Ngäbe

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ngäbe
Guaymi Painting.jpg
Indígena ngäbe realizando una pintura tradicional (La Comarca, Panamá).
Otros nombres Guaimí
Ubicación Bandera de Panamá Panamá;
Bandera de Costa Rica Costa Rica.
Población total 200.000
Idioma Ngäbere
Asentamientos importantes
1.º Comarca Ngäbe-Buglé (Panamá)
2.º Reserva Indígena Guaimí (cantones de Coto Brus, Corredores y Osa, Costa Rica). [1]
3.171 hab.
[editar datos en Wikidata ]

Ngäbe es un pueblo indígena, que habita en el occidente de Panamá, principalmente en la Comarca Ngäbe-Buglé y en las provincias de Veraguas, Chiriquí y Bocas del Toro. En Costa Rica, viven en cuatro reservas indígenas:[2] Altos de San Antonio (Coto Brus), en las localidades de Villa Palacios, Caño Bravo y Limoncito, de donde acceden a San Vito y Sabalito; Abrojos-Montezuma (cantón de Corredores), los pueblos de Bajo Los Indios, San Rafael de Abrojos, Montezuma y Bellavista; Conteburica, entre los cantones de Corredores y Coto Brus, los pueblos de La Vaca, El Progreso, Santa Rosa, Río Claro, Las Gemelas y los Plancitos; y Guaymí de Osa, entre la Quebrada Pavón y Río Riyito, en Dos Brazos de Osa, colindando con el Parque Nacional Corcovado; muchos de ellos también viven en Sixaola, en la provincia de Limón.

Son más de 200 mil personas y hablan el Ngäbere, un idioma de la familia chibcha. La frontera entre Panamá y Costa Rica se definió sin consultar a este pueblo, por lo tanto quedó partido en dos.

Los indígenas son conocidos como Ngäbe Bugle. En las lenguas indígenas ngäbere y Buglere es persona. Estos dos grupos no hablan igual y tienen costumbres diferentes. Se llama a si misma Ngäbe. Su pronunciación comprende las consonantes ng y b; la vocal nasal ä y la vocal oral e.

Nombre[editar]

El nombre Ngäbe es la denominación propia en su lengua, los Buglé son una etnia diferente y hablan otro idioma, Buglere, que aunque también pertenece a la familia chibcha, no es inteligible con el Ngäbere. Los medios escritos suelen confundir el nombre Ngäbe con Ngobe o Ngöbe. Dicha confusión se debe a que el idioma español no contiene un equivalente exacto para el fonema ä (intermedio entre la a y la o), y el hispanohablante suele oír dicho fonema como o o como a.

Historia[editar]

En tiempos de la conquista de América, los españoles hallaron en el occidente de Panamá tres pueblos Ngäbe, cada una con un idioma diferente. Cada una fue nombrada por el nombre de su líder: Natá, en la actual provincia de Coclé, Parita en la península de Azuero, y el más famoso, Urracá, en lo que hoy es la provincia de Veraguas y la Comarca Ngäbe Buglé.

Urracá derrotó a los españoles una y otra vez, lo que forzó al capitán Diego de Albites a hacer con él un acuerdo de paz en 1522.

De acuerdo con el historiador fray Bartolomé de las Casas, Urracá fue invitado por los españoles para un tratado de paz, pero se le apresó y envió al poblado de Nombre de Dios, en la actual provincia de Colón, escapó de allí y regresó a la montaña, jurando combatir a muerte a los españoles. Y cumplió con su juramento: él y sus hombres fueron tan temidos que finalmente los españoles evitaron combatir con él. Urracá murió en completa libertad en 1531.

Los Ngäbe se dividieron en dos grupos principales: los de la costa atlántica (antes parte de Bocas del Toro), y los de tierras altas, en tierras que antes pertenecieron a Chiriquí y Veraguas. Jamás se rindieron, y mantuvieron su resistencia hasta la caída del dominio español en el área. Al independizarse Panamá de España y unirse a Colombia (siglo XIX), los ngäbe permanecieron en la montaña. En la actualidad cuando algunos países con presencia indígena hablan de pluriculturalidad, en la Panamá, a excepción de la Comarca, se crean políticas sobre interculturalidad.

Economía y cultura[editar]

Actualmente su principal actividad es la agricultura de subsistencia y sus principales cultivos son maíz, arroz, fríjol, yuca, ñame y plátano.

