Northrop F-20 Tigershark

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
F-20 Tigershark
F-20 flying.jpg

Tipo Caza
Fabricante Bandera de los Estados Unidos Northrop
Primer vuelo 30 de agosto de 1982
Estado No entró en producción
N.º construidos 3[1]
Coste del programa 1.200 millones de US$
Desarrollo del Northrop F-5

El Northrop F-20 Tigershark (inicialmente conocido como F-5G) fue un avión de combate diseñado y construido por la empresa estadounidense Northrop como un proyecto financiado de un modo privado, empezando su desarrollo en 1975, ofrecido para su venta durante los años 80, para posteriormente ser cancelado en los años 90 al no lograr ningún acuerdo para su venta.

El proyecto, que empezó como una evolución del Northrop F-5 Freedom Fighter, finalmente sería una aeronave completamente nueva, con una cierta semejanza al F-5.

Historia[editar]

Fue designado inicialmente como F-5G, nombre que fue aprobado por la USAF en mayo de 1981. La petición inicial para utilizar el nombre de F-20 fue inicialmente denegada en 1982, dado que la USAF proponía que se utilizase el nombre de F-19, nombre que finalmente nunca sería utilizado. Finalmente la USAF concedió la aprobación para utilizar la designación de F-20 en noviembre de 1982 y el apodo de Tigershark en marzo de 1983.

El principal cambio que se proponía en el F-20 era el reemplazo de los dos motores originales del F-5, los General Electric J85, por un único motor turbofán, el General Electric F404. Esto permitía incrementar el empuje de la aeronave en un 60%. Al igual que el F-5, estaba diseñado como un avión de bajo coste, de altas prestaciones y de fácil mantenimiento. Podía alcanzar velocidades de hasta Mach 2.1, y disponer de un alcance de 2.760 km. La aeronave también se diferenciaba porque ofrecía una aviónica mejorada, montando un radar General Electric AN/APG-67 que ofrecía una mejora sustancial sobre el radar Emerson AN/APQ-159 que montaba el F-5E/F Tiger II.

El F-20 realizó su primer vuelo el 30 de agosto de 1982, y un total de tres prototipos fueron fabricados. Se pretendía que esta aeronave se vendiese a los países extranjeros, pero el mercado se decantó por otras opciones, a la vez que el Presidente Ronald Reagan bajó las restricciones para la venta de aviones como el F-16 Fighting Falcon a otros países. Además, el gobierno de los Estados Unidos nunca se interesó en el avión. Durante esta década, seleccionó al F-16 como el avión de reemplazo para la USAF,[2] [3] lo cual hizo que otros países no se interesasen por el F-20, y en cambio demostrasen su interés en el F-16.

Tras seis años de promoción, y sin clientes que se decidiesen por su compra, Northrop canceló el proyecto, que hasta la fecha había supuesto un coste de $1.200 millones de dólares.

Véase también[editar]

Desarrollos relacionados

Aeronaves similares

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]