Olla de barro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Olla de barro preparada para cocer unas fabes.

La olla de barro, también conocida como marmita, es una olla elaborada en cerámica a la que se ha dado forma mediante técnicas de alfarería. Puede ser de muy diversos tamaños. El barro suele estar cocido en un horno entre los 1000 °C y 1100 °C. Las ollas de barro están asociadas en las gastronomías modernas a la elaboración de comida y bebida de una forma clásica y tradicional,[1] por regla general con la preparación de alimentos de una forma lenta: en la mayoría de los casos de cocidos. Las ollas de barro más pequeñas suelen utilizarse para elaborar café (café de olla típico de México, por ejemplo). Se suele considerar al barro como el material más fiel para cocinar legumbres.

Cuidados[editar]

El barro cocido hace que se tenga que aplicar diversos cuidados durante su operación, como puede ser remojar la olla antes de su uso, poner granos de sal en su interior para que evite la formación de hongos (inclusión de sabores raros). Posee como ventaja que no desprende substancias perjudiciales al organismo como lo hacen las ollas metálicas. Requiere una preparación especial para la utilización, como untarla previamente con aceite vegetal y segundo, según la opinión de algunos especialistas, antes de la primera utilización hay que mantenerla en horno caliente por lo menos por dos horas.

Las ollas de barro son típicas en la ciudad de Guatemala, debido a que desde hace muchos años son utilizadas para preparar los alimentos necesarios para las familias de la sociedad.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Teodoro Bardají Mas, (2002), «La cocina de ellas», La Val de Onsera, Cap. "Cocido madrileño" (487)