Orden de la Merced

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Orden de la Merced
Coat of Arms of the Mercedarians.svg
Nombre latino Ordo beatae Mariae Virginis de Mercede
Siglas O. de M.
Nombre común Mercedarios
Regla Profesa la Regla de San Agustín, con Constituciones propias.[1]
Hábito "Es blanco, de materia sencilla, compuesto de túnica, cinturón, escapulario, capilla y escudo".[2]
Fundador Pedro Nolasco
Fundación 1218
Lugar de fundación Barcelona
Aprobación 1235, por la Bula Deuotionis uestrae de Gregorio IX.[3]
Superior General Fr. Pablo Bernardo Ordoñe Borges[4]
Religiosos 724[5]
Sacerdotes 508[6]
Curia Via Monte Carmelo 3, 00166 Roma, Italia
Presencia 9 Provincias (Aragón, Castilla, Perú, Chile, Argentina, Romana, Quito-Ecuador, México y Brasil); y 4 Vicarías (Venezuela, Centroamérica, Caribe y EE.UU.).
Sitio web http://www.ordenmerced.org

La Orden Real y Militar de Nuestra Señora de la Merced y la Redención de los Cautivos, más conocida como Orden de la Merced (en latín: Ordo Beatæ Mariæ Virginis de Redemptione Captivorum), es una Orden religiosa católica, fundada en 1218 por San Pedro Nolasco (ca. 1180–1245) para la redención de los cristianos cautivos en manos de musulmanes (60.000 hasta 1779). Los mercedarios se comprometen con un cuarto voto, añadido a los tradicionales de pobreza, obediencia y castidad de las demás órdenes, a liberar a otros más débiles en la fe, aunque su vida peligre por ello.

La Orden de la Merced hoy[editar]

Evolución del número de Religiosos de la Orden de la Merced 1980 - 2009

Los mercedarios en el mundo[editar]

En el año 2009, la Orden posee 157 casas y 724 religiosos.[7] Estos frailes se extienden por 22 países (Angola, Argentina, Bolivia, Brasil, Camerún, Colombia, Chile, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, India, Italia, México, Mozambique, Panamá, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, EE. UU., Venezuela);[8] estructurados en nueve provincias (Aragón, Castilla, Perú, Chile, Argentina, Romana, Quito-Ecuador, México y Brasil), y cuatro Vicarías (Venezuela, Centroamérica, Caribe y EE. UU.).

El carisma mercedario y las nuevas formas de cautividad[editar]

Entre 1776 y mediados del s. XIX se producen las últimas redenciones de cautivos,[9] desde ese momento se hace necesario la redefinición de las funciones de la Orden. Así, desde la restauración de la Orden en 1880 por el Maestro General P. Pedro Armengol Valenzuela, se produjo una reflexión para profundizar en cuál debía ser la tarea de los mercedarios en los nuevos tiempos.

A partir de ahí, se abrieron colegios (por ejemplo, el "Tirso de Molina"[10] en 1910 en Ferrol, España) y se establecieron misiones (por ejemplo en 1922 en el Piauí,[11] Brasil).

En las Constituciones de la Orden, actualmente en vigor, de 1986 se dice: "Las nuevas formas de cautividad, constituyen el campo propio de la misión y cuarto voto mercedarios, se dan allí donde hay una situación social en al que concurren las siguientes condiciones:

  1. es opresora y degradante de la persona humana;
  2. nace de principios y sistemas opuestos al evangelio;
  3. pone en peligro la fe de los cristianos; y
  4. ofrece la posibilidad de ayudar, visitar y redimir a las personas que se encuentran dentro de ella."[12]

Historia de la Orden de la Merced[editar]

Fuentes cronísticas para la historia de la Orden[editar]

Dice Fr. Guillermo Vázquez que siendo los mercedarios pocos "estamos excusados de buscar los innumerables mártires, doctores, escritores, obispos y santos que no cabían en tan exiguo número de religiosos",[13] por eso habrán de pasar más de dos siglos hasta que poseamos la primera obra cronística de la Orden. Antes, debemos ceñirlos a los documentos, bulas pontificias, diplomas regios,... para poder acercarnos a los orígenes del instituto.

