Mustela putorius furo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Hurón
Furets albinos champagne et zibeline sable.jpg
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Carnívora
Familia: Mustelidae
Género: Mustela
Especie: Mustela putorius
Subespecie: M. p. furo
(Linnaeus, 1758)

El hurón (Mustela putorius furo) es una subespecie del turón. Fue domesticado hace al menos 2.500 años para cazar conejos. Miden unos 50 cm y pesan entre 700 g y 2 kg.

Historia[editar]

Representación antigua de un hurón blanco

Nadie sabe a ciencia cierta cuándo fue domesticado, pero algunos hallazgos arqueológicos del hurón datan del 1500 a.C..[1] Se cree que la domesticación fue similar a la del gato. Hay quien dice que los antiguos egipcios tenían hurones, pero es más creíble que los europeos que visitaban Egipto viesen gatos, y pensaran que usar un pequeño carnívoro para proteger las reservas de grano era una gran idea. Al no haberse encontrado hurones momificados ni jeroglíficos que los representen, esta teoría tiene poco fundamento.[2]

Sí se sabe, en cambio, que César Augusto envió hurones o mangostas (denominadas "viverrae" por Plinio el Viejo) a las Islas Baleares para controlar las plagas de conejos hacia el año 6 a.C.[3]

El hurón desciende probablemente del turón (Mustela putorius), por lo que el nombre científico más utilizado para este animal es Mustela putorius furo. También es posible que los hurones tengan como antepasados al turón de la estepa (Mustela eversmannii)."[4]

Caza[editar]

Durante cientos de años el principal uso de los hurones fue la caza de lagomorfos (conejos). Con su cuerpo largo y estilizado, están bien adaptados para entrar en madrigueras y cazar a los animales que haya dentro. Aún se usan para cazar en algunos países, sobre todo en Australia donde los conejos son una plaga y, a pesar de la tecnología moderna, la combinación de unas cuantas redes y un par de hurones resulta muy efectiva.[5]

En España, el uso de hurones para la caza está regulado en cada Comunidad Autónoma aunque en la mayoría, como por ejemplo las Islas Baleares, prohíbe su uso por ley.[6] Otras comunidades, pese a prohibir la caza con hurones, permiten hacerlo si se consigue un permiso de la Consejería debído a que se reconozca que existe una plaga de conejos o liebres.[7]

Hurones como mascotas[editar]

Hurón doméstico (1944)

Los hurones son animales más parecidos al perro que al gato, sobre todo a nivel veterinario. En España, requieren tener obligatoriamente pasaporte con chip y vacunas en regla, incluso (aunque no en todas las comunidades) es necesario vacunarlos contra la rabia. Son enérgicos, curiosos y les gusta jugar con sus dueños. Dicen que los humanos domesticaron hurones por la curiosidad que despertaban; sea esto cierto o no, su curiosidad es superior a su instinto y esto hace que sus posibilidades de supervivencia en nuestro entorno sean bastante limitadas (muchos mueren explorando y reclinando sillas sin el conocimiento de sus dueños).

Los hurones son la tercera mascota más frecuente en Estados Unidos, después de los perros y gatos. En proporción, los hurones causan muchos menos daños que los perros o gatos.[8]

Peligros para los hurones[editar]

Los hurones son expertos en colarse por los agujeros de los armarios, las paredes, o detrás de los electrodomésticos, donde pueden resultar heridos o incluso fallecer a causa de los cables eléctricos, los ventiladores y otros artículos peligrosos. Las sillas plegables son una auténtica trampa mortal para ellos, pues se suben con frecuencia sobre estos muebles, plegándolas después y muriendo aplastados. Por estas razones es necesario tomar una serie de medidas en el hogar antes de adquirir un hurón como animal doméstico, como retirar o asegurar cualquier aparato o mueble peligroso o tapar los posibles agujeros repartidos por la casa. Muchos dueños optan por recluir sus hurones en una jaula durante la noche o mientras se ausentan de casa.[9] [10]

