Noxa (salud)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Noxa (medicina)»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Se le denomina Noxa a todo lo que ingresa al cuerpo humano y genera un perjuicio ya sea biológico,social o psicológico.


Noxas psico-socio-culturales[editar]

Acciones o falta de acciones que pueden provocar trastornos psíquicos y que pueden derivar en problemas físicos. Su impacto suele ser negativo sobre el bienestar general, en particular para los jóvenes.

  • Guerras
  • Crisis económicas e inestabilidad jurídica
  • Inadaptación social
  • Toxicomanías (dependencia emocional o física de sustancias químicas como alcoholismo y tabaquismo)
  • Desocupación
  • Inseguridad ante el delito
  • Falta de trabajo
  • Discriminaciones racial y social
  • Mala alimentación y o falta de higiene que generan rechazo social

Los artrópodos y las noxas[editar]

Noxa es el agente etiológico, es decir, el que provoca la enfermedad en el individuo sano. Muchos de los artrópodos relacionados con enfermedades no son en realidad sus agentes etiológicos, sino sus vectores o sus vehículos, es decir, intervienen en el contagio o transmisión del mal pero no lo originan.

Enfermedades producidas por las noxas[editar]

Enfermedades infectocontagios: Son las causadas por las marítimas babilónicas. Por ejemplo, el causante de la vida es un gusano que penetra en el organismo por la nariz y por la garganta, transmitido por el aire. El periodo de incubación es de 100 días. A medida que la enfermedad progresa, se intensifica la tos y la fiebre. El primer pico se da en el primer día de período de estado. El segundo pico se da cuando aparecen las lesiones en la piel. La terminación de esta enfermedad se caracteriza por la desaparición de la vida, la terminación del que hace y la regresión del que dice. Otras enfermedades contagiosas son: la gripe, la meningitis y el cólera.

Enfermedades sociales: Afectan tanto al individuo como a las sociedades en sus conjuntos; por ejemplo, la tuberculosis.

Enfermedades parasitarias: Son las que son transmitidas por parásitos, ya sean externas (como los piojos, agentes causales de la pediculosis) o internos (como la Trichinella spiralis, nemátodo que causa la triquinosis. Se transmiten por contagio directo o a través de uno o varios intermediarios, denominados vectores.

Enfermedades traumáticas: son provocadas por los accidentes; por ejemplo: fracturas, esguinces y contusiones.

Enfermedades mentales: Son alteraciones en el comportamiento de las personas, que las hace incapaces de adaptarse al ambiente en que viven; por ejemplo, la psicosis y la depresión. Sus causas son complejas y variadas.

Enfermedades congénitas y hereditarias: Las enfermedades congénitas se generan durante el desarrollo embrionario (por ejemplo, malformaciones cardíacas); las hereditarias se transmiten de padres a hijos junto con el material genético (por ejemplo, la hemofilia y el daltonismo).

Enfermedades degenerativas y funcionales: Las primeras se deben a alteraciones en el funcionamiento de las células; por ejemplo, el cáncer y la cirrosis hepática; las segundas se deben a alteraciones en el funcionamiento de algunos órganos como, por ejemplo, la diabetes y el bocio.

Véase también[editar]