Ocaña (Norte de Santander)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Ocaña (norte de Santander)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Ocaña
Municipio de Colombia
Bandera de Ocaña
Bandera
Escudo de Ocaña
Escudo
Ocaña
Ocaña
Ocaña
Localización de Ocaña en Colombia
Ubicación de Ocaña en Norte de Santander
Ubicación de Ocaña en Norte de Santander
Lema:Ocaña es Confiable
Himno:Himno de Ocaña (Norte de Santander)
País Flag of Colombia.svg Colombia
• Departamento Flag of Norte de Santander.svg Norte de Santander
• Región Andina
Ubicación 8°14′46″N 73°21′19″O / 8.2461111111111, -73.355277777778Coordenadas: 8°14′46″N 73°21′19″O / 8.2461111111111, -73.355277777778
• Altitud 1 202 msnm
• Distancia 218 km a Cúcuta
Superficie 460 km²
Fundación 14 de diciembre de 1570 (443 años)
Erección 1 857
Población 155.678 hab.
• Densidad

196

Proyeccción DANE 2014 hab./km²
Gentilicio Ocañero/a
Alcalde ASI Logo.svg Jesús Antonio Sánchez Clavijo
Hermanada con Bandera de España Ocaña (Toledo)
Sitio web http://www.ocana-nortedesantander.gov.co/
[editar datos en Wikidata]

Ocaña es una ciudad la segunda en importacia en el departamento Norte de Santander (municipio colombiano) ubicada en la zona nororiental del departamento de Norte de Santander. Está conectada por carreteras nacionales con Bucaramanga, Cúcuta y Santa Marta.

La provincia de Ocaña posee el Área Natural Única Los Estoraques ubicado a 1 kilómetro de La Playa de Belén "Bien de Interés Cultural" y "Monumento Nacional" y a 27 kilómetros de la ciudad de Ocaña.

Poblacionalmente se constituye como el segundo municipio del departamento después de Cúcuta con casi 135.256 habitantes incluida el área rural. Su extensión territorial es de 460 km², que representa el 2,2% del departamento. Su altura máxima es de 1 202 msnm y la mínima de 761 m.

Administración[editar]

El municipio de Ocaña se divide en 18 corregimientos:

  • Cerro de las Flores
  • Quebrada de la Esperanza
  • Las Chircas
  • Llano de los Trigos
  • Aguas Claras
  • La Floresta
  • Portachuelo
  • otaresita
  • Pueblo Nuevo
  • La Ermita
  • Agua de la Virgen
  • Buenavista
  • Mariquita
  • El Puente
  • Las Lizcas
  • Espíritu Santo
  • El Palmar
  • Venadillo.

También se divide el Casco Urbano se divide en 6 Comunas.

  • Comuna 1 central: José Eusebio Caro (1.07 Km²)
  • Comuna 2 nor-oriental: Cristo Rey (1.51 Km²)
  • Comuna 3 sur-oriental: Olaya Herrera (2.63 Km²)
  • Comuna 4 sur-occidental: Adolfo Milanes (1.07 Km²)
  • Comuna 5: Francisco Fernández de Contreras (1.14 Km²)
  • Comuna 6: Ciudadela Norte (0.80 Km²)

Historia[editar]

La ciudad de Ocaña fue fundada el 14 de diciembre de 1570, por el capitán Francisco Fernández de Contreras, como parte del tercer proyecto poblador del oriente, patrocinado por la Audiencia y el Cabildo de Pamplona.

La fundación tuvo por objeto la búsqueda de una vía que comunicara el núcleo urbano de Pamplona con el mar Caribe y el interior del Nuevo Reino.

Debido a la localización geográfica del poblamiento, la Audiencia de Santafé, presidida por Andrés Díaz Venero de Leiva, determinó que la naciente villa quedara bajo la jurisdicción de la Provincia de Santa Marta, siendo gobernador de ésta, don Pedro Fernández del Busto.

El nombre de Ocaña le fue puesto al nuevo poblamiento, como homenaje a Fernández del Busto, natural de Ocaña, en España.

Los pueblos prehispánicos que habitaron la región, fueron los denominados tradicionalmente como HACARITAMAS y la llamada CULTURA MOSQUITO o BAJOMAGDALENENSE, esta última de filiación caribe, según las investigaciones hasta ahora realizadas. Su nombre en lengua nativa, fue el de ARGUTACACA, según lo registran documentos del siglo XVI.

En 1575, Ocaña obtiene el título de ciudad, como consta en los documentos oficiales de la época. A finales del siglo XVI, una vez sometidas las tribus de la zona, se inician las colonizaciones, cuya área de influencia corresponde a lo que es hoy la Provincia de Ocaña y algunas poblaciones del sur del Cesar y de Bolívar.

