Ojo parietal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ojo parietal de una rana toro (Rana catesbeiana) joven.
Un adulto Anolis carolinensis mostrando su ojo parietal, en la parte superior de su cabeza.

Un ojo parietal u ojo pineal, también conocido como órgano parietal o tercer ojo, es una parte del epitálamo presente en algunas especies animales. El ojo puede ser fotorreceptor y está asociado comúnmente con la glándula pineal, regulando el ritmo circadiano y la producción hormonal para la termorregulación.[1]

La tuátara tiene un ojo parietal desarrollado, con retina y cristalino.[2] [3] Los ojos parietales también se encuentra en lagartijas, ranas, sapos y lampreas, así como en ciertos peces como el atún y algunos tiburones. Una versión menos desarrollada, comúnmente llamada glándula paripineal, se encuentra en las salamandras. El ojo parietal no se presenta ni en aves ni en mamíferos.

Fisiología[editar]

El ojo parietal forma parte del epitálamo, el cual está dividido en dos partes: el epífisis (el órgano pineal, o glándula pineal) y el órgano parietal, también llamado ojo parietal o tercer ojo si es fotorreceptor. Este surge como una evaginación del órgano pineal o como una raíz del diencéfalo. En algunas especies, este sobresale a través del cráneo.[4]

El ojo parietal usa un método diferente al de los bastones y conos para captar la luz.[5]

Referencias[editar]

  1. Eakin, R. M (1973). The Third Eye. Berkeley: University of California Press. 
  2. Uetz, Peter (07-10-2003). «Sphenodontidae». The EMBL reptile database. European Molecular Biology Laboratory, heidelberg. Consultado el 22-02-2007.
  3. «Parietal eye». Tuatara Glossary. School of Biological Sciences, Victoria University of Wellington (11-09-2007). Consultado el 28-05-2008.
  4. Zug, George; Vitt, Laurie Vitt; and Caldwell, Janalee (2002). Herpetology: An Introductory Biology of Amphibians and Reptiles, Second Edition. San Diego: Academic Press. p. 75. 0-12-782622-X. 
  5. Xiong, Wei-Hong; Solessio,Eduardo C.; and Yau, King-Wai (1998). «An unusual cGMP pathway underlying epolarizing light response of the vertebrate parietal-eye photoreceptor». Nature Neuroscience 1:  pp. 359–65. http://www.nature.com/neuro/journal/v1/n5/full/nn0998_359.html.