Noches blancas (Dostoyevski)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Dostoyevski

Noches blancas (en ruso: Belye nochi (Белые ночи)) es una novela corta del autor ruso Fiódor Dostoyevski publicada en 1848, al inicio de la carrera del autor.

Título de la obra[editar]

En Rusia ocurre un fenómeno natural durante el solsticio de verano en las áreas de latitud alta (como es el caso de San Petersburgo), en el cual las puestas de sol son tardías y los amaneceres más tempranos. Como consecuencia de esto, la oscuridad nunca es completa. Este fenómeno natural es conocido popularmente con el nombre de Noches blancas, a las cuales Dostoyevsky hace alusión en El Idiota, cuando Ippolit lo visita en su dacha. Ambas historias (la del narrador y la de Nastenka) ocurren durante esa época del año.

Además se muestra un instante fugaz, en el cual el protagonista a lo largo de estas noches cree haber encontrado por fin el alivio tan esperado a su soledad, lo cual después de la última noche se convierte en un triste amanecer con la culminación de su ilusión.

Estilo[editar]

El narrador es equisciente o bien llamado narrador personaje. El cuento es narrado bajo su perspectiva y pensamientos. El narrador es él. Los pensamientos y emociones que vemos son nada más las de él, excepto cuando ella comienza a contar su historia. La narración está en primera persona del singular. El narrador le da la voz a ella y a que diga sus sentimientos y pensamientos, aquí es la intervención de los diálogos.

Trama[editar]

Como en muchas de las obras del autor, la obra está narrada en primera persona por un narrador, sin nombre. El protagonista es el arquetipo del joven soñador y solitario e imagina constantemente su vejez solitaria. Durante uno de sus largos y cotidianos paseos por las calles de San Petersburgo se encuentra con una joven, Nástienka. Hasta entonces, éste nunca había hablado con mujeres y mucho menos se había enamorado, pero hay algo de ella que le hechiza. El relato está estructurado durante cuatro noches y una mañana.

Primera noche[editar]

El protagonista vive una solitaria vida en Petersburgo, en un pequeño apartamento, con su matrona de edad avanzada y poco comunicativa. Diariamente pasea por San Petersburgo y cambia su hábito de paseo a la noche, imaginando la vida de la gente que ve a diario, y la vida de los edificios. Se encuentra a una mujer llorando, él le empieza a hablar y los dos se agradan. Al acompañarla a su casa, ésta le cuenta lo sola que se siente y se citan para hablar al siguiente día con una condición: que él no la ame para siempre.

Segunda noche[editar]

En su segundo encuentro, Nastenka se presenta y los dos se hacen amigos al contarse las historias de sus vidas. En un discurso similar al de Memorias del subsuelo, el narrador da una grandilocuente charla sobre la soledad y la felicidad de haber encontrado compañía, lo cual lleva a Nastenka a comentar '...habla usted como si leyera de un libro'. Al final de su conmovedor discurso, Nastenka le asegura que será su amiga.

La historia de Nastenka[editar]

En la tercera parte, Nastenka le relata su vida al narrador. Vive con su abuela ciega, la cual la controla de manera muy estricta, teniéndola prendida con un cordel a su falda para que no se separe de ella, debido a las travesuras de su infancia. Como sobresueldo para la pequeña pensión de la que dispone, deciden alquilar la habitación de la planta de arriba. Cuando el primer inquilino murió, fue reemplazado por un joven distinguido pero pobre. El muchacho comenzó un silencioso cortejo prestándole libros, entre ellos, obras de Sir Walter Scott y Aleksandr Pushkin. Un día les invitó a ir al teatro a ver El Barbero de Sevilla.

La noche antes de que este dejara Petersburgo para trabajar en Moscú, Nastenka se escapa de su abuela y le pide que se case con ella. Él rechaza su oferta, diciéndole que no tiene dinero para mantenerla, pero que volverá un año exacto después. Nastenka cuenta que hace exactamente un año de eso, pero que en ese tiempo no le ha escrito ni una simple carta.

Tercera noche[editar]

El narrador se da cuenta de que está enamorado platónicamente de ella. Sin embargo, le ayuda a escribir una carta y oculta sus sentimientos hacia ella. Esperan por la respuesta de la carta, pero Nastenka pierde la esperanza. Se siente tan cómoda con el narrador que le cuenta que le quiere tanto como amigo porque no se ha enamorado de ella. El narrador, desesperado por su amor no correspondido se empieza a sentir alienado por ella también.

Cuarta noche[editar]

Dos días después, el prometido de Nastenka no ha aparecido, y finalmente ambos se revelan su amor, al decir Nastenka que ha perdido el amor por él. Hacen planes de boda, y ella le ofrece el alquiler de la habitación de arriba. Cuando se van a despedir, aparece el prometido, vuelve un segundo con el narrador, le besa en los labios, pero marcha con el otro señor.

La mañana[editar]

Al siguiente día le llega una carta, la cual rompe pero luego compone, diciéndole que ella lo ama como amigo, y que espera su perdón. Ella lo invita a formar parte de su vida, aún con su prometido presente. Él se niega a ello, pero agradece sinceramente la oportunidad vivida de compartir con otra persona la felicidad efímera de unas "noches blancas". La obra, entonces, habla sobre amar libremente a otra persona, aun cuando el destino indique que no pueden estar juntos.

Personajes[editar]

  • El narrador, un joven pobre, solitario y soñador que nunca ha tenido una conversación real con nadie, ni ha tenido amigos durante sus veintiséis años de vida. Vive con su madrona en una casona, la que Nastenka admira, pero aun así le dice que se irá a vivir con ella y su abuela. Se caracteriza por su discurso muy literario y su timidez, a pesar de ello, siempre intenta estar ayudando. Es un hombre sencillo, honrado, noble y generoso.
  • Nastenka: una joven de 17 años, que vive con su abuela ciega y su criada sorda. Vive atada casi todo el día a las faldas de su abuela por un cordel y un broche, con la que pasa la mayor parte del tiempo. Está enamorada de un antiguo inquilino de su casa, que prometió volver a visitarla al año siguiente, y pasa las noches en su espera.
  • El prometido de Nastenka, es el antagonista de la historia. Es un joven muchacho, pobre pero de aspecto distinguido, amante de la cultura. Durante su estancia en San Petersburgo se prometio tácitamente con Nastenka, pero debía partir a Moscú a buscar fortuna.

Enlaces externos[editar]