Necropsia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La necropsia (de nekros - "cadáver", ὄψις [opsis- "vista"] y el sufijo -ia [cualidad]) es un procedimiento científico a través del cual se estudia un cadáver animal o humano para tratar de identificar la posible causa de muerte, así como la identificación del cadáver.

El procedimiento que se aplica para un cadáver de un adulto es diferente que para el cadáver de un niño o adolescente.

Para la realización de una necropsia se deben tener en cuenta aspectos como:

  • Determinar si es muerte natural.
  • Autorización de la familia.
  • Debe ser realizada por un patólogo.
  • Debe ser realizada en un hospital o clínica.
  • Se busca relación clinicopatológica

Necropsia fetal[editar]

La necropsia fetal involucra una serie de investigaciones sobre el cadáver, la mayoría de los cuales son no invasivos y es aceptable para la mayoría de los padres y sus médicos. El valor de la autopsia perinatal está bien establecido, y los resultados pueden servir de base para la orientación de los padres y la familia, para informar a la futura gestión obstétrica, y para mejorar el cuidado prenatal. Muchas de las técnicas desarrolladas originalmente para el diagnóstico, tales como la histología, pruebas bioquímicas, la fotografía, los rayos X, y el cariotipo citogenético, se han convertido en herramientas estándar en autopsias perinatales. Sin embargo, se ha producido un declive inexorable de la tasa de consentimiento de autopsia en los últimos 30 años debido a factores sociales y culturales, y tal vez al desconocimiento de los beneficios que se derivan del examen. La creciente evidencia sugiere que la resonancia magnética fetal postmortem puede ayudar al patólogo en la autopsia, y en muchos casos se puede evitar la necesidad de disección o al menos minimizarla.