Organización del Ejército Secreto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


Organización del Ejército Secreto
Oas logo public.svg
Operacional 1961 - 1962
Liderado por Raoul Salan
Regiones activas Francia y Argelia
Ideología Extrema derecha, nacionalismo

La denominada Organización del Ejército Secreto (OAS) (Organisation de l'Armée Secrète en francés) fue una organización terrorista francesa de extrema derecha dirigida por el general Raoul Salan, nacida en 1961 tras el intento de golpe de estado llevado a cabo por Maurice Challe, André Zeller y Edmond Jouhaud.

Historia[editar]

Tras el cambio de política del general De Gaulle mostrándose a favor de la autodeterminación argelina, la oposición a su política fue aumentando entre los ciudadanos de origen europeo y un sector minoritario de los musulmanes partidarios de seguir siendo franceses. Esta actitud se plasmó en un masivo voto negativo en el referendum del 8 de enero de 1961 que abría la puerta a una salida negociada. Los grupos que ya estaban actuando en acciones de represalia contra el FLN tendrán un gran impulso y aumentarán su militancia. Confluirán en el OAS y gracias a la connivencia de militares, policías y amplios sectores de la población, consiguieron a partir de ese momento una considerable fuerza. Eran conocidos como los Barbouzes porque originariamente había integrantes de grupos irregulares que utilizaban barbas postizas.

Según uno de sus fundadores Jean Jacques Susini llegó a tener más de un millar hombres armados y 3.000 militantes. Sus acciones inicialmente selectivas, fueron derivando en actos de terror cada vez más indiscriminados. Al final, como un grupo terrorista singularmente violento acabó atentando contra instituciones francesas y argelinas, asesinado tanto ciudadanos europeos como árabes no sólo en África sino también en Europa. La lucha con la Policía francesa, llegó a ser singularmente violenta, mientras el Ejército se inhibió de entrar en el conflicto. Sus principales puntos de apoyo fueron Orán, Constantina y Argel, formando tres focos que no siempre estuvieron de acuerdo en la línea de actuación. Según Guy Pervillé, el balance final fue alrededor de 2.200 personas asesinadas, de las que el 85 % eran musulmanas.

Se ha presentado al grupo como un simple conglomerado de militantes conservadores, derechistas y fascistas. La realidad fue más compleja, ya que junto sectores claramente fascistas, nostálgicos de Vichy, en Argelia la dirección estaba en manos de militares y políticos que habían estado en la Resistencia y se presentarán como continuadores de la lucha contra el nazismo. La militancia estaba formada por desertores del ejército, en especial veteranos de las guerras coloniales, y gente generalmente modesta, como comerciantes, artesanos, pequeños empleados, etc. Su principal bastión, el barrio de Argel de Bab-el-Oued, había tenido un mayoritario voto comunista y socialista.

Tras los acuerdos de Evian intensificó su campaña violenta, atacando musulmanes, europeos partidarios del general De Gaulle e integrantes de los grupos policiales especiales desplegados para su desarticulación. Durante este periodo su objetivo fundamental fue impedir el referéndum de autodeterminación, algo en lo que fracasaron completamente, ya que la opinión pública de la Francia continental era abrumadoramente contraria a seguir la guerra. La virulencia de sus ataques, les convirtieron en impopulares tanto a nivel nacional como internacional y por otro lado impulsaron brutales actos de represalia del FLN que se plasmaron en la campaña de secuestros. Entre el 19 de marzo y el 31 de diciembre de 1962 más de 3.000 civiles fueron secuestrados y la mayoría torturados, asesinados y hechos desaparecer. Mientras los asesinatos de la OAS tuvieron un gran eco mediático, las desapariciones pasaron desapercibidas. En esta labor de ocultación, las autoridades francesas fueron las primeras interesadas en mirar para otro lado, dado el temor del gobierno de París a que descarrilaran los acuerdos con los independentistas.

Tras concederse la independencia el 5 de julio de 1962, la OAS dejó de actuar en Argelia y la mayoría de sus miembros se exiliaron en el sur de Francia mientras sus dirigentes se escaparon al extranjero donde estuvieron hasta la amnistía de 1968. Muchos de ellos como Pierre Lagaillarde, Jacques Soustelle, Jean Garden, Alin Sarrien o Raoul Salan se refugiaron en España. Tras la independencia argelina, pequeños grupos intentaron mantener la lucha, centrándola en intentos de asesinato del general De Gaulle.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]