Comarca Ngäbe-Buglé

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Ngäbe-Buglé (comarca)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Ngöbe-Buglé
Comarca de Panamá
Bandera de Ngöbe-Buglé
Bandera
Panama - Ngabe-Bugle.svg
Coordenadas: 8°46′11″N 81°44′02″O / 8.7697222222222, -81.733888888889Coordenadas: 8°46′11″N 81°44′02″O / 8.7697222222222, -81.733888888889
Capital Buabïti
Entidad Comarca
 • País Bandera de Panamá Panamá
Subdivisiones – 9 distritos
– 70 corregimientos
– 3 regiones
Eventos históricos  
 • Fundación 1997
Superficie  
 • Total 6968 km²
Población (2010)  
 • Total 154 355 hab.
 • Densidad 22,15 hab/km²
[editar datos en Wikidata ]

Ngöbe-Buglé es una comarca indígena de Panamá. Cuenta con Gobierno Autónomo representado por el/la Cacique General Ngöbe Buglé y el Congreso General Ngöbe Buglé. Fue creada en 1997 a partir de territorio de Bocas del Toro, Chiriquí y Veraguas.[1] Territorios ancestralmente pertenecientes a los Ngäbe y Buglé, pero que desde la creación de la República en 1903 fueron asignadas a provincias. Su capital es Buabïti (Tugrí). La comarca está habitada por las etnias ngöbe, buglé y campesinos, y habitan en ella 154.355 personas (según el censo del 2010),[2] y su área es de 6.968 km².

Descripción[editar]

Se encuentra ubicada en la región occidental de Panamá. La comarca es atravesada de oeste a este por la Cordillera Central o Serranía de Tabasará, que separa dos regiones geográficas: la región atlántica o caribeña, que está cubierta en un 40% de bosque primario y donde los ríos son cortos y caudalosos, y la región pacífica, muy deforestada y con ríos de mayor recorrido hacia el mar.

Hacia el lado sureste de la comarca existen cuatro exclaves separados por las provincias de Chiriquí y Veraguas: el corregimiento de Bakama (dos exclaves insertados en el distrito de Tolé, Chiriquí), el corregimiento de El Bale (insertado en el distrito de Cañazas, Veraguas) y el corregimiento de Cerro Pelado (en el distrito de Las Palmas, Veraguas).

Organización[editar]

La comarca se divide en tres regiones, nueve distritos y 70 corregimientos:[3]

Distritos Corregimientos Cabecera de distrito[4]
Kankintú Bisira, Kankintú, Guoroní, Mununí, Piedra Roja, Calante, Tolote Bisira
Kusapín Kusapín, Bahía Azul, Cañaveral, Río Chiriquí, Tobobé Kusapín
Besikó Soloy, Boca de Balsa, Cerro Banco, Cerro Patena, Camarón Arriba, Emplanada de Chorcha, Namnoní, Niba Soloy
Mironó Hato Pilón, Cascabel, Hato Corotú, Hato Culantro, Hato Jobo, Hato Julí, Quebrada de Loro, Salto Dupí Hato Pilón
Nole Düima Cerro Iglesias, Lajero, Hato Chamí, Susama, Jadeberi Cerro Iglesias
Müna Chichica, Alto Caballero, Bagama, Cerro Caña, Cerro Puerco, Krua, Maraca, Nibra, Peña Blanca, Roka, Sitio Prado, Umaní, Diko, Kikari, Dikeri, Mreeni Llano Tugrí
Ñürüm Buenos Aires, Agua de Salud, Alto de Jesús, Cerro Pelado, El Bale, El Paredón, El Piro, Guayabito, Guibale, El Paredón, El Piro Nº2 Buenos Aires
Jirondai Samboa, Burí, Guariviara, Man Creek, Tuwai Samboa
Santa Catalina o Calovébora Santa Catalina o Calovébora, Alto Bilingüe, Loma Yuca, San Pedrito, Valle Bonito Santa Catalina o Calovébora

