Omatidio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Corte longitudinal de un omatidio. A. Córnea, B. Cono cristalino, C y D. Células pigmentadas, E. Rabdoma, G. Membrana basal, H. nervio óptico.

Los omatidios (también llamados omatidias a veces) son unidades sensoriales formadas por células fotorreceptoras capaces de distinguir entre la presencia y la falta de luz y, en algunos casos, capaces de distinguir entre colores. El conjunto de omatidios forman los ojos compuestos, presentes en algunos invertebrados como los insectos y los crustáceos.[1]

Corte de una sección de ojo compuesto con omatidios.

En los insectos cada omatidio está formado por un grupo de células alargadas. La más externa es una lente corneal, debajo de la cual se encuentra el cono cristalino formado de cuatro células rodeadas de células pigmentadas. Debajo del cristalino hay un grupo de células alargadas (generalmente ocho) rodeadas de células pigmentadas. El rabdoma recoge la luz y la transmite al cerebro por medio de un nervio óptico.

La lente corneal suele ser convexa lo que da al ojo compuesto un aspecto facetado.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  • Borror, D. J., DeLong, D. M., Triplehorn, C. A.(1976) cuarta edición. An introduction to the study of insects. Holt, Rinehart and Winston. New York, Chicago. ISBN 0-03-088406-3

Enlaces externos[editar]

Ojo Compuesto de Insectos