Número Tres

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Número Tres es un modelo de Cylon de la serie Battlestar Galactica, interpretado por la actriz neozelandesa Lucy Lawless.

2ª temporada[editar]

La cylon infiltrada en la flota recibía el nombre de D'anna Biers y era una periodista que en el episodio Corte final realizaba un documental sobre la flota a la petición de la presidenta Laura Roslin y el comandante Bill Adama. Como acaba siendo habitual, todos los Cylons de este modelo son conocidos, especialmente entre los humanos, como D'anna. En el episodio Trasvase, aparece en la Caprica ocupada por los Cylons otra Número Tres o D'anna que indaga los sentimientos de Sharon Valerii y Caprica Seis hacia los humanos.

3ª temporada[editar]

Posteriormente, en la tercera temporada, D'anna es una de las principales dirigentes de la ocupación cylon de Nueva Caprica. Sus visiones permiten a los Cylons recuperar durante un tiempo a Hera, la primera híbrido de cylon y humano. Cuando los humanos consiguen huir de Nueva Caprica, se produce un acercamiento entre ella y Gaius Baltar, sumándose a la relación del doctor con Caprica Seis.

La ambición de D'anna por comprender el origen de los Cylons se acentúa cuando se provoca la muerte repetidamente para trasvasarse, y en ese momento entre la vida y la muerte, contemplar las caras de los últimos cinco Cylons, a los que ninguno de los otros siete modelos ha visto, pero que olvida nada más volver a la vida. Junto a Baltar, y aconsejada por el híbrido de la nave base cylon, descubre que el elegido podrá contemplar las caras de los últimos cinco gracias al Ojo de Júpiter. Cuando este artefacto es localizado en un planeta en el que la flota colonial recoge algas para alimentarse, D'anna y Gaius se dirigen hacia allí y entran en el Templo de los Cinco, pero sólo D'anna tiene la visión de los últimos cinco Cylons al ponerse sobre el Ojo de Júpiter. Tras ver sus rostros, y pedir perdón a uno de ellos explicando que no sabía que era un cylon, muere en brazos de Gaius. Cuando es trasvasada de nuevo, un hermano Cavil le comunica que la desobediencia de su Número y su interés en descubrir de dónde proceden ha provocado que los demás Cylons decidan almacenar a toda la serie. En una enorme sala llena de bañeras de trasvase, vemos cómo la última D'anna es apagada.

4ª temporada[editar]

En el capítulo nueve de la cuarta temporada titulado "Eje D", D'Anna es travasada a un nuevo cuerpo con el fin de que descubra la identidad de los Cinco Finales, quienes, según el híbrido de la BaseStar, señalarían el camino a la Tierra. No obstante y gracias a un inesperado ataque colonial, D'Anna es tomada por los humanos y llevada a bordo de la Galáctica, donde ella, temiendo ser apagada de nuevo, no revela los nombres con el fin de obtener inmunidad. Así se lo manifiesta a la Presidente Laura Roslin en el capítulo diez.

D'Anna se vuelve líder de los cylon rebeldes y tras una tensa negociación con Lee Adama llegan al acuerdo de que los cuatro cylon finales que se encuentran en la Galáctica deben ser llevados a la flota cylon sanos y salvos, y al estar en desacuerdo con las órdenes del Almirante Adama, secuestra humanos de la Galáctica. El plan de D'Anna es simple: o le permiten llevar a los cylon a la BaseStar, o ejecutará a un ser humano cada ocho minutos. Entre tanto, Adama descubre la identidad de los cuatro finales que se encuentran ocultos en la flota colonial por la confesión del Coronel Tight, lo que permite que Adama realice una contrapropuesta a la amenaza de D'Anna, según la cual tirará a los Cuatro Finales por la borda si los humanos secuestrados no son liberados sanos y salvos y devueltos a la Galáctica. Como respuesta D'Anna abre las cubiertas de las armas nucleares de la BaseStar y apunta a la flota colonial. Sin embargo la intervención del doctor Gaius impide que las lance y finalmente D'Anna firma un armisticio con los humanos, quienes le conceden una anmistia a los Cuatro cylon últimos en la flota. Cylon y humanos deciden juntos reanudar la búsqueda de la Tierra, la cual encuentran devastada por un holocausto nuclear ocurrido miles de años antes. Al contemplar la destrucción, la desilusión de D'Anna es más que evidente.

En el episodio "Sometimes in a Great Nation" la flota decide abandonar la Tierra debido a las pocas posibilidades de vivir allí. La gran esperanza de D'Anna, que era encontrar la Tierra, desaparece, y le manifiesta a Tight que ya no tiene propósitos para continuar luchando, por lo que decide quedarse sola en la Tierra, mientras la flota cylon - humana la deja atrás.