Ofiuco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ophiuchus
Ophiuchus constellation map.svg
Nombre latino Ophiuchus
Abreviatura Oph
Genitivo Ophiuchi
Simbología el portador de la serpiente
Ascensión recta 17 h
Declinación
Superficie 948 grados cuadrados
Rango 11
Número de estrellas
(magnitud < 3)
5
Estrella más brillante α Oph (Ras Alhague)
(magnitud ap. 2,1)
Lluvia de meteoros
  • Ofiuquidas
  • Ofiuquidas de mayo septentrional
  • Ofiuquidas de mayo meridional
  • Theta Ofiuquidas
Constelaciones colindantes
Visibilidad En latitudes entre
+80° y −80°
Mejor visibilidad
(21:00 hrs.)
julio

Ofiuco u Ophiuchus (el portador de la serpiente o Serpentario) o también conocido como "El cazador de serpientes" es una de las 88 constelaciones modernas, y era una de las 48 listadas por Ptolomeo. Puede verse en ambos hemisferios entre los meses de abril a octubre por estar situada sobre el ecuador celeste.

Al norte de Ofiuco se halla Hércules, al suroeste Sagitario (Sagittarius) y al sureste Escorpión (Scorpius); al este se encuentran la Cabeza de la Serpiente (Serpens Caput) y Libra, mientras que al oeste quedan Águila (Aquila), Escudo de Sobieski (Scutum) y Cola de la Serpiente (Serpens Cauda). La constelación queda flanqueada por la Cabeza y la Cola de la Serpiente, que puede ser considerada como una única constelación: Serpiente (Serpens), que la atraviesa. El conjunto resultante es un hombre rodeado por una serpiente.

Características destacables[editar]

Constelación Ophiuchus AlltheSky.com.

En esta constelación se localizan varias de las estrellas más cercanas a nuestro Sistema Solar. Así, la Estrella de Barnard es, después de las tres componentes de Alfa Centauri, la estrella más próxima al Sol, estando situada a poco menos de 6 años luz. También en Ofiuco se encuentran los sistemas 70 Ophiuchi y 36 Ophiuchi, constituidos por enanas naranjas —estrellas semejantes al Sol aunque más frías y tenues—, ambos a menos de 20 años luz de distancia.

En 1604 apareció en esta constelación la supernova de Kepler, la última supernova observada en nuestra propia galaxia a una distancia no superior a 6 kiloparsecs. Fue visible a simple vista y en el momento de máxima luminosidad superó en brillo a cualquier otra estrella del cielo nocturno.

Diversos cúmulos globulares como M10, M12 y M62 pueden ser observados con binoculares.

Estrellas principales[editar]

Resto de la supernova de Kepler, cuya luz llegó a la Tierra en 1604.

Objetos de cielo profundo[editar]

Mitología[editar]

En la mitología griega Ofiuco corresponde con Asclepio, hijo del dios Apolo y la mortal Corónide. Éste desarrolló tal habilidad en medicina, que se decía que era capaz incluso de resucitar a los muertos. Muy ofendido por ello, Hades pidió a Zeus que lo matara por violar el orden natural de las cosas, a lo que Zeus accedió. Sin embargo, como homenaje a su valía, decidió situarlo en el cielo rodeado por la serpiente, símbolo de la vida renovada.


Otra versión cuenta que Heracles mató a Ífito, hijo de Éurito y nieto de Melanio, rey de Ecalia, mientras era su huésped y Zeus, enojado, le envió malos sueños que no le dejaban dormir. Heracles consultó al oráculo de Delfos como podría librarse de ellos y la pitonisa Jenodea se negó a responderle diciéndole: Asesinaste a tu huésped ¡Yo no tengo oráculos para los que son como tú! Heracles se enfureció y se llevó las ofrendas del templo e incluso el trípode sobre el que se sentaba Jenodea. Apolo se indignó por esto y luchó contra Heracles, pero Zeus intervino en la disputa y finalmente volvieron a ser amigos; Heracles devolvió lo que había robado y la pitonisa le dio el siguiente oráculo: Para librarte de tu aflicción debes ser vendido como esclavo por todo un año, y el precio que obtengas debe ser entregado a los hijos de Ífito. Heracles fue comprado por Ónfale, reina de Lidia, para ser su amante más que para otra cosa, y Heracles le dio varios hijos además de limpiar de bandidos la región. Entre otras cosas mató una serpiente gigantesca que mataba los hombres y arruinaba las cosechas. Zeus creó la constelación de Ofiuco para conmemorar esta victoria sobre la serpiente, y Ónfale que descubrió por fin la verdadera identidad de Heracles lo dejó en libertad y lo mandó a Tirinto cargado de regalos.[1]

Notas[editar]

Enlaces externos[editar]

  • Higino: Astronomía poética (Astronomica).