Una parte de los Ngäbe es originaria, migró definitivamente o migra estacionalmente a Costa Rica, para trabajar en las plantaciones de café. Otras formas de obtener ingresos son el trabajo en las plantaciones de banano y la venta de sus artesanías en sitios turísticos y a la vera de las carreteras de Panamá.

Las mujeres ngäbe elaboran, entre su artesanía tradicional, elementos que les sirven para su vestimenta y de sus familias y para la venta. Esto incluye bolsas tejidas de fibra vegetal (llamadas "kra"), coloridas batas largas para la mujer decoradas con motivos geométricos ("naguas") y pulseras y collares de cuentas y chaquiras, antes usados como adornos para la guerra. Los hombres tejen sombreros de fibra vegetal para uso cotidiano o para vender.

El aporte de los ngäbes al folclore panameño se aprecia en la "kra" (llamada "chácara" en español) y en los sombreros, Panamá. Ambos elementos han sido incorporados a la vestimenta del campesino panameño.

Situación actual[editar]

En Panamá[editar]

Los proyectos de desarrollo como el proyecto minero de Cerro Colorado ponen en peligro tierras ancestrales Ngäbe. [3] En mayo de 2012 los Ngäbe protestaron contra la construcción de la Central hidroeléctrica del Barro Blanco, la que requerirá la inundación de territorios Ngöbe.[4] Varios manifestantes fueron detenidos durante las protestas.[5] El proyecto también pone en peligro la existencia de la rana azul del Tabasará[6]

La lucha por la defensa de los recursos hídricos, minerales y ambientales, ha llevado a las poblaciones Ngäbe a enfrentarse a los diferentes gobiernos del país, en la cual se ha pérdido vidas humanas, ejemplos: Jerónimo Tugrí y las acaecidas en Bocas del Toro. La resistencia obedece más que nada al valor cultural, la relación con la tierra y la historia y al modelo económico que se emplea, donde se le arrebata a las poblaciones oro, plata, agua y otros, pero los beneficios son para la capital del país y no locales.

En la Comarca Ngäbe Buglé, su gobierno se representa por medio del Congreso General Ngäbe Buglé y el Cacique General Ngäbe Buglé. Según la Ley 10 que crea la Comarca y la carta orgánica que la rige, su gobierno es autónomo y el espítiru busca preservar la cultura, la cosmovisión como su desarrollo local e integral. Su religión oficial es Mama Tatda, pero se respetan otras religiones y conviven con cristiano y Bahai.

La Comarca se hizo factible desde el año 1997, con muchos años de historia de lucha y reclamos, un grupo numeroso de niños, mujeres, adultos y simpatizantes, caminaron desde diferentes puntos de la Comarca vía carretera interamericana por aproximadamente 900 kilómetros hasta llegar a la capital de la república. Para que el gobierno de turno hiciera ecos de los reclamos hicieron huelga de hambre por varios días.

Los diseños y artes que se reflejan en las chácaras y otros elementos del vestuario de la cultura Ngäbe, son parte del Magata, una serpiente antigua que habita en las aguas y que es parte de su espiritualidad ancestral y mitologías.

En la Comarca hay diversas organizaciones tales como: Asastran, dedicada a la medicina tradicional Ngäbe; Asmung, asociación de mujeres Ngäbe, Fundación Cultural Ngäbe que impulsa la primera universidad indígena en Panamá, llamada Universidad Ngäbe Buklé. También, la Fundación Venado, Sribire Waire, Irene Vazquez, Cuerpo de Paz (U.S. Peace Corps) y otros. Organizaciones que impulsan el turismo: OCAB y Victoriano Lorenzo.

En Costa Rica[editar]

Los pueblos ngäbe de Costa Rica son fruto de la migración iniciada a mediados del siglo XX desde la Comarca Ngäbe-Buglé en Panamá. En realidad, la creación de la frontera entre los dos países vino a dividir su territorio ancestral, y los indígenas permanecieron ajenos a este hecho por lo menos hasta 1920-1940 (en Osa, desde 1970). Según un censo realizado por la Dirección Nacional de Migración y Extranjería de Costa Rica en 2012, en el territorio habitan 3.171 indígenas residentes permanentes, localizados en 4 reservas: Abrojos-Montezuma, Altos de San Antonio (Coto Brus), Conteburica y Guaymí de Osa, localizadas en los cantones de Coto Brus, Corredores y Osa. A partir del mes de octubre, se da un fenómeno de migración desde Panamá para trabajar en la recolecta de café que se extiende hasta marzo del año siguiente, por lo que es común observar a algunos de estos indígenas en cantones productores de este grano como la Zona de los Santos, Acosta, Pérez Zeledón, Grecia, Naranjo y San Ramón. Al país ingresan por tres puntos en la frontera con Panamá: Paso Canoas, Limón (Sixaola) y Río Sereno (Coto Brus). En 2011, aproximadamente 15 000 indígenas ngäbe penetraron a territorio costarricense para las recolectas de café o trabajar en las bananeras.

