Nuestro Padre Jesús del Convento de Santa Ana Chiautempan

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Padre Jesús del Convento.
Recorrido de Padre Jesus por El Alto.

Nuestro Padre Jesús del Convento de Santa Ana Chiautempan es una antigua escultura tallada en madera fina, del tamaño medio de un hombre, un poco encorvado y con la mirada fija hacia abajo. Probablemente fue mandada hacer con algún estatuario de Puebla o México, pues hay datos de que desde la segunda mitad del siglo XVI ya se veneraba en este convento del pueblo de Chiautempan.

El pueblo de Chiautempan, así como los demás circundantes y algunos foraneos le ha consagrado su fe, patente desde la época colonial, por lo que existe una leyenda al respecto, que habla, sobre la llegada de dicha imagen a Chiautempan.

Leyenda de Nuestro Padre Jesus del Convento[editar]

La Leyenda Referente a la Imagen de Nuestro Padre Jesús del Convento, se fundamenta en el año de 1564, año en el que, de acuerdo a las creencias populares, llegó al Convento de Chiautempan una mula, la cual llevaba dos cajas de madera. En dichas cajas se mantenían los rostros, pies y manos de una imagen de Jesús ensangrentado, de la Virgen de los Dolores, de San Pedro Apóstol y San Sebastián Mártir.

Dicha mula, permaneció amarrada a uno de los árboles ubicados en las cercanías del Convento de Chiautempan, hasta que los Frailes Franciscanos que guardaban dicho monasterio, decidieron abrir las cajas y observar su contenido. Cuál fue la reacción de los Frailes, al hallar dichas imágenes, tomando este hallazgo como un milagro divino.

Cuenta también la leyenda de esta imagen venerada, que los franciscanos querían llevarse el Jesús ensangrentado al pueblo de Tlatempan, pero el día de su partida la imagen se puso tan pesada, al grado que no pudo salir del templo, lo que el pueblo interpretó como una señal milagrosa y de que no debía salir del convento, de ahí el nombre de "Padre Jesús del Convento".

Las Pascuas en honor a la imagen[editar]

A finales del siglo XIX, en Chiautempan y en el estado se aplicaron las Leyes de Reforma, es entonces cuando nace la tradición de las Pascuas, celebraciones en honor a la imagen de Jesús y en las cuales, se hacían varios festejos en su honor, como misas, rosarios, laudes y maitines, celebraciones que se hacían en el convento debido a que el gobierno no aceptaba las procesiones públicas. Cada barrio hacía su celebración durante los días de pascua, pasando de domingo en domingo.

Posteriormente, el gobierno aceptó las procesiones públicas y es así como se inicia una nueva tradición, Pascuas donde el día domingo después de la procesión de traslado se llevan a cabo grandes celebraciones a la imagen, como la quema de fuegos pirotécnicos. La imagen va de visita a la iglesia de cada barrio, ordenadas por el siguiente orden:

  1. Barrio de Ximentla (Parroquia del Carmen).
  2. San Onofre (Convento de Nuestra Señora de los Ángeles)
  3. La Soledad Xaltipan (En el Templo de la Soledad)
  4. Santa Cruz Tlapacoya. (Capilla de la Santa Cruz).
  5. Texcacoac (Capilla del Dulce Nombre de Jesus).
  6. La Concepción (Convento de Nuestra Señora de los Angeles)
  7. Chalma (Templo del Señor de Chalma)
  8. Xaltantla (Capilla del Sagrado Corazón de Jesús de Xaltantla)
  9. La Parroquia de Señora Santa Ana
  10. El Templo de la Virgen de Guadalupe
  11. Colonia el Alto (Capilla de San Isidro Labrador)
  12. Colonia Reforma (Capilla de Ntra. Sra. de Fátima)
  13. Orden Franciscana Seglar (Convento de Nuestra Señora de los Angeles)
  14. Panaderos (Mes de noviembre, Convento de Nuestra Señora de los Angeles)

Estas celebraciones se hacen lois domingos inmediatos a la pascua, de esta forma, el mismo Viernes Santo, sale una imagen réplica al templo del Carmen, donde el barrio de Ximentla se encarga de hacer su celebración el día domingo, contando con misas, quema de cohetes y el sonar incesante de campanas. El lunes, se hace la oferta del Mole Prieto y posteriormente la imagen deja el templo el viernes para llegar a otro, donde cada barrio realiza las mismas celebraciones. En las procesiones de traslado de la imagen, (que son durane los 12 viernes siguientes al viernes santo), se lleva a cabo una gran fiesta por las calles del barrio que le corresponde su pascua. De esta manera, cada barrio, por el cual pasará la imagen, adorna sus calles, ya sea con papeles, globos, flores, e incluso las tradicionales alfombras de aserrín, no solo elaboradas en Huamantla, sino también en Chiautempan. De tal forma, que al pasar la procesión, el pueblo se desborda en incesante alegría, siempre acompañado con música, juegos pirotécnicos y, el cuerpo de Fiscalía y Cofradía.

De esta manera se contabilizan cerca de 13 pascuas en honor a la venerada imagen.