Niënor

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Niënor
Personaje de El Silmarillion y Los hijos de Húrin
Brethil.jpg
Túrin Turambar y Niënor en el bosque de Brethil.
Creador(es) J. R. R. Tolkien
Información
Alias Níniel
Raza Edain
Sexo Femenino
Nacimiento 473 P. E.
Fallecimiento 499 P. E.
Familia Húrin (padre)
Morwen (madre)
Túrin (hermano/esposo)
Urwen (hermana)
Cónyuge Túrin
Residencia Dor-lómin

Niënor, también llamada Níniel, es un personaje ficticio que forma parte del legendarium creado por el escritor británico J. R. R. Tolkien y que aparece en sus novelas El Silmarillion y Los hijos de Húrin. Era el tercer hijo de Húrin y Morwen, la segunda niña: hermana de Urwen, que murió joven, y de Túrin.

Historia[editar]

Cuando Túrin abandonó Dor-lómin, Niënor no había nacido por lo que su hermano no la conoció hasta muy tarde. A fines de la cuarta centuria de la Primera Edad del Sol abandonó con su madre Dor-lómin y fue a vivir a Doriath.

Enterada de que su hermano vivía en Brethil, desesperada salió a buscarlo, luego de que su madre hiciera lo mismo, en contra de los consejos de Melian, disfrazada de soldado de Thingol. Pero cuando llegó a Amon Ethir fue descubierta por Mablung quien le ordenó volver, a lo que ella se negó. Entonces el dragón Glaurung, enterado de todos los movimientos lanzó una terrible neblina que los separó y encontrando sola a Niënor, la hechizó con un hechizo que la hizo olvidar de todo su pasado. Huyó luego a los bosques hasta que agotada se tendió en la tumba de Finduilas en donde fue encontrada por Túrin quien la llamó Níniel, ‘la doncella de las lágrimas’, puesto que al preguntarle éste su nombre prorrumpió en llanto porque no se lo acordaba.

Enfermó gravemente y se recuperó gracias a la ayuda de Brandir, el Señor del Pueblo de Haleth. Se enamoró de Túrin pero no se casó inmediatamente porque cuando le dijeron de quien se trataba, si bien no recordaba su propio pasado, una sombra de duda cruzó su corazón; pero luego de tres años y por la promesa de su amado de no ir a la guerra se casó con él en su morada en Brethil.

Pero Glaurung volvió a hacer de las suyas en el bosque, saliendo de Nargothrond se acostó y durmió sobre el río Teiglin en las cercanías de Cabed-en-Aras, luego de quemar una parte del bosque; esto obligó Túrin a ir en su búsqueda acompañado solo por dos hombres, por lo que Niënor salió desesperada tras el con una hueste de hombres de Brethil. Al llegar al lugar en donde el hijo de Húrin había matado al dragón, lo encontró a éste tendido, inconsciente al lado de la bestia. Al acercarse, en su último estertor el dragón le dijo quién era su amado; enloquecida y a pesar de los ruegos de Brandir, Niënor/Níniel corrió hacia la garganta y se arrojó a ella desapareciendo en el agua.