One-hit wonder

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En la industria musical, un one-hit wonder (en español: maravilla de un solo éxito) es un artista que generalmente es conocido por un solo sencillo exitoso.

Ya que los one-hit wonder son populares durante un periodo corto, sus éxitos suelen tener gran valor nostálgico, y suelen aparecer en recopilaciones de épocas y en bandas sonoras.

Los éxitos de muchos one-hit wonder son, hasta cierto punto, efímeros a propósito, grabadas por razones humorísticas o para aprovechar una novedad en la cultura popular. Los ejemplos incluyen Disco Duck ("Pato Disco") de Rick Dees, relacionado a la locura disco a fines de los años '70, y Pac-Man Fever (Fiebre Pac-Man) de Buckner & Garcia, relacionado con el juego de Arcade "Pac-Man". Pero comúnmente, los one-hit wonder son músicos serios que se esfuerzan en continuar con su éxito cuando su popularidad decae. Entre estos se pueden mencionar a Berlin o Quarterflash los cuales nunca pudieron superar o igualar su mayor éxito. Algunos artistas han tenido solo un éxito debido a una muerte prematura, como Minnie Riperton y Blind Melon.

Los one-hit wonder son comunes en cualquier época de la música pop, pero son más comunes de dentro de periodos de géneros musicales que no duran más que unos pocos años, como el disco y new wave.

A pesar de que el término se usa a veces de forma despectiva, los fanáticos suelen tener gran pasión por estas canciones memorables y los artistas que los crearon. Algunos de estos artistas han adoptado a estos seguidores abiertamente, mientras que otros se distancian de su tema de éxito intentando realizar canciones de éxito con sonido diferente; o inician carrera como escritores (como Linda Perry de 4 Non Blondes), productores discográficos (como Gerardo), o incluso ambos (como Matthew Wilder).

Un asunto de definiciones[editar]

La mayoría de los miembros de la industria musical estadounidense consideran una canción dentro de los primeros cuarenta de la lista de los Billboard Hot 100 como un éxito. Por lo tanto, cualquier intérprete que solo haya grabado una canción con estas características es, técnicamente, un one-hit wonder. Sin embargo, el término se aplica de manera general a cualquier artista que es conocido por una sola canción, razón por la cual artistas que cumplen el criterio anterior pueden no ser considerados one-hit wonders, mientras otros que no lo cumplen pueden ser vistos de esa manera.

En el Reino Unido, el término one-hit wonder se usa para describir a un solista o banda que solo tiene un éxito en los primeros 20 de UK Singles Chart, mientras todas sus demás canciones nunca se colocaron por arriba del número 21. Ésta es, obviamente, una definición mucho más restrictiva que la usada en Estados Unidos o en cualquier otra parte del mundo.

Hay otros criterios que se consideran al evaluar el estatus de un artista como one-hit wonder:

  • Jimi Hendrix, Frank Zappa, Lou Reed, Radiohead, Janis Joplin, The Grateful Dead, Iggy Pop, Beck y Korn todos tienen solo un éxito en los 40 primeros de Billboard, pero muy rara vez, por no decir nunca, se los considera como one-hit wonders. En estos casos se toman en cuenta otros criterios para evaluar su éxito: las ventas de álbumes y de conciertos, la opinión de la crítica, la gran fidelidad de sus fanáticos o su influencia sobre otros músicos.
  • Lo mismo aplica a la inversa; no se suele llamar one-hit wonders a grupos dirigidos por solistas bien conocidos. El éxito "Layla" de Derek and the Dominos se asocia con el líder del grupo Eric Clapton, quien ha tenido considerable éxito antes y después de la existencia de Derek and the Dominos.
  • Los artistas que son exitosos en un género pero que solo han producido un éxito fuera del mismo suelen ser considerados one-hit wonders por el público en general, pero no por los fanáticos del género al que pertenecen. La cantante de música celta Loreena McKennitt, la banda de rock cristiano Jars of Clay, y el cantante de country Billy Ray Cyrus son ejemplos de esto; todos son populares en sus respectivos géneros pero el público general los conoce por una sola canción.
  • En ocasiones a artistas como Golden Earring y Maxine Nightingale, quienes lograron dos éxitos antes de desaparecer, se los llama two-hit wonders; pero este término no es tan común.
  • Mientras el término one-hit wonder generalmente se refiere a la música popular, en ocasiones se usa para describir a compositores de música clásica como Carl Orff (con Carmina Burana) que son bien conocidos por una pieza en especial. Extender el término a la música clásica es muy subjetivo, como no hay tablas de ventas que se puedan usar como referencia; no hay una manera comúnmente aceptada de determinar lo que es un éxito en la música clásica. Esto puede determinarse por las ventas de las grabaciones, los programas de los conciertos de música clásica, las listas en las estaciones de radio, el número de veces que distintas orquestas han grabado una canción, y qué tanto conoce el público general la pieza.

Otros usos[editar]

El término one-hit wonder se usa ocasionalmente para referirse a un artista, distinto a un músico, que es mejor conocido por un solo trabajo. Por ejemplo, el autor Joseph Heller ha escrito varias novelas pero se lo conoce mejor por Trampa-22, mientras que la actriz Natasha Henstridge todavía no ha logrado superar el éxito de su película "Species".

En los videojuegos, el término one-hit wonder se utiliza para describir un personaje que muere después de un solo disparo. Un buen ejemplo es Billy Bob del juego de Capcom Gun Smoke.

Jimmy Glass, un portero de fútbol inglés, a quien se lo recuerda por haber anotado un gol el último día de la temporada de 1998/99 de la Tercera División Inglesa lo que mantuvo a este equipo, el Carlisle United en la Football League, relegando al Scarborough F.C. a la Football Conference. Glass escribió una autobiografía titulada One-Hit Wonder. Otro caso es el del futbolista argentino, Rubén Norberto Bruno, recordado por haber sido el autor del gol que le permitió a su equipo, el Club Atlético River Plate, volver a salir campeón después de 18 años en el año 1975. Bruno, jugador de las divisiones inferiores, había jugado ese partido de tanta importancia en la historia de su club debido a una huelga de los futbolistas de la primera división. Luego de su gol más famoso, en River no jugó más que once partidos en dos años, luego quedó libre y fichó por el club Los Andes de la Segunda División del fútbol argentino.

Véase también[editar]