto con la CIA en 1962 y en 1963, como esa propia agencia de inteligencia lo ha históricamente reconocido, y así consta en el Archivo de Seguridad Nacional (National Security Archive) estadounidense.[3] En esos tiempos, Bosch era el coordinador general del Movimiento Insurreccional de Recuperación Revolucionaria (MIRR). Fue miembro del grupo anticastrista Operación 40.

Por su parte, el investigador belga Marcel Dehaeseleer cree que Orlando Bosch es “el hombre de piel oscura” sentado al lado del “hombre del paraguas” en la famosa filmación realizada por Abraham Zapruder del magnicidio del presidente John F. Kennedy en la ciudad de Dallas (estado de Texas) el 22 de noviembre de 1963.[4] Bosch testificó ante el Comité Selecto de la Cámara sobre Asesinatos (House Select Committee on Assassinations) estadounidense que él se encontraba en su casa de Miami cuando el entonces presidente estadounidense fue asesinado.

Orlando Bosch ingresó a Venezuela a mediados de septiembre de 1976, bajo la protección del entonces presidente Carlos Andrés Pérez (también conocido por sus iniciales CAP), según el NSA.[5] . Un documento de la CIA describía una recolección de fondos de 1.000 dólares que había tenido lugar en la capital venezolana de Caracas entre el 22 de septiembre y el 5 de octubre de 1976, para contribuir a financiar las actividades (terroristas) de Orlando Bosch. El informante citó a Bosch haciendo una oferta a algunos funcionarios venezolanos para FORGO actos de violencia en los Estados Unidos, cuando CAP visitó el edificio de las Naciones Unidas (situado en Nueva York) en noviembre de ese año, “en compensación por una sustancial contribución en efectivo a la organización de Bosch”.

También Bosch fue oído afirmando: “Ahora que nuestra organización ha salido bien del trabajo de Letelier, vamos a tratar de hacer algo más”. Varios días después, se llegaría a informar que “vamos a atacar un avión cubano” y que “Orlando tiene los detalles”. (Tanto las afirmaciones de Bosch como las de Posada fueron citadas en un informe del 18 de octubre de 1976 al entonces Secretario de Estado -canciller- Henry Kissinger, depositado en el Archivo de Seguridad Nacional recién el 17 de mayo de 2005).

Funcionarios judiciales del área metropolitana de Miami vincularon a Bosch con algunos atentados dinamiteros, incluyendo una explosión en las oficinas de Mackey Airlines en 1977, luego de que esa aerolínea anunciase planes de reanudar sus vuelos a Cuba.[6]

Atentado al vuelo 455 de Cubana de Aviación[editar]

El 6 de octubre de 1976, el Douglas DC-8 que realizaba el vuelo 455 de Cubana fue destruido en un atentado terrorista poco después de haber despegado, supuestamente mediante la explosión de una bomba que habría sido colocada en el baño de la aeronave. Las 73 personas a bordo de la misma, entre pasajeros y tripulación, murieron en el ataque. Entre los primeros se hallaban los entonces jóvenes miembros del equipo nacional cubano de esgrima, además de cinco individuos norcoreanos (cuatro funcionarios del régimen comunista de Kim Il Sung y un camarógrafo). A la planificación de ese ataque habrían concurrido Luis Posada Carriles y el estadounidense Michael Townley (quien en ese entonces era agente de la DINA pinochetista, involucrado también en el atentado mortal contra el ex ministro chileno Orlando Letelier, ocurrido en Washington DC en ese mismo año). Bosch estuvo encarcelado en Venezuela durante un tiempo[cita requerida], esperando ser juzgado por el rol que supuestamente había desempeñado en el ataque terrorista, pero finalmente nunca resultaría condenado por esas acusaciones.

Arresto y posterior liberación[editar]

En 1968, Bosch fue arrestado en la Florida por haber atacado un carguero polaco con un rifle sin retroceso de 57 mm (En ese momento Polonia se encontraba sometida a un régimen comunista prosoviético, que Bosch consideraba que contribuía a sostener al gobierno cubano que él tanto odiaba). Debido a ese incidente fue condenado a 10 años de prisión.

