Origen de los mexicas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La historia del origen de los mexicas se ha construido con base en una simplificación de datos, provenientes de una amplia gama de fuentes, ya sean códices, crónicas u obras compilatorias; estas narran diferentes versiones que no son fáciles de conciliar, pues lo que para una es importante, en otra es posible que ni se mencione, así, personajes y lugares se vuelven confusos. Los historiadores a partir de la era colonial han intentado narrar «una sola versión» de todos los sucesos registrados en las fuentes, esta simplificación ha llegado hasta nuestros días y ahora la conocemos como «historia oficial». Poco a poco los investigadores de las últimas décadas han reflexionado y planteado nuevos enfoques para comprender ese pasado prehispánico y entender la manera en cómo los indígenas escribían su propia historia.

Los avances no siempre son aceptados al mismo tiempo de producirse, incluso muchas veces las instancias oficiales no colaboran en la difusión de los logros. Por otro lado, los investigadores e historiadores actuales han anquilosado una serie de ideas publicadas ya hace tiempo, como se siguen reeditando viejos libros, siguen circulando esas viejas ideas. La comprensión del pasado mexica no debe provenir de un discurso escueto, sin discernimiento y con sucesos milagrosos. Para entender la dimensión de la disparidad aquí se mostrarán las dos versiones, la tradicional y la reflexiva. Esta última como ya se mencionó es una tendencia de autores reconocidos que han revelado información que nos acerca un poco más a conocer hechos más plausibles.

Versión tradicional: El origen en Aztlan[editar]

Según las versiones más difundidas, en Aztlan[1] los mexicas eran parte de los múltiples barrios de esa ciudad. Cansados de vivir allí y guiados por su dios salen con otros grupos, la fecha aceptada de este suceso es 1111. [2]

Los grupos mencionados en el Códice Boturini son chalca, huexotzinca, malinalca, acolhua, tepaneca, tlahuica, xochimilca y cuitlahuaca.[3] Luego de pasar por Teocolhuacan y según algunas fuentes por Chicomoztoc, pasan a establecerse a un lugar donde hay un gran árbol, ahí mientras se disponían a comer el árbol se rompe, poco después los mexicas se separan de los otros grupos por orden de su divinidad y siguen su camino solos.[4]

A continuación en el camino se encuentran con tres personajes chichimecas, Xiuhnel y Mimich son dos de ellos, a los que sacrifican sobre biznagas y mezquites.[5] En este momento es cuando su divinidad los consagra y les cambia el nombre, a partir de entonces dejan de ser «aztecas» para volverse «mexitin». Varias relaciones hacen hincapié en que el grupo tenía costumbres «chichimecas», que eran cazadores-nómadas y se vestían con pieles.[6]

Según otra tradición venían por el occidente y pasan por el Lago de Pátzcuaro, donde algunos de los emigrantes se meten a bañar, los que se quedan en la orilla reciben la «orden» de su divinidad de robarles la ropa y abandonar a los que entraron al agua, los que se quedan dan origen a los tarascos, esta es la segunda división del grupo.[7] Esta tradición cuenta una tercera división, al llegar a Malinalco. Ahí mientras dormían abandonan a Malinalxoch y sus seguidores, ella era hechicera y hermana de Huitzilopochtli.[8]

El Códice Boturini prosigue el relato con su paso por Coatlicamac y Cuextecaichocayan, para de ahí asentarse en Tula por 20 años. De aquí comienza su ingreso al valle de México y la zona de los grandes lagos. Coatepec es mencionado por otras versiones, antes o después de Tula, lugar muy especial pues es ahí donde nace Huitzilopochtli y mata a sus hermanos, Coyolxauhqui y los Centzonhuitznahuas; además se establece un conflicto interno pues a partir de la construcción de una represa una parte del grupo intenta establecerse definitivamente en ese lugar, los instigadores son asesinados y la represa es destruida para continuar con el trayecto.[9]

El segundo lugar al que los historiadores le ponen atención es Chapultepec, [10] según otras versiones es hasta ahí donde son alcanzados por Copil, hijo de Malinalxoch la hechicera, quién pretende destruir a los mexitin y que de hecho no lo logra, al contrario es vencido y sacrificado, su cabeza y su corazón son enterrados en lugares específicos, el corazón de Copil será la simiente del nopal donde se posará el águila, símbolo buscado para fundar su capital. En Chapultepec los mexitin no son bien queridos, se les considera non grato por lo que según las fuentes se forma una coalición que va de cuatro a diez pueblos según la versión que se examine, para expulsarlos en 1299. Aquí los relatos de manera difusa hablan de Huehue Huitzilihuitl, un «tlahtoani» que gobernaba a los mexitin, quién es capturado y sacrificado junto a su familia.

Posterior a la derrota pasan como vasallos a Colhuacan, donde se asientan en el barrio de Contitlan, para luego pasar al llano de Tizaapan. Aquí las versiones orales cuentan como los mexitin ayudan a los colhuas en su guerra contra Xochimilco, por lo que tras su victoria les permiten construir un templo-adoratorio, donde su dios les pide que conviertan en diosa a la hija del gobernante de Colhuacan, Achitometl,[11] quien creía que solo era un ritual de iniciación y cede a su hija, sin saber que en realidad la iban a sacrificar y desollar. Al descubrir el hecho incita a sus súbditos a atacar a los mexitin, quienes se esconden en el Lago de Texcoco, entre los tulares y cañaverales. Acontecen eventos como la fiesta de Tepeilhuitl en Iztacalco y pasan por lugares poco significativos que son preparatorios para la fundación de su ciudad capital, como Mixiuhcan y Temazcaltitlan.