Puerto Nacional, cercano a Gamarra, debió su aparición al mismo fundador de Ocaña; Río de Oro (Cesar), nació debido al empeño de los frailes agustinos y del encomendero Antón García de Bonilla y a la labor de los agustinos, cuyo convento estaba inicialmente en Ocaña; Teorama, Hacarí, El Carmen, La Playa, Aspasica, Pueblo Nuevo, Buenavista, San Calixto, Bucarasica y Cáchira, se iniciaron como centros agrícolas de los fundadores y pobladores de Ocaña. Convención, surge en 1829 y La Cruz (hoy Abrego), consolida oficialmente su poblamiento en 1810.

Durante la Colonia, Ocaña perteneció como cantón a la Provincia de Santa Marta; luego, cantón de Mompox; después, departamento, y el 29 de mayo de 1849 (Ley 64), Provincia, integrada por los distritos parroquiales de Ocaña, Río de Oro, Convención, Loma de Indígenas, San Antonio, Brotaré, Teurama, La Cruz, Aspasica, la Palma, Pueblo Nuevo, Buenavista, Los Angeles, Loma de Corredor, Aguachica, Puerto Nacional, Simaña, San Bernardo, Badillo y Tamalameque.

En el transcurso de la guerra de Independencia, la zona de Ocaña cobra singular importancia estratégica. Aquí Bolívar (1813), quien denominó la ciudad "brava y libre", consolidó sus fuerzas para la Campaña Admirable con tropas momposinas y de la región. En 1815, Santander hace su entrada a Ocaña recibiendo allí el nombramiento de Comandante General de las tropas de reconquista del norte.

Entre los mártires ocañeros de la Independencia, se destaca don Miguel Pacheco y doña Agustina Ferro, fusilada por la guerrilla realista de Los Colorados, el 20 de enero de 1820. El 9 de abril de 1828, se reunió en el templo de San Francisco (monumento nacional desde 1937), la Convención constituyente cuyo propósito era el de reformar la Carta expedida en Cúcuta en 1821. En dicha Convención, se enfrentaron las fracciones santanderista y boliviana, produciendo como resultado la dictadura de Bolívar, el atentado contra su vida y, finalmente, la disolución de la Gran Colombia.

A partir de 1963, se inicia la transformación urbana de la ciudad a raíz de invasiones que modifican el esquema ortogonal inicial, dando como resultado la ciudad que vemos hoy, mezcla de arquitectura colonial, republicana y moderna.

LA ECONOMÍA DE LA REGIÓN DE OCAÑA A FINALES DEL SIGLO XIX

La actividad empresarial y de comercio en la región de Ocaña, tuvo un importante desarrollo durante las últimas décadas del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Esta circunstancia fue favorecida por las políticas librecambistas imperantes en la época, que permitieron, incluso, la designación de agentes consulares de Italia, con don José Lébolo y de Alemania, con don W. Brokate.

Las principales sociedades comerciales de Ocaña, comienzan con la iniciativa de don Manuel Roca Rincón, en 1863 quien, según el registro periodístico de La Nueva Era, No. 21 de 10 de octubre de 1886, era "Importador y exportador. Tiene de venta mercancías inglesas, francesas, americanas, españolas, sal, tabaco, &. &. Compra café, cueros, taguas, quina, anís. Vende y compra letras sobre Exterior y varias plazas del país". Cronológicamente, encontramos seguidamente, la sociedad comercial de José D. Jácome & Hnos., en 1864, "Importadores, exportadores y comisionistas. Compran y venden LETRAS sobre las principales plazas de Europa, New York, Cartagena y Barranquilla. Tienen de venta un surtido de mercancías Inglesas, Francesas, Alemanas, Españolas y Americanas, los acreditados Tabacos de Ambalema marca FN y del Carmen de Bolívar, marca JES" (La Nueva Era No. 21, 1886).

1876. "Algunos comerciantes de Ocaña y Bucaramanga repararon los vapores Barranquilla y Vengoechea y con los nombres de Santander y El Libertador, formaron una línea para navegar exclusivamente entre Bodega Central, cerca de la boca del Lebrija, Puerto Nacional y Barranquilla, dando transporte tanto al café, el cacao, los cueros y el azúcar de la cordillera de Ocaña y de los valles altos de Bucaramanga" (Camacho Roldán, Salvador, Notas de Viaje, citado por Luis A. Sánchez Rizo en Monografía de Ocaña, p. 132). En 1879, se inician las festividades de la panela en Convención, de acuerdo con los datos históricos recogidos por el historiador y periodista Olger García Velásquez, quien a propósito de este certamen popular, nos dice: "…hasta donde he podido indagar en viejos infolios - se inició en 1879, cuando se celebró el cincuentenario de la fundación de Convención y todo se circunscribía a la corrida de toros como punto central del programa.

