Olga Riutort

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Olga Elena Riutort

Secretaria General de la Gobernación de Córdoba
1999-2002

Datos personales
Nacimiento 12 de setiembre de 1948
San Juan, San Juan
Partido Partido Justicialista
Cónyuge Alejandro Jorge Flores, (divorciada) José Manuel de la Sota (divorciada),
Profesión Bioquímica

Olga Elena Riutort (San Juan, 12 de septiembre de 1948) es una dirigente política perteneciente al Partido Justicialista de Córdoba y egresada de la Universidad Nacional de Cuyo en la carrera de Bioquímica. Nacida en San Juan, fue ocho años Diputada de la Nación Argentina por esta provincia y pre-candidata a Gobernadora en 1995. Continuó su carrera política en la Provincia de Córdoba, donde fue sucesivamente Secretaria General de la Gobernación (1999-2002), Presidente de la Mesa Ejecutiva del Consejo Provincial de la Mujer (2004-2008) y Concejal de la Ciudad de Córdoba desde 2007.

Orígenes[editar]

Nació en departamento Departamento Rawson (San Juan). Sus hermanos: Alfredo Riutort, contador público y ex Ministro de Economía de la provincia de San Juan durante los gobiernos del Partido Bloquista, y Osvaldo Riutort médico gastroenterólogo. Hija de Gabriel Riutort de oficio albañil, y Maria Elena Mora profesora de "corte y confección".

Su vocación por la política nació en San Luis donde fue a estudiar Bioquímica. Allí comienza su actividad política a los 17 años, militando en la Juventud Universitaria Católica y el Integralismo, afiliándose en los años ´70 al Partido Justicialista. Una vez egresada, se desempeñó como docente en San Luis.

Carrera política en San Juan[editar]

En 1982, con la apertura que hace la dictadura para que se reorganicen los Partidos Políticos, es electa Vicepresidenta del Partido Justicialista de la Provincia de San Juan y electa Diputada de la Nación Argentina para el período 1983 -1987 en Elecciones Generales.

En 1984 resulta electa Presidenta del PJ de San Juan por el voto de los afiliados.

En 1986 se produce el Congreso de la Renovación Nacional en Río Hondo y es designada Vicepresidenta 3.ª del Peronismo Renovador a nivel Nacional.

En 1987 resulta electa nuevamente Diputada Nacional por San Juan, cargo que tendrá hasta 1991, elección que gana el Peronismo por primera vez desde la recuperación de la democracia. Como Diputada Nacional fue Presidenta de la Comisión de Medio Ambiente; Presidenta de la Comisión de Obras Públicas; Presidenta de la Comisión de Familia y Minoridad; Vice presidenta de la Comisión de Ciencia y Tecnología; Vice Presidenta de la Comisión de Salud y Vocal de la Comisión de Transporte.

En el curso de su mandato como parlamentaria fue autora de varios proyectos de actual relevancia social: Proyecto de Ley Forestal, Patria Potestad compartida, Divorcio Vincular,[1] Proyecto de creación del Programa Nacional de la Minoridad Carenciada, creación del Dique Cuesta del Viento, Reconversión Vitivinícola, Reforma del Embalse, Reforma del Código Penal para introducir la figura del delito ecológico o ambiental, Fauna y Creación del Consejo Federal de Saneamiento Básico. Asimismo, firmó como Co-Autora del Proyecto de Ley de Promoción Industrial, entre otros.

Al promediar su segundo mandato como Diputada, se enfrentó políticamente con el gobernador Escobar, acusado por la legislatura sanjuanina por la comisión de hechos de corrupción y sometido a juicio político. Así, Riutort fue candidata a gobernadora de San Juan en las elecciones de 1995, con el sublema "Arriba mi gente"; con Roberto Basualdo como compañero de fórmula. Sus votos terminaron tributando a la victoria del Frente de la Esperanza, de Jorge Escobar, quien contó con el apoyo del presidente Carlos Menem. Esa derrota cerró su capítulo de participación en la política sanjuanina.

Carrera política en Córdoba[editar]

Divorciada, en 1989 se radica definitivamente en la Provincia de Córdoba, donde vive hasta la fecha. El 28 de diciembre del mismo año contrae matrimonio con José Manuel de la Sota, por entonces Diputado Nacional por Córdoba e integrante de la renovación peronista. Ambos tenían dos hijas, de matrimonios anteriores.

En 1994 es Vicepresidenta del PJ Capital de la ciudad de Córdoba y en la actividad privada, explota una estación de combustible dual en la ciudad de La Carlota. En 1995 formó parte de la Comisión Nacional de Comunicaciones.