La fundación acontece cuando Huitzilopochtli habla con Cuauhtloquetzqui y le da la primera señal, en medio de dos peñas sale un manantial de agua blanca, de donde a la vez salen peces, ranas y serpientes blancas, además el lugar está cubierto de tulares y plantas blanquecinas. Cuauhtloquetzqui lleva el mensaje a los demás, los cuales van a ver el manantial al día siguiente pero el agua ya no es blanca, forma dos corrientes una roja y otra azul, por un lado peces, ranas y serpientes rojas y por el otro lado animales azules; unos pasos más adelante encuentran el nopal que tiene el nido de un águila, el nido lleno de plumas de colores y huesos de diversas aves, el águila se encuentra devorando una serpiente, los presentes lloran ante el portento, esto acontece en 1325.[12]

¿Por qué no debe verse como una narración históricamente fidedigna?, Es una invención de valor simbólico. De hecho, ya que a partir de 1428 Tlacaélel impulsa una reforma de la historia mexica, buscando que su pasado se adecue a la nueva posición del grupo en la política regional. Esta reforma no busca borrar el pasado, sino realzar su origen y equipararlo a los de las dinastías dominantes, formando así parte de los regímenes zuyuanos, tan propios de las culturas mesoamericanas del posclásico. Se rescribía la historia de acuerdo a eventos sobresalientes o a las necesidades de la clase gobernante de cada época. Así, la información debe cernirse para saber lo que en realidad pasó; analizando las fuentes históricas, encontramos que hay sucesos que se marcan de manera especial, que sobresalen. Continuando con este análisis, reconstruimos la verdadera historia de los mexicas

Versión reflexiva: En busca de un sentido histórico[editar]

Orígenes de los grupos nahuas[editar]

De acuerdo con la tradición mexica, que se remonta a hechos sucedidos entre los siglos XI y XIII, los mexicas eran originarios de una tierra pantanosa llamada Āztlán (= 'Tierra de garzas'). De ahí habrían pasado a Teocolhuacan, también llamado Chicomoztoc Quinehuayan Tzotzompa, pero esta información no es precisa, ya que los relatos responden más a una necesidad ideológico-mítica que a una histórica. Por esa razón, las fuentes documentales de la colonia no responden satisfactoriamente a la interrogante acerca del origen mexica y resulta necesario recurrir a la arqueología y auxiliarmente a la glotocronología o sea al estudio de la evolución lingüística y la etimología.

Expansión del utoazteca, incluye al náhuatl.

Basándose en la información disponible, se sabe que la familia lingüística utoazteca entró en territorio mexicano por los estados de Sonora y Chihuahua. De esta familia de lenguas se deriva el protonáhuatl, antecesor de las variantes de náhuatl moderno. Aunque el protoutoazteca se sitúa en el III milenio a. C., el protonáhuatl se sitúa mucho más tarde, hacia el inicio de la era cristiana, en alguna región de Durango. El léxico reconstruido del protonáhuatl revela que sus hablantes ya eran partícipes de la evolución cultural de Mesoamérica, practicaban la agricultura y probablemente eran sedentarios. Las migraciones nahuas en Mesoamérica transcurrieron entre el siglo III y el siglo XIII. Al final de estas migraciones, el náhuatl era una lengua bien establecida desde el occidente y centro de Mesoamérica hasta tan al sur como Veracruz, Chiapas, el estrecho de Tehuantepec, Guatemala, Cuzcatlán (El Salvador) y Ometepe (Nicaragua).

Por otro lado, se desconoce cuál es la primera cultura arqueológica mesoamericana que debe identificarse a ciencia cierta con los pueblos nahuas. Aunque se sabe que Teotihuacan, del año 100 al 600 de nuestra era, tenía rutas comerciales de la turquesa hacía el norte y de la concha hacía el Pacífico, y que esto, muy probablemente, favoreció la expansión de los grupos nahuas.

Otras culturas interesantes posiblemente nahuas son la cultura Chalchihuites de Durango y Zacatecas, Gran Tunal en San Luis Potosí y a la que provisionalmente llamaremos Coyotlatelco en Guanajuato. La cultura Coyotlatelco es la creadora de los altares de cráneos (tzompantli) y de las esculturas recostadas de Tlaloc (Chac mool), además de una cerámica con características muy especiales denominada de la misma forma. En el ámbito ideológico, también aportarán elementos que distinguirán a las culturas del posclásico. Se supone que este pueblo pudo ser hablante de náhuatl, ya que se conjetura que por el año 800 d. C. esta lengua se distribuía por los estados de Querétaro, Hidalgo, Estado de México y Morelos, teniendo relevancia en el momento de fundar Tula. [13]

Presumiblemente, los grupos nahuas ya estaban familiarizados y habitaban las regiones cercanas del valle de México al terminar el primer milenio de nuestra era. Los datos arqueológicos sugieren que se debe ser cauteloso con las fuentes tradicionales mexicas: en estas, aparecen los mexicas como grupos primitivos de cazadores-recolectores que vestían pieles, no conocían la agricultura, comían carne cruda y provenían de un lugar muy lejano (algunas personas creen que venían de Mexcaltitán, en Nayarit). Su zona originaria era el norte del Estado de México y, probablemente desde el siglo XII, algunos nahuas se autodeterminaban mexitin, que es un nombre genérico similar a otomí, es decir, no indica que viven en una población específica.

Sin duda, la primera civilización importante de la que tenemos cierta certeza de que fuera hablante de náhuatl era la cultura tōltēca. El nombre de la cultura proviene de la tradición de los āztēcas, de acuerdo con la cual la capital de los tōltēcah se llamaba Tōllan (hoy llamada Tula); de hecho, tōltēcatl significa precisamente ‘[habitante] de Tōllan’.