Dicha corraleja se verificó hasta 1900 en la plaza principal; luego, y hasta 1925, pasó al barrio El Tamaco -como lo señalan periódicos de la época - cuando aun el barrio no estaba urbanizado como lo vemos ahora…Vino una época de suspensión, cuando la violencia política arreciaba y era imposible su continuación. En 1960 la corraleja fue trasladada para una planada, donde en 1962 y con ocasión de la llegada de la Alianza para el Progreso, programa del presidente John Firzgerald Kennedy, se construyó la Escuela Kennedy, lo que obligó al traslado de la fiesta y su corraleja para el barrio La Plazuela" (Convención se viste de fiesta: 46.º Festival de la Panela. En La Opinión, Cúcuta, 22 de julio de 2008, p. 3ª).

1880. El 9 de octubre, la Gobernación del Estado del Magdalena expide el Decreto No.148, "Por el cual asume el Estado el establecimiento de bodegas en su territorio y la administración y rentas de ellas". En su Artículo 2o., prescribe: "Mientras el poder ejecutivo pueda organizar la administración de dichos establecimientos en términos que satisfaga cumplidamente las exigencias del tráfico, procédase a celebrar contrato con la persona o compañía que haga mejores proposiciones para la construcción y administración de bodegas en los puntos de la Gloria, Puerto Nacional y Loma de Corredor" (La Nueva Era No. 50, 20 de agosto de 1887, p. 200).

Con base en el citado Decreto, el Estado del Magdalena suscribió un contrato con el señor Ramón B. Jimeno para construir la Bodega en Puerto Nacional. La cláusula 9a. del documento, indica que: "desde el día en que se abra el servicio del público la Bodega materia de este contrato, no será permitido a ninguna otra persona ni compañía el uso ni el establecimiento de otras bodegas en Puerto Nacional". Este monopolio del Estado del Magdalena produciría controversias y demandas ante el Estado, por parte de comerciantes ocañeros y de Barranquilla, quienes consideraron vulnerados sus derechos comerciales.

Sobre el río Magdalena, operaban dos bodegas: Bodega Ocaña y Bodega Bolívar, ésta última de don José María Valest, ubicada en la ribera occidental del Magdalena, frente a la Bodega Ocaña que estaba localizada en Gamarra.

Entre los médicos destacados que laboraban en Ocaña, la publicidad de la época señala al doctor Margario Quintero Jácome y al doctor José R. Flórez, médico cirujano de la Facultad de Guatemala, quien a su vez era propietario de la Farmacia del Doctor Flórez, localizada en la Calle de Bolívar (carrera 14, entre calles 10 y 11). En la Plaza del 29 de mayo, se encontraba también la Farmacia Francesa de don Juan M. Marín.

Entre los abogados y oficinas jurídicas, destacamos a don José F. Barranco, el doctor Santiago Rizo Lemus y la Agencia Judicial de Calderón y Compañía, de los doctores Bernardino Calderón y Demetrio Olarte, que se localizaba en la Calle Santander (carrera 12 entre calles 11 y 12).Dosithée, quien llegó en compañía de las R:H María Emma, Ana Manuela y Lucía

Provincias de los Santanderes en 1855.

El 25 de octubre de 1889, se inician las clases del Colegio de la Presentación, en Ocaña gracias a las gestiones de la Compañía Fundadora del Colegio de las Hermanas de la Caridad, sociedad anónima registrada legalmente el 14 de febrero de 1880. Esta Compañía estaba integrada por los señores Manuel Roca Rincón, Ricardo Rodríguez r., Ramón Anaya y Rubio, Pbro., José Domingo Jácome Monroy, Miguel A. Duque, Manuel Conde Ribón, Gregorio Quintero, Miguel A. Duque, Diego Alejandro Jácome, Manuel María Ujueta, y Juan Crisóstomo Pacheco. las gestiones para llevar a cabo esta obra fueron encomendadas a la firma Ribón & Corral, con sede en París, obteniéndose como resultado la sanción de la Ordenanza n.º 5 de 26 de julio de 1888, por la cual se creó el Colegio de Enseñanza Superior para señoritas en la ciudad de Ocaña.

Era a la sazón, Gobernador de Santander, el general Guillermo Quintero Calderón. La primera sede de este Colegio, fue un inmueble del municipio localizado en donde hoy se encuentra la Escuela de Bellas Artes; en 1890, se trasladó al convento de San Francisco y de allí, en épocas recientes, al barrio de la Primavera.

Con el establecimiento de este centro educativo, se mejoró ostensiblemente la educación de la mujer ocañera.

La primera superiora de las Hermanas de la Caridad de Tours, fue la madre Soeur Marie Dosithée.