Alimentación[editar]

Los hurones son por naturaleza carnívoros. La comida para gatos no proporciona normalmente las proteínas o la proporción de grasas necesarias para el correcto metabolismo del hurón, aunque el alimento de alta calidad destinado a los gatos más jóvenes puede ser utilizado durante un tiempo si la comida específica para hurones no se encuentra en ese determinado momento. No obstante, la abundancia de alimentos de baja calidad en la dieta del animal no son apropiados para éste. Cuando se lea la etiqueta, los tres ingredientes más abundantes deben ser derivados cárnicos, pues los hurones no pueden digerir correctamente los compuestos de cereales usados en las marcas más baratas de alimento para gatos.[11]

Hurón Albino

El alimento ideal del hurón contiene un 32–38% de proteínas y un 15–20% de grasas (el origen de las proteínas del alimento del hurón debe proceder siempre de carne, no de soja o plantas similares). Aunque un alto contenido proteico es esencial, si éste es mayor del 38% puede generar ocasionales cálculos renales y obstrucciones urinarias en los hurones más viejos. A la mayoría de los hurones les encantan los dulces como pasas , pero tales caprichos se les deben dar sólo ocasionalmente, pues incluso una cantidad pequeña de azúcar puede ocasionar a veces anomalías en el funcionamiento de las glándulas suprarrenales y el páncreas, donde se produce la insulina. A pesar de que los productos vegetales pueden proveer a los hurones de ciertos elementos y una dieta variable, el hecho de que su aparato digestivo sea relativamente corto impide que puedan extraer mucha energía de ellos, y por esta razón deben ser sólo un suplemento, y no una alternativa, a su dieta habitual.[12]

Actividad[editar]

Hurón descansando.

Los hurones pasan la mayor parte del tiempo (de 14 a 18 horas al día) durmiendo, pero cuando están despiertos son muy activos, dedicándose a explorar su alrededor[13] de forma exhaustiva. Los hurones son animales crepusculares, es decir, que son más activos durante el amanecer, el atardecer y parte de la noche. Si están enjaulados, deben ser sacados de forma diaria para que hagan ejercicio y satisfagan su curiosidad; necesitan al menos una hora y un lugar de juego. Los hurones, al igual que los gatos, pueden utilizar una caja (preferiblemente esquinera) para realizar sus deposiciones con un poco de entrenamiento, aunque es necesario tener cajas en distintos cuartos porque no la buscarán si les queda lejos. Los hurones son también buenos inquilinos del patio trasero y les encanta que les acompañen en el jardín. Sin embargo, no se les debe permitir vagar libremente; los hurones son audaces a puntos peligrosos y exploran cualquier agujero que encuentren, incluidos los desagües para la lluvia y las bolsas para personas. Siempre que se encuentren en el exterior deben ser vigilados de cerca, y preferiblemente sujetos por una correa con arnés con 2 secciones..[14] [15]

Juegos[editar]

Los hurones son animales muy sociables y a la mayoría les encanta jugar con los humanos. El "juego", desde el punto de vista del animal, puede ser algo parecido al escondite o más bien una forma de representación de la caza en la cual el ser humano debe capturarlo, o éste intentar morder a los humanos en los dedos de manos y pies. Al igual que un gato juguetón, los hurones no muerden de verdad a sus compañeros humanos la mayoría de las veces, sino que agarran suavemente un dedo de la mano o el pie con la boca y luego ruedan alrededor de él. Por el contrario, los que han sufrido malos tratos o están heridos morderán firmemente al ser humano. Estos tienen unas mandíbulas extremadamente fuertes y pueden atravesar con facilidad la piel humana. Una vez correctamente educados, los hurones muerden muy raramente a los seres humanos. La mayoría de los juguetes para gatos funcionan bien con ellos. No obstante, los que están hechos de caucho o de espuma se deben evitar, pues éstos pueden masticarlos y tragar trozos pequeños que ocasionan obstrucciones intestinales. Cuando los hurones están particularmente estresados o excitados y contentos por el juego, pueden realizar la danza de guerra de la comadreja, caracterizada por una serie de frenéticos saltos laterales acompañados de un grito característico similar a un ¡Dok, dok, dok!.[16]