Protohistoria I: Peregrinación y Fundación de Tenochtitlan[editar]

Casi todos los cronistas del siglo XVI y XVII escribieron acerca del origen y la peregrinación del pueblo mexica. Sus obras se basan en documentos prehispánicos que dan diversas versiones, ya que responden a intereses particulares de distintos grupos, a pesar de lo cual son convergentes; incluso algunos cronistas intentaron compendiar las diferentes narraciones. El documento clave o más referenciado es la Tira de la Peregrinación, también llamado Códice Boturini. Un análisis a conciencia de este y otros documentos muestra que los relatos nos narran dos historias al mismo tiempo. Mientras que textualmente dicen que permanecieron en un sitio, estructuralmente expresan algo muy diferente; una historia no oficial se oculta tras el relato popularmente conocido. Tradicionalmente, se cree que la peregrinación termina en el año 1325 con la fundación de Tenochtitlan, pero, como a continuación veremos, la fundación real sucede en 1274.

Más que de peregrinación hay que hablar de migración. A los mexitin los podemos rastrear desde el norte del valle de México, en los alrededores de Tizayocan, Tzompanco y Xaltocan. Se dedicaban a la construcción.[14] Parte de su genealogía proviene de un señor de Tzompanco llamado Tlahuizcalpotonqui, cuya hija, Tlaquilxochitzin, se casó en 1226 con el séptimo caudillo mexi Tozcuecuextli [15] descendiente de Cuauhtlequetzqui, fundador de una dinastía de caudillos (cuauhtlahtoqueh), según Chimalpain. Se conoce la siguiente relación de sucesores:[16]

Tozcuecuextli, al parecer, emigra al sur, asentándose en los alrededores de la Sierra de Guadalupe, región de donde se extraía andesita y otros materiales que eran vitales para la construcción. Pidió permiso a Tlohtzin, señor de Tenayocan, para fundar Huixachtitlan en 1240,[17] a la que hay que considerar como la primera capital de los mexitin y su punto de origen. A Tozcuecuextli lo acompañaba el célebre sacerdote (Tetzauhteotl teomama) Huitziltzin, quien nació, al parecer, en 1195 en Tizayocan,[18] y murió tal vez en la guerra de 1247; después, sus restos serían venerados con el nombre de Huitzilopochtli.

De Huixachtitlan, los mexitin comienzan una dispersión por las ciudades ribereñas del lago de Texcoco, construyendo palacios y obras hidráulicas en los tlahtocayotl de Azcapotzalco, Colhuacan y sus pueblos dependientes.[19]

En 1245 estalla la guerra entre Tenayocan y Colhuacan, siendo derrotados estos últimos.[20] Los mexitin aprovechan este momento para establecer alianzas; así, entre 1246 y 1250, la hija de Huitzilatl -un caudillo mexi- llamada Azcaxotzin se casa con un príncipe colhuacano de nombre Acxocuauhtli,[21] estableciendo una clara relación de convivencia entre los dos grupos desde este pasado remoto. De esta unión nacen Coxcox y Xihuitltemoc, que serán gobernantes Colhuas.,[22]

Otro suceso interesante acontece en 1247: pelean los mexitin contra Pantitlan, probablemente por el control de la extracción de roca en la zona norte. En esta guerra muere un personaje que era apreciado: Tecpatzin (también llamado en las fuentes Tecpoyotl y Tecpayotl); cuenta la leyenda que en su honor nombraron a la ciudad cercana a la batalla Tecpayocan.[23]

1274/Tenochtitlan 1376

En 1272 muere Tozcuecuextli y le sucede Huehue Huitzilihuitl,[24] quien en 1274 decide cambiar la capital a un lugar estratégico para la distribución del material para la construcción,[25] al norte del islote de México que para entonces no tenía nombre, frente al de Tlatelolco que en aquel entonces nombraban Xaltelolco. Además, con esta decisión, pasan a formar parte del reino de Azcapotzalco, que era el más estable y poderoso en los valles de México, Toluca y de Ixtlahuaca.[26]

Protohistoria II: Sucesos después de la fundación[editar]

Con la fundación de su nueva capital, Huixachtitlan pasa a segundo plano y se nombra a Acipac como su señor. Este era un hijo de Cipayac que, junto con Xiuhcaque, hizo el primer censo de los mexitin al fundar su primera capital.[27] Para este momento, familias de mexitin vivían principalmente en las ciudades de Azcapotzalco, Coyoacan, Chapoltepec, Itztapalapa, Colhuacan y Xochimilco.[28]

Chapultepec era un sitio clave; durante siglos, había sido punto de intercambio y se encontraba bajo el control de los tepanecas y tolocas. Además de sus abundantes recursos, y entre ellos sus manantiales.

Interesados en tomar el control del lugar y guiados por Cuauhtlequetzqui, un magnífico capitán, deciden atacar a los tolocas-malinalcas-texcaltepecas en 1281,[29] logrando la victoria al capturar al capitán de su ejército, de nombre Copil, y cuya mujer, Xicomoyahualtzin, pasó a ser de Cuauhtlequetzqui con él que engendró a Cohuatzontli,[30] aunque no lograron el control total de la población.

Los de Teotenanco tratan de reconquistar Chapultepec en 1285, pero son derrotados, dando paso al control de los mexicas-chapoltepecas en los alrededores del cerro, aunque muere en la batalla Cuauhtlequetzqui.[31] De aquí continúan su expansión por los lagos del sur y la península de Santa Catarina, hasta el poblado de Tlapitzahuayan, que era tributario de Chalco.[32]

Ciertamente, al ver que los mexitin cobraban fuerza e importancia, Colhuacan y Chalco buscan aliarse con Huixton, señor de Xaltocan, para atacarlos. Esto sucede en 1299, cuando, prácticamente, son arrasados de Chapoltepec, es capturado su tlahtoani-cuauhtlahto Huehue Huitzilihuitl junto a sus hijas Chimalxochtzin y Tozpanxochtzin, que es llevada a Xaltocan para su sacrificio; la primera es exhibida desnuda y humillada en Colhuacan, donde posteriormente es sacrificada junto a su padre. A Huitzilihuitl solo le sobreviven otra hija, Cohuaxochtzin, y un hombre, Acolnahuacatl.[33]

Año 2-Carrizo (1299), modificado del Códice Boturini.