1893. Nace en Ocaña el periodista, poeta y dirigente político liberal Esteban Bayona Bayona, fundador y director. Autor del Tratado práctico de Contabilidad, que se publicó en Cúcuta. Entre otras actividades, don Esteban Bayona Bayona se desempeñó como asesor de contabilidad en varias empresas. Fue fundador y director del periódico El Liberal, desde cuya tribuna defendió ardorosamente las ideas liberales de la época. Casó con doña Blanca Lázaro Lobo, de cuya unión nacieron: Justo, Félix, Clara, Luisa y Roberto Bayona Lázaro,

1893. La firma Escobar y Quintero establece la primera fábrica de jabón en Ocaña, denominada "La jabonería", que funcionó en el barrio de El Tejarito (Sánchez Rizo, Luis A.:1972)

La creación del Club Ocaña, en 1894, obedeció, en primera instancia, a la necesidad de la dirigencia social, política y económica dominante, de agruparse y organizar la actividad comercial de la ciudad y la región. Con base en esta circunstancia, comenzó a circular, a partir del 1 de octubre de 1895, el periódico Revista Mercantil, como órgano del Club Ocaña, a través del cual se informaba permanentemente sobre disposiciones legales en materia económica, cambios de moneda extranjera (dólares, francos, libras esterlinas), precios de productos, fletes, ofertas, peajes y pontazgos, importaciones, exportaciones, listado de comerciantes y comisionistas, vías, y noticias, en general. Fueron fundadores del Club Ocaña, las siguientes personas:

Alejo Amaya M., jesus conde, Cupertino Álvarez B., Vicente Arévalo, Francisco Aycardi, W. Brokate, Federico Brokate, Guillermo A. Badillo, Alejo Conde, Manuel Conde Ribón, Juan F. Carvajalino, Sixto Carvajalino, Aurelio Carvajalino, Pedro Cabrales, Pedro Cerruti C., José Antonio Conde, José de Jesús Conde, Lisandro Caballero, Ernesto Conde, Manuel María de la Rosa, Jenaro de la Peña, Emilio A. Escobar, Hemel Flores L., Rafael A. Flores, José R. Flores, Juan Ferrero G., Manuel García Padilla, Carlos Garbiras F., Francisco Antonio Gómez D., Isaac García Padilla, Ignacio S. Hoyos, Víctor Hoyos, Felipe Heineken, Luís Jácome, Samuel Jácome, José Domingo Jácome Monroy, José A. Jácome M., José Antonio Jácome Niz, Julio R. Jácome Niz, Manuel N. Lobo, José Lébolo, Antonio Lébolo, Federico Lébolo, Isamael R. Lobo, Octavio Lobo, José de J. Lobo G., Miguel S. Lemus, Samuel J. Lemus, Miguel A. Lobo V.,

Además, Joaquín S. Lemus, Manuel María Lemus, Gabriel Lobo, Marco Aurelio Lobo, Eduardo Meyer, Félix A. Merlano, Alcibades Mujica, Juan F. O´Brien, Manuel Benjamín Pacheco, Pedro Payares L., César Paba, Daniel J. Pacheco, Manuel María Pacheco, Rafael Pacheco, Gabriel Pineda L., Francisco Pineda L., Juan B. Paba, Elías Quintero, Miguel R. Quin, Manuel Roca Rincón, Rafael María Rizo, Santiago Rizo L., Atanasio Roca C., Juan Manuel Roca G., Eduardo Roca G., Carlos D. Roca N., Luís F. Roca N., Francisco Ruiz G., Julio G. Roca, Eduardo Silva L., Agustín J. Sánchez, W. Strieck, Juan B. Tovar, Eduardo Tovar C., David Vila. Para atender los diferentes frentes de trabajo que comenzó a generar el Club, se crearon Comités de publicidad, de finanzas, etc., que dieron a este centro una sólida organización, gracias a la cual fue posible dirigir el comercio, la política, las obras públicas y la cultura locales.

Personajes ocañeros ilustrados nacionalmente:
Sergio Arévalo
Jesús Pérez
Jhoan Arévalo
Yerith Reyes
Ana Karina Soto,
entre muchos otros modelos, actores, etc.
1896. En este año, la Revista Mercantil No.16, correspondiente al mes de noviembre, trae una importante relación de profesionales, artesanos, fábricas, comercios, empresas, productos y servicios, así como importaciones y exportaciones. Se registran en este año, los siguientes datos:
Barrios de Ocaña, 20.
Transacciones comerciales en: dólares, libras esterlinas y francos

Funicular[editar]

Archivo:Cable aereo ocaña (Colombia).jpg
Cable Aéreo en los Años 90

El Cable o funicular aéreo es un sistema de transporte que opera mediante vagonetas que se mueven a través de un cable de acero, entre torres metálicas de variada altura. Ejemplos actuales de este medio, los encontramos en Bogotá con el teleférico que conduce hacia el cerro de Monserrate y el Metrocable de Medellín.

El Congreso de Colombia, mediante Ley 69 de 1923, ordenó la construcción de un cable aéreo entre Cúcuta y el río Magdalena, después de haber fracasado varios proyectos carreteables y férreos para unir la capital nortesantandereana con la principal arteria fluvial del país. Dificultades presupuestales y políticas hicieron que la obra sólo se terminara entre Gamarra y Ocaña.