Los hurones y los niños[editar]

Los niños pequeños deben ser vigilados cuando se encuentran con hurones, ya que a menudo piensan que es un simple animal de peluche que pueden estrujar cuanto quieran, sin darse cuenta de que en realidad lo están estrangulando. El animal suele reaccionar retorciéndose, arañando, o cuando ya está totalmente desesperado, mordiendo con fuerza. No tiene por qué haber nada malo en que un niño juegue con un hurón, siempre y cuando exista un control por parte de adultos, como en el caso de cualquier otro animal.[17]

En el Reino Unido, los hurones se usan a veces para capturar las ratas y ratones que infestan las casas. Estos "hurones cazadores" de roedores se conocen como hurones galgo debido a su menor tamaño y capacidad para desplazarse rápidamente por espacios estrechos. Algunos dueños de "hurones cazadores" entrenan a sus animales para que sean muy agresivos; por tanto, un niño que haya tenido un contacto previo con unos domésticos puede correr peligro cuando se encuentra con uno criado de forma no doméstica o simplemente irresponsable, como ocurre con cualquier otro animal.

Cachorro de un hurón.

Naturaleza social[editar]

Hurones que retozan juntos

Los hurones son animales extremadamente sociales, a los que les encanta jugar con otros miembros de su especie. A menudo se amontonan unos sobre otros cuando duermen. Es recomendable que en caso de tenerlos como mascotas, sean dos o más -preferiblemente tres- a la vez para no exponerlos a la soledad. No obstante, tampoco hay nada malo en poseer uno solo, siempre y cuando reciba sus porciones de tiempo, atención y juegos por parte de su dueño. Algunos hurones juegan también con gatos domésticos. [18] [19]

Cuidados necesarios[editar]

Los hurones necesitan una serie de cuidados. Las uñas deben ser recortadas y su pelo cepillado con cierta regularidad. Deben visitar al veterinario al menos una vez al año. No hacer caso de lo primero puede causar problemas, difícilmente reconocibles, de sobredesarrollo, pudiendo hacer daño al hurón sin el conocimiento del dueño, si uno se se comporta de manera distinta a la habitual, deberá llevarlo al veterinario.

También es importante limpiarles las orejas, con algún producto para desincrustar cerilla especial para hurones. Muchas personas utilizan aceite para bebé o productos originalmente diseñados para gatos. Sin embargo, se recomienda siempre consultar con el veterinario antes de aplicar cualquier producto. Con ayuda de un poco de algodón, se limpia con cuidado la oreja cuidando de no introducir nada en el canal auditivo.

Los hurones deben ser vacunados contra el virus del moquillo, mortal para ellos. La mayoría de los países requieren también la vacuna contra la rabia, aunque no hay casos documentados de contagio de rabia a los humanos por parte de ellos.

Los hurones necesitan aproximadamente de diez a quince horas de oscuridad total para que su cuerpo pueda absorber melanina. A este proceso se le llama fotoperiodo y no respetarlo conlleva que el hurón pueda sufrir enfermedades mortales para él.[20]

Otros usos de los hurones[editar]

En tiempos recientes los hurones son utilizados para llevar cables a través de largos conductos. Los han empleado de esta manera en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA y por los organizadores de eventos en Londres. Los cables de televisión y de sonido fueron instalados por hurones en la boda de Carlos de Inglaterra y Diana Spencer, y para el concierto Millenium en el parque de Greenwich.

Los hurones también se utilizan mucho, junto con otros animales, en experimentos (por lo general polémicos) para investigaciones médicas y biológicas.

También se usan frecuentemente en la caza para sacar a la presa de madrigueras donde los perros no pueden llegar, poniéndoles unas argollas de metal en la garganta para que no puedan matar ni comer a la presa.