Coxcox de Colhuacan les impone a Ilancueitl, una de sus princesas como reina, que rige duramente por 47 años,[34] aproximadamente. Mientras tanto, acontecen muchas cosas; primero, en 1302, Coxcox utiliza a los mexitin contra Xochimilco, obteniendo la victoria; por consiguiente, son «liberados» del yugo colhua.[35] Esto da origen a un sentimiento nacionalista, a tal grado que comienzan a llamar a su ciudad México con el sentido de lugar de los mexitin.[36] Poco a poco, su gentilicio cambia a mexicatl (como los llamaremos de aquí en adelante).

Al morir Coxcox en 1307, se implanta un caudillaje que gobierna hasta 1323.[37] Por otro lado, el hecho de que tuvieran una reina colhua no les gustó a los de Azcapotzalco, que por primera vez atacan México en 1318.[38]

El esposo de Ilancueitl, Huehue Acamapichtli, es elegido tlahtoani de Colhuacan en 1323, propiciando un mejor ambiente para el desarrollo de la capital mexica. A pesar de esto, en 1337 una fracción se separa y se establece en la isla norte, a la que le cambian el nombre a México-Tlatelolco.[39] Con el apoyo de Azcapotzalco, obtienen un príncipe tepaneca; así, Epcoatzin Teuhtlehuac es su primer tlahtoani, que gobierna hasta 1379.[40]

A la muerte de Huehue Acamapichtli en 1336 le sucede Achitomecatl II.[41] Ilancueitl no concuerda con la elección del nuevo gobernante y años más tarde, en 1344, decide atacarlo,[42] siendo irónicamente Colhuacan el primer pueblo sujeto y tributario de los mexicas.

En 1347 Ténoch es elegido como Teyacanqui (guía del pueblo),[43] asume el poder intentando instaurar un nuevo orden; cambia la ciudad al centro de la isla y específica una distribución que trascenderá históricamente; estrecha la relación con Azcapotzalco e impone a Nauhyotl teuctli como señor de Colhuacan;[44] durante su regencia, se realiza la primera ceremonia del Fuego Nuevo en el Cerro de la Estrella, en Iztapalapa.[45] Aunque su aportación más importante será póstuma, ocurrida en 1363, quedando la ciudad sin señor por tres años.[46]

Por fin, en 1366 es elegido Acamapichtli, pero no como tlahtoani, sino como cihuacoatl.[47] Al año siguiente, sube al trono Tezozómoc en Azcapotzalco.[48] Inmediatamente, este Hueyi Tlahtoani, ayudado por los mexicas, se lanza contra la Triple Alianza de Xaltocan-Tepotzotlan-Cuauhtitlan, encabezada por Tzompanteuctli tlahtoani de Xaltocan, logrando su sometimiento ese mismo año de 1367; al mismo tiempo, también en su afán de crecimiento, los mexicas-itztapalapanecas se enfrentan a Cacamatzin teuctli de Chalco.[49]

Los mexicas conquistan a Tenayocan como tributaria en 1370[50] y someten a la región de Chalco en 1376, obligándolos a tener Guerras Floridas periódicas (año en que se supone sube al trono Acamapichtli, aunque lo que en realidad sucede es que cambian el nombre de la ciudad de Cuauhmixtitlan a Tenochtitlan); en 1379 conquistan a Xochimilco, siendo en este año cuando es elegido Cuacuauhpitzahuac como Tlahtoani de Tlatelolco.

