Neonicotinoide

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los Neonicotinoides son una familia de insecticidas que actúan en el sistema nervioso central de los insectos y con menor toxicidad, en mamíferos. Los Neonicotinoides están entre los insecticidas más usados a nivel mundial, pero recientemente el uso de ciertos químicos de esta familia está siendo restringido en países debido a una posible conexión con el Colony Collapse Disorder.

Modo de acción[editar]

El modo de acción de los neonicotinoides es similar al de los insecticidas derivados de la nicotina, que actúa en el sistema nervioso central.[1] En insectos, los neonicotinoides causan la parálisis que llevan a la muerte, frecuentemente en pocas horas. Sin embargo son mucho menos tóxicos para los mamíferos y se encuentra bajo la clasificación de la EPA de toxicidad tipo II o tipo III. Debido a que los neonicotinoides bloquean una ruta neuronal especifica que es más abundante en insectos que en mamíferos de sangre caliente, estos insecticidas son por tanto selectivos frente a insectos en comparación a mamíferos.

Estos actúan sobre un lugar especfico, el receptor de acetilcolina nicotinico postsinaptico, y no existe registro de resistencia cruzada con los Carbamatos, organofosforados, o pyretroides sintéticos, haciéndole por tanto de importancia en la resistencia a los insecticidas. Como grupo son efectivos contra insectos chupadores tales como los Aphididae, pero también contra Coleoptera y algunos Lepidoptera.

Uso[editar]

El Imidacloprid es posiblemente el insecticida de uso más extendido, tanto en el modo de acción como en el mercado global. Actualmente se aplica al suelo, semillas, madera y pestes animales, como también en tratamientos foliares en cultivos como Cereales, Algodón, Granos, Leguminosas, Patatas.[2] Pomaceas, Arroz, Poa Trivialis y vegetales. Es sistemático con particular efectividad contra insectos chupadores y tiene un efecto residual largo. Las tasas de aplicación de insecticidas neonicotinoides es mucho menor que insecticidas más antiguos, tradicionalmente usados.

EL Thiamethoxam (TMX) es un insecticida neonicotinoide de segunda generación, perteneciendo a la subclase del thianicotinil. La estru agua y por lo cual posee una alta movilidad en la planta. El TMX es sistemica y penetra en las celulas vegetales donde tamctura química del Thiamethoxam es ligeramente diferente de otros insecticidas neonicotinoides, siendo altamente soluble también gatilla una serie de reacciones fisiológicas,[3] que inducen la expresión de proteínas funcionales específicas que se encuentran ligadas a varios estados de estress como mecanismo de defensa en para permitir un desatollo de la planta en un ambiente hostil tal como:

  • Inundación;
  • pH bajo;
  • Alta salinidad del suelo;
  • Radicales libres de la radiación UV;
  • Estr spor altas temperaturas conllevando una degradación proteica;
  • Niveles tóxicos de aluminio;
  • Daños por pestes, viento, heladas, etc.;
  • Ataques de Virus.

En el año 2001, la US Patent and Trademark Office decret a favor de Syngenta cuando la compañía demando cntra Bayer por la protección de la patente de una clase de insecticida neonicotinoide.

Impacto Medioambiental[editar]

Hay una controversia acerca del papel de los neonicotinoides en relación a su toxicidad para las abejas y Efectos de la Imidacloprid en Apoidea. El uso de neonicotinoides ha sido limitado estrictamente en Francia desde los noventa, cuando estos estuvieron implicados en la muerte masiva de colonias de abejas. Se cree que es negligencia de las abejas encargadas de llevar los alimentos apropiados a los huevos y larvas en las colonias de abejas melíferas, relaccionado con la perdida de las habilidades de navegación de las abejas que lleva al fenómeno conocido como Colony Collapse Disorder, que es usualmente asociado al ácaro Varroa destructor.[4] [5]

En mayo de 2008, Alemania prohibió el tratamiento de semillas con neonicotinoides por su efecto negativo en las colonias de abejas. Los apicultores de abejas melíferas sufrieron una baja en la población de sus colmenares asociado al uso de clothianidin en la región de Baden-Württemberg en Alemania,[6] asociado a un error en poner un pegamento que mantuviera fijo el agente a la superficie de las semillas. El productor del compuesto, en europa la empresa Bayer, insiste en que sin el agente adherente, el componente se libera al suelo a través de las semillas plantadas y luego afecto a las abejas.

El documental estrenado el año 2009, en:Vanishing of the Bees, sugiere que el vínculo entre los pesticidas neonicotinoides y el Colony Collapse Disorder existe, aún cuando algunos expertos intervienen concediendo el beneficio de la duda ante la carencia de información que permita dar una conclusión al caso.[7]

En 2012, las revistas Nature [8] y Science[9] [10] publicaron varios artículos donde se demuestra la relación entre los Neonicotinoides aplicados a cultivos y el decremento en el tamaño de las colmenas y una disminución del numero de abejas reina en las colmenas. A causa de esto, en 2013 la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) publicó un estudio donde se demuestra el impacto que tienen estos insecticidas sobre las abejas.

Ingredientes Activos[editar]

Entre los insecticidas neonicotinoides disponibles se encuentran:

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]