La inauguración oficial del Cable Aéreo se llevó a cabo el 7 de agosto de 1929, con asistencia de la dirigencia política de Norte de Santander y el departamento del Magdalena, representantes del Congreso y las autoridades eclesiásticas de la Diócesis de Santa Marta, la Prefectura de la provincia y la Alcaldía de Ocaña, así como delegados del Concejo Municipal y de alcaldes de la región.

Con relación a esta prodigiosa obra de ingeniería, el historiador Justiniano J. Páez, en su poco conocida Monografía de Ocaña, publicada en la Guía de Turismo del departamento Norte de Santander, en 1934, hace las siguientes anotaciones:

"El doctor González Concha, Miembro de la Comisión de Ingenieros para el estudio del trazado, dijo al Ministro Doctor Villegas: "Trayecto recorrido presenta tipo clásico para instalación Cable, especialmente cordillera". Entrevistado por un repórter de la prensa local, se expresó así: "Las rugosidades de la cordillera que, como usted puede verlo, son muchas y muy fuertes, hacen que las carreteras y los ferrocarriles tengan que apelar a grandes desarrollos, fuertes pendientes, etc., que aumentan el trayecto por recorrer y por lo tanto el costo inicial, el de conservación y los fletes; estas rugosidades vienen a convertirse, al tratarse de un sistema de transporte como el Cable, en elementos de economía y en auxiliares de la instalación. Si me entusiasmó la idea del doctor Villegas antes de haber visto con mis propios ojos esta Sección de Santander, al verla me he convencido de que el Cable es el único que en las actuales circunstancias pueda luchar con éxito a favor del desarrollo comercial de estas Provincias".

"Terminado el trazado y los perfiles, el Ministerio ordenó inmediatamente la construcción del Cable Aéreo, en 1925, bajo la hábil dirección del sabio ingeniero inglés Mr. James F. Lindsay, cuya grata memoria quedó vinculada a una obra de tanta trascendencia. Notorio como fue el interés que se tomó el doctor Villegas por la realización del Cable, la Municipalidad se apresuró a dejar constancia de su gratitud al progresista Ministro de O.P., expidiendo el Acuerdo número 20 del 30 de julio de 1924, aprobado por el señor Gobernador, por el cual se dispuso que la calle 10 de la ciudad de Ocaña se denominaría en lo sucesivo "Calle Aquilino Villegas".

A la Avenida de "San Agustín" se le puso el mismo nombre como que ella empalma con la aludida calle diez, y por proposición aprobada con fecha del 17 de marzo de 1925 se dispuso señalar el día 22 de dicho mes, a la hora que lo determinara la Junta Patriótica, para la inauguración de la Avenida y de la calle "Aquilino Villegas", a quien se le dio cuenta del hecho con el siguiente telegrama: "Presidencia Concejo Municipal.-Ocaña, marzo de 1925.- Ministro de Obras Públicas.-Bogotá- Honor comunicarle, Concejo, acuerdo Junta Patriótica, esta ciudad, dispuso solemne inauguración "Avenida Aquilino Villegas" para domingo 22 corrientes.

Tributa así homenaje gratitud Su Señoría por su actuación beneficio Santanderes, al ver efectiva iniciación trabajos Cable. Hácese extensivo nuestro reconocimiento Excelentísimo General Ospina por noble empeño tomado redención económica esta Sección. Servidor Justiniano J. Páez". El doctor Villegas correspondió de la siguiente manera:

"Bogotá, 21 de marzo de 1925.- Oficial.- Urgente.- Presidente Consejo (sic) Municipal- Ocaña. Festividad prepárase, págame de sobra muchos dolores y fatigas. En espíritu estaré con ustedes agradeciéndoles honra inmerecida dispensan mi humilde nombre que es el de un hombre apenas de buena voluntad. Excelentísimo Presidente recomiéndame darles las gracias por sus benévolas palabras. Agradecido servidor, Aquilino Villegas".

Archivo:Cable aereo ocaña (Colombia) 2.jpg
estación Cable aereo en Ocaña

Inauguración del Cable Aéreo

El día 7 de agosto de 1929 se inauguró oficialmente el servicio del Cable Aéreo, en el primer sector Gamarra-Ocaña, el cual mide 46.910 metros. En pocas horas se trasladó desde Santa Marta a Ocaña, el día 6 en avión, el Ilmo. Señor Obispo doctor Joaquín García Benítez, a quien correspondía la bendición de esta obra. En tren expreso, el Cable condujo al Prelado a la ciudad. A las nueve de la mañana del día siete (7) se sucedió la solemne inauguración del Cable, mediante la celebración de los actos señalados en el programa, comenzando por una misa campal, en que fue Preste el M.I. Vicario General, doctor Daniel Sánchez Chica, con asistencia del Prelado y del clero de la Vicaría foránea. El Ilmo. Doctor García Benítez pronunció la oración laudatoria de la obra, en la que hizo el elogio del Director Técnico de ella, Mr. James F. Lindsay, sabio ingeniero inglés, a cuyos esfuerzos y conocimientos se debe el feliz éxito de la magna Empresa, dejando plenamente satisfechas las aspiraciones del Gobierno y del público en general.

