Oleg Penkovski

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Oleg Vladímirovich Penkovski o Penkovsky, en ruso Олег Влади́мирович Пенько́вский (nacido el 23 de abril de 1919 en Vladikavkaz, Osetia del Norte, Rusia soviética, muerto el 16 de mayo de 1963, ¿en Moscú?, entonces Unión Soviética), cuyo código occidental fue Agent Hero ("Agente Héroe") fue un coronel de la inteligencia militar soviética (GRU) entre finales de la década de 1950 y principios de la de 1960. En 1962 alertó a Occidente de que la URSS estaba instalando misiles nucleares en Cuba, en lo que pronto sería conocido como la crisis de los misiles cubanos. Sentía al parecer que Nikita Jrushchov era un personaje peligroso que podría conducir al mundo a nada menos que una guerra nuclear.

Vida temprana y carrera militar[editar]

El padre de Penkovsky murió luchando como oficial del Ejército Blanco (zarista y antibolchevique) durante la Guerra Civil Rusa. En 1939 se graduó en la Academia de Artillería de la capital ucraniana de Kiev, obteniendo el grado de teniente. Después de participar de la breve Guerra de Invierno contra Finlandia en 1940, y de hacer lo propio en la Gran Guerra Patria de 1941-1945 (nombre soviético y ruso del Frente Oriental durante la Segunda Guerra Mundial), alcanzó el grado de Teniente Coronel.

Como oficial del GRU, Penkosvky fue nombrado agregado militar en Ankara, la capital turca, en 1955. Luego trabajó en el Comité Soviético de Investigación Científica. Llegaría a ser amigo personal de la entonces cabeza del GRU, Iván Serov, así como también del mariscal soviético Serguéi Varentsov.[1]

Trabajo para la inteligencia occidental[editar]

En julio de 1960, Oleg Penkosvky se acercó a unos estudiantes estadounidenses que estaban de paso por la capital soviética de Moscú, y les dio un paquete, que luego llegaría a manos de la Agencia Central de Inteligencia norteamericana. Los oficiales de la CIA tardaron en contactarlo porque creían que estaban bajo constante vigilancia, o bien porque asumían que podía tratarse de una trampa o celada tendida por el KGB. Penkovsky finalmente persuadió al británico Greville Wynne para organizar una reunión con dos agentes de inteligencia británicos y otros dos estadounidenses, durante una esporádica visita a Londres, en 1961. Wynne devendría en uno de sus mensajeros. Así fue que la CIA se lamentó su tardanza en haberlo contactado, pero los británicos del MI6 les prometieron que compartirían la información confidencial que les proporcionase su nuevo doble agente soviético.

En 1960 y 1961 escribió a varias personas occidentales ofreciendo sus servicios como espía. Estos acercamientos no fueron atendidos inicialmente por la CIA que pensó que era un doble agente. Fue decisiva la intervención de Greville Wynne para arreglar una reunión con los oficiales británicos del MI6 durante una visita a Londres en 1961. Durante los siguientes 18 meses, Penkovksy suministró una tremenda cantidad de información a sus dos contactos del MI6 británico en Moscú, Ruari y Janet Chisholm, además de brindar datos adicionales a sus contactos de la CIA y al SIS durante sus contados viajes permitidos al exterior. Pero su logro más importante fue haber provisto al entonces presidente estadounidense John Fitzgerald Kennedy con información confiable sobre el tamaño real del arsenal nuclear soviético duarante la crisis de los misiles cubanos, el cual era bastante más pequeño de lo que los expertos occidentales habían estimado, desinformación en parte previamente causada a raíz de los constantes alardes de Jrushchov, como aquella célebre bravuconada de que "los misiles [atómicos] intercontinentales salían de las fábricas soviéticas como salchichas de una máquina de hacer embutidos" [2] , dicha durante su célebre asistencia a la reunión de la Asamblea General de la Naciones Unidas, en octubre de 1960. Además, a partir de los documentos confidenciales, quedó claro que los sistemas de reaprovisionamiento de combustible de la URSS no eran completamente operacionales, así como tampoco sus sistemas de guía de misiles eran totalmente funcionales.