En 1382 los mexicas conquistan Mizquic.[51] Finalmente, en 1383, Acamapichtli recibe el título de Tlahtoani-tlacateccatl.[52] Este es el último año de su protohistoria; de aquí en adelante, la historia adquiere una forma más clásica y menos disfrazada.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. La búsqueda de Aztlan física tuvo dos etapas, la primera durante el primer siglo posterior a la conquista, los cronistas con base en indagaciones orales trataron de señalar una región específica de su ubicación pero nunca encontraron la ciudad. La segunda etapa que en realidad solo se refiere a dos autores que con seriedad y profesionalismo realizaron investigaciones y propusieron sendos lugares como la Aztlan real; uno dice que es un remanso al sur de Guanajuato (Kirchhoff, 1961) y el otro señala la isla de Mexcaltitlán en Nayarit (Jiménez Moreno, 1972). Sin embargo, sus propuestas no han sido confirmadas pero sí redundadas. Esto más que considerarlo como un trabajo pospuesto se debe considerar como un fracaso. La conclusión debe ser: «si no se puede localizar entonces no existe, es una creación arquetípica». Varios investigadores concuerdan con esto: «Si la historia de la migración era una repetición del esquema cosmogónico, es claro que Aztlan, no estaba dentro de él» Castañeda de la Paz 2009 p. 129; «Los códices y los anales contienen el relato de la salida de Aztlan, lugar de origen sin duda mítico» Graulich 1974 p. 311; «la búsqueda del verdadero Aztlan pierde cierto sentido… Aztlan seguramente debe contemplarse como Chicomoztoc, las misteriosas Siete Cuevas de las cuales emergieron tantos grupos diferentes; es decir, más como un concepto que como localidad factible de señalarse en un mapa moderno.» Davies 1992 p. 29
  2. Atlas del México prehispánico. Edición especial 5 de Arqueología mexicana, pág. 75, Ed. Raíces INAH 2000. Ninguna fuente da esta fecha, es la conclusión de Jiménez Moreno (1954-55) que fue aceptada y divulgada por el INAH por décadas. Las fechas que aparecen en los documentos son: 1051 en el Códice Telleriano-Remensis fol. 66v; 1064 en Las ocho relaciones p. 85 y Anales de Tlatelolco p. 55; 1090 en Anales de Cuauhtitlan p. 15; 1116 en el Códice Boturini lám 1; 1168 es la más común, aparece en el Códice mexicanus lam. XVIII, en el Códice Aubin, y en el Códice Azcatitlan lam. III
  3. Las fuentes presentan la imagen de que todos los habitantes del altiplano central y algunas zonas circunvecinas como el valle de Toluca, de Puebla y de Tlaxcala provenían de un mismo lugar, ya sea Chicomoztoc o Aztlan. De la misma manera trasmiten la idea de que llegaron a tierras inhabitadas en el sur desde el norte. Es totalmente improbable que varios grupos étnicos como otomíes, matlatzincas, tarascos, nahuas, incluso los huastecos hayan salido de un solo lugar. Las fuentes claramente mencionan que en Chicomoztoc los dioses «crearon» a cada étnia, dando lugar a la relación de cada pueblo con su calpolteotl. Así lo dice Brundage: Chicomoztoc, que quiere decir «el lugar de las siete cuevas». De cada una de estas cavernas provino cada una de las tribus aztecas específicas, cada una nacida por los deseos expresos de su dios. La lista de estas siete tribus variaba muchísimo, dependiendo de la ciudad que tratara de colarse así misma y sus compañeras en el arbitrario número siete. 1982 p. 30
  4. La separaciones son un proceso que tiene un mensaje contrario, significa que están relacionados, que en algún momento estuvieron unidos por un origen común y que conservan derechos sobre esos otros pueblos. Este pasaje que a primera vista sería irrelevante, sentarse a comer y que un árbol se quiebre de manera portentosa, es en realidad una alegoría que de ninguna manera fue un hecho real. Así lo niega Brundage: El incidente del árbol roto fue sin duda inventado más tarde con objeto de distinguir su destino especial. 1982 p. 33
  5. Estos personajes aparecen en narraciones míticas relacionadas con la creación del Sol, del dios Mixcoatl y el inicio de la guerra. Son mitos de tradición chichimeca que validan una ascendencia cultural de la cual los mexicas se consideraban herederos. Los mitos aparecen en Anales de Cuauhtitlan p. 3-6; en Leyenda de los Soles p. 122-125, en Historia de los mexicanos p. 36-37. Krickerber hace unas interesantes reflexiones y retoma el trabajo de otros autores; p. 214-215
  6. León-Portilla (1983) acepta estos datos: continuaban su vida de nómadas en las llanuras del Norte… pintan luego un cuadro en el que aparecen sus antepasados como gente desprovista de cultura y despreciaba por todos p. 78-79. Por su parte Peterson (1966) menciona: La arqueología ha probado que Tula fue brutalmente arrasada, saqueada e incendiada tal vez por varios grupos de bárbaros con un nombre genérico: Chichimecas (‘linaje de perro’), de quienes se sabe que vestían con pieles de animales, comían carne cruda y usaban arco y flecha. Uno de estos grupos fue el de los mexicas, comúnmente llamados aztecas. p. 90.
  7. Lingüistas, antropólogos e historiadores concuerdan en la imposibilidad de que del náhuatl se derive el purépecha, son culturas altamente diferenciadas.