Biología del hurón[editar]

Como muchos otros carnívoros, los hurones tienen glándulas odoríferas junto al ano. Las segregaciones de éstas se usan para marcar el territorio. Se ha demostrado que los hurones pueden identificar si una marca fue dejada por macho o una hembra. Como la mofeta, el hurón puede usar sus glándulas perianales cuando se excita o se asusta, pero el olor desaparece rápidamente. También estas glándulas tienen la función de lubricar sus deposiciones (por lo que su falta les hace más propensos a sufrir prolapso rectal y otras dolencias). La mayoría de los hurones de Estados Unidos se venden con las glándulas quitadas.

Pese a ello, cabe decir que no es verdad que quitándoles las glándulas perianales desaparece su olor, tan sólo es una invención. La solución para eliminar el olor que se genera en algunos casos durante el celo, normalmente en machos, es castrarlos (quirúrgicamente o químicamente), pero quitándoles dichas glándulas (que por otro lado segregan un lubricante natural para las heces que es muy necesario en el caso de los hurones) solo se consigue dañarlos, ya que es una operación muy delicada y peligrosa. Se ha comprobado, por tanto, que no es necesaria la extirpación de dichas glándulas, ya que los gases que raramente expulsan (en situaciones de estrés o peligro) desaparecen enseguida, y el verdadero causante del olor de los hurones es una serie de glándulas situadas principalmente en la base de la nuca, aunque hay más repartidas por todo el cuerpo, que segregan un aceite que ayuda a proteger su pelaje y que producen un olor más intenso en la época de celo.

En los Estados Unidos se conoce que muchos hurones sufren varios problemas de salud. Los más comunes son los cánceres que afectan a la glándula adrenal, al páncreas y al sistema linfático.

Enfermedad adrenal[editar]

La enfermedad adrenal, un crecimiento excesivo de las glándulas adrenales que puede ser producido por hiperplasia o cáncer, es usualmente diagnosticada por los síntomas como la pérdida de pelo, incremento de la agresividad, y (en las hembras) ensanchamiento de vulva. Incluso si el crecimiento es benigno, puede causar un desequilibrio hormonal que puede tener efectos devastadores en la salud del hurón. Algunas opciones de tratamiento son extirpar las glándulas afectadas y terapia de esteroides u hormonas. La causa de la enfermedad adrenal es desconocida, pero algunos especulan que los ciclos de luz artificiales a los que los hurones son expuestos (alteración del fotoperiodo) puede o contribuye al crecimiento de esos tumores. Otros sugieren que el problema es hereditario, hay estudios[21] que recogen la incidencia de la enfermedad adrenal en función del origen del hurón (línea genética), y también se ha especulado mucho que puede ser producida por una castración precoz, antes de las seis semanas de edad. Pero a día de hoy ya hay estudios científicos ("Hyperadrenocorticism in ferrets" del Dr. Nico Johannes Schoemaker, Faculty of Veterinary Medicine de Utrecht, Holanda) que han determinado la relación directa entre la castración, sea cual sea la edad a la que se le practique, la aparición de la enfermedad adrenal.

Insulinoma[editar]

Se sabe que los hurones pueden sufrir también de insulinoma, un cáncer del páncreas. El crecimiento de nódulos cancerígenos en los lóbulos del páncreas a veces, aunque no siempre, produce un incremento en la producción de insulina, la cual regula el metabolismo de la glucosa. Demasiada insulina supone una bajada de nivel de azúcar, lo cual produce letargo, ataques y finalmente la muerte. Los síntomas de insulinoma incluyen letargos, babeo, bufar o espumear por la boca, miradas "perdidas" al vacío y ataques.

Se desconoce la causa de la insulinoma. Se especula que la dieta de los hurones domésticos es demasiado diferente a la dieta natural de sus antecesores, e incluyen demasiado azúcar o carbohidratos. El tratamiento de insulinoma incluye extirpación de los lóbulos cancerígenos, tratamiento farmacéutico con esteroides que supriman la producción de insulina, cambios suplementales en la dieta (reduciendo carbohidratos y azúcares al mínimo), o una combinación.