Actuación en la crisis de los misiles cubanos[editar]

Ver también Crisis de los misiles cubanos

El régimen soviético comenzó a desplegar misiles nucleares de alcance intermedio (MRBMs) [3] en Cuba, con la expectativa que, una vez que el gobierno estadounidense de se enterase de su existencia, ya fuese un hecho consumado (fait acompli), y no pudiese hacer nada al respecto. Penkovksy proveyó de planos y descripciones de los sitios de lanzamiento de misiles instalados en Cuba. Sólo a partir de esta información pudo la inteligencia estadounidense identificarlos fehacientemente, ya que las fotografías obtenidas mediante los vuelos de reconocimiento de los aviones espía Lockheed U-2 eran de una relativa baja resolución.

Penkosvky fue arrestado por el KGB el 22 de octubre de 1962 -a partir de información brindada por el doble agente británico George Blake-, poco antes del mensaje de Kennedy al pueblo estadounidense, mediante el cual revelaría que aviones espías U-2 habían confirmado reportes de inteligencia de que los soviéticos estaban instalando misiles nucleares de alcance intermedio en Cuba (peligrosa operación cuyo nombre en código era Anadyr).

Así, el presidente Kennedy fue forzosamente privado de un muy importante agente de inteligencia, que podría haber ayudado a mitigar un poco la fuerte de los trece días que duró la crisis nuclear, inteligencia como, por ejemplo, que Jrushchov mismo estaba buscando formas de desactivar la peligrosa situación de escalada nuclear eventual [4] la cual, a la postre, resultaría ser el momento histórico más próximo que tuvieron ambas superpotencias militares antagónicas de sufrir un intercambio atómico mutuo.

Tal vez esa información hubiese reducido la presión sobre Kennedy de lanzar una invasión a gran escala sobre la isla -una acción que, hoy se sabe, hubiese llevado al uso de las armas nucleares tácticas de la clase "Luna" contra las tropas estadounidenses. El comandante soviético en Cuba, el general Issa A. Pliyev, había recibido el permiso de usarlas en un caso extremo, sin necesidad de consultar a Moscú antes. [5]

El destino final de Penkovsky[editar]

Penkovksy fue juzgado y condenado por espionaje en un juicio sumario que tuvo lugar en 1963. Sobre lo que exactamente le sucedió después de su condena, los recuentos difieren. Algunas fuentes alegan que fue ejecutado mediante el tradicional método soviético de un balazo en la nuca, para luego ser cremado y eventualmente enterrado en una fosa común.

El autor del GRU Vladimir Rezun, escribiendo bajo el seudónimo "Viktor Suvorov", dice en su libro Aquarium, dice que le mostraron un film en blanco y negro del GRU en el que Penkovksy estaba atado a una tabla, mientras era "cremado vivo". Es decir, habría sido lentamente introducido en un horno crematorio, de pies a cabeza (en ese orden), mientras otros oficiales eran forzados a mirar la espeluznante escena, como una furibunda advertencia a potenciales traidores futuros. Una descripción muy similar realizaría más tarde Ernest Volkman, en uno de sus libros.[6]

Legado[editar]

Penkovsky también es mencionado en el libro "La caza al octubre rojo" (The hunt for red October), del escritor estadounidense Tom Clancy. Asimismo, la carrera como espía de Penkovksy fue tratada en la serie Nuclear secrets, en el episodio uno de la misma, intitulado The spy from Moscow ("El espía de Moscú"). El capítulo, transmitido en Gran Bretaña el 15 de enero de 2007, mostraba una filmación secreta desclasificada del KGB mientras Penkovksy fotografiaba documentos confidenciales y se encontraba con la agente británica Janet Chisholm, uno de sus contactos en el Moscú de la era Jrushchov.

Referencias y notas[editar]

  1. Oleg Gordievsky y Christopher Andrew, KGB: The inside story ("KGB: La historia desde adentro"), Hodder & Stoughton, 1990, ISBN 0-340-48561-2
  2. Crónica del siglo XX, Plaza & Janes, Barcelona, 1999, página 374.
  3. En inglés, Middle Range Ballistic Missiles.
  4. Aleksandr Fursenko y Timothy Naftali, Khrushchev's Cold War ("La guerra fría de Jruschchov"), 2006, ISBN 978-0-393-05809-3
  5. Vladislav Zubok y Constantine Pleshkov, Inside the Kremlin's Cold War ("Dentro de la Guerra Fría del Kremlin"), Harvard University Press, Massachusetts (EE.UU), 1996, página 264, ISBN 0-674-45532-0
  6. Spies: the secret agents who changed the course of history ("Espías: los agentes secretos que cambiaron el curso de la historia") ISBN 978-0-471-02506-1

Enlaces externos[editar]