  8. Según Torquemada acontece una división en Coatlicamac por dos envoltorios uno se lo quedan los tlatelolcas y otro los tenochcas, esta separación en la mayoría de las crónicas sucede después en 1337.
  9. Ambos acontecimientos en esencia significan lo mismo
  10. La estancia en Chapultépec también varia de crónica en crónica, algunas van de 15 ó 20 años hasta 42 años. Hubo por lo menos tres guerras durante su permanencia, algunas fuentes son imprecisas y dan la idea de una sola batalla. Esto ha provocado confusión en los autores modernos por lo que su duración en esta localidad no es determinada y se habla vagamente de ello.
  11. Achitometl no gobernaba en ese tiempo, él goberno de 1337 a 1347. En 1323 asciende Huehue Acamapichtli sustituyendo a Coxcoxtli, según Anales de Cuauhtitlan. Una versión alterna narra la construcción del templo y los colhuas se ofrecen para hacer la ofrenda de consagración, siendo lo contrario, ya que su ofrenda consiste en estiércol y basura, los mexitin al verlo limpian y hacen su propia ofrenda de copal y de aves
  12. nota otras fechas1318, 1323, 1364, 1382
  13. Alrededor del año 650 d.C.
  14. Como no se menciona otro oficio o acción el hecho de construir se resalta; a) Crónica mexicana pág. 56 menciona que construyeron «camellones» en Tequixquiac y Xaltocan. En su narración antes de esto no se resalta nada, a partir de aquí en adelante se señalan hechos históricos. b) Crónica mexicáyotl pág. 26 «construían templos», pág. 32 construcción de la represa. c) Historia de los mexicanos págs. 42-47 menciona la construcción de templos en diversos lugares. d) Las ocho relaciones pág. 105 menciona a Tizayuca como parte de la ruta. e) Monarquía indiana pág. 56 menciona la construcción de una represa en Coatepec y también en Tizayuca.
  15. a) Chimalpain menciona que el matrimonio se efectuó en 1200, Las ocho relaciones págs. 105-106 suceso acontecido en Tizayocan. b) Monarquía indiana pág. 62 da una versión diferente. El señor de Zumpango es Tochpanecatl y su hijo Ilhuicatl se casa con una «princesa» mexi de nombre Tiacapantzin. El resultado de esta unión al igual que en Chimalpain es el nacimiento de Huitzilihuitl en 1227. c) Historia de los mexicanos pág. 45 también señala el encuentro con Tlahuizcalpotonqui entre 1225-1226. d) Crónica mexicáyotl pág. 37 se menciona a Tlahuizcalpotonqui y a Tlaquilxochitzin sin fecha.
  16. a) Las ocho relaciones págs. 101-131. Lo más cercano a lo histórico es aceptar el caudillaje a partir de Iztacmixcoatl, así lo dan a entender las fuentes. b) Monarquía indiana pág. 55 cita a Gómara quien dice que los mexicas y nahuatlacas nacieron de Iztacmixcoatzin. c) Las ocho relaciones pág. 181 Chimalpain menciona que es contemporáneo a Huitziltzin (Huitzilopochtli histórico) hecho aceptable pues éste tendría 38 años en 1233. d) Anales de Tlatelolco difiere en la lista aunque en total también son nueve caudillos.
  17. a) Es necesario encontrar el mensaje oculto en el Códice Boturini, pues en la lámina 13 y 14 se señala el punto de origen. El mensaje es una secuencia numérica. b) Historia de los mexicanos pág. 46 también relaciona a Huixachtitlan como propiedad de los mexicas. c) Al analizar el lenguaje de la peregrinación tanto en Historia de los mexicanos como en Monarquía indiana se ubica esta población como punto de origen.
  18. a) Historia de los mexicanos pág. 43 habla del nacimiento de Huitzilopochtli en este año, aunque dice que nació en Coatepec pero este lugar es parte del relato mítico y tiene una trascendencia y significado más profundo. b) Las ocho relaciones pág. 129 Tecpatzin junto a Huitziltzin sacaron a los mexitin de Aztlan. c) Códice Boturini lámina 15 se ve a Huitziltzin acompañado de Tecpatzin y otro personaje (comúnmente designado como Tetepantzin). d) Las ocho relaciones pág. 89 menciona un dato impreciso que podemos interpretar como 1064 + 107 = 1171, año que podría ser de su nacimiento pero lo haría muy viejo para 1247. e) Anales de Tlatelolco pág. 55 menciona que «aparece» el día 4-águila. Que correspondería al 15 de mayo de ese año o al 30 de enero del siguiente.
  19. Mencionado por todas las fuentes y reconocido por los investigadores modernos. De hecho el sentido del itinerario de la «peregrinación» muestra como se desplazaban hacia el sur por el reino de Azcapotzalco y su dispersión por estos pueblos es lógico.
  20. Historia de la nación pág. 71 dice que la guerra fue en el año 13-calli (13-casa).
  21. Las ocho relaciones pág. 225.
  22. Las ocho relaciones pág. 225.
  23. a) Códice Boturini lámina 15. b) Historia de los mexicanos pág. 46. c) Crónica mexicana pág. 62 menciona que llegan a Tecpayocan en 2-caña y aunque no menciona su equivalente, por las otras fuentes se sabe que corresponde a 1247. d) Crónica mexicáyotl pág. 38 dice que hacen el Fuego Nuevo en Tecpayocan. e) Las ocho relaciones pág. 128.
  24. Las ocho relaciones pág. 201 lo afirma, aunque da diversas fechas (1200, 1216, 1217, 1220, 1226) cuando estas se analizan se observa que la mencionada es la correcta.
