Nighthawks (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Nighthawks
Título Halcones de la noche
Ficha técnica
Dirección
Guion Sylvester Stallone
Fotografía James A. Contner
Protagonistas Sylvester Stallone
Billy Dee Williams
Rutger Hauer
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Estados Unidos
Año 1981
Género cine de acción y suspense
Duración 99 minutos
Idioma(s) alemán y francés
Compañías
Distribución Universal Pictures
Presupuesto US$5,000,000
Ficha en IMDb

Nighthawks (Halcones de la noche en español) es una película estadounidense de acción y suspenso de 1981 dirigida por Bruce Malmuth y protagonizada por Sylvester Stallone, Billy Dee Williams y Rutger Hauer.

Trama[editar]

Deke DaSilva (Stallone) y Matthew Fox (Williams) son dos policías de Nueva York que son transferidos a un escuadrón anti-terrorismo formado por el FBI en colaboración con la inteligencia europea, debido a la sospecha de que un peligroso terrorista llamado Wulfgar (Hauer), quien ha sembrado el terror en Europa, tiene como próximo objetivo los Estados Unidos de América. Al llegar a Nueva York, Wulfgar comienza a aterrorizar a la ciudad. Ahora la captura del peligroso terrorista internacional depende totalmente de Fox y DaSilva.

Reparto[editar]

Datos de la producción[editar]

La historia se había planeado originalmente como The French Connection III, una continuación de la saga de The French Connection, por el guionista David Shaber en Twentieth Century Fox, y se tenía contemplado a Gene Hackman de nuevo en el papel de Jimmy “Popeye” Doyle haciendo equipo con otro policía que posiblemente fuera interpretado por Richard Pryor. El argumento principal era el mismo, pero cuando Hackman se mostró inconforme con hacer una tercera película como Doyle, la idea fue desechada y Universal adquirió los derechos de la historia, que luego se convirtió en Nighthawks.

El director original era Gary Nelson, que había dirigido exitosas películas de Disney como Freaky Friday (1976) y The Black Hole (1979), pero dejó el proyecto antes de la producción. Su reemplazo, Bruce Malmuth, sólo había hecho una película antes, un segmento de la comedia Foreplay (1975). Malmuth no pudo asistir el primer día de rodaje, así que Stallone intervino como director para rodar la primera escena, la persecución en el metro. Stallone tuvo que conseguir la aprobación de la Directors Guild of America (DGA), que tiene reglas estrictas sobre los actores dirigiendo sus propias películas, aun siendo solo ese día de filmación. La fotografía principal comenzó en enero de 1980 y duró hasta marzo del mismo año. Fue filmada en Nueva York, París y Londres.

La película significó el debut en América del actor neerlandés Rutger Hauer. Según una entrevista, a Hauer se le dijo antes de la filmación que Stallone subía y bajaba corriendo las escaleras de una construcción para ejercitarse. Sin embargo, durante la persecución del metro, Hauer continuamente superaba a la estrella estadounidense, quien es conocido por su competitividad y condición física. Stallone también significó un problema para los productores, ya que él insistía en hacer sus propias escenas de riesgo sin usar dobles. El actor Nigel Davenport afirma que Stallone realizó la escena donde fue izado desde una barcaza con el tranvía. Stallone lo confirmó en el sitio web "Ain't It Cool News":

"Colgar de un cable fue probablemente la acrobacia más peligrosa que se me pidió hacer. No se había probado antes. Yo tenía que cargar en mi mano izquierda un cuchillo portátil Gerber por si el cable se rompía, y si hubiera sobrevivido la caída de 230 pies al río Este con su helada corriente de 8 millas por hora, poder cortar el arnés. Lo digo porque es muy estúpido simplemente creer siquiera que podía haber sobrevivido a la dura caída, pensar en ir más allá es absurdo."[1]

Stallone también dijo que Nighthawks "fue incluso mejor película antes de que el estudio perdiera la fe en ella y la cortara en pedazos. Lo que había en las escenas eliminadas eran extraordinarias actuaciones de Rutger Hauer y de Lindsey Wagner y el final era un baño de sangre que rivalizaba con el final de Taxi Driver. Pero era un baño de sangre con propósito".[2]

Recepción[editar]

A pesar de recibir buenas críticas, la cinta no se convirtió en un éxito comercial, aunque si recuperó su presupuesto inicial de US$5,000,000 en Estados Unidos y el extranjero, recaudó un total de US$14,900,000 en América y US$5,000,000 en el resto del mundo, siendo un total de US$19,900,000. La interpretación de Hauer como el violento y sádico terrorista recibió buenas críticas en general. La actuación de Stallone como el policía urbano recibió críticas regulares, destacando su similitud con policías como los encarnados en Baretta y Chacal.

Stallone opina actualmente de la película: "En su momento, la gente no podía identificarse con ella, y el estudio (Universal) no creía en ella”.[3]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]