En 1987, aproximadamente una década después del atentado al vuelo 455, Bosch quedó libre de los cargos que e le habían imputado en Venezuela y así pudo viajar a los Estados Unidos, asistido por el entonces embajador de los EE.UU. en Venezuela, Otto Reich. Allí fue finalmente detenido debido a la violación de los términos de su libertad condicional. Bosch estuvo detenido en los Estados Unidos durante seis meses hasta que, una vez que los cargos contra él hubieron caído, pudo vivir libremente en ese país. Varios asumen que fue perdonado por el ex presidente estadounidense George Bush.[7]

Bosch sólo fue liberado después de que algunos influyentes miembros de la derechista comunidad cubano-estadounidenses presionasen al gobernador del estado de la Florida, John Ellis “Jeb” Bush (hermano del ex presidente estadounidense George W. Bush, para que su padre interviniese en representación de Bosch.[8] Aunque varios países han pedido la extradición de Bosch, el continúa libre en los Estados Unidos.

La presión política para otorgar un perdón a Bosch comenzó durante una campaña congresista dirigida por Ileana Ros-Lehtinen, ella misma una cubano-estadounidense, bajo la supervisión de su entonces gerente de campaña Jeb Bush.[9]

En la edición del 11 de junio de 2009 del diario oficial del gobierno cubano, el Granma, expresó enojo ante la falta de nuevos cargos criminales contra él, declarando que “meses después del cambio de administración en Washington [en referencia a la asunción del presidente Barack Obama], nada parece hacer cambiado en la república bananera donde el monstruoso Orlando Bosch, el pediatra asesino, duerme pacíficamente en su cama”.[10]

Véase también[editar]

Citas[editar]

  • “Todos los aviones de Castro son aviones de guerra”, en 1987, defendiendo el atentado terrorista de 1976 contra el vuelo 455 de Cubana.
  • “No había inocentes en ese avión”, refiriéndose a las víctimas del ataque anterior.
  • “Ahora que nuestra organización ha salido bien del trabajo de Letelier, vamos a tratar [de hacer] algo más” (En relación al asesinato en Washington DC -mediante la colocación de una bomba debajo de su automóvil- de quien fuera el canciller chileno durante el gobierno del presidente marxista Salvador Allende).

Referencias[editar]

  1. Peter Kornbluh, The Posada File: Part II, National Security Archive, 9 de junio de 2005.
  2. Saul Landau, At our expense: The costly relationship between Jeb Bush and right wing Cuban exiles (“A nuestras expensas: La costosa relación entre Jeb Bush [gobernador de la Florida y hermano del ex presidente George W. Bush] y los exiliados derechistas cubanos”, Transnational Institute, 25 de julio de 2002.
  3. Artículo específico dentro del National Security Archive, en el sitio web de la George Washington University (GWU).
  4. Biografía de Dehaeseleer
  5. Artículo al respecto en el National Security Archive, en el sitio de la GWU.
  6. Bosch absolved (“Bosch absuelto”), The Miami Herald, 27 de septiembre de 1980 (artículo en el sitio web LatinAmericanStudies.org)
  7. Cuban exile could test U.S. definition of terrorist (“Exiliado cubano podría probar la definición de 'terrorista' de los EE.UU.”, The New York Times, 9 de mayo de 2005.
  8. 638 ways to kill Castro (“638 formas de matar a Castro”), Canal 4 Channel 4 de la televisión británica, 28 de noviembre de 2006 (Documental que cubre varios de los intentos de la CIA por eliminar al líder cubano Fidel Castro, un segmento del cual se enfoca en el atentado terrorista que sufriese el vuelo 455 de Cubana).
  9. Terrorist Cuban exile Luis Posada Carriles seeking political asylum in U.S. (“El cubano exiliado terrorista Luis Posada Carriles busca asilo político en los EE.UU.”), en el sitio web izquierdista Democracy now!, 9 de mayo de 2005.
  10. Jean-Guy Allard, And when will Miami's terrorist nest be clared out? (“¿Y cuándo será limpiado el nido de terroristas de Miami?”), Granma Internacional, 11 de junio de 2009.

Enlaces externos[editar]