Funcionaria en Córdoba[editar]

De la Sota conoció la victoria electoral en Córdoba cuando estaba casado con Olga, ya convertida en una activa militante justicialista cordobesa. El justicialismo pudo desbancar la larga tradición de gobiernos radicales en la provincia mediterránea.

Así, el 12 de julio de 1999 Riutort asumió el cargo de Secretaria General de la Gobernación del que no estuvo libre de polémicas a pesar de sus muchas innovadoras iniciativas de gestión.[2] Tuvo a su cargo la modernización del Estado, informatizándolo vertical y horizontalmente y creando el SUAC (Sistema Único de Atención Ciudadana); estableció el doble turno para la Administración Pública con el fin de mejorar la atención a los ciudadanos, digitalizó el control de asistencia y prohibió fumar en las dependencias del Estado.

En tal sentido, sus decisiones más resistidas por la oposición política y algunas corrientes gremiales estuvieron orientadas a promover la descentralización administrativa y la desconcentración operativa del Estado con la creación de las Agencias Córdoba Cultura, Córdoba Deportes, Córdoba Ciencia, Córdoba Ambiente y Córdoba Turismo.

Tuvo a su cargo la formulación de políticas para reducir la brecha habitacional del Gran Córdoba. Así, fue la diseñadora de los “barrios ciudades”:[3] nuevos asentamientos suburbanos de viviendas sociales con todos los servicios públicos esenciales incluidos (escuelas, dispensarios, alumbrado) para familias ubicadas en villas de emergencia y relocalizadas. La medida no estuvo libre de polémica porque mientras el Gobierno provincial ponderó la creación de los barrios-ciudades asegurando que, además de proveerles una vivienda digna, a los vecinos se los sacaba de situaciones de riesgo; los opositores señalaban que así se producían nuevos guetos al sacar a la gente de sus lugares.

En cuanto a los derechos de las mujeres, fue una de las principales impulsoras de la Ley Nº 8901 de Igualdad de la Provincia de Córdoba (También conocida como "Ley Riutort), que obliga a la participación equivalente de género obligatoriamente en toda lista de candidaturas electivas para desempeñar cargos representativos en órganos colegiados ejecutivos, deliberativos, de control, selección, profesionales o disciplinarios previstos en la Constitución de Córdoba o en sus respectivas leyes de creación o estatutos para equiparar géneros de cargos ejecutivos en los diversos órganos de la Provincia de Córdoba.

También, promovió activamente la creación del Consejo Provincial de la Mujer -del que sería titular de la Mesa Ejecutiva en dos oportunidades- en 2000 a través de la sanción y promulgación de la Ley Nº 8886 (Publicada en el Boletín Oficial del 4 de octubre de 2000). Entre las últimas decisiones antes de dejar el cargo, participó en el estudio de la reforma y conservación del actual Paseo del Buen Pastor, en donde solía funcionar una cárcel de mujeres.

Riutort ha sido una fervorosa defensora de los derechos de las minorías sexuales en Córdoba promoviendo políticas de aceptación y equidad tantos en los nombramientos oficiales como en la formulación de programas de apoyo y asistencia. Por caso, apoyó la formación de la Comisión para Minorías Sexuales y Portadores de VIH, en la órbita de la Secretaría de Derechos Humanos.

Defendió los derechos de los pacientes y promovió políticas de trato no discriminatorio, impulsando la aprobación de la Ley Nº 8835 -Carta de Derechos del Ciudadano-. Al respecto, se medida más cuestionada fue la creación de la “Casa de Recreo para personas viviendo con VIH” en el municipio de Capilla del Monte; iniciativa surgida originalmente de las asociaciones civiles Alas y Sigla de Córdoba y la Asociación de Travestis Unidas de Córdoba (Atuc), a través de la Comisión para Minorías Sexuales y Portadores de VIH, dependiente de la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia.

Sin embargo, esto motivó protesta airadas y marchas masivas de vecinos y el intendente de la villa serrana en contra de la decisión que debió ser retirada para su modificación.[4] Finalmente, el 12 de junio de 2001 se habilitó la residencia de verano y apoyo psicológico; de la que designaron como padrinos al gobernador de la Sota y a Olga Riutort.

El escándalo de la aduana chilena[editar]

La primera mitad del primer mandato del gobernador de la Sota coincidió con desgajamiento económico y financiero del país bajo el gobierno de Fernando de la Rúa. Así, el desequilibrio de las cuentas públicas por la baja recaudación fiscal, sumado a probables errores de gestión del gobernador cordobés, hicieron inevitable el lanzamiento de una cuasimoneda como política de emergencia.

