Noesis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El concepto de noesis (en griego νόησις 'intuición, penetración') tiene su origen en el pensamiento filosófico de Platón. Éste creó una correspondencia entre los campos de estudio de la metafísica y la epistemología, basada en la división del mundo en lo sensible y lo inteligible; al mundo sensible corresponde el criterio de la doxa (es decir, la 'opinión'), en tanto que material, aparencial, finito, mutable, y por tanto engañoso; a lo inteligible, el mundo de las Ideas, corresponde la episteme (cuyo instrumento es la razón, basada en la Noesis), en tanto que facultad de penetración intelectiva.

La Noesis tiene cabida en el mundo inteligible de Platón, es decir, en el mundo de las ideas. Véase la metáfora de la Línea Dividida en República 509d, y 534a (aunque hay algunas diferencias entre ambos pasajes: en Platón la terminología, y los conceptos mismos, sufren variaciones importantes a lo largo de su obra: en parte en eso radica su riqueza filosófica).

Para Aristóteles, Noesis, se refiere a aquella capacidad de la razón de intuir de forma inmediata el conocimiento, de los primeros principios del conocimiento, si, y solo si, es de la realidad inmediata, contraria a la compresión de las Ideas de Platón.

Concepto subyacente a buena parte de la tradición filosófica occidental, la noesis fue particularmente importante en el pensamiento fenomenológico de Edmund Husserl, para el que representó la experiencia vivida en conjunto, desde un punto de vista subjetivo, es decir, el conjunto de actos de comprensión enfocados sobre el objeto de la experiencia, como la percepción, la imaginación o el recuerdo.