Número Seis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Este artículo trata del personaje de la serie de televisión Battlestar Galactica (Reimaginada); para el número, véase Seis.

Número Seis es un personaje de ficción interpretado por la actriz canadiense Tricia Helfer en la serie de televisión "reimaginada" Battlestar Galactica (2003).

El nombre de "Número Seis" es, de acuerdo con Battlestar Galactica: The Official Companion (Titan Books, 2005), escrito por David Bassom, un homenaje al personaje Número Seis interpretado por Patrick McGoohan que aparecía en la clásica serie de culto estadounidense de los 60 El Prisionero (en donde también aparecían espías, implantes mentales, experiencias ilusorias, secretos valiosos y sabotajes).

Introducción[editar]

La Número Seis es un modelo cylon femenino, seductora y escultural. Una copia de este modelo consiguió infiltrarse en el planeta humano Caprica y sabotear las defensas militares gracias a su relación sentimental con el científico Gaius Baltar, lo que condujo al exterminio casi total de la humanidad. Fue el primer ejemplo mostrado de la nueva generación de cylons capaces de adoptar emociones y apariencia humanas. Poco se sabe de su historia previa. Ella puede, como otros cylons, mantener su memoria y ser descargada en un cuerpo nuevo si el cuerpo original muere. Como sus compañeros, su cuerpo fue diseñado para imitar el cuerpo humano a nivel celular, haciéndola prácticamente indetectable en los análisis.

Leitmotiv[editar]

Desde su debut en la miniserie, se ha usado un leitmotiv (tema) en las escenas en que aparece Tricia Helfer como Número Seis. Este simple tema de 9 notas fue compuesto por Richard Gibbs. El compás de 9/8 está subdividido en 2 grupos de 3 notas, seguidos de 3 grupos de 2. Casi siempre se toca en un gamelan, y también sirve de introducción a cada episodio de la serie. En la banda sonora publicada, aparece como El Sexto Sentido ("The Sixth sense").

Versiones[editar]

Varias copias de Número Seis aparecen de vez en cuando, principalmente en la sociedad cylon. Las copias que tienen papeles más importantes son:

Caprica-Seis[editar]

Al comienzo de la miniserie, una copia de la Número Seis está involucrada en una intensa relación sexual con el Dr. Gaius Baltar. Aparentando ser una empleada de una corporación fabricante de hardware rival, Seis seduce a Baltar mientras le ayuda en su trabajo en el sistema de defensa colonial. Caprica-Seis entonces le revela su verdadera naturaleza, y le informa de que los cylons usarán los secretos informáticos que le ha suministrado para infiltrarse en los sistemas de defensa colonial, deshabilitar al ejército y atacar las Doce Colonias. Ese día, los cylons lanzan su ataque y destruyen a la mayoría de la humanidad. Seis usa su cuerpo para proteger a Baltar de la onda de choque, salvando su vida y sacrificando la suya.

En el episodio "Downloaded", esta copia es descargada en un cuerpo nuevo. Esta Seis, llamada "Caprica-Seis" por sus compañeros cylons, es vista como una heroína entre los cylons por el éxito en su misión de sabotear las defensas coloniales. Ella mantiene sus sentimientos y expresa algún remordimiento por sus acciones, como queda evidenciado por sus constantes visiones de Baltar. Este Baltar "fantasma" juega un papel similar para ella que la Seis virtual o "interior" para el Baltar real, como consejero crítico y manipulador. Caprica-Seis se alista para motivar a la copia en la Galactica de Sharon "Boomer" Valerii para que salga de su apartamento y se reintegre en la sociedad cylon. Sin embargo, desafiando a sus superiores, ambas deciden ayudar a Samuel Anders, el cual quedó atrapado después de ejecutar un bombardeo en un café que reunía cylons, hasta que Caprica-Seis mata a un cylon para salvarlo. Caprica-Seis y Sharon empiezan a predicar la paz con los humanos como el camino de su Dios. Esto les lleva a asumir el mando de su cultura y recomenzar la búsqueda de la humanidad, que les guía hasta la colonia de Nueva Caprica, que capturan en un golpe no sangriento facilitado por Baltar, que se rinde a Caprica-Seis tan pronto como los cylons llegan.

Tras la ocupación de Nueva Caprica por los cylons, Caprica-Seis desconcierta a los demás cylons por sus deseos de coexistencia pacífica con los humanos. Su reunión con el Gaius Baltar auténtico, sin embargo, destruye sus ilusiones sobre su antiguo peón, ya que Baltar permite, impotente, que los cylons le obliguen a aplicar su opresiva tiranía sobre Nueva Caprica.