Recién en 1990 y gracias a la lucha de la Asociación Cultura Ngöbegue, se les reconoció la ciudadanía costarricense. A partir de 2012, la Dirección Nacional de Migración y Extranjería comenzó a otorgarle a los inmigrantes ngäbe cédulas de residencia temporal, con el objetivo de protegerlos de abusos y facilitarles trámites bancarios o la atención en salud. Antes, solamente ingresaban con un salvoconducto que les otorgaba el Gobierno de Panamá.

La gran mayoría de los Ngäbe en Costa Rica vive en condiciones de pobreza, con un ingreso aproximado de $233 mensuales durante la época de recolecta de café. El 90% de las familias tiene un ingreso mensual cercano al 50% del salario mínimo agrícola en la región sumando ingresos agrícolas y extra-agrícolas. Cuentan con difícil acceso a servicios de educación y salud, especialmente por la gran distancia entre sus reservas y las poblaciones donde se dan estos servicios. El acceso a la educación se da especialmente en las escuelas de Limoncito (donde hay un colegio de secundaria), Sabalito, San Miguel y San Vito. De los aproximadamente 3000 residentes, unos 2500 hablan ngäbere y español, y el resto, solamente ngäbere. Existe un alto índice de analfabetismo sobre todo entre los adultos. En el ámbito de salud, son afectados por enfermedades principalmente infecciosas como diarreas, escabiosis, infecciones respiratorias severas, piojos, desnutrición y parasitosis, con indicadores de salud comparables a los del África subsahariana. Existe un acueducto en Conteburica y otro en Guaymí de Osa, pero el agua no es potable. En Abrojos no existe acueducto.[7]

Entre las cuatro reservas, la de Conteburica es la más aislada del país, con los índices más bajos de pobreza entre las poblaciones guaymíes de Costa Rica y la que más conserva la cultura autóctona. Es una reserva transnacional ubicada en la Punta Burica entre Costa Rica y Panamá. Tiene una economía de granos básicos y autoconsumo, complementada con caza y pesca. Se cultiva cacao en pequeña escala para la venta a Golfito, Ciudad Neilly o Panamá. La mayoría de la alfabetización no supera la escuela primaria.

Guaymí de Osa se encuentra ubicada en una selva tropical cercana al Parque Nacional Corcovado, lo que dificulta mucho su acceso. Tiene una difícil producción agrícola secundaria a la topografía y alto nivel pluvial. Se encuentra habitada por 12 familias indígenas, cuyo ingreso depende de la labor agropecuaria.

La reserva de Abrojos-Montezuma data de 1920, y su ocupación es anterior a la llegada de las compañías bananeras o la fundación de Ciudad Neilly. Durante esa época, los guaymíes habitaron en las llanuras, pero tuvieron que retirarse a las montañas por la colonización. El 85% los habitantes habla ambos idiomas. Debido a la colonización por no indígenas, presenta un rápido proceso a aculturización, y solo el 50% de la tierra está en manos indígenas producto de constantes invasiones de campesinos desplazados del Valle Central de Costa Rica. Sobrevive por agricultura de subsistencia y el trabajo en las bananeras, además de venta de artesanías.

A 3 km de Abrojos-Montezuma, se encuentra Altos de San Antonio, que en el pasado formó una sola comunidad con Abrojos pero que fueron separados por la colonización y la construcción de la carretera Panamericana. El 56% de la comunidad de Altos de San Antonio es bilingüe español-ngäbere, y hay una escuela primaria. Las 9 familias que habitan la zona subsisten de los granos básicos y la tenencia de animales de corral, caballos y vacas, pero en muchas ocasiones, para sembrar, deben alquilar terrenos a no indígenas, ya que la tenencia de tierra para cultivo por familia es muy baja (apenas un cuarto de hectárea).

Bibliografía[editar]

  • La Carta de Colón (Koloin), efectuada por Juan E. González R., con ed., introd., trasnscrip. y notas de Juan José Antequera Luengo (Huelva, Facediciones, 2008). El traductor es maestro de Enseñanza Primaria y experto en lengua Ngöbere por la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena (Panamá).

Referencias[editar]

Véase también[editar]