  1. Speculum fratrum Ordinis Beatissime Dei genitricis Marie de Mercede Redempcionis Captivorum,[14] redactado por Nadal Gaver en 1445. Se conservan tres manuscritos, el conservado en el Archivo de la Corona de Aragón de 1445,[15] en la biblioteca municipal de Toulouse de 1470,[16] y en la Colección Robbins de la Universidad de Berkeley copiado poco después de 1445.[17] Esta obra es fundamental por verse reflejada en crónicas posteriores. Cuenta con una historia de la fundación de la Orden, de los superiores de Barcelona, de las divisiones sucedidas en la Orden y con las Constituciones amerianas de 1272 (en catalán) y las albertinas de 1327.
  2. Opusculum tantum quinque super commutatione votorum in redemptione captivorum redactadas por Gaspar de Torres, publicada en Salamanca en 1565. Junto con la Regla y Constituciones de la Orden, el autor añade dos obritas, una en latín, De initio ac fundatione sacri Ordinis beatae Mariae de Mercede Redemptionis captivorum, y otra en castellano, Declaración en lengua vulgar de las Constituciones y Ordinario de la Religión, en la que dedica varios capítulos a hablar de la fundación.[18]
  3. Regula et Constitutiones sacri ordinis beatae Mariae de mercede redemptionis captiuorum,[19] editadas por Francisco Zumel, en Salamanca en 1588. Al igual que en el caso anterior, junto a la parte jurídica de la Regla y las Constituciones, encontramos dos obras históricas: De initio ac fundatione sacri Ordinis beatae Mariae de Mercede Redemptionis captivorum, basada en la obra de igual nombre de Gaspar de Torres; y De Vitis Patrum que narra la vida de los Generales de la Orden desde el inicio, en este caso, el autor aduce fuentes propias, manuscritos antiguos, que harían, por ejemplo, que la vida de Pedro Nolasco contenga diferencias en los dos opúsculos.[20]

EXTRAMUROS[editar]

  1. La Conquista de América
  2. La Orden en tiempos del Franquismo.

Fundación[editar]

En España, la conquista de la Península Ibérica por los árabes en el año 711 y la subsiguiente resistencia cristiana, llevó a un conflicto de más de siete siglos. En el marco del mismo, ya sea en batallas o razzias los dos bandos hacían cautivos que eran reducidos a servidumbre y estaban en peligro de perder la fe.[21] Frente a esta situación las autoridades públicas cristianas intentarán crear sistemas de redención de esos cautivos. Ante esta situación la misma Iglesia se sentía concernida, llegando a ofrecer indulgencias de Cruzada a quienes defiendan a los cristianos de las razzias musulmanas (Clemente III en 1188 a los defensores de Tarragona[22] ). Es en este contexto histórico en el que va a surgir la Orden de la Merced.

De Pedro Nolasco, el fundador de la Orden conocemos poco. Un joven mercader de telas de Barcelona, intentó poner remedio a esta situación. Pronto empezó a actuar en la compra y rescate de cautivos, vendiendo cuanto tenía. La noche del 1 de agosto de 1218 se le apareció la Virgen María, le animó en sus intentos y le transmitió el mandato de fundar la Orden Religiosa de la Merced para la redención de cautivos. Esta advocación mariana, que nace en España, se difundirá por el resto del mundo. Fue aprobada por la Santa Sede en 1265. Fue así como Pedro Nolasco funda una orden dedicada a la "merced" (realización de una buena acción sin esperar nada a cambio). Su misión era, pues, la misericordia para con los cristianos cautivos en manos de los musulmanes. Muchos de los miembros de la orden canjeaban sus vidas por la de presos y esclavos. Fue apoyado en la fundación por el rey Jaime I el Conquistador. El año 1265 aparecieron las primeras monjas mercedarias, inspiradas por Santa María de Cervelló. San Pedro Nolasco y sus frailes serían muy devotos de la Virgen María y la tomaron como patrona y guía. Por eso la honran como Madre de la Merced o Virgen Redentora. En 1240, muere el fundador. Los primeros mercedarios tomaron parte en la conquista de Mallorca en 1229 y en la de Valencia en 1238, y también recibieron constantes beneficios del rey.