Los otros cylons insisten que Baltar debe firmar una orden de ejecución contra 200 rebeldes, como respuesta a dos atentados suicidas de la resistencia humana. Baltar al principio se niega y tan solo Caprica-Seis se opone al deseo de sus compañeros de una venganza mortal. Sus objeciones la llevan a ser disparada en la cabeza por su compañero cylon Aaron Doral. Su muerte y una amenaza directa de ser el siguiente, fuerzan a Baltar a firmar la orden. Caprica-Seis renace y ayuda a Baltar a escapar a una nave base cylon cuando Nueva Caprica es abandonada por su población.

Después de asentarse en la base estelar se ve envuelta en un ménage à trois con Baltar y la Número Tres y declara explícitamente que los ama a los dos. Se ve envuelta en el rescate de Hera, la niña híbrido cylon-humana, que está enferma. Ayuda en la descarga de Sharon Atenea, su madre cylon (una copia de la Número Ocho), y es testigo de la obvia unión entre Atenea y Hera. Caprica a continuación desarma y mata a Boomer (otra copia Ocho), que amenaza con estrangular a Hera a pesar de los lamentos de Atenea. Luego guía a ésta y a su niña a un Raptor capturado y vuelve con ellos a la Galactica, donde es encarcelada inmediatamente.

La "Seis interior" de Baltar[editar]

Una copia especial de Caprica-Seis reside en la cabeza de Baltar desde la destrucción de las colonias, esta "Seis interior" aparece como un producto de su imaginación, invisible para todos los demás. Ella misma le sugiere que puede ser un chip implantado en su cerebro, o locura producida por su sentimiento de culpa. Cuando Baltar se somete a un examen de IRM del cerebro, no aparece ninguna señal o cualquier otro objeto extraño. Durante un tiempo le lleva a pensar que se ha vuelto loco de verdad, pero concluye que es imposible, que esta Seis conoce sucesos desconocidos para él, como el nacimiento del híbrido Humano/Cylon de Sharon Boomer Valerii cuando está prisionera en la Galactica. Enfrentada a este hecho, Seis declara que no es ni un chip informático ni una alucinación producida por inestabilidad mental. Cuando Baltar le pregunta qué o quién es, ella simplemente responde que es "un ángel de Dios enviado aquí para protegerte".

Esta Seis a menudo aparece de repente, sin aviso. Da consejos e instrucciones a Baltar. Aunque normalmente aparece como parte del mundo real, en ocasiones interacciona en un escenario onírico imaginario pero persistente dentro de su mente. En este, la Número Seis imita al personaje de Farscape Harvey (quien a su vez estaba basado en el personaje "imaginario" de la película Harvey de Jimmy Stewart).

Mientras que Seis puede interactuar físicamente con Baltar en su imaginación, parece que también le puede afectar en el mundo real- por ejemplo en un episodio en una acción inusualmente violenta, Seis lanza a Baltar contra una mampara y le agarra por la garganta, y los que pasan pueden ver la reacción física a esto. En otra ocasión, se ve cómo ata el nudo en un lazo improvisado por Baltar.

Esta manifestación de Seis en particular es especialmente religiosa. Al contrario que los colonos, y al igual que los otros cylons, ella cree en un único dios, al que identifica con el Amor. Constantemente intenta convencer a Baltar para que crea en el dios de los cylons, y que acepte su parte en el plan o voluntad de Dios.

Sus motivos no están claros. Aunque parece que sus consejos benefician a la humanidad, por ejemplo señalando un dispositivo cylon a Baltar en la Galactica y ayudándole a construir un detector de cylons, más a menudo tan solo sirve a los intereses de Baltar, y expresa su alegría por lo que considera la inevitable extinción de la humanidad.

En el último capítulo de la serie, se revela que tanto la Seis mental que ve Gaius, como el Baltar mental que ve Caprica, son entidades invisibles que subsisten al paso de los años, pues se les ve caminando por el Nueva York del presente, 150.000 años después de la llegada de la flota estelar a la nueva Tierra, mientras discuten sobre la humanidad y si ésta ha aprendido de sus errores, al tiempo que se revela que Hera, la niña híbrida cylon-humana, es la Eva mitocondrial y antecesora de la humanidad actual.

Shelley Godfrey[editar]

En el episodio "Six degrees of separation", aparece una copia de la Número Seis en la flota, llamada "Shelley Godfrey". Godfrey intenta implicar a Baltar en una traición a la humanidad con fotografías falsas. Además intenta seducir al Comandante Adama. Desaparece bruscamente después de que se descubra que su "evidencia fotográfica" es falsa. Como su aparición coincidió con la desaparición temporal de la Seis interior de Baltar, se supone que (y el propio Baltar así lo manifiesta) era una manifestación de la Seis interior, actuando con una segunda identidad.