Ahora bien, la impresión de los bonos estatales debía efectuarse con celeridad y secreto para no desbaratar los planes del gobernador en cuanto al anuncio y justificación de la medida. Por ello, se decidió contratar para la impresión de los mismos a la Casa de Moneda chilena; a la que el Gobierno cordobés había pagado 1.062.500 dólares, a través de una transferencia bancaria anticipada, correspondientes a la impresión de 8.500.000 billetes de Lecop Córdoba (Lecor).

La funcionaria encargada de retirar la impresión fue la secretaria general de la Gobernación, esposa y persona de mayor confianza del gobernador. Así, Riutort viajó en secreto a Santiago de Chile -en un vuelo charter de la empresa porteña Baires Fly SA, que tiene sede en el Aeroparque Jorge Newbery- y el 2 de noviembre de 2001 ingresó a la Casa de Moneda chilena para retirar la mercadería encargada. El riguroso secreto en que se mantuvo el viaje de la secretaria General no era exagerado: en ese momento, nadie en la provincia de Córdoba había siquiera oído mencionar públicamente la palabra “bono” por boca de un funcionario de la administración delasotista.

El gobernador aún no había admitido que la difícil situación nacional impactaba en los números de la Provincia como para necesitar emular al gobernador Ramón Mestre y emitir sus propios bonos. Pero aunque en aquellos días nadie sospechaba que pronto el mercado cordobés se inundaría de bonos, la secretaria General viajaba ya con una primera partida de un millón de billetes de los que nadie en Córdoba (a excepción de su esposo y contados funcionarios) sabía que existían. Y que en pocos días valdrían 50 millones de pesos (equivalentes al mismo valor en dólares de ese momento), cuando fueran lanzados al mercado.

Los cordobeses recién se enteraron de que existían las Lecor el 9 de noviembre, luego de que así lo revelara el noticiero Telenoche Doce, lo que obligó al Gobierno a acelerar los tiempos para declararse en emergencia económica, paso legal que debería haber dado antes de hacer imprimir los billetes.

Riutort se habría dispuesto a abandonar el aeropuerto Merino Benítez de Santiago de Chile llevando personalmente un anticipo de esos millones de billetes. Salió en su avión con 10 bultos con un peso total de 1.015 kilogramos. Cada paquete contenía 100 mil billetes de 50 Lecor cada uno, que hacían el total de un millón de billetes por un valor de 50 millones de Lecor, serie E.

Pero la funcionaria fue demorada por las autoridades chilenas por sospecha de contrabando dado que no habría declarado la carga. La Ordenanza de Aduanas de Chile afirma en su artículo 168 que “incurrirá en el delito de contrabando el que al introducir o extraer del territorio de la República mercancías de lícito comercio, defraude la hacienda pública mediante la evasión del pago de los tributos que pudieran corresponderle o mediante la no presentación de las mismas a la Aduana”.

Mientras tanto, enterado de la incómoda situación de Riutort y ante el riesgo de que el hecho trascendiera, el Gobierno de Córdoba pidió ayuda a un exdiplomático que anteriormente se desempeñó en Santiago de Chile, para que solucionara velozmente el inconveniente. A través de la intervención del exfuncionario, Olga Riutort pudo abandonar Chile con su carga secreta de Lecor recién el lunes 5 de noviembre, tras haber estado impedida de cruzar la cordillera con su carga durante un fin de semana.

El martes 6, previa escala de veinte horas en Mendoza el día naterior, las cosas siguieron complicadas para Riutort y el Gobierno de Córdoba. Cuando el avión llegó al aeropuerto Córdoba, un funcionario de la Aduana cordobesa labró un acta de interdicción a los billetes, ya que según la ley se trataba de mercadería en infracción. La Aduana dejó que el Gobierno llevase la mercadería por razones de seguridad, pero al interdictarla le impedía que la “usara” hasta que no resolviera su situación legal.[5]

Las connotaciones políticas y periodísticas del caso dañaron severamente la imagen pública de la funcionaria. En la encrucijada entre mostrar un gobierno tratando de ocultar una decisión de mala fe o a una funcionaria en malos manejos, el gobernador apartó a Riutort del gabinete el 26 de agosto de 2002.

Gestión del Consejo de la Mujer[editar]

La Ley Nº 9157 otorgó autonomía funcional al Consejo Provincial de la Mujer y Riutort, designada única representante por el Poder Ejecutivo de la provincia, fue elegida presidente de la Mesa Ejecutiva en septiembre de 2004.

