NTV (Rusia)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
NTV
HTB
NTV logo.svg
Nombre público NTV (HTB en cirílico)
Tipo de canal Televisión generalista
Propietario Gazprom-Media 2001
País Bandera de Rusia Rusia
Fundador Vladímir Gusinski
Inicio de transmisiones 10 de octubre de 1993
Formato de imagen 16:9
Área de transmisión Rusia, Bielorrusia
Ubicación Moscú
Sitio web ntv.ru

NTV (en cirílico HTB) es un canal de televisión ruso disponible a nivel nacional. Su programación es de carácter generalista, con una fuerte presencia de programas de carácter informativo.

Fundado en 1993 por el empresario Vladímir Gusinski, NTV fue uno de los pioneros en la televisión privada de Rusia. En sus primeros años, el canal mantuvo un tono crítico con el Gobierno ruso. Sin embargo, la línea editorial cambió en 2001 con la compra de la red por parte de Gazprom.

NTV gestiona también otros canales a través de la plataforma digital NTV Plus, y cuenta con un canal internacional, NTV-Mir. Además de la versión rusa, existe un canal especial con desconexiones para los habitantes de Bielorrusia.

Historia[editar]

Fundación de NTV[editar]

NTV se fundó en 1993 a partir de un consorcio de periodistas apoyados por inversores privados, que fue impulsado por el empresario Vladímir Gusinski. El proyecto era una televisión privada, similar a las existentes en otros países de Europa occidental, con una programación basada en la información y el entretenimiento. El 10 de octubre de 1993 comenzó a emitir a través del cable de San Petersburgo, y el 22 de diciembre del mismo año obtuvo una frecuencia nacional, a través del cuarto canal público. De este modo, nacía el primer canal nacional que era independiente del Estado ruso.

Durante sus primeros tres años, NTV tuvo que compartir su frecuencia con la televisión de las universidades de Rusia, por lo que emitía un máximo de 18 horas al día. A diferencia de otros canales privados, como 2x2 o TV6, la base de su programación era la información, por lo que reclutó a populares periodistas del país que procedían de otros medios de comunicación. Por otro lado, su línea editorial era crítica con el Gobierno ruso, algo apreciable en el tratamiento de temas como el conflicto de Chechenia. A partir del 11 de noviembre de 1996, la concesión de NTV se renovó para que pudiera emitir durante todo el día. Ese mismo año, NTV lanzó su propia plataforma digital, NTV Plus.

Cambio de propietario[editar]

Con Vladímir Putin como primer ministro desde 2000, NTV mantuvo su línea editorial crítica con el Gobierno. Durante la campaña electoral, el canal criticó duramente el papel de Rusia en la Segunda Guerra Chechena y caricaturizó a Putin en uno de sus espacios satíricos de máxima audiencia. El nuevo mandatario ruso consideró que la parodia era una ofensa personal, y pidió al canal que no la volviera a utilizar. Sin embargo, el punto más polémico de la labor informativa de NTV fue un reportaje sobre el atentado en Riazán (1999), que se emitió dos días antes de las elecciones generales.

En junio de 2000, la policía rusa detuvo al máximo mandatario de NTV, Vladímir Gusinski, por un supuesto delito de malversación de fondos y apropiación indebida de bienes estatales. La oposición política consideró que la detención era una persecución a los medios independientes, mientras que el presidente Putin rechazó las acusaciones. Unas semanas después, Gusinsky fue puesto en libertad y abandonó su país para recalar en España. El empresario firmó un acuerdo con el Gobierno ruso, por el que quedaría libre de todos sus cargos a cambio de vender su participación mayoritaria en el grupo NTV a Gazprom. En posteriores entrevistas, Gusinsky alegó una supuesta presión para firmar ese acuerdo.[1]

Tras la compra, Gazprom fue adquiriendo las participaciones de otros accionistas minoritarios. Aunque en ese tiempo surgió la posiblidad de que el empresario estadounidense Ted Turner comprara la emisora, el rumor nunca se llevó a cabo. Finalmente, Gazprom se hizo con el control de NTV a partir de abril de 2001, e impuso como director a Boris Jordan. La nueva propiedad del canal provocó que muchos periodistas críticos con el Gobierno se marcharan a otras emisoras, como TNT y TV6.

La llegada de Gazprom como propietario provocó un cambio radical, tanto en la programación como en la línea editorial. Sin embargo, las audiencias cayeron y el canal atravesó dificultades económicas en los siguientes años. Gazprom hizo varios cambios en la dirección de NTV, que con Vladímir Kulistikov al frente recuperó la información como columna vertebral de la programación. Además, se introdujeron programas de entretenimiento y retransmisiones deportivas.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]