Orangerie del Palacio de Versalles

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Palacio y parque de Versalles
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.
Château de Versailles -2009-12-29 066.JPG
Vista de la sala de la ópera.
Coordenadas 48°48′08″N 2°07′06″E / 48.8022, 2.11833Coordenadas: 48°48′08″N 2°07′06″E / 48.8022, 2.11833
País Flag of France.svg Francia
Tipo Cultural
Criterios I, II, VI
N.° identificación 83
Región Europa
Año de inscripción 1979 (III sesión)
Año de extensión 2007
[editar datos en Wikidata ]

La orangerie del palacio de Versalles fue construida por Jules Hardouin-Mansart en 1688,[1] en reemplazo de la construida por Luis Le Vau en 1663,[1] incluso antes del inicio de los trabajos del palacio. La orangerie alberga en invierno más de 1.500 arbustos,[2] en su mayoría, naranjos (unos 900), pero también laureles, granados o mirtos.[1] Durante los meses de verano, de mayo a octubre, los naranjos y otros árboles son expuestos en la planta baja.

El encanto de los cítricos[editar]

El narango dulce (Citrus × sinensis) fue introducido en Europa en los siglos XV-XVI.[3] En un inicio, eran un producto caro. Los libros de cocina medievales cuentan exactamente cuántos gajos de naranja tenía derecho un dignatario de visita. Pronto, la naranja se convirtió en la moda de la nobleza y los comerciantes ricos. Para el siglo XVI, los naranjos dulces se habían convertido en comunes y habían asumido importancia comercial en Europa.

Parque de Versalles, con los naranjos en cajas.

En Francia, la primera orangerie fue construida y aprovisionada por Carlos VIII de Francia en el castillo de Amboise.[4] Existe un consenso general de que la llegada del naranjo dulce a Europa estuvo vinculada con las actividades de los portugueses durante el siglo XV y, particularmente, con los viajes de circunnavegación por el este llevados a cabo por Vasco da Gama. Si bien los romanos habían conocido los limones y, probablemente, las naranjas agrias, así como las toronjas, los diferentes tipos (naranjas agrias, limones y naranjas dulces) llegaron a Europa con siglos de diferencia.

Por medio de la retención de agua y nutrientes y mediante el uso de técnicas de poda, los jardineros franceses fueron capaces de hacer florecer árboles de cítricos durante todo el año, para el deleite de Luis XIV. Los cítricos fueron tomados como temas en la escultura, los mosaicos, bordados, tejidos, pinturas, poemas y canciones a lo largo de la historia y las flores del azahar fueron apreciados como ornamentos florales para las bodas.[5]

Referencias[editar]

  1. a b c Garnier, Lisa (2010). «Le Grand jeu des artifices» (en francés). Les cahiers de Science & Vie:  pp. 72-75. 
  2. Joël Cottin (25 de abril de 2011). «Versailles, côté jardin». Au cœur de l'histoire. Europe 1. 
  3. Ramón-Laca, L. (Winter 2003). «The Introduction of Cultivated Citrus to Europe via Northern Africa and the Iberian Peninsula» (en inglés). Economic Botany 57 (4):  pp. 510. 
  4. Hyams, Edward (1971). A History of Gardens and Gardening (en inglés). NuevaYork: Praeger Publishers. p. 101. 
  5. Scora, Rainer W (nov-dic 1975). «On the History and Origin of Citrus» (en inglés). Bulletin of the Torrey Botanical Club 102 (6):  pp. 370–1. 

Enlaces externos[editar]