Orazio Borgianni

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Autorretrato de Borgianni (Palacio Barberini de Roma).

Orazio Borgianni o Borgiani (Roma, hacia 15751616) fue un pintor italiano del barroco temprano, más en concreto del estilo tenebrista conocido como caravagismo.

Pertenece a la generación de pintores italianos que, como Annibale Carracci y Caravaggio, enlazaron los últimos coletazos del manierismo de finales del siglo XVI con el primer barroco del siglo XVII, antes de la apoteosis decorativa de mediados de siglo.

Biografía[editar]

Borgianni nace en 1575; no se sabe demasiado de su vida.

Este pintor tiene una especial relevancia para el arte español, pues visitó la Península ibérica en dos ocasiones (1601 y 1605) y consta que fue una de las mayores influencias sobre Velázquez en su etapa juvenil sevillana.

Obra[editar]

San Carlo Borromeo, por Borgianni.

Su estilo juvenil se despega del último manierismo, optando por una paleta tostada, de colores terrosos que se ciñen a la realidad mejor que los caprichosos y fantasiosos colores ácidos del estilo anterior. Su producción coincide de lleno con el meteórico ascenso y prematura muerte de Caravaggio, quien en un periodo de apenas 15 años (1595-1610) conmocionó la pintura europea con su naturalismo tenebrista.

En sus años en España se fecha el San Cristóbal y el Niño (Madrid, Museo del Prado), y el mismo museo posee otra pintura de Borgianni, San Francisco de Asís recibiendo los estigmas. Un supuesto autorretrato suyo, también en el Prado, se asigna actualmente al toledano Luis Tristán, de estilo muy similar y también mencionado entre los primeros referentes de Velázquez. También pertenece al Prado Cristo crucificado, depositado en el Museo de Cádiz.

Influencias[editar]

Borgianni no siguió servilmente a Caravaggio, pero sus composiciones de colores cálidos y tipos humanos no idealizados lo encuadran más en el caravaggismo que en el clasicismo que los Carracci intentaron imponer como respuesta a aquél.

Aunque se considera a Borgianni como un pintor en la estela de Caravaggio, sujeto más al estudio del natural que a las fórmulas ideales del clasicismo, en sus últimos años pareció dirigir su interés hacia Rafael Sanzio. En 1615-16, grabó 52 planchas copiando los murales de Rafael en las Loggias vaticanas.

Enlaces externos[editar]