Huelga decir que el discurso del Prelado fue larga y vivamente ovacionado. Ocuparon en seguida la tribuna, don Carlos Daniel Lemus; y por designación del Cámara de Representantes y en comisión de los demás delegados de esta entidad, don Alejo Amaya Villamil, por comisión especial de la Asamblea Departamental y en nombre de sus colegas de delegación, el doctor Roberto Delgado A.; don Arturo Bueno, diputado y delegado. Mr. Lindsay fue condecorado por la Junta de festejos con una medalla de oro, que le entregó don Carlos Daniel Lemus en el acto.

"Asistieron a la inauguración las siguientes representaciones: Por la H. Asamblea Departamental, el doctor Roberto Delgado, don Arturo Bueno y don Francisco A. Yáñez; por la H. Cámara del Senado, don Luis F. Roca Niz, doctor Gabriel Rojas Espinosa y don Francisco A. Duque Hoyos; por la H. Cámara de Representantes, el Presbítero doctor Manuel Benjamín Pacheco, don Alejo Amaya Villamil y el general Emilio Rodríguez Lemus; por el señor Gobernador del Magdalena, y de la vecina Provincia del Sur del Magdalena, don Rafael María Sánchez; por el señor Gobernador del Norte de Santander, el señor general Arturo Rodríguez Carriazo, Prefecto de la Provincia. Por el municipio de Convención, don Rubén Sánchez N.; por el municipio de Teorama, don Francisco A. Gómez Duque y don David García; por el Carmen, (N. de S.), don Fabio S. Lemus.

"Varios carros alegóricos entre los que descollaron por el gusto artístico las Carrozas de los Choferes y de "La República", las que exhibieron las tradicionales gracias de la belleza femenina, recorrieron en paseo cívico las calles de la población, durante dos horas, en medio de los acordes de la música.

"Como complemento del entusiasta festival, se inauguró el día 8 del mismo mes, el primer sector de la "Carretera de los Pueblos", comprendido entre Ocaña y el caserío de "Aguas Claras" y que mide 13 kilómetros. Esta carretera es la que debe comunicar a Ocaña con los municipios de Convención y Teorama. Treinta y cinco automóviles condujeron al expresado caserío a las damas y a los caballeros que constituían las diferentes delegaciones de que se ha hablado; y en esta fecha más de mil personas tomaron pasaje gratis en el Cable para el puerto de Gamarra, por disposición de la Junta.

"Un suntuoso baile, en los salones del "Club Ocaña", terminó estos cultos festivales".

El Cable, cuya duración fue de cerca de 20 años, reemplazó los difíciles caminos de herradura y el transporte mular por modernas vagonetas de carga y pasajeros que se desplazaban a una velocidad de 7 kilómetros por hora, con lo cual se acortaron considerablemente las distancias de viaje entre Ocaña y el puerto de Gamarra.

El responsable de esta prodigiosa obra, fue el ingeniero James F. Lindsay, oriundo de Nueva Zelanda (Reino Unido), y el primer gerente, don Gabriel Sanín Villa.

El Cable medía 47 km, dividido en 6 secciones que abarcaban los hoy municipios de Gamarra, Aguachica, Río de Oro y Ocaña. Tenía 204 torres que variaban entre 3,6 y 65 metros de altura. El cable - vía tenía una circunferencia de 4" inglesas y una resistencia contra fractura de 68, 3 toneladas inglesas. Su capacidad transportadora fue de 20 toneladas en cada dirección, por hora, es decir, 400 toneladas por día, con un funcionamiento de 10 horas diarias.

La terminación de la carretera Ocaña - Gamarra fue, entre otros, factor decisivo para que el Cable Aéreo perdiera su importancia como medio de transporte óptimo.

En 1948, el Congreso de la República dispuso que los activos del Cable pasaran a los municipios por los cuales pasaba el transporte, dando con ello lugar a su desmantelamiento definitivo.

Entre 1935 y 1946, el Cable Aéreo tuvo el siguiente movimiento:

AÑO PASAJEROS TONELADAS
1935 10.961 12.588
1936 12.938 12.753
1937 15.857 12.053
1938 24.087 12.628
1939 35.892 15.305
1940 18.678 10.258
1941 17.067 8.422
1942 23.773 11.271
1943 25.584 14.842
1944 46.002 18.901
1945 36.176 20.316
1946 833 7.794

Geografía[editar]

Localización[editar]

Ocaña se encuentra sobre la cordillera oriental andina. La rodean montañas que alcanzan los 2.600 msnm. Su temperatura promedio es de 22 °C y dista de Cúcuta 218 km. Se encuentra entre los límites de Norte de Santander y Cesar , es el punto de encuentro de muchos Bumangueses y Cucuteños con rumbos terrestres hacia la costa caribe colombiana . El área donde se encuentra Ocaña, se denomina Provincia de Ocaña , ésta tiene un área de 8.602 km² con una altitud mínima de 761 msnm.