  25. Historia de los mexicanos pág. 46 menciona que llegan al islote aunque no se menciona la fundación. Hay que recordar que se está tratando de ocultar la verdadera fecha. También en la página 50 hay una ecuación que da 1274: «estuvieron otros veinticinco en paz y sosiego e gobernándolos el Huitzilihuitl», después se narra la derrota de 1299; así 1299 – 25 = 1274.
  26. El Pasado Indígena pág. 194.
  27. Historia de los mexicanos pág. 49. Al parecer los mexitin buscaban establecer su propia excan tlahtoloyan; Huixachtitlan-Chapoltepec.
  28. El pasado indígena pág. 194.
  29. a) Las ocho relaciones pág. 159. b) Historia de los mexicanos págs. 48-49.
  30. Las ocho relaciones pág. 161. Hay que recordar que Copil será mitificado como hijo de Malinalxoch, supuesta hermana de Huitzilopochtli. Muerto Copil por Cuauhtlequetzqui, su cabeza será enterrada en Tlachtonco y su corazón enterrado en el islote de (Tenochtitlan) en donde crecerá el nopal mítico. Véase también Historia de los mexicanos.
  31. a) Las ocho relaciones pág. 161 menciona a los agresores como los de Hueitenanco que son los mismos de Teotenanco. b) Crónica mexicana pág. 89 dice que se establecen definitivamente en 1286.
  32. Las ocho relaciones pág. 163 da una lista intrigante de 15 poblados que tiene paralelismo con un pasaje de Historia de los mexicanos donde se mencionan solo 8 pueblos y con Crónica mexicáyotl que nombra 11 pueblos.
  33. a) Las ocho relaciones pág. 167 da los nombres de los hijos y en la pág. 59 también hace mención del ultraje. b) Historia de los mexicanos pág. 50 menciona la muerte de Chimalxochitzin y su padre, de Tozpanxochtzin dice que fue llevada a Xaltocan. c) Códice Boturini lámina 20 aparece Huitzilihuitl y Chimalxochitzin hechos prisioneros, por cuestión pictográfica estructural no aparece Tozpanxochitl. d) Códice Azcatitlan lámina 10. e) Códice Mexicanus lámina XL f) Monarquía indiana pág. 65 da el nombre del gobernante de Xaltocan en este momento: Xaltocamecatl Huixton. Aunque erróneamente dice que son hermanos Huitzilihuitl y Chimalxochitzin, según este autor también sacrifican a Cohuaxochtzin en Xaltocan. g) Anales de Cuauhtitlan dice que en el traslado de Chimallaxochitzin a Xaltocan ésta fue rescatada por Quinatzin de Cuauhtitlan quien la hizo su esposa. h) Anales de Tlatelolco pág. 63 señala que Tozpanxoch fue llevada a Xochimilco y los que eran prisioneros de Xaltocan y lograron huir fueron la doncella Tezcatlamiahualtzin y Tepantzin.
  34. Historia de los mexicanos pág. 57. En realidad era del linaje de Coatlichan.
  35. a) Códice Boturini lámina 21. b) Las ocho relaciones pág. 213 dice que cuatros años estuvieron en Colhuacan, 1299-1302.
  36. Sumamente discutida la etimología de Mexico y de mexitin. Curiosamente la más sencilla es cierto que es la más acertada. De metl-maguey y zihtli-liebre; resulta el nombre propio de Mezihtli o Mezih. También es natural la evolución a la forma Mexih, que tomaría el sentido de seguidor de Mexih y el plural sería mexitin. El grupo crecería a tal grado que formaría una entidad heterogénea pero identificado por un apelativo común. La existencia física de Mezihtzin como «teyacanqui» o «teomama» tal vez transcurrió entre 1130-1170, lo que sí es seguro es que en tiempo de Iztacmixcoatl ya eran mexitin. No es probable que Mexi sea Huitziltzin por lo ya anteriormente mencionado.
  37. Las ocho relaciones págs. 71-180. al parecer Ilancueitl fue quien gobernó, véase además la secuencia de los señores de Colhuacan. Tanto en Anales de Cuauhtitlan como en Monarquía indiana esta secuencia está mal correspondida.
  38. Las ocho relaciones pág. 205. Este ataque tiene la intención de aumentar el tributo.
  39. a) Anales de Tlatelolco pág. 23 aquí lo llama Tlatelolco Xaliyacac, repite la información en la pág. 77. b) Las ocho relaciones pág. 219. c) Historia de las Indias pág. 94. d) Historia de los mexicanos pág. 55.
  40. a) Anales de Tlatelolco págs- 79-83. b) Historia de los mexicanos pág. 58. c) Monarquía indiana pág. 59 da como inicio del reino de Cuacuauhpitzahuac 1379 y por ende el final de Epcohuatzin. d) Historia de la nación pág. 92. También marca la diferencia entre Epcoatzin y Cuacuauhpitzahuac como predecesor y sucesor en Tlatelolco.
  41. Las ocho relaciones págs. 83-180. Secuencia de los señores de Colhuacan.
  42. Historia de los mexicanos pág. 57.
  43. Las ocho relaciones pág. 171.
  44. Las ocho relaciones págs. 87-180. Secuencia de los señores del Colhuacan.
  45. a) Historia de los mexicanos pág. 58. b) Las ocho relaciones pág. 221. Entre muchas otras fuentes.
  46. a) Las ocho relaciones pág. 47. b) Anales de Tlatelolco pág. 83 difiere un año y lo marca como 1367. Para el ascenso de Acamapichtli véase la Discusión Acamapichtli de su página.
  47. Al respecto dice Zantwijk: «Siendo Ilancueitl la jefa máxima de Tenochtitlan, Acamapichtli ocupa la función de cihuacoatl» p. 19 Códice Mendocino lámina 2v. Iconográficamente es así representado.
  48. Historia de la nación pág. 90.
  49. Las ocho relaciones pág. 47.
  50. Historia de los mexicanos pág. 58.
  51. Historia de los mexicanos pág. 58.
  52. a) Códice Mendocino lámina 2v. Iconográficamente es así representado. b) Historia General de las cosas pág. 454 dice que ascendió en 1384. c) Códice Ramírez dice también que fue en 1383.