A través del organismo, se dio origen a la creación de la Primera Unidad Judicial de la Mujer y el Niño Víctimas de Delitos Contra la Integridad Sexual, la Casa de Tratamiento de Alta Crisis de la Mujer y el Niño Víctimas de Delitos contra la integridad sexual y los Consultorios Externos para el Tratamiento y Seguimiento de las Víctimas de Delitos contra la Integridad Sexual.

Riutort impulsó la creación de la primera Diplomatura en Prevención y Tratamiento de la Violencia Familiar y Sexual. También gestionó y propició la creación de la primera Biblioteca de Género en el país. Hizo posible la creación de la figura del Asesor Letrado para asistir en forma exclusiva a los delitos de violencia sexual, creada a su pedido por el Superior Tribunal de Justicia. Por su trabajo relacionado en esas áreas, se desempeñó como Docente en la Diplomatura en Prevención y Tratamiento de la Violencia, en la Universidad Blas Pascal.

No obstante los logros alcanzados en su gestión, en una medida que generó el rechazo de numerosas figuras de la vida pública y empresarial cordobesa, el 19 de agosto de 2008 fue desplazada de la Mesa Ejecutiva del Consejo por efecto de un Decreto del gobernador Juan Schiaretti; quien designó como representante del Poder Ejecutivo a la exlegisladora provincial Graciela Ruiz.[6]

La Concejal y líder de la oposición municipal[editar]

Sin recobrarse del escándalo político por lo sucedido en la aduana chilena en 2001 y sindicada por el exfiscal Anti-corrupción de Córdoba Luis Juez de practicas ilegales, Riutort comenzó a emerger en la política cordobesa sobre la base de un fuerte trabajo político en la capital cordobesa.

Primero, fue elegida Presidente de la Junta Departamental Capital en 2004 y de allí empezó a trabajar por su candidatura a Intendente de la ciudad de Córdoba en el turno de 2007. Allí le surgió su siguiente obstáculo: el 11 de noviembre de 2004 el gobernador de la Sota admitió públicamente que la pareja iniciaría los trámites de divorcio. Sin embargo, el gobernador fue más allá y -decidido a apartarla de la corriente política principal- buscó desestabilizar su posición en el Partido Justicialista promoviendo la renuncia de más de cuarenta consejeros partidarios e impidiéndole sesionar en el órgano de conducción por falta de quorum.

Riutort no se amedrentó y en las elecciones internas para elegir candidato a Intendente de Córdoba, del 29 de abril de 2007, desafió al candidato del gobernador. Perdió y denunció fraude.[7] En una movida audaz, se postuló en las elecciones generales del 2 de septiembre por fuera de la estructura partidaria y consiguió el tercer puesto, con el 15,7% de los votos, desplazando al cuarto puesto al candidato justicialista Roberto Chuit (15,4%), vencedor en las internas.

Allí comenzó a crecer su exposición y su buena imagen, como mujer de acción y coraje, en la sociedad cordobesa. El 1 de diciembre de 2007 asumió una banca como Concejal de la ciudad de Córdoba en representación de la Minoría y formó el "Bloque Eva Duarte".

Su trabajo en el concejo le valió aun mayor reconocimiento social y otra vez se vio enfrentada a la estructura de poder dentro del PJ cordobés -liderado por de la Sota-. El gobernador Schiaretti, decidido a impulsar la presencia de su esposa y legisladora Alejandra Vigo en el peronismo de la ciudad capital, desplazó a Olga Riutort del Consejo Provincial de la Mujer.

En la elección del 18 de septiembre de 2011 para Intendente de Córdoba, Olga Riutort -candidata del frente Fuerza de la Gente- obtuvo el segundo puesto en la votación general con el 27,6% de los votos y detrás del candidato radical Ramón Javier Mestre -con el 35,6% y el intendente que menos votos obtuvo desde 1983-. En tanto, Héctor Campana, Vicegobernador de la provincia y candidato a Intendente por el PJ, quedó en tercer lugar con el 21,3% de los sufragios. Riutort obtuvo buena proyección de votos, consolidando su liderazgo en los sectores humildes de la capital cordobesa y triunfando en los barrios Villa El Libertador (Seccional 10.ª), Yapeyú (Seccional 6.ª) y Renacimiento (Seccional 5.ª) entre otros.

Actualmente, como Concejal de la ciudad de Córdoba, preside la Comisión de Desarrollo Urbano y ejerce la Secretaría de Servicios Públicos.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]