Compass rose pale.svg Flag of González (Cesar).svg González Flag of Teorama (Norte de Santander).svg Teorama
Flag of Convención (Norte de Santander).svgConvención
Flag of El Carmen (Norte de Santander).svgEl Carmen
Flag of San Calixto (Norte de Santander).svg San Calixto Compass rose pale.svg
Flag of Río de Oro (Cesar).svg Río de Oro Norte Flag of La Playa de Belén (Norte de Santander).svg La Playa de Belén
Oeste   Rosa de los vientos.svg    Este
Sur
Flag of San Martin (Cesar).svg San Martín Flag of San Martin (Cesar).svg San Martín Flag of Abrego (Norte de Santander).svg Ábrego

Clima[editar]

La temperatura promedio de Ocaña es de 22 °C. Piso térmico templado, con una temperatura no menor a los 8 °C y no mayores a los 30 °C. Precipitaciones entre los 1.000 y 2.000 mm anuales, las lluvias durante el primer semestre son escasas. Los meses de lluvia son, agosto, septiembre, octubre y noviembre, éste último es aprovechado para los cultivos semestrales.

Relieve[editar]

El territorio Norte de Santander está constituido por un terreno muy quebrado, en el cual, si bien predominan las altitudes medias, no faltan al sur y al oeste las grandes alturas con vegetación paramuna.

Este relieve contrasta al nordeste con una franja enllanada, dividida desigualmente por una Línea de lomas que se extiende más allá de la frontera internacional.

La Provincia de Ocaña, que por lo general está formado por rocas ígneas encierra zonas metamórficas a manera de caña que se introduce en el occidente desde el sur del municipio hasta Convención. Alrededor de la ciudad encontramos las rocas granitoides gruesas con isleos intercalados de feldespatos, cuyos elementos han sido muy descompuestos por la erosión. Cubren el terreno formando una depresión extendida especialmente de La Floresta a Abrego. La depresión se halla rodeada de formaciones porfídeas (materiales eruptivos paleozóicos, muy cuartozos) más duras que las rocas del fondo.

La particularidad de que los estratos cretáceos y metamórficos que cubren el flanco del cordón orográfico de Ocaña por la vertiente del Magdalena se encuentran levantados y adosados a este relieve andino con buceamiento al occidente, prueban claramente que se elevó un núcleo ígneo con la consiguiente reapertura y resquebrajamiento de la cubierta cretácea, con lo cual los estratos superiores pudieron ser barridos fácilmente por la acción de los agentes atmosféricos y de las aguas corrientes. Esto explica por qué se desgastan más las rocas granitoideas que las porfídeas por lo cual la erosión ha podido ser más eficaz en la zona de la hoya de Ocaña.

Esta es una depresión meseta alargada en la cual se recogen las aguas altas del Catatumbo. Le son característicos sus fondos cortados por la erosión en cuchillas enormes de cantos blancuzcos rodeados de relieve, que escalonan sus cumbreras rojizas como si fuera el resultado de una erosión general en tiempos geológicos en que el macizo se hallaba menos realzado. La falta de árboles y el predominio del pajonal lo ponen al descubierto.

La depresión de Ocaña se alarga hacia el sur aproximadamente por 3 kilómetros hasta Abrego, aunque dividida en compartimentos. Las mismas rocas ígneas granitoideas constituyen el fondo de la depresión y la base de la vertiente, la cual presenta formaciones esquistosas en las alturas, con lo que resultan propicias al cultivo, especialmente de la cebolla que es el más importante producto agrícola de la región.

Como alturas de relativa importancia encontramos el Agua de la Virgen, Pueblo Nuevo. Buena Vista, y el Alto de los Patios.


Hidrografía[editar]

El suelo ocañero está regado por el Río Catatumbo: por el Río Tejo y por varias quebradas.

El Catatumbo: nace con el nombre de Oroque, en la serranía de Jurisdicciones, en una rama de la Cordillera Oriental del municipio de Abrego en una finca llamada antiguamente "Muela de Perro", hoy denominada "La María" donde está la laguna "Pan de Azúcar" de la que parte. dos corrientes, la oriental llamada de "Las Doradillas" que se convierte e el Río Oroque y la occidental o de "Las Chorreras", que da vida al Río Frío.