A partir de 1972, el gobierno panameño estaba obligado a establecer comarcas, regiones demarcadas en las que los pueblos indígenas poseen derechos exclusivos de la tierra y la autonomía administrativa considerable. Dentro de comarcas, la gente elige una Asamblea General, un gobernador, y cualquier número de líderes regionales y locales , aunque el gobierno todavía controla el gasto público y los ingresos fiscales en el territorio. La comarca Ngöbe-Buglé, ubicada en el noroeste de Panamá, se formó en el año 1997, como resultado de la promesa del gobierno y de una considerable presión política de los Ngöbe -Buglé, unidos por las amenazas de la explotación de los recursos naturales y la degradación ambiental en sus tierras ancestrales. El territorio está constituido por terrenos ancestrales Ngöbe y Buglé, pero que desde la creación de la República (1903), pertenecian a las provincias de Bocas del Toro, Chiriquí y Veraguas, y se divide en nueve distritos, la capital de la comarca entera es Peña Blanca, ubicado en el distrito de Müna. A medida que la población Ngöbe-Buglé tiende a identificarse más con sus comunidades que con un grupo étnico y se distribuye desigualmente, la organización política que llevó a la formación de su comarca es bastante inusual, pero no obstante, demuestra una gran capacidad para influir en las acciones de gobierno.

Relieve[editar]

La Comarca Ngöbe-Buglé se caracteriza por su terreno montañoso, pendientes pronunciadas y suelos pobres en nutrientes generalmente con contenido roca alta, todas las características que hacen difícil la agricultura En la vertiente del Caribe no existe una estación seca y el bosque tropical domina el paisaje, en la vertiente del Pacífico hay un tiempo ventoso seca (diciembre a abril) y una estación húmeda. Como resultado de la mayor variación estacional existen zonas geográficas más localizadas en la vertiente del Pacífico y la vegetación consiste en pastos mezclados con cubierta forestal tropical. Arroyos perennes pequeñas y grandes ríos corren en ambos lados de la divisoria continental y se utilizan para el baño, lavandería y beber. En la región mayoría de los viajes se realiza a pie o a caballo, ya que sólo hay un camino de acceso durante todo el año que lleva en la comarca de San Félix, una ciudad conectada a la carretera interamericana a través de Las Cruces.

Grupos culturales[editar]

Aunque estrechamente relacionados y referidos colectivamente como los Ngöbe y Buglé son dos grupos cuyas lenguas son mutuamente ininteligible. El grupo más grande, los Ngöbe, habla ngöbere, mientras que el grupo más pequeño, el Buglé, habla Buglere, ambos son miembros de la familia lingüística Chibchense . En conjunto, estos dos grupos constituyen la mayor población indígena en Panamá.

Vida cotidiana[editar]

Los Ngöbe-Buglé generalmente viven en casas de palos con techo de hierba o de zinc y piso de tierra, las casas de las familias más ricas pueden tener piso de cemento. En cada casa hay una plataforma bajo el techo que se utiliza para el almacenamiento de alimentos y hay varias plataformas para las camas. Las chácaras, bolsas resistentes hechas de fibras vegetales, se utilizan tanto como unidades de almacenamiento como para el transporte de materiales. En ocasiones incluso se puede ver infantes que están siendo transportados en una chácara. Algunas mujeres también hacen estas bolsas para vender participando así en la economía informal. Todas las familias también tienen unas cuantas ollas grandes de cocina llamado pailas y muchas mantienen chicha en la casa, una bebida de maíz fermentado. Los hombres Ngöbe-Buglé suelen usar pantalones de campana hechos en casa, sombreros de paja y botas de goma, mientras que las mujeres usan vestidos de colores brillantes con adornos de los hombros y el escote y cintas bordadas alrededor de la cintura y de la parte inferior, la cual se llama naguas. Las mujeres generalmente no usan zapatos. Estos artículos son generalmente hechos en casa con máquinas de coser de manivela y, como chácaras, que se venden para obtener ingresos adicionales. El limado de los dientes en forma de punta usando un lima para afilar machetes es común entre los hombres y las mujeres Ngöbe-Buglé, aunque la práctica solo se lleva a cabo en las zonas más tradicionales. Las familias suelen ser bastante grandes y con frecuencia las mujeres viven juntas en grupos grandes para poder ayudarse mutuamente en el cuidado de los niños. La poligamia era común entre los Ngöbe-Buglé ya que el número de esposas e hijos que un hombre tenia era simbolo de prestigio. Esta practica ya no es común, ya que mantener varias esposas y familias numerosas es cada vez más difícil. El capital social y las redes de reciprocidad formadas a través del parentesco son importantes para reducir la vulnerabilidad de los recursos económicos y sociales, a la vez que se crean oportunidades para que las familias cooperen y aprovechen mayores oportunidades que ayuden a otros miembros de su grupo de parentesco a salir adelante. El matrimonio y las relaciones familiares también juegan un papel importante en la determinación de la propiedad de la tierra y derechos de uso.

