Archidiócesis de Bolonia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Obispo de Bolonia»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Archidiócesis de Bolonia
Archidiœcesis Bononiensis
Cattedrale di bologna 01.JPG
Información general
Erigida como diócesis fines del siglo III o inicios del siglo IV
Ciudad Bolonia
País Flag of Italy.svg Italia
Catedral Catedral de Bolonia
Diócesis sufragánea de Diócesis de Faenza-Modigliana, Ferrara-Comacchio, e Imola
Rito romano
Sitio web
Jerarquía Apostólica
Obispo Metropolitano Carlo Caffarra
Jurisdicción
Población 964.733
Región Emilia-Romagna
Superficie 3.549 km²

La archidiócesis de Bolonia (en latín: Archidioecesis Bononiensis) es una sede metropolitana de la Iglesia Católica, perteneciente a la región eclesiástica de Emilia-Romagna. En 2006 había 936.093 bautizados de unos 964.733 habitantes. Actualmente es dirigido por el arzobispo cardenal Carlo Caffarra.

San Petronio es el santo patrono de la archidiócesis.

Territorio[editar]

La archidiócesis incluye las ciudades de Bolonia, Monte San Pietro, Monghidoro, Lizzano in Belvedere, Zola Predosa, Monterenzio, Casalecchio di Reno, Granaglione, Monzuno, San Benedetto Val di Sambro, Castel San Pietro Terme, San Giovanni in Persiceto, Bentivoglio, Sant'Agostino, San Lazzaro di Savena, San Pietro in Casale, Castenaso, Granarolo dell'Emilia, Castel Maggiore, Monteveglio, Sasso Marconi, Grizzana Morandi, Pianoro, Cento, Malalbergo, Medicina, Vergato, Castello di Serravalle, Castel Guelfo di Bolonia, Casalfiumanese, Castelfranco Emilia, Gaggio Montano, Sala Bolognese, Castel di Casio, Savigno, Poggio Renatico, Ozzano dell'Emilia, Molinella, Camugnano, Calderara di Reno, Baricella, Castiglione dei Pepoli, Crevalcore, Castel d'Aiano, Minerbio, Loiano, Marzabotto, Budrio, Porretta Terme, Castello d'Argile, Anzola dell'Emilia, Pieve di Cento, Crespellano, Argelato, Bazzano, Galliera, Sant'Agata Bolognese, San Giorgio di Piano.

La sede arzobispal es la ciudad de Bolonia, donde se encuentra la catedral de San Pedro.

25 iglesias en toda la archidiócesis tienen la función de santuario (13 en la ciudad). Además del capítulo de la zona metropolitana, se tiene un capítulo canónigos de la colegiata de San Petronio obispo, de Santa Maria la Mayor en la basílica de los Santos Bartolomé y Cayetano, San Giovanni in Persiceto (con la zona homónima), Santa María la Mayor (en Pieve di Cento), y San Biagio (en Cento).

Sólo la ciudad de Bolonia posee 124 iglesias en 93 parroquias. Trece de las iglesias urbanas tienen la dignidad de "basílica": el Santuario de Nuestra Señora de San Luca, el Santuario de Santo Domingo, San Francisco, San Petronio, Santa María dei Servi, el Santuario de San Esteban, San Bartolomé y Cayetano, San Giacomo Maggiore, San Martino, San Paolo Maggiore, el Santuario de San Antonio de Padua, Santa Maria Maggiore, y el Santísimo Salvador.

Parroquias[editar]

El territorio se divide en 414 parroquias, agrupadas en 14 vicariatos: Bazzano, Bolonia Ravone, Bolonia Centro, Bolonia Nord, Bolonia Oeste, Bolonia Sudeste, Budrio, Castel San Pietro Terme, Cento, Galliera, Persiceto-Castelfranco, Porretta Terme, San Lazzaro-Castenaso, Setta, y Vergato.

La provincia eclesiástica de Bolonia incluye las siguientes diócesis sufragáneas:

Historia[editar]

Primera época[editar]

Las primeras noticias sobre los acontecimientos de la primera comunidad cristiana en Bolonia, son de finales del siglo III, con el martirio de tres de sus miembros: Vitale, Procolo y Agrícola.