Ambas descienden por vertientes abruptas con rumbo sur-norte. Antes de Abrego, en las veredas del "Otro Lado" y Soltadero" se unen las dos vertientes tomando el nombre de río de "Los Carates" que al recibir las aguas de la quebrada de "Los Pozos" recibe el nombre de Algodonal para atravesar la Llanada de Abrión, pasa por el boquerón de Angostura, precipita en la depresión de Ocaña donde recibe al río Tejo; cambia su rumbo hacia el noroeste y sigue bordeando las faldas de la sierra de Teorama, el nombre de algodonal lo conserva hasta el puente del carreteable que une los municipios de Teorama y San Calixto. Continúa para recibir más adelante la quebrada del Banco unida a la Búrbura; sigue su curso nordeste hasta recibir la quebrada Tiradera o Cartagena, y allí describe un arco en cuyo fin recoge las aguas del Tarra: después de esta afluencia el Catatumbo toma dirección Norte y describe otra gran curva hasta recibir las aguas del río San Miguelito y traza otro arco nuándrico hasta la desembocadura del Río de Oro, luego de lo cual penetra en territorio venezolano y vierte finalmente sus aguas al lago de Maracaibo.

Tiene una longitud de 45 km desde su nacimiento hasta su desembocadura. Como Algodonal tiene una longitud de 40 kilómetros.

El Río Tejo. De seis y media leguas de largo, 20 km, recoge todas las aguas de la depresión ocañera e irriga el municipio. Durante varios siglos fue la principal fuente de agua potable de los ocañeros.

Las quebradas son numerosas pero por lo general se secan en determinadas épocas del año. Son de relativa Importancia: La Cagona que también se denomina del Mal Nombre o del Enol porque recibe las aguas negras de Ocaña, desemboca en el Río Chiquito, con extensión de 4 Km; también de aguas negras, que rinde su caudal al río Tejo. (Actualmente varias de ellas canalizadas). La quebrada del Estanco que forma en su recorrido una serie de cañones angostos que no permite que sus aguas sean utilizadas para la agricultura. La Quebrada de Venadillo con extensión de 5 km, La de La Vaca con 3 km y La Quebrada Seca con 2 km .

Etnia[editar]

La región de Ocaña estaba habitada por indios Karib, cuyo número, por la pobreza del suelo y un estudio sobre las encomiendas y repartimientos de la región. no debía pasar de 10.000. Los negros que llegaron a esta zona fueron aproximadamente 200 a principios del siglo XVIII. En la época de la independencia se contaban aproximadamente 300 representantes mulatos y cuarterones.

La blendificación de la zona ocañera ha sido de las más completas de la república; los negros fueron totalmente absorbidos (si hay algunos mulatos o cuarterones se trata de aportes dei presente siglo provenientes de la costa colombiana o la ribera), los indios lo fueron igualmente, y aunque en algunas zonas puede apreciarse algo el mestizaje, en la mayoría 1e la provincia predomina el rasgo hispano; en zonas como la de Abrego y otras partes de la provincia existe profusión de representantes de la raza caucásica de la zona aria. La tradición nos narra que es producto de las incursiones que en 1531 hiciera el alemán Ambrosio Alfinger.

Según estudio de algunos cronistas, podemos deducir que la provincia de Ocaña fue poblada en un comienzo por castellanos y navarros con un porcentaje menor que los extremeño-andaluz. Sucesivamente afluyeron a Ocaña gentes de Castilla la Nueva y Ponentinos lo que hizo variar la composición hasta dejarla en 40% extremeño-andaluz; 40% navarro-castellano o simplemente castellano; y 20% ponentino. Estos pobladores eran por lo general campesinos y su problema fundamental fue el enfrentamiento. Los motilones para poder conservarse emigraron hacia el norte y se Internaron en la selva, dejando paulatinamente sus tierras que fueron aprovechadas por los colonos españoles."

Economía[editar]

Ocaña tiene como actividades económicas fundamentales la agricultura, la ganadería, el comercio, la pequeña industria y la minería, con explotación de plata, cobre, hierro y el turismo el cual es conformado principalmente por Ocañeros que se han trasladado a otras regiones del país y visitan la ciudad durante las festividades locales de Navidad, año nuevo y carnavales.

Transporte[editar]

La ciudad de Ocaña cuenta con el Aeropuerto Aguas Claras y la Terminal de Transportes; ambos de servicio nacional. El aeropuerto está ubicado a 9 kilómetros al noroeste de la ciudad. Actualmente cubren rutas aéreas con vuelos charter de empresas privadas.

Rutas aéreas[editar]

  • Cúcuta.
  • Bogotá.
  • Bucaramanga.

Rutas Terrestres[editar]

Ciudades hermanas[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Historia de Ocaña. Volumen 5 de la Biblioteca de Autores Ocañeros.
  • PÁEZ GARCÍA, Luis Eduardo. Historia de la Región de ocaña. Jaguar Group Producciones. Bogotá, 2009.
  • PÁEZ GARCÍA, Luis Eduardo. Guía Turística de ocaña. 2010

Enlaces externos[editar]