Uso de la tierra[editar]

A medida que la agricultura de subsistencia Ngöbe-Buglé típicamente práctica, las definiciones de propiedad de la tierra y su uso es de importancia pináculo de todos los hogares, especialmente a medida que aumenta la población en proporción a las tierras de cultivo en la comarca y las tierras productivas se degrada por el uso excesivo. El intrincado sistema en el que los recursos de tierras se asignan se basa en el sistema de parentesco. El derecho de propiedad sobre las tierras reclamadas son establecidas a través de la ocupación y la agricultura, a pesar de tierras fértiles muy poco en la comarca no ha sido reclamada. Los miembros de un grupo de parentesco colectiva poseen la propiedad de la tierra, pero los que viven en el pueblo en la tierra que controlan. Derechos innegables a esta tierra de propiedad colectiva pertenecen a cada miembro del grupo de parentesco, mientras que los derechos prestados a menudo se extienden a los miembros de una familia los cónyuges, aunque estos derechos pueden ser revocados. De este modo, las formas de organización social el modelo de la vida económica y sustento para la mayoría delos Ngöbe-Buglé. Los cultivos más comunes que crecen en la comarca Ngöbe-Buglé son el maíz, el arroz, los frijoles, otoe, plátanos y café, aunque la gente también cultiva tomates, pimientos y otros vegetales en jardines más pequeños en el hogar. Las frutas como mangos, naranjas, miento, crecen estacionalmente junto con el cacao, todo lo cual complementa la dieta Ngöbe-Buglé. La carne es rara vez comida aunque muchas familias mantienen vacas, cerdos, patos y pollos, las sardinas son un elemento básico común y hojaldras (pan frito panameño) a veces se comen en el desayuno. La mayoría de la agricultura se hace sobre tierra limpiada utilizando técnicas de tala y quema, y ​​debido a la presión demográfica creciente, esta tierra rara vez se deja en barbecho durante un tiempo suficiente, por lo que los rendimientos tienden a disminuir con el tiempo.

Economía y recursos[editar]

Como la agricultura de subsistencia se vuelve menos y menos confiable, Los Ngäbe-Buglé han comenzado a participar en la economía monetaria, que ofrece algunas alternativas relativamente accesibles para generar capital y la obtención de los servicios y recursos necesarios. El trabajo es un recurso abundante que los Ngöbe-Buglé poseen, aunque debido a la mala educación y el capital humano bajo incluyendo la salud y la nutrición, la mano de obra no calificada es bastante. Como resultado, muchos hombres se sirven de los trabajadores agrícolas migratorios o salir de la comarca para buscar otros tipos de empleos informales. Muchos hombres trabajan en la cosecha de café en las tierras altas de Chiriquí, Boquete incluyendo y Santa Clara. Esta región de Panamá es conocida para la sombra de alta calidad cultivada y en algunos casos café orgánico. El Ngöbe-Buglé también cosecha verduras de temporada cultivados en lugares más altos. Las mujeres también participan en la economía informal, haciendo chácaras, naguas y joyas para vender, y algunos hombres cosen pantalones o gorras. El capital social es más relevante a la participación en la economía informal como las relaciones de ofrecer a las personas nuevas oportunidades de hacer dinero, el capital social, incluso puede ser un mecanismo utilizado para atraer la ayuda de las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales.