Enfermedades virales[editar]

La enteritis catarral epizoótica (ECE en sus siglas en inglés), una enfermedad viral aparecida por primera vez en el noreste de EEUU en 1994, es una inflamación de las membranas mucosas del intestino. En los hurones, la enfermedad se manifiesta como una severa diarrea (a menudo de brillante color verde), acompañada de pérdida de apetito y una fuerte pérdida de peso. El virus puede pasar por medio de fluidos e indirectamente entre humanos. A pesar de que a menudo resultaba fatal cuando fue descubierta, la ECE es hoy en día una amenaza menor, siempre que se cuente con el tratamiento adecuado.

El virus de la enfermedad aleutiana (ADV) es una enfermedad que se hallaba a comienzos del siglo XX en los visones de las Islas Aleutianas. En los hurones, el virus afecta al sistema inmunitario (haciéndoles incapaces de producir anticuerpos eficaces) y a muchos órganos internos, sobre todo los riñones. No existe cura ni vacuna para esta enfermedad, y pueden portar el virus durante meses o años sin presentar síntomas externos. Como resultado, muchas organizaciones de amantes de los hurones, así como vendedores, recomiendan que los propietarios sometan a sus mascotas a las pruebas de identificación de la enfermedad con regularidad, y que los separen de otros hurones si los resultados son positivos.[22]

Tipos de hurones[editar]

Hurones de diferentes coloraciones.
Hurón blanco de ojos negros.

Los hurones poseen una gran variedad de coloraciones y tonalidades, siendo las más comunes las siguientes:".[23]

Colores base (según cabeza, hombros, patas y cola; no se tiene en cuenta el resto del cuerpo):[24]

  • Albino
  • Negro
  • Negro sable
  • Champán
  • Chocolate
  • Canela
  • Blanco con ojos negros (no albino)
  • Sable
  • Plateado
  • Tricolor

Patrón de color:

  • Estándar: diferencia apreciable, pero escasa (10-20%) entre los puntos de color que definen la coloración base y el resto del cuerpo.
  • Punto de color o Siamés: diferencia entre los puntos de color y el resto del cuerpo mayor que el 20%.
  • Roano o Marmoleado: 50-60% de cualquier color y 40-50% de blanco, sin puntos de color definidos.
  • Sólido o uniforme: sin distinción de color entre las distintas partes del cuerpo.

Marcas o Patrones de color blancos:

  • Guantes (Mitts): al menos una de las patas de color blanco.
  • LLamarada (Blaze): línea blanca continua desde la nariz hasta el pecho.
  • Babero (bib): mancha blanca en el pecho.
  • Tip: Punta de la colita blanca
  • Panda: pelo blanco en toda la cabeza, hasta los hombros (se permite máscara poco marcada), patas blancas, babero y a veces punta de la cola también en blanco.

Los hurones blancos fueron apreciados durante la Edad Media debido a que eran fáciles de ver en las zonas de maleza densa, y su propiedad quedó reservada a aquellos que ganasen más de 40 chelines al año (una suma importante para la época). La obra La dama del armiño, de Leonardo Da Vinci, representa un hurón y no un armiño propiamente dicho (Mustela erminea), ya que en esa época se usaba ese nombre para un tipo de coloración y no para una especie de animal en concreto. De la misma manera, el Retrato de la Reina Isabel con Armiño muestra a Isabel I de Inglaterra con su hurón-mascota, al cual se le han dibujado unas heráldicas manchas de armiño.