Bibliografía[editar]

  • Anales de Tlatelolco. Introducción y notas de Rafael Tena. Conaculta Mèxico 2004.
  • Brundage, Burr Cartwright. Lluvia de dardos. Ed. Diana México 1982.
  • Carrasco, Pedro. Estructura político-territorial del imperio tenochca. El Colegio de México/FCE. 1996.
  • Castañeda de la Paz, María. El Códice X o los anales del grupo de la Tira de la Peregrinación. en Journal de la Société des Américanistes 2005 pp.7-40
  • Castañeda de la Paz, María. Itzcóatl y los instrumentos de su poder. en ECN Vol. 36 2005 pp.115-147 http://www.historicas.unam.mx/publicaciones/revistas/nahuatl/pdf/ecn36/ecn036.html
  • Castañeda de la Paz, María. La Tira de la Peregrinación y la ascendencia chichimeca de los tenochca. en ECN Vol. 38 2007 pp. 183-212 http://www.historicas.unam.mx/publicaciones/revistas/nahuatl/html/ecnahuatl38.html
  • Códice Ramírez. (Véase Tovar)
  • Códice Aubin. Ed. Innovación 1980. (Reedición de la publicación de 1902 anotada por Alfredo Chavero con base en el documento de la «Konigliche Biblioteck in Berlin»)
  • Códice Azcatitlan. Barlow, Robert y Michel Graulich (eds.), Paris, Bibliothèque Nationale de France/Société des Americanistes, 1995.
  • Códice Boturini. Gobierno del Estado de Nayarit. 1991.
  • Códice Mendocino. Ed. Innovación 1980. (Reedición de la publicación de 1925 anotada por Jesús Galindo y Villa)
  • «Codex Mexicanus. Bibliothèque Nationale de France, Nos. 23-24», estudio de Ernest Mengin en Journal de la Société des Américanistes, núm. 41, 1952. pp. 377-498 http://www.persee.fr/web/revues/home/prescript/article/jsa_0037-9174_1952_num_41_2_3743 El códice está disponible en http://www.gallica.bnf.fr/codex _mexicanus
  • Chimalpain Cuauhtlehuanitzin, Domingo. Las ocho relaciones y el memorial de Colhuacan. CNCA. 1998.
  • Durán, Fray Diego. Historia de las indias de Nueva España e islas de tierra firme. 2 tomos. Conaculta 2002.
  • de Alva Ixtlilxóchitl, Fernando. Historia de la Nación Mexicana. Ed. Dastin. España 2002.
  • Fragment de l’histoire des anciens mexicains. Manuscrito 85 de la BNF. Paleografía de Marc Thouvenot disponible en www.sup-infor.com
  • Fray Gerónimo de Mendieta. Historia Eclesiástica Indiana. Conaculta 1997.
  • Torquemada, Fray Juan. Monarquía Indiana. UNAM 1983. http://www.historicas.unam.mx/publicaciones/publicadigital/monarquia/index.html
  • Galarza, Joaquín y Krystyna Libura. Para leer la Tira de la Peregrinación. Ediciones Tecolote. 1999.
  • García Martínez, Bernardo. Los pueblos de la Sierra. El Colegio de México. 1987.
  • Garibay, Ángel. Teogonía e Historia de los mexicanos. Ed. Porrúa 1965.
  • Gillespie, Susan. Los reyes aztecas. Ed. Siglo XXI. 1994
  • Graulich, Michel. Las peregrinaciones aztecas y el ciclo de Mixcóatl. En Estudios de Cultura Náhuatl Vol. 11. pp. 311-354 UNAM 1969. http://www.historicas.unam.mx/publicaciones/revistas/nahuatl/pdf/ecn11/ecn011.html
  • de Alvarado Tezozómoc, Hernando. Crónica mexicana.Col. Crónicas de América. Ed. Dastin. 2002. http://www.artehistoria.jcyl.es/cronicas/contextos/11502.htm
  • de Alvarado Tezozómoc, Hernando. Crónica mexicayotl. Traducción de Adrián León, UNAM 1975.
  • Herrs, Marie Areti. Los toltecas en tierras chichimecas. UNAM. 1989.
  • Histoire Mexicaine depuis 1221 jusqu’en 1594. Manuscrito 40 de la BNF. Paleografía de Marc Thouvenot disponible en www.sup-infor.com
  • Jiménez Moreno, Wigberto. La migración mexica en Actas del XL Congreso Internacional de Americanistas pp. 167-172 Roma 1972.
  • Jiménez Moreno, Wigberto. Síntesis de la Historia Precolonial del Valle de México. Revista Mexicana de Estudios Antropológicos, XIV. 1954-1955.
  • Johansson, Patrick La palabra, la imagen y el manuscrito. Lecturas indígenas de un texto pictórico en el siglo XVI. UNAM 2004.
  • Kirchhoff, Paul. «¿Se puede localizar Aztlan?» en Anuario de Historia. núm.1 pp. 59-67 México UNAM 1961.
  • Krickeberg, Walter. Mitos y leyendas de los aztecas, incas, mayas y muiscas. FCE. 1971.
  • León-Portilla, Miguel. Los antiguos mexicanos. FCE. 1986.
  • López Austin, Alfredo. Tamoanchan y Tlalocan. FCE. 1994.
  • López Austin, Alfredo, y López Luján, Leonardo. Mito y Realidad de Zuyuá. FCE. 1998.
  • López Austin, Alfredo, y López Luján, Leonardo. El Pasado Indígena. FCE. 1996.
  • Martínez Marín, Carlos. Historiografía de la migración mexica. En Estudios de Cultura Náhuatl Vol. 12. pp. 121-131 UNAM 1976. http://www.historicas.unam.mx/publicaciones/revistas/nahuatl/pdf/ecn12/ecn012.html
  • Navarrete Linares, Federico. La migración mexica. Serie Tercer Milenio. Conaculta. 1998.
  • Navarrete Linares, Federico. «Las fuentes indígenas más allá de la dicotomía entre historia y mito». En Estudios de Cultura Náhuatl Vol. 30. pp. 231-256 UNAM 2000. http://www.historicas.unam.mx/publicaciones/revistas/nahuatl/pdf/ecn30/ecn030.html
  • Navarrete Linares, Federico. «Los Orígenes de los pueblos indígenas del Valle de México». UNAM 2012.
  • Peterson, Federico. México antiguo. Ed. Herrero México 1966.
  • Revista Arqueología Mexicana. Edición especial n.º 5 «Atlas del México prehispánico» 2000.
  • Revista Arqueología Mexicana. n.º 51 «El norte de México» 2001. http://www.arqueomex.com/ (Varios artículos están disponibles en línea)
  • Revista Arqueología Mexicana. n.º 85 «Los Toltecas» 2007.
  • Revista Arqueología Mexicana. n.º 86 «La cuenca de México» 2007.
  • Revista Arqueología Mexicana. n.º 32 «Poder y política en el México prehispánico» 1999.
  • Revista Arqueología Mexicana. Edición especial n.º 26 «La Tira de la peregrinación (Códice Boturini)» 2007.
  • Revista Arqueología Mexicana. Edición especial n.º 40 «Los tlatoanis mexicas» 2011.
  • Solar Valverde, Laura (Ed.) El fenómeno Coyotlatelco en el centro de México. Conaculta/INAH 2006.
  • Sahagún, Fray Bernardino de. Historia General de las cosas de la Nueva España. Ed. Porrúa 1985.
  • Tovar, Fray Juan de. Códice Ramírez. Relación del origen de los indios que habitan en la Nueva España. SEP 1975.
  • Zantwjk Rudolf van. La entronización de Acamapichtli de Tenochtitlan y las características de su gobierno. En Estudios de Cultura Náhuatl vol. 15. pp.17-26 UNAM 1981. http://www.historicas.unam.mx/publicaciones/revistas/nahuatl/pdf/ecn15/ecn015.html