Oikos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El oikos (griego:οἶκος, plural: οἶκοι) es el equivalente de los griegos antiguos de «casa», es un conjunto de bienes y personas.

El oikos fue la unidad básica de la sociedad en la mayoría de las ciudades-estado, e incluía a la cabeza del oikos (generalmente el varón de mayor edad), su familia extendida (esposa y niños), y esclavos que vivían juntos en un marco doméstico. Los grandes oikoi también tenían granjas que fueron cuidadas generalmente por los esclavos, las cuales eran también la unidad agrícola básica de la economía antigua. Consistía, pues, en un unidad económica y social autárquica. El oikos «era el centro a cuyo alrededor estaba organizada la vida», a partir del cual no sólo se satisfacían las necesidades materiales, incluyendo la seguridad, sino también las normas y los valores éticos, los deberes, obligaciones y responsabilidades, las relaciones sociales y las relaciones con los dioses.

El oikos no era solo la familia, era todo el personal de la casa y sus bienes. El arte de dirigir un oikos significaba manejar una granja, no el gobierno para mantener la paz en la familia.

Estas definiciones se aplican al conjunto de la historia de Grecia desde el siglo VIII al IV a. C.

Aristóteles describe el oikos como una «comunidad constituida naturalmente para la satisfacción de las necesidades cotidianas»,[1] cuyos miembros se definen como aquellos que han sido criados con un mismo alimento.[2]

Pero la delimitación aristotélica de las funciones de la casa opera sobre una fluctuación entre dos términos: oikos y oikia (griego: οἰκία), que pueden traducirse de la misma forma, como en el pasaje de la Política (1252b 9-22). Pero oikos y oikia no siempre significaban lo mismo. Jenofonte dice que la primera palabra alude a la casa en el sentido estricto de lugar de residencia, mientras que la segunda denota no sólo la casa sino también las propiedades.[3] Pero esta distinción no era aceptada por los autores griegos. Los testimonios de algunos oradores áticos como Isócrates e Iseo indican que oikia podía connotar no sólo la casa sino también la familia o la propiedad,[4] de forma que su sentido se oponía al de oikos. De todas formas, en el contexto de la ley ateniense era habitual que oikia significara «casa» y oikos «propiedad» o «familia».

El oikos era la piedra angular de esta sociedad antigua. Sin embargo, en el siglo V a. C., antiguos autores griegos orientaron la naturaleza de los oikos con la polis; el conflicto entre estos dos fue tratada en el teatro trágico griego. Los intereses contradictorios del oikos y de la polis condujeron a la decadencia estructural de la sociedad.[cita requerida]

Referencias[editar]

  1. Aristóteles, Política 1252b 12-4
  2. T. W. Gallant, Risk and survival in ancient Greece. Reconstructing the rural domestic economy, Cambridge, 1991, 11-5
  3. Jenofonte, Económico i.5
  4. Isócrates xix.7, Iseo vi.18

Bibliografía[editar]

  • Gallego, Julián (2003). «El mundo rural en la Grecia antigua». Madrid: Akal Ediciones. pp. 19–21. ISBN 978-84-460-1437-8.