Síndrome de Waardenburg[editar]

Los hurones con rayas o cabeza completamente blanca (llamaradas, pandas, etc.) son portadores seguros de un defecto congénito conocido como Síndrome de Waardenburg. Este síndrome causa, entre otras cosas, una deformación en la bóveda del cráneo, que se ensancha y produce las marcas blancas de la cabeza, pero también una sordera total o parcial. Se estima que hasta el 75% de los hurones con signos visibles del síndrome son sordos. Además de esto, la deformación craneal causa también un alto número de cachorros que nacen muertos y algún caso de fisura en el paladar. Debido a esto, muchos cuidadores no crían hurones que presenten síntomas del síndrome de Waardenburg.[25]

Hurones como plaga[editar]

Los hurones (al igual que otros mustélidos como el armiño) predan sobre la fauna indígena de Nueva Zelanda. Introducidos por primera vez en 1879 como medio de control sobre los conejos cimarrones, los hurones causaron gran preocupación entre los neozelandeses cuando comenzaron a cazar aves en lugar de su presa más típica. Esto se debió a que las aves neozelandesas evolucionaron sin contacto con mamíferos depredadores, y son por tanto una presa mucho más fácil para éstos.

Los propietarios de hurones de Nueva Zelanda se defienden recordando que, al contrario que los hurones que se tienen normalmente como mascotas, los animales que se liberaron entonces eran cruces de hurón y turón (hurón salvaje europeo) provenientes de granjas peleteras, con el fin de asegurar su supervivencia en la naturaleza. En la actualidad, los gatos domésticos causan más daño en las poblaciones de aves salvajes que los hurones, pues éstos se castran normalmente a una edad muy temprana (de 6 a 8 semanas) y se mantienen recluidos en las casas.[26]

No obstante, muchos lugares en todo el mundo han prohibido la tenencia de hurones como mascota debido a los problemas registrados en Nueva Zelanda.

Hurones en la literatura y los medios de comunicación[editar]

  • El libro infantil Zucchini, de Barbara Dana, trata sobre un niño y su hurón. Sin embargo, la obra incluye numerosos errores sobre características básicas de los hurones, describiéndolos entre otras cosas como roedores vegetarianos.
  • En la película Poli de Guardería, el personaje interpretado por Arnold Schwarzenegger (John Kimble) tiene también un hurón como mascota, que más tarde se convierte en la mascota de su clase de la guardería y es responsable de morder al malo durante la escena culminante cercana al fin de la película.
  • En la comedia romántica de 2004 Mi novia Polly el personaje de Jennifer Aniston, Polly, tiene un hurón llamado Rodolfo que a menudo choca de cabeza contra objetos diversos (como efecto cómico únicamente). El hurón aparecía así mismo en el material de promoción de la película.
  • La película Beastmaster tiene dos hurones entre sus personajes principales.
  • En el cuarto libro de "Harry Potter", Draco Malfoy es convertido en hurón blanco por su Profesor de Defensa contra las Artes Oscuras. La escena también se puede ver en la película.

Leyes[editar]

América[editar]

Argentina[editar]

Se puede tener de mascota pero con su alimento adecuado.

Chile[editar]

Existe una regulación ardua, regida por el SAG (servicio agrícola y ganadero) el cual dirige y norma la tenencia y reproducción de animales exóticos en Chile. Sin embargo no es necesario tener licencia ni cumplir con ningún requisito para adquirirlos.

Estados Unidos[editar]

California y Hawái poseen leyes que restringen la propiedad de hurones. En California, algunos residentes realizaron una petición para que tener hurones fuese legal en el estado,[27] pero la demanda fue rechazada por un comité gubernamental a mediados de 2005. El resto de los estados no disponen limitaciones en la cría, posesión y venta de hurones.

Los hurones están también restringidos en algunas ciudades como Nueva York, Washington DC, Beaumont (Texas) y Bloomington (Minnesota). Se necesita un permiso especial en algunas zonas como Nueva Jersey y Rhode Island. Los hurones fueron legalizados en Dallas (Texas) a partir de agosto de 2005.[28]

México[editar]

El Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre, exige a todos aquellos que vendan hurones en México, el contar con un permiso de comercialización proporcionado por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, institución que regula el manejo, comercialización y seguridad de los animales silvestres y exóticos hasta la venta al comprador final.