No se sabe la fecha de la erección del obispado, pero por lo general es datada en el siglo III o siglo IV, cuando se tienen noticias del primer obispo, Zama. Desde el siglo IV era una diócesis sufragánea de Milán. Hacia el final del siglo V se convirtió en parte de la provincia eclesiástica de la Archidiócesis de Rávena.

Edad Media[editar]

En las luchas entre el Papado y el Imperio durante los siglos XI y XII y los años de gobierno de Federico Barbarroja, Bolonia permaneció fiel al Papa, aunque a menudo el emperador consiguió obispos cismáticos opuestos a los obispos legítimos.

En 1088 es creada la Universidad de Bolonia, que probablemente tiene su origen en antiguas escuelas episcopales. Los exámenes finales y el reconocimiento de grados, eran tomados en la catedral desde comienzos del siglo XIII hasta el siglo XVIII. Muchas cátedras de la Universidad fueron confiadas al clero.

En 1106 se convirtió inmediatamente sujeta a la Santa Sede; el 7 de agosto de 1118 se convierte en como sufragánea de la Archidiócesis de Rávena.

En 1131 se celebró un acuerdo con la abadía de Nonantola, que había sido disuelta por la dependencia de la diócesis de Módena, y que estaba ansiosa por separarse. Según el acuerdo, los monjes de Nonantola a su vez, debían ser exclusivamente consagrados por los obispos de Bolonia.

En 1223, la noche de Navidad, un devastador terremoto destruyó las bóvedas de la catedral.

En 1306, Bolonia tomó las armas contra el cardenal legado apostólico Napoleón; teniendo como consecuencia, que la ciudad fuera excomulgada. La universidad fue cerrada y los maestros se trasladaron a Padua. Al año siguiente lograron la remisión, y reabrieron la universidad.

Últimos siglos[editar]

Estatua de San Petronio en Bolonia.

El 17 de mayo de 1567 se estableció en el seminario diocesano, como parte de las obras de renovación de la diócesis por el cardenal Gabriele Paleotti, de acuerdo con los decretos del Concilio de Trento.

El 10 de diciembre de 1582, el Papa boloñese Gregorio XIII, en su bula Universi orbis le da la dignidad de archidiócesis metropolitana, asignado como sufragáneas las diócesis de Módena, Reggio Emilia, Parma, Piacenza, Imola, Cervia y Crema.

En el siglo XVII se aumentaron las instituciones de caridad, llevando a mano la reconstrucción de los lugares de culto y intensificando las prácticas religiosas.

En 1723 se comenzó la construcción del Santuario de Nuestra Señora de San Luca, que fue consagrado en 1765. A lo largo del siglo, la Ilustración se opone al espíritu de un renovado celo pastoral, cuyas bisagras son las obras de caridad y el catecismo.

En 1796 los franceses introdujeron un nuevo orden político en la ciudad, contra la religión. En particular, las órdenes religiosas fueron suprimidas, las cofradías y las obras de caridad y asistencia fueron secularizadas, y se expulsó a los clérigos.

Una nueva ola de espíritu anticlerical golpeó la diócesis después de la anexión al Reino de Cerdeña en 1859: hasta 1882 a los arzobispos se les impidió residir en el palacio arzobispal, y se les obligó a vivir en el seminario. La diócesis respondió mediante la intensificación de las instituciones educativas y caritativas.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el cardenal Giovanni Battista Rocca Nasalli di Corneliano prestó ayuda a la población, e incluso protegió a condenados a muerte.

Los años del Concilio Vaticano II se caracterizaron por la presencia del cardenal Giacomo Lercaro, una de las figuras centrales del mismo Concilio, dándole gran inpulso a la reforma litúrgica y al papel de los católicos en la política.

En 1989 el arzobispo cardenal Giacomo Biffi, cuyo episcopado se caracterizó por la riqueza teológica y doctrinal, dio la iniciativa de la creación del oratorio de Verano para Jóvenes, y que luego se extendió a lo largo de la Región de Emilia-Romaña, así como parte de Lombardía y Sicilia.

Papas de Bolonia[editar]

Seis arzobispos y obispos de la Iglesia de Bolonia fueron elegidos Papas (Inocencio VII, Nicolás V, Julio II, Gregorio XV, Benedicto XIV y Benedicto XV), mientras que otros cinco papas (Gregorio XV y Benedicto XIV también) son hijos de familias de Bolonia (Honorio II, Lucio II, Gregorio XIII, Inocencio IX y Pío V).

Referencias[editar]