Gina Inviere[editar]

En el episodio "Pegasus", se descubre que hay una copia de la Número Seis a bordo de la Battlestar Pegasus, actuando como una doctora civil y usando el nombre de Gina. Una vez descubierta, fue apresada y sometida a torturas y violación en grupo por varios miembros de la tripulación de la Pegasus. Cuando tiene lugar el episodio, Gina parece estar en estado catatónico debido al trauma del abuso. Con la ayuda de Baltar (que se ha enamorado de Gina, complicando enormemente la relación con la Seis de su cabeza), Gina escapa y huye a la flota civil después de asesinar a la almirante Cain. Se une a un grupo de simpatizantes de los Cylons, que quieren que la humanidad haga la paz con los Cylons. El tremendo abuso sexual que ha sufrido ha dejado a Gina psicológicamente incapaz de intimar con Baltar hasta poco antes de su muerte. Al final de la segunda temporada, Gina detona un arma nuclear que ha recibido de Baltar, matándose, señalizando la posición del asentamiento humano a los cylons y destruyendo la nave "Nube 9" y otras naves de la flota Colonial.

Gina es de cabello rubio-dorado, el color natural del pelo de la actriz Tricia Helfer, en vez del rubio platino de las demás Seis. Al igual que Shelly Godfrey, a veces lleva gafas.

En la película Razor, se revela el nombre de Gina Inviere (ni su nombre ni su apellido se habían pronunciado antes en pantalla) y se descubre que mientras estaba infiltrada en la Pegasus mantuvo una relación sentimental con la comandante Helena Cain.

El nombre de 'Gina' se cree (abril de 2007) que era una broma de algunos fans de la serie original, que proclamaban que la reedición era un 'GINO' — Galactica In Name Only. (Galactica solo en el nombre) Anne Cofell-Saunders, la escritora de "Pegasus", le contó a Michael Hinman de SyFy Portal tras el episodio que "Gina" en realidad estaba puesto por uno de sus familiares; sin embargo el creador de la serie Ron Moore dice en los comentarios del DVD para "Pegasus" que "Gina" es una respuesta al término "GINO".

Otras versiones[editar]

  • Una copia con vestido rojo, que llega a la Estación del Armisticio, y seduce al representante colonial poco antes de que la estación sea destruida. Hay copias similares en el grupo que llega al Ancladero Ragnar para rescatar y dar parte de Aaron Doral.
  • Una copia con gabardina blanca, que captura y besa a Helo antes de ser disparada por Sharon Agathon. Otra copia con gabardina observa su escapada, y otra más (posiblemente una de las dos anteriores) guía a las tropas de Centuriones en su persecución.
  • Una copia de Seis con un vestido negro, que actúa como supervisora en un experimento de reproducción relacionado con Helo y Sharon Agathon. Esta copia (u otra similar) más tarde lucha contra Starbuck.
  • Dos copias (una con vestido negro y otra con impermeable blanco) que hablan entre ellas mientras Helo y Sharon Agathon intentan robar un transporte para escapar del planeta.
  • Una copia vista por Starbuck cuando es capturada y llevada a una "granja".
  • Numerosas copias desnudas a bordo de una nave de resurrección, vistas en fotografías de reconocimiento y posteriormente cuando la nave es destruida.
  • Una copia sentada en un cine (con otros modelos de cylons) y que mira el reportaje sobre la Flota Colonial filmado por D'Anna Biers.
  • Copias vestidas con túnicas doradas, que actúan como "enfermeras" o "comadronas", que ayudan a Caprica-Seis y Boomer durante sus respectivas resurrecciones.
  • Varias copias que se ven paseando por la Caprica ocupada en el episodio "Downloaded", con diferentes vestuarios.
  • Las copias que mueren cuando Samuel Anders y Galen Tyrol detonan una bomba cerca de un Raider pesado.
  • Dos copias que participan en una reunión a bordo del Colonial Uno en Nueva Caprica, y están de acuerdo con la propuesta de ejecutar a más de 200 prisioneros humanos. Votan a favor la mayoría de los modelos Número Seis (Caprica-Seis vota en contra).
  • Una copia de pelo oscuro, que agoniza por la plaga a bordo de una base cylon, a la que Baltar estrangula después de que le acuse histéricamente de guiarlos a la sonda infectada.
  • Una copia, también infectada por la plaga, que es cogida como prisionera por la Galactica. más tarde, ella y el resto de los prisioneros cylon son asesinados por Helo en un intento de impedir un genocidio contra los cylons.
  • Jean Baroley mató a una copia de Número Seis en Nueva Caprica, que posteriormente la mata tras un enfrentamiento en la nave base.
  • Natalie es otra copia del modelo, que lidera al bando rebelde en la guerra civil cylon, dirigiendo a las Seis, Ochos y Doses.
  • Cuando se refugia en la nave base durante la rebelión de Felix Gaeta en Galactica, Baltar se acuesta con otra Seis, conocida como Lida.
  • La Seis llamada Sonja forma parte del gobierno tras el motín, representando a la nave base.

Enlaces externos[editar]