Oceanía[editar]

Australia[editar]

Es ilegal tener hurones como mascotas en Queensland y en el Territorio del Norte. En Victoria y Camberra se necesita una licencia.[29]

Nueva Zelanda[editar]

Es ilegal vender, distribuir o criar hurones en Nueva Zelanda desde 2002.[30]

Unión Europea[editar]

No existen limitaciones en la mayoría de países. En Portugal, España y Francia el uso del hurón para cazar animales está prohibido por considerarse dañino para el medio ambiente, pero su tenencia como mascota es totalmente legal, excepto en el país luso, donde algunas asociaciones tratan de conseguir su ilegalización como animal de compañía. [31]

Portugal[editar]

En Portugal era ilegal cazar con hurones y tenerlos como animales de compañía. Recientemente se legalizó la posesión los hurones unicamente para ser animales de compañía.

Referencias[editar]

  1. Church, Bob. «Ferret FAQ — Natural History». ferretcentral.org. Consultado el 09-01-2012.
  2. Anon. «Un Huron». Infrmacion sobre su domesticacion. Pet Health Information. Consultado el 29 de Enero de 2010.
  3. Plinio el Viejo, Historia Natural, 8 lxxxi 218
  4. Robertson, John G. (1991). «Robertson Era Moderna: Combinacion de Elementos Girgos y Latinos». Senior Scribe Publications.
  5. Hurones como plaga y cómo caza
  6. BOE Ley 6/2006
  7. BOE Madrid, ACUERDO de 22 de mayo de 2003
  8. Brown, Susan, A. «Cómo Domesticar a un hurón». weaselwords.com. Consultado el Enero 29 de 2010.
  9. Matulich, Erika, Ph.D. (2000). «Un Huron es domesticado.». Hurones en USA. Consultado el 05-03-2008.
  10. Brown, Susan, DVM. «History of the Ferret». Consultado el 05-03-2008.
  11. Consultado en la Guia de los hurones.com
  12. Clapperton, BK; Minot EO, Crump DR (April 1988). «An Olfactory Recognition System in the Ferret Mustela furo L. (Carnivora: Mustelidae)» (en Spanish). Animal Behaviour (Academic Press) 36 (2):  pp. 541–553. doi:10.1016/S0003-3472(88)80025-3. 
  13. Church, Bob. «Mustela Putorius Furo FAQ — Su Historia Natural». ferretcentral.org. Consultado el 25-08-2007.
  14. Glover, James (2012). «El ancestral Huron Negro». PetPeoplesPlace.com. Consultado el 12-09-2006.
  15. «Codigo y Seccion No. 2118». California y sus Codigos. En California. Consultado el 19-09-2006.
  16. ferret. Merriam-webster.com. Retrieved on 2012-02-28.
  17. Consultado en el Siguiente Enlace [1]
  18. Matulich, Erika, Ph.D. (2000). «Un Huron en su naturaleza.». Huron de USA. Consultado el 05-03-2008.
  19. Brown, Susan, DVM. «Historia del Huron». Consultado el 05-03-2008.
  20. Todo Hurones
  21. Ferret Health Care (en inglés)
  22. "Alimentando a mi Huron," La Wiki de Mascotas, Retrieved Feb. 26, 2012. Thepetwiki.com. En Inglés 2012-02-28.
  23. Fesnyng – Definicon de colores de Mustelidos. En Inglés 2009-12-29.
  24. «Colores de hurones en America». Ferret.org. Consultado el 30-11-2008.
  25. [http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001428.htm Información spbre el Sindrome de Waardenburg en Mascotas y Humanos
  26. Kim Schilling (4 April 2011). Ferrets For Dummies. John Wiley & Sons. pp. 125–. ISBN 978-1-118-05154-2. Consultado el 28 February 2012. 
  27. Estado de California (en inglés)
  28. Consultado en el siguiente enlace [2]
  29. Vease en "Lindoshuroncitos.blogspot"
  30. Wildlife Act 1953 – Mustelidos 8
  31. [3]

Enlaces externos[editar]