Nicholas Wiseman

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Nicholas Patrick Wiseman.

Nicholas Patrick Stephen Cardinal Wiseman (Sevilla, 2 de agosto de 1802 - Londres, 15 de febrero de 1865) fue un sacerdote inglés, que se convirtió en el primer Cardenal Arzobispo de Westminster con el restablecimiento de la jerarquía católica en Inglaterra y Gales en 1850.

Vida[editar]

Nació en Sevilla porque sus padres, una pareja anglo-irlandesa, se habían establecido en España por motivos comerciales. Estudió en el Ushaw College, cerca de Durham y en el Colegio Inglés de Roma. Se doctoró en teología con distinciones en 1825, y fue ordenado sacerdote al año siguiente.

Fue vicerrector del Colegio Inglés en 1827, y rector en 1828, cuando aún no tenía veintiséis años. Se mantuvo en el puesto hasta 1840. Desde el principio fue un devoto estudiante y erudito sobre la antigüedad, dedicando mucho de su tiempo a examinar los manuscritos orientales que había en la Biblioteca Vaticana, y un primer volumen, titulado Horae Syriacae, publicado en 1827, prometía ya un gran erudito.

El papa León XII le nombró curador de los manuscritos árabes del Vaticano, y profesor de lenguas orientales en la Universidad Romana. Su vida académica, sin embargo, se vio interrumpida por la orden del papa de predicar a los residentes ingleses en Roma. Un curso de sus conferencias, On the Connexion between Science and Revealed Religion, llamó mucho la atención. Visitó Inglaterra en 1835-1836, e impartió conferencias sobre los principios y principales doctrinas del Catolicismo en la Capilla Sarda, Lincoln's Inn Fields, y en la iglesia de Moorfields, ya desaparecida.

El efecto de sus conferencias fue considerable; John Henry Newman las comentó en British Critic (diciembre de 1836), tratándolas, en su mayor parte, con simpatía como un triunfo sobre el popular Protestantismo. En 1836 fundó la Dublin Review, en parte para infundir en los letárgicos católicos ingleses ideales más altos de su propia religión y algo de entusiasmo por el papado, y en parte para permitirle manejar el progreso del Movimiento de Oxford, en el que estaba particularmente interesado. Para entonces, ya se había distinguido como un completo erudito y crítico, capaz de conversar con fluidez en media docena de idiomas, y bien informado sobre la mayor parte de las cuestiones de interés científico, artístico o anticuario. En el invierno de 1838 fue visitado en Roma por Macaulay, Henry Edward Manning y William Ewart Gladstone.

En 1840 fue consagrado obispo, y enviado a Inglaterra como coadjutor del Obispo Thomas Walsh, vicario apostólico del distrito central, y fue también nombrado presidente del Oscott College cerca de Birmingham. Este centro se convirtió así en punto de reunión de católicos ingleses, siendo visitado también por extranjeros e ingleses no católicos.

Al llegar de Roma en 1847 actuó como un diplomático informal enviado por el papa. Predicó el 4 de julio de 1848 en la inauguración de la iglesia de San Jorge de Southwark, una ocasión única en Inglaterra desde la Reforma, con la presencia de 14 obispos y 240 sacerdotes, representando a seis órdenes religiosas.

Gracias a su influencia se produjeron las conversiones de John Henry Newman y Henry Edward Manning.

No podía negarse el avance del Catolicismo en Inglaterra, pero Wiseman encontró oposición entre los propios católicos ingleses por su actitud ultramontana, especialmente en lo referido a la introducción de imágenes sagradas en las iglesias, la devoción a la Virgen y al Santísimo Sacramento, que los católicos ingleses no compartían. En julio de 1850 le llegaron noticias de que iba a ser nombrado cardenal, lo que le hizo pensar que sería llamado a Roma de manera permanente. No obstante, la intención del Papa era más bien restaurar la jerarquía católica en Inglaterra. El restablecimiento de la jerarquía católica provocó la indignación popular ante lo que se consideraba una "agresión papal". Wiseman escribió entonces Appeal to the English People (un panfleto de 30 páginas), en la que explicaba la naturaleza de la acción papal, y argumentó que el principio de tolerancia incluía permitir el establecimiento de una jerarquía diocesana; y en sus últimos párrafos se refirió al dominio sobre Westminster, que es de lo que le acusaban, con sus obligaciones hacia los pobres católicos que vivían allí, que es lo único que le importaba. Una serie de conferencias en San Jorge de Southwark, contribuyeron a calmar la tormenta. En julio de 1852 presidió en Oscott el primer sínodo provincial de Westminster. El año 1854 quedó marcado por su presencia en Roma para definir el dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen María (8 de diciembre).

Los últimos años de Wiseman estuvieron dominados por el conflicto entre George Errington, obispo de Plymouth, y Manning, preboste de Westminster que estableció en Bayswater su comunidad de "Oblatos de San Carlos".

Obras[editar]

Como escritor, su obra más conocida es Fabiola (1854), sobre los primeros años del cristianismo. Tuvo una amplia difusión y fue traducida a varios idiomas.

En España ha tenido varias ediciones, contándose entre las más recientes:

Biografía[editar]

  • Wilfrid Ward, The Life and Times of Cardinal Wiseman (2 vols., 1897)

Referencia[editar]