La adversidad y la modernidad[editar]

El Ngöbe-Buglé tiene mucha experiencia en la adversidad, como resultado de las condiciones contemporáneas. Como los problemas localizados de escasez de tierra y de los cultivos se convierten en un problema más generalizado, y se hace más difícil generar capital en un mercado laboral en contracción, la desnutrición es frecuente, especialmente en niños y mujeres embarazadas. Los intentos de generar capital al convertirse en un trabajador migrante también tiene efectos sociales negativos incluso las cepas añadidas sobre la estructura familiar y aumento de la presión sobre las mujeres para mantener a sus hijos solas. El carácter disperso de la población también hace difícil la atención médica existente de acceso, y una falta general de agua potable y servicios de saneamiento causan una mirada de problemas de salud. La falta de infraestructura suficiente y en la prestación de servicios sociales por parte del gobierno es a menudo la raíz de muchos problemas que afectan a las zonas más rurales.

Prevalencia de pobres habilidades en español también es un problema ya que los Ngöbe-Buglé a menudo no son conscientes de sus derechos legales y por lo tanto no comunica las quejas o utiliza los caminos de los recursos legales a su alcance cuando sería beneficioso hacerlo. El presente estado afecta especialmente a las mujeres debido a que un número mucho menor de ellas habla español que los hombres. Los niveles de educación secundaria son también bajas en la comarca Ngöbe-Buglé como los niños son de recursos limitados y el transporte a la escuela secundaria presenta un gran desafío para muchas familias. Como resultado, sólo 18% de los niños de 15-19 años en la comarca Ngöbe-Buglé siguen estudios después del sexto grado.

Por último, muchas comunidades Ngöbe-Buglé están amenazadas por la degradación ambiental causada tanto por la agricultura y el gobierno corporativo o la explotación de sus tierras. El yacimiento Cerro Colorado cobre, uno de los mayores depósitos mundiales de mineral de cobre se encuentra en la comarca Ngöbe-Buglé. La minería en la zona, aunque es legal, porque los derechos de propiedad de los recursos del subsuelo pertenecen al Estado y mediante la ley 10 en coordinación con el Gobierno Comarcal, plantea una gran amenaza ambiental como materiales de desecho procedentes de la extracción y el procesamiento de contaminar las cuencas hidrográficas locales. A pesar de que puede proporcionar ingresos temporales, se esfuerza mineras también tienen muchos efectos adversos sociales y culturales de la comarca y la mayoría de los Ngöbe y Buglé se oponen a la explotación minera en sus tierras.

Un aspecto importante es el inicio de la Universidad Ngöbe Buglé, universidad de corte indígena que se propone la Fundación Cultural Ngöbe Buglé porque las incursiones de universidades a territorio indígena en la actualidad no valora el aspecto cultural y los idiomas. Hay otras organizaciones: Fundación Venado, Sribire Waire, OCAB, Victoriano Lorenzo, Ascon, Apatach, Aproteng.

La educación superior es necesaria, existe una cantidad de médicos/as Ngäbe que fueron a Cuba y trabajan en la comarca, aunque sin el reconocimiento económico en igual condiciones a los médicos no Ngöbe. Es un proceso que apenas empieza a mejorar. De igual forma, hay profesionales del Turismo, Administración, el derecho, los idiomas, la psicología, la filosofía, entre otros, que han estudiado en países de Europa y América. Sin embargo, hace falta esas oportunidades a nivel nacional, donde se valore la cultura y los idiomas indígenas, sin olvidar los cambios geopolíticos y geoeconómicos.

Referencias[editar]