El reconocimiento oficial de la Iglesia universal vino de la mano del Papa Gregorio IX, quien aprobó la orden el 17 de enero de 1235, dándoles la regla de San Agustín.[23] Por este motivo la Orden durante un breve periodo incluyó en su nombre las palabras Ordinis Sancti Agustini (Magister ordinis Sancti Agustini domus sancte Eulalie Barchinone et eciam Mercedis Captivorum, 1246[24] ). Estaba compuesta por religiosos y caballeros (frailes legos o coadjutores) que recibieron la institución canónica del obispo de Barcelona y la investidura militar del rey Jaime I el Conquistador.

Basándose en toda la experiencia acumulada sobre los rescates de cautivos, el Rey Alfonso X de Castilla, yerno del rey Jaime I el Conquistador, recoge en las Siete Partidas, cómo habían de producirse dichos rescates.[25]

Devoción a la Virgen de la Merced[editar]

Desde 1259 los padres Mercedarios empezaron a difundir la devoción a la Virgen de la Merced (o de las Mercedes), extendiéndola por el mundo. El culto se difundió muy pronto por Cataluña y por toda España, Francia e Italia a partir del siglo XIII.

Los Mercedarios llegarán al continente americano y pronto la devoción a la Virgen de la Merced se propaga ampliamente. En República Dominicana, Perú, Argentina, Venezuela y muchos otros países, la Virgen de la Merced es muy conocida y venerada. Es la patrona de Barcelona, ciudad natal del fundador y origen de la Orden,[26] entre otros muchos lugares. Lutgarda mas i mateu es su fundadora

Santos y Beatos de la Orden de la Merced[editar]

(Ordenados por fecha de canonización)

Intelectuales[editar]

Algunos intelectuales destacados de la orden:

Referencias[editar]

  1. Art. 2, Constituciones de la Orden de la B. V. María de la Merced, Roma, 1986.
  2. Art. 107, Constituciones de la Orden de la B. V. María de la Merced, Roma, 1986.
  3. Cherubini Laerzio, A. Mª., Magnum Bullarium Romanum. Tomus I, Lyon, 1692, p. 105. Para un comentario jurídico de la bula, ver Freitas, Fr. Serafín de, Bullae et privilegia Sacro ac Regali Ordini Beatae Mariae de Mercede Redemptionis Captivorum, Madrid, 1636, ff. 1 - 3.
  4. Fray Pablo B. Ordoñe Maestro General de la Orden de la Merced. Orden de la Merced en Argentina (21-5-2010)
  5. Incluidos los novicios (26), a mayores hay 100 aspirantes. Actas y Documentos del Capítulo General de la Orden de la Merced. Roma 1 - 22 de mayo de 2010, en Boletín de la Orden de la Merced, número extraordinario, año 82 (2010), Roma, p. 331.
  6. Incluidos los obispos que pertenecen a la Orden (7). Actas y Documentos del Capítulo General de la Orden de la Merced. Roma 1 - 22 de mayo de 2010, en Boletín de la Orden de la Merced, número extraordinario, año 82 (2010), Roma, p. 331.
  7. Actas y Documentos del Capítulo General de la Orden de la Merced. Roma, 1 - 22 de mayo de 2010, en Boletín de la Orden de la Merced, número extraordinario, año 82 (2010), Roma, p. 331.
  8. Boletín de la Orden de la Merced, año 81/1 (2009), Roma, p. 181.
  9. VV. AA., La Orden de Santa María de la Merced (1218 - 1992). Síntesis histórica, Roma, 1997, pp. 235 - 239.
  10. http://www.tirsoferrol.org/content/view/17/23/
  11. http://www.mercedarios.org.br/index.asp?hp=paginas/nossahistoria#
  12. Art. 16, Constituciones de la Orden de la B. V. María de la Merced, Roma, 1986.
  13. Vázquez Núñez, Fr. Guillermo, Manual de historia de la Orden de Nuestra Señora de la Merced. Tomo I, Toledo, 1931, p. VI.
  14. Gaver, Fr. Nadal, Speculum fratrum Ordinis Beatissime Dei genitricis Marie de Mercede Redempcionis Captivorum, Barcelona, Archivo Corona de Aragón,COLECCIONES,Manuscritos,VARIA,2.
  15. Ver nota anterior.
  16. Gaver, Fr. Nadal, Speculum fratrum Ordinis Beatissime Dei genitricis Marie de Mercede Redempcionis Captivorum, Toulouse, Biblioteca municipal, Ms. 491, citado en Mora González, Enrique, Los orígenes de la Merced como problema historiográfico en G. Téllez (Tirso de Molina), 1632 - 1639, en Estudios, nº 229 - 230, Madrid, 2005, nota 10, p. 74.
  17. Gaver, Fr. Nadal, Speculum fratrum Ordinis Beatissime Dei genitricis Marie de Mercede Redempcionis Captivorum, Berkeley, The Robbins Collection, Ms 66. Ver también Peredo Meza, Saúl, "Un nuevo códice del Speculum fratrum del P. Nadal Gaver", en Analecta Mercedaria, XXII (2004), pp. vii – xxi.
  18. González Castro, Fr. Ernesto, "La 'Historia General' de Gabriel Téllez, en el conjunto de la historiografía mercedaria del siglo XVII", en Estudios, nº 132 - 135, pp. 537 - 574, Madrid, 1981, p. 540.año
  19. Zumel, Fr. Francisco, Regula et Constitutiones sacri ordinis beatae Mariae de mercede redemptionis captiuorum, Salamanca, 1588.
  20. Gazulla, Fr. Faustino, La Orden de Nuestra Señora de la Merced. Estudios historicocríticos (1218 - 1317), Valencia, 1985, p. 48.
  21. Vázquez, Guillermo, Manual de Historia de la Orden de Nuestra Señora de la Merced. Tomo I (1218 - 1574), Toledo, 1931, p. 13 - 15.
  22. Brodman, James William, Ransoming Captives in Crusader Spain: The Order of Merced on the Christian-Islamic Frontier, Pennsylvania, 1986, p. 4.
  23. Cherubini Laerzio, A. Mª., Magnum Bullarium Romanum. Tomus I, Lyon, 1692, p. 105.
  24. Gazulla, Fr. Faustino D., La Orden de Nuestra Señora de la Merced. Estudios historicocríticos (1218 - 1317), Tomos I, Valencia, 1985, p. 136.
  25. Partida VII, Título XXIX, Alfonso X, Las Siete Partidas, Tomo III, Madrid, 1807, pp. 691 - 701.
  26. José de Vicente González (2002). Boticas monásticas, cartujanas y conventuales en España. tresCtres. pp. 71–. ISBN 9788493213695. http://books.google.com/books?id=yND5ZF46FhkC&pg=PA71. Consultado el 1 de junio de 2011. 

Bibliografía[editar]

  • Actas y Documentos del Capítulo General de la Orden de la Merced. Roma 1 - 22 de mayo de 2010, en Boletín de la Orden de la Merced, número extraordinario, año 82 (2010), Roma.
  • Brodman, James William, Ransoming Captives in Crusader Spain: The Order of Merced on the Christian-Islamic Frontier, Pennsylvania, 1986.
  • Constituciones de la Orden de la B. V. María de la Merced, Roma, 1986.
  • Freitas, Fr. Serafín de, Bullae et privilegia Sacro ac Regali Ordini Beatae Mariae de Mercede Redemptionis Captivorum, Madrid, 1636.
  • Gazulla, Fr. Faustino D., La Orden de Nuestra Señora de la Merced. Estudios historicocríticos (1218 - 1317), Tomos I y II, Valencia, 1985.
  • VV. AA., La orden de Santa María de la Merced (1218-1992), Instituto histórico de la Orden de la Merced, Roma 1997.
  • Vázquez Núñez, Fr. Guillermo, Manual de historia de la Orden de Nuestra Señora de la Merced. Tomo I, Toledo, 1931.
  • Vázquez Núñez, Fr. Guillermo, Manual de historia de la Orden de Nuestra Señora de la Merced. Tomo II, Madrid, 1936 (inconcluso con motivo de la Guerra Civil española).

Enlaces externos[editar]