Nefi

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Nefi (Jerusalén, Reino de Judá, antes de 600 a. C. - América precolombina, ca. 540 a. C.) es el nombre de uno de los personajes principales del Libro de Mormón, autor de dos de los libros que lo forman. Es reconocido como profeta por los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Historia[editar]

Según su propio relato, Nefi fue el cuarto hijo de Lehi, un vidente, y de Sariah, su esposa. Pertenecía a la tribu de Manasés y vivían en Jerusalén en tiempos del rey Sedecías.

Se describe a sí mismo como de gran estatura y fuerza, hábil en metalurgia, buen cazador, humilde y respetuoso hacia sus padres y, especialmente, obediente a Dios. Cuando comienza el relato es muy joven y al terminar es el protector de un pueblo que lleva su nombre y habitó en algún lugar del continente americano.

En los dos libros que escribió, y llevan su nombre, se describen sus hechos, sus visiones y la constante disputa que mantiene con sus hermanos mayores: Lamán y Lemuel, que lo desprecian por considerarlo un visionario al igual que su padre y por haber sido elegido por Dios para gobernarles a pesar de no ser el primogénito, como era la costumbre judía.

Tras salir de Jerusalén con su familia, tuvo que regresar a la ciudad para recobrar unos anales, grabados en tablas de bronce, en posesión de Labán. Después de ofrecerle las riquezas familiares a cambio ellas, Labán trató de matarlos y se apoderó de sus posesiones sin entregarle las planchas. Poco tiempo después Nefi obtuvo las planchas por medio de una estratagema, en la que afirma que el Espíritu le compelió a que lo matara para que sus descendientes pudieran poseer los anales que poseían la Ley Mosaica y no degeneraran en la incredulidad ni perdieran su idioma. Volvió una vez más a Jerusalén para convencer a Ismael, para que marchara al desierto y diera sus hijas como esposas a los hijos de Lehi. Durante la marcha por el desierto a orillas del Mar Rojo condujo y alimentó a su familia gracias a su arco de acero. Una vez a orillas del mar, al cual llamaron Irréauntum, fue instruido por Jehovah (mencionado siempre en el Libro de Mormón como Señor) para ir a una tierra prometida que resultó ser América. Para ello tuvo que construir una embarcación cuyos planos fueron suministrados por revelación divina. Durante su viaje por el desierto y a través del mar, fueron guiados por una especie de brújula llamada Liahona elaborada por el Señor y dejada frente a la tienda de Lehi, que funcionaba de acuerdo a la fe y obediencia que le daban a las instrucciones que aparecían en ella.

Finalmente Nefi y su familia llegaron a un lugar indeterminado de América, la costa del Perú, el itsmo de Tehuantepec para otros investigadores o las costas californianas según diferentes interpretaciones del relato. Allí encontraron animales salvajes y domésticos similares a los del viejo mundo, así como minerales y grano, de manera que pudieron establecerse de manera sedentaria y edificar ciudades. Una vez asentados y muerto Lehi, Nefi construyó un templo semejante al de Salomón; pero de menor esplendor, según afirma, dado que los recursos eran escasos. También ordenó sacerdotes a sus hermanos Jacob y José, a pesar de no ser levitas.

Con el tiempo, la enemistad permanente entre Nefi y sus hermanos mayores dará origen a que se formen dos pueblos: los nefitas, seguidores de Nefi, creyentes en Dios y seguidores de Jesucristo (hoy extintos) y los lamanitas, subdivididos en varios grupos, continuadores de la animadversión de Lamán y Lemuel, quienes degeneraron a un pueblo sanguinario y de piel oscura, ancestros de los actuales indígenas.

Adicionalmente, en la tierra cercana moraban los jareditas, cuyos ancestros también habían emigrado a América en los tiempos de la Torre de Babel.

Además de profeta, descrito como "...más poderoso en el hablar que en escribir", Nefi fue uno de los cuatro escribas del compendio del Libro de Mormón denominadas las Planchas de Nefi y registró en idioma egipcio reformado la historia de su ministerio, siendo sucedido como escriba por Jacob, su hermano. Según el compendio, Nfefi es el autor de los dos primeros libros del Libro de Mormón, los cuales llevan su nombre: el Primer y Segundo Libro de Nefi. Posteriormente, 600 años después un hijo de Helamán llevaría su nombre y escribiría el Tercer Libro de Nefi. Los hijos de Nefi, llamados con su nombre, le sucedieron como gobernantes de los nefitas.

Etimología[editar]

El origen del nombre Nefi es incierto y discutido. Los filólogos y estudiosos no mormones no reconocen a Nefi como una figura histórica y, dado que ningún texto conocido de origen semítica alude a este nombre, no pueden establecer su etimología. Por su parte, los eruditos mormones han especulado sobre la misma, formulándose las siguientes hipótesis:

  • El egiptólogo mormón John Gee[1] supone que Nefi es la forma hebrea del egipcio Nfr: "belleza".
  • Otros estudiosos lo vinculan con la misma raíz hebrea utilizada en la Biblia para nombrar a los Nephilim.

Referencias[editar]

  1. John Gee. A Note on the Name Nephi. Provo, Utah: Maxwell Institute, 1992. Pp. 189–191 [1]