Naaman

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Eliseo rechazando los obsequios de Naaman, por Pieter de Grebber.

Naamán (נַעֲמָן "Agradable") El Sirio, es un personaje del Antiguo Testamento bíblico, mencionado en el Segundo libro de los Reyes.

De acuerdo al relato era el General de los ejércitos del Rey Ben-Adad II en tiempos de Joram, Rey de Israel. Se encontraba aquejado de lepra cuando una joven esclava hebrea al servicio de su esposa, le habló de un profeta de Samaria que podía curarlo. Sabiendo esto, Naamán obtuvo de su Rey cartas dirigidas a Joram en las que expresaba sus buenos oficios: "...,sabe por ellas que yo envío a ti mi siervo Naamán para que lo sanes de su lepra" (2 Reyes 5:6),[1] lo cual generó suspicacias y airó al Rey hebreo, quien rasgó sus vestiduras.

El profeta Eliseo, habiendo escuchado esto, envió a buscar a Naamán y el particular encuentro que tuvo lugar se encuentra relatado en el capítulo 5, en donde Eliseo le ordena lavarse siete veces en el Río Jordán; pero Naamán no podía creer que el tratamiento fuera tan sencillo y se niega a hacerlo en principio, aunque accede a realizar el acto cuando uno de sus siervos le dice que si no obedecía tan fácil tarea, cómo haría algo mas difícil. Finalmente, Naamán queda curado de su enfermedad según lo había previsto el profeta al lavarse en las aguas del mencionado río, y como muestra de gratitud le envía numerosos regalos al profeta, quien los rechazó. Giezi, siervo de Eliseo, sí recibió los regalos de Naamán y como castigo por su avaricia, recibió la lepra recien sanada del oficial sirio.

Es mencionado también en el Evangelio de Lucas 4:27, del Nuevo